Mitos sobre la deuda pública

Vea el original en el blog “Economía para todos”: http://blog.iese.edu/martinezabascal/2013/05/22/mitos-sobre-la-deuda-publica/

Por: Eduardo Martínez Abascal

Deuda pública es lo que la administración pública (central, autonómica, local y seguridad social) debe. No es la deuda del país, es sólo la deuda del gobierno. La deuda del país es la suma de lo que deben gobierno, empresas y familias.

A veces se oye: “Grecia está en suspensión de pagos o es insolvente”. Es incorrecto. El que es o pudiera ser insolvente es el gobierno de Grecia no necesariamente sus ciudadanos o empresas.

La deuda pública ronda los 880 millardos (miles de millones) o un 84% del PIB. En 2007 España era el país con menos deuda pública de Europa; pero de 2009 a 2012 ha aumentado en unos 100 millardos (o 10% del PIB) al año. Cada vez que hay déficit público aumenta la deuda, pues hay que pedir prestado el dinero que no tenemos aquí para pagar los gastos del gobierno.

Entre un 35% y un 40% de la deuda pública española está en manos de extranjeros. El resto lo prestan familias o empresas españolas. No confundir deuda pública con deuda externa. La deuda externa es lo que el país (familias, empresas y gobierno) deben a los de fuera del país.

Mito: “Si la deuda pública supera el 90% del PIB el país entra en la espiral del decrecimiento”

Realidad: Japón tiene desde hace muchos años una deuda pública superior al 200% del PIB y no pasa nada. No crece mucho, pero siguen siendo ricos. En los últimos 250 años Gran Bretaña ha tenido una deuda pública promedio del 100% del PIB, con muchísimos años llegando al 200%. Solo durante 100 años de estos 250 la deuda fue inferior al 100% del PIB. Y no ha pasado nada. Deuda insostenible es la que no se puede pagar y esto depende no sólo de cuanta deuda tienes, sino de qué tipo de interés pagas (en España es el 4%, bajo) y de cuánto ganas.

 

Mito: “Hace falta austeridad para bajar la deuda”

Realidad: para reducir la deuda pública en euros, es necesario tener superávit público y esto casi nunca ocurre. España, Alemania y Gran Bretaña sólo han tenido superávit público y muy pequeño, en 3 años de los últimos 22; Francia, Italia y Estados Unidos, nunca. Lo que sí se puede hacer es reducir la deuda pública como porcentaje del PIB, y para ello no hay más remedio que aumentar el PIB. Por eso el método más rápido de reducir deuda es aumentar el PIB, es decir crecer.

Mito. “España tiene un nivel de deuda pública que nunca podrá devolver”
Respuesta: ¡pues claro! Como el resto de países de nuestro entorno, como las empresas. Todos tienen deuda que siempre estará ahí. La única condición es que esa deuda no suba mucho. Esