La «sucesión» en la política partidaria

Luego de la debacle electoral del partido de tendencia derechista, ARENA, en el año 2009, muchos anunciaban eufóricos la “muerte” del partido tricolor y una Crísis hegemónica de la derecha salvadoreña que sería fatal para dicho instituto político, sobre todo con los hechos que sucedieron luego de la derrota del candidato Arenero impuesto por la fracción de Tony Saca, que además de ser Presidente de la república era presidente del partido; hechos que luego de la derrota, culminaron con una división de la fracción legislativa del partido ARENA por la separación de varios diputados, los cuales conformaron una fuerza “independiente”, que derivó en un nuevo partido, (GANA), que tenía supuestamente como tendencia:ideológica algo que fué llamado: “Derecha Social” en los medios tradicionales y no tradicionales de comunicación.

Sin embargo tal y como lo expresó Jjmar en Junio del 2010, en su post “El Sector dominante de la derecha está construyendo estrategia política”, el bloque hegemónico de la derecha que manejaba al partido ARENA, se reagrupó, separó el “fruto podrido” (Tony Saca y GANA) del “bueno” y relanzó a su principal instrumento político partidario.

Para lograr este relanzamiento, cambió y renovó su planilla operativa y gerencial, dejó la gerencia general siempre en manos de Don Alfredo Cristiani y su personal de confianza en algunos puestos gerenciales clave, pero reacomodó los mandos medios, despidió a personajes demasiado polémicos o que no mostraron mucha operatividad colocando nuevos jefes en posiciones medias y dando espacio a nuevas figuras emergentes que dieron imagen renovada a la empresa….digo, al partido ARENA, es decir hicieron un proceso de reingeniería partidaria y les funcionó.

En las elecciones del 2012 mantuvieron sus alcaldías emblema y arrebataron las del FMLN en la zona metropolitana en una victoria que estadísticamente resultó modesta, pero que, cualitativamente fue tan impactante como la pérdida del ejecutivo lo fué para ARENA en el 2009.

El FMLN en cambio con la confianza y autosuficienca de ser el vencedor presidencial, se acomodó en su papel de primera fuerza política y sus “exitosos” líderes solo se dedicaron a la administración de sus feudos pólíticos, convirtiendo algunos municipios bajo su control en centros de reciclaje de figuras políticas, además de cometer otros graves errores que le costaron un descalabro electoral que hoy pregonan será el fin del partido rojo como principal, sino única, fuerza política  de la izquierda.

Como lo he mencionado antes, para ARENA la renovacion y el proceso de suceción resulta sencilla ya que el partido no es un ente político partidario, de base popular, sino de caracter privado,  todos sus miembros directores son empleados que responden a un grupo director externo y por lo tanto pueden ser removidos en cualquier momento y sustituidos por quien el cuerpo directivo considere oportuno, en cambio el FMLN (partido político) está conformado por el grupo que logró la hegemonía dentro del antiguo FMLN (fuerza guerrillera) quienes fueron descartando y enviando al otracismo a aquellos, que por sus acciones, errores, fracasos o situacioens coyunturales han ido perdiendo relevancia y poder en el interior del comité central, como resultado de estas disputas se han visto distintos grupos disidentes que hicieron sus intentos por conformar fuerzas de izquierda alternativas, pero todas terminaron en fracaso, el FMLN ha sabido monopolizar el discurso de izquierda y su dirigencia logró llevar a la militancia a un nivel de polarización tal que toda disidencia automáticamente es descalificada y tildada de traición.

Pero recordemos la frase de Frank Herbert:

“Todos los gobiernos sufren de un problema recurrente: el poder atrae a las personalidades patológicas. El poder es entonces corruptible. Esa gente tiene tendencia a emborracharse de violencia, a condición que se convierta rápidamente en adicta a él» -Misionaria Protectiva Texto QIV (DUNE Casa Capitular)

En resumen el poder es una droga que embriaga y crea adicción; inhibe el pensamiento, la lógica y la razón por lo tanto cuando se cae en el vicio del poder, no se pueden separar de él, vemos los casos claros de quienes han sucumbido claramente a la adicción al poder como: Felix Cristiani, Paco Flores, especialmente Tony Saca, sin que falte nuestro Mauricio Funes, a Calderón Sol lo siento un poco diferente a los anteriores, pero su grado de adicción al poder tuvo también.

