El Salvador, cultura de violencia y negociación para la paz

duda

La sorpresiva “tregua” entre pandillas que derivó en una disminución sustancial de homicidios en casi un 60% de lo que teníamos diariamente. desató una tempestad de dudas, cuestionamientos y resquemores, ya que según parece el gobierno poco o nada tuvo que ver con lo que estaba sucediendo o como dicen sus declarados enemigos, el gobierno ocultaba que estaba siendo “extorsionado por el crimen organizado”.

Hace años, cuando las pandillas no habían alcanzado el nivel de organización y logística que tienen, Joaquín Villalobos en un artículo se refirió a que las maras o pandillas no eran “crimen organizado” sino “miseria organizada” y en ese momento realmente tenía razón, sin embargo los grandes carteles del verdadero crímen organizado los utilizaron en algunos casos como sicarios, distribuidores minoristas y mercado de consumo, algunos incursionarion en las ventas callejeras o incluso se dice que otros se han vuelto empresarios de transporte público.

Las maras no alcanzan el nivel del gran crimen organizado que tiene raices fuertes en los gobirernos, instituciones de seguridad púiblica e incluso en los ejércitos, manejan millones de dolares en empresas y consorcios que utilizan para lavar el dinero, y por otro lado la existencia de la rivalidad entre ellos, similar a la de los carteles de la droga en méxico o colombia los tenía matándose entre ellos y afectando a “civiles” que morían en medio de sus enfrentamientos, elevando los índices de asesinatos a los niveles mas altos a escala mundial.

Esto no fué resultado de los 3 años del FMLN sino de las políticas neoliberales que impuso ARENA y que llevaron a la miseria a miles de salvadoreños y a las nefastas políticas represivas, manos duras, super duras y Saca-duras que solo aumentarion exponencialmente los índices de violencia en el país.

Juan Carlos Sura analiza el nuevo fenómeno que se desató con la tregua entre las pandillas y haciendo referencia a un artículo de Paolo Lüers en el que los líderes de maras reafirman querer ser parte de la solución, aparece otra sorpresiva noticia que es la decidión de las principales pandillas salvadoreñas de declarar a las escuelas como zonas de paz e inhibir en los centros educativos el reclutamiento y preparación de nuevos miembros como segundo gesto de buena voluntad.

Asumir el dejar de alimentar a la mara con sangre joven es un paso muy delicado, ya que la vida de la mara depende precisamente de sus jóvenes miembros ya que los viejos eventualmente van “calmándose” y participando menos en las acciones directas de violencia o crimen.

Igual que con la tregua se han desatado toda una serie de especulaciones, dudas y desconfianzas, con la nueva propuesta de las pandillas, sin embargo un hecho que nadie puede negar es que los índices de asesinatos han bajado el 60%, es decir de 12 ó 14 a 5 ó 6 diarios, cosa que EN 20 AÑOS DE ARENA JAMÁS PASÓ.

Dejar a las escuelas libres del asedio de las pandillas sería un paso que causaría un impacto extremadamente fuerte en la sociedad, ya que si se aprovecha debidamente, permitiría cambiar y mejorar radicalmente la calidad de enseñanza que con tanto empeño se propusieron destruir los gobiernos anteriores.

Siempre queda la gran duda, ¿A cambio de qué?

La respuesta será dada por las acciones de El Salvador como conjunto social, del gobierno, del pueblo, de la empresa privada, que tanto estaremos dispuestos a sacrificar para sacar a nuestro país de la espiral de odio y violencia que nos arrastraba inexorablemetne a un cataclismo social.

Recordemos que El Salvador ha sido ejemplo de como la negociación y la buena voluntad puede detener incluso una violenta guerra fraticida, durante el conflicto armado las campañas de vacunación ponían de acuerdo a los bandos y cesaban hostilidades en las zonas mas afectadas mientras duraba la campaña porque era de beneficio para todo el pueblo y luego seguían en su lucha ambos bandos, el conflicto llegó a su fin a través de la vía negociada y de una u otra manera tanto ejército como guerrillas cumplieron la mayoriía sus pactos, NO ASÍ LA EMPRESA PRIVADA NI EL GOBIERNO DE ARENA, quienes hicieron a un lado los pactos sociales y económicos que nos hubieran dado una sociedad distinta a la que nos llevó a la guerra, y ahora las maras, la iglesia, la sociedad civil y el gobierno estan dando ejemplo de que otro mundo es posible, al grado que el fenómeno ya interesó a paises vecinos.

La brecha infernal entre riqueza y pobreza es la causa de los males de una nación, la empresa privada debe entenderlo así y realmente en manos de ellos está la mayor parte de la solución a nuestra problemática, necesitamos salarios dígnos y mas fuentes de trabajo, para realmente cambiar nuestra sociedad, necesitamos mayor inclusión social, no asistencialismo, sino inclusión de los sectores más pobres en la economía nacional.

Be Sociable, Share!

3 comments for “El Salvador, cultura de violencia y negociación para la paz

  1. Juan D.
    25/05/2012 at 10:43 am

    Yo quiesiera creer que por la negociación y la buena voluntad se pueden solucionar los problemas de la delincuencia, que como dice Hunnahpuh citando a Villalobos, antes era miseria, pero ahora ya no. Sin embargo es solo una esperanza que se contradice con los hechos históricos, no he encontrado ninguna referencia donde bandas armadas, de este tipo con cultura propia definida, han podido ser reabsorbidas por la sociedad, sin que la misma sociedad se vea presa de esta nueva cultura o contaminada sin remedio, y me pregunto ¿eso es lo que queremos para nuestros hijos? ¿una cultura mafiosa y violenta peor que la actual?

  2. Opinante1024
    26/05/2012 at 7:17 am

    Lo único que arreglaría al pais es el control prenatal, educación, empleos dignos; pero de esto veriamos los frutos en unas 2 decadas.

    La medida mas drastica es activar el volcan de ilopango para que borre a toda la población de este pais y así desaparecen los problemas sociales

    • Juan D.
      27/05/2012 at 3:25 pm

      Lo de empleos dignos y educación han funcionado en países asiaticos como Vietnam y Singapur, lo de control natal en ningún lado, ESE si un mito neoliberal, hay países o territorios sobrepoblados como Hong Kong u Holanda, que la llevan muy bien. Todo es que se vea a la población como riqueza o como carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.