Urge revisar la legislación penal para mejorar el combate a la delincuencia.

La delincuencia se ha convertido en un monstruo que amenaza con devorarnos a todos. La desesperación y angustia de los salvadoreños es grande y aumenta cada día que pasa. Además hay una situación de impotencia de los ciudadanos, nos sentimos amarrados frente al monstruo delincuencial. Es precisamente de esto que se están aprovechando muchos para proponer medidas que aparentemente son drásticas pero que en la realidad no resolverán el problema.

 En el caso del aumento de las penas para los menores delincuentes, esta medida tiene sentido si va acompañada de otras, pero sola no dará mayor resultado. En El Salvador los delincuentes saben que nunca serán capturados, pues solo en un mínimo porcentaje de los delitos cometidos se produce una captura. Cuando se logra una detención, las posibilidades que el delincuente sea liberado por falta de prueba son altas. Al final solo el uno por ciento de los delitos cometidos termina en una condena. El resto queda en la impunidad.

 La impunidad es una de las causas principales que promueve el aumento de los hechos delictivos. La posibilidad de pagar por el crimen cometido es tan baja, que el delincuente puede darla por descontada. Por tanto cuando se habla de aumentar las penas, esto causa hilaridad en la delincuencia, no les importa la cadena perpetua o la pena de muerte pues saben que  no hay capacidad para capturarlos y probarles el delito.

 Hace unos pocos días fueron liberados los detenidos (entre ellos algunos menorcitos) por el asesinato de las dos jovencitas que aparecieron descuartizadas en Apopa. La Jueza alegó falta de pruebas. A mi juicio había suficiente evidencia para decretarles detención provisional, pero la justicia opinó diferente. Lo mas seguro es que este doble crimen quedará sin castigo. Los “presuntos” responsables pagaron una condena de dos días de cárcel en la PNC, aunque la ley dijera que hay que fusilarlos por ese crimen. La realidad es que estos pandilleros andan sueltos y delinquiendo nuevamente.

Aquí vamos de nuevo...

 Lo que el país necesita es una revisión integral de todo el ordenamiento jurídico en el campo penal. Esto debe hacerlo la Asamblea Legislativa en coordinación con los jueces, la Fiscalía, la PNC y las Procuradurías. Poner en sintonía las leyes y las instituciones encargadas de la seguridad ciudadana con la realidad que estamos viviendo debe ser el objetivo. Esto debe hacerse ya. En lugar de estar perdiendo el tiempo en discutir si superan o no el veto presidencial, mejor hay que trabajar en lo de fondo.

 No podemos resolver el problema con parches que se le ocurren a uno o varios diputados, que se convierten en medidas aisladas, mas con fines publicitarios que pensando en resolver el problema.

 Un plan integral de combate a la delincuencia, si bien debe contener elementos de prevención del delito y de readaptación del delincuente, en este momento lo fundamental y urgente debe ser la represión del delito. La parte represiva debe ser, por ahora los primero. En esto deben centrarse los recursos y los esfuerzos. Pero para reprimir y castigar el delito necesitamos la coordinación de todas las instituciones responsables de esta tarea y un marco legal adecuado a nuestra realidad.

 Por ahora solo el castigo puede ser el elemento disuasivo para el delincuente. Garantizar que sean castigados es un asunto más complejo que el simple aumento de penas. Lograrlo solo es posible poniendo en sintonía las instituciones pertinentes y la ley.

 Otro elemento importante a considerar es que no podemos esperar resultados milagrosos. Este monstruo no nació en un día y no lo podemos acabar de un día para otro. Por ello debemos de acelerar los procesos, por ello urge que los diputados no sigan perdiendo su tiempo en bagatelas y se pongan a trabajar en lo fundamental. Urge acelerar los procesos de licitación para adquirir los equipos necesarios. Urge acelerar el proceso de acuartelamiento de la PNC. Debemos acortar los tiempos para lograr resultados, pues cada día de atraso significan vidas que se pierden.

 Insisto en que no podemos darnos el lujo que este plan antidelincuencial fracase, ya no tenemos mas opciones. Por ello se requiere que la ciudadanía presione en la dirección correcta, que no siempre es la que nos indican los medios de comunicación.

 Ayutuxtepeque, viernes, 19 de marzo de 2010.

Be Sociable, Share!

4 comments for “Urge revisar la legislación penal para mejorar el combate a la delincuencia.

  1. Rafa
    23/03/2010 at 7:47 am

    Lo que puede ser efectivo es comenzar desde YÄ a hacer consciencia en los niños para que no sean inducidos al crimen. Tiene que acabarse esta generación de delincuentes para que volvamos a un estado de cierta normalidad…¿Cuánto tiempo será necesario? No mucho.
    He visto pandilleros que ya están relativamente «viejos», de mas de cuarenta y cinco años y ya no actúan como los recién incorporados, mas bien «han reflexionado» y tratado de cambiar sus sctitudes criminales. Siempre nos preguntamos en rueda familiar, qué pensará un marero cuando llegue a los sesenta años o más (si es que llegan) y ver su cuerpo todo tatuado.
    Tiene que hacerse un enorme esfuerzo para concientizar a los jovencitos en las escuelas y colegios, pero para esto se necesita la ayuda de los padres y es aquí donde hay un verdadero problema:
    Los «alcahuetos padres» son los primeros, que «acuerpando a sus angelitos» salen a protestar frente a las escuelas pidiendo la destitución del profesor o del director sólo porque «es muy estricto con los niños» en cuanto a la conducta.
    El ministerio de Educación debe jugar un papel mas activo en todo esto y no «dejarse mangonear» por directivas escolares.
    ¡Aaaahhhh mis tiempos de escuela! Todavía recuerdo con cariño a los profesores que con sus «reglazos» en la palma de mi mano me castigaban hasta por tirar una pelotita de papel a un compañero.

  2. Mauricio H.
    24/03/2010 at 1:45 pm

    Esta revisión de las leyes debería ser una prioridad para los tres poderes del estado y el resto de actores sociales del país, ya que mientras se mantenga el estado de impunidad ante el crimen, éste no retrocederá por mas aumentos de penas que impulsen nuestros queridos y nunca bien ponderados «Padres de la patria».
    Lo malo es que es un tema que nadie quiere tocar por la posibilidad de que al comenzar a patear colas, a todos ellos les aparezcan misteriosamente largos y vergonzosos rabos.

  3. Chepe
    24/03/2010 at 1:47 pm

    AQUI LO Q SE NECESITA ES QUE LOS ENCIERREN A TODOS LOS JUESES A PAN Y AGUA Y NO LOS DEJEN SALIR HASTA QUE CORRIGAN LOS CODIGOS PENALES Y CIVILES.

  4. kmilo
    16/06/2010 at 2:12 pm

    ës sencillo la corrucion comoienza con el govierno y sus protegidos(familia, trabajadores,etc)todos buscando sacar su tajada. asi nunca llegaremos a alguna parte y por eso aveses solo aveses piensa uno que no es malaidea cambiar el metodo de govierno porque algunos paises pueden vivir almenos sin tanto escandalo y en otros como el nuestro (colombia)con todos sus recursos naturales suficientes como para no depender de nadie sino subsistir por si mismos, no hemos podido dar ni un paso adelante?

    ….opinion personal:….legalizacion …hacen mas de este modo que seguir combatiendo contra un enemigo tan popular como la ganya..la gran parte de los consumidores solo queremos analizar,pensar,disfrutar,y buscamos en un mundo de conflicto TRANQUILIDAD….amen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.