A mas bajo nivel podemos ver esta adicción al poder de la retahila de Areneros que a estas alturas no conciben verse desplazados del control sobre el poder ejecutivo, en la actual cúpula del FMLN, que se han abstraido de la realidad, de su mismo partido y le harán mucho daño de seguir así, sin crear una estructura de sucesión que dé continuidad a la obra.

El problema del FMLN es el caudillismo, pero el caudillismo es casi inherente a los revolucionarios marxistas, por eso a la larga las revoluciones marxistas fracasan siempre.

Esto nos hace desviar con interés la mirada hacia posiciones anarquistas pero en realidad resulta muy utópica y requiere que todo mundo tenga un elevado nivel cultural e intelectual, aparte de que nunca se plantearon la toma del poder, y a estas alguras de la historia humana, quizá la única nación que está lista para el anarquismo es Cuba, pero esas son otras elucubraciones que ni vienen al caso.

No existe, o no he visto, un proceso sistematizado de sucesión en el FMLN y esto a la larga abonará en forma consistentemente declinante a su eventual degradación y posible desaparición.

¿Y usted que opina?

.

 

 

http://hunna.org/¿Crisis-hegemonica-en-la-derecha-salvadorena?/

http://hunna.org/el-sector-dominante-de-la-derecha-esta-construyendo-estrategia-politica/

http://hunna.org/algunos-antecedentes-del-conflicto-en-la-derecha/

http://hunna.org/algunos-antecedentes-del-conflicto-en-la-derecha-ii-parte/

http://hunna.org/agunos-antecedentes-del-conflicto-en-la-derecha-tercera-parte/

http://hunna.org/el-fmln-como-maquinaria-electoral-reciclaje-de-candidatos/

http://hunna.org/de-bastiones-y-acomodamiento-los-graves-errores-del-fmln/

 

 

La cuestión de los jóvenes. Antonio Gramsci

Existen muchas «cuestiones» de los jóvenes.

Dos me parecen de especial importancia:

1) La generación «vieja» cumple siempre la educación de los «jóvenes»; habrá conflicto, discordia, etc., pero se trata de fenómenos superficiales, inherentes a toda obra educativa y de contención, a menos que se trate de interferencias de clase, es decir, que los «jóvenes» (o una parte sustancial de ellos) de la clase dirigente (entendida en el sentido más amplio, no sólo económico, sino también político-moral) se rebelen y pasen a la clase progresiva, que se ha hecho históricamente capaz de tomar el poder; pero en este caso se trata de «jóvenes» que pasan de la dirección de los «viejos» de una clase a la dirección por los «viejos» de otra clase: en cualquier caso se mantiene la subordinación real de los «jóvenes» a los «viejos» como generación, aunque con las diferencias de temperamento y de vivacidad antes aludidas.

2) Cuando el fenómeno toma un carácter al que suele llamarse «nacional», o sea, cuando no aparece abiertamente la interferencia de clase, la cuestión se complica y se hace caótica. Los «jóvenes» se encuentran en estado de rebelión permanente, porque persisten las causas profundas de la misma sin que estén permitidos el análisis, la crítica y la superación (no conceptual y abstracta, sino histórica y real); los «viejos» dominan de hecho, pero… après moi le déluge *, no consiguen educar a los jóvenes, prepararlos para la sucesión.

¿Por qué?

Esa situación significa que están dadas todas las condiciones para que los «viejos» de otra clase tengan que dirigir a esos jóvenes, sin que puedan hacerlo, por razones extrínsecas, de represión político-militar.

La lucha, cuyas expresiones externas normales son sofocadas, se agarra entonces como una gangrena disolvente a la estructura de la vieja clase, debilitándola y pudriéndola, asume formas morbosas, de misticismo, de sensualismo, de indiferencia moral, de degeneraciones patológicas físicas y psíquicas, etc.

La vieja estructura no contiene ni consigue dar satisfacción a las exigencias nuevas.

El paro permanente o semipermanente de los llamados intelectuales es uno de los fenómenos típicos de esa insuficiencia, la cual toma un áspero carácter para los más jóvenes, puesto que no deja «horizontes abiertos».

Por otra parte, esta situación conduce a los «cuadros cerrados» de carácter feudal-militar, o sea, va agriando ella misma los problemas que no es capaz de resolver. (C. XVI; I.C. 43.)

* después de mí el diluvio

Antonio Gramsci

Be Sociable, Share!

12 comments for “La «sucesión» en la política partidaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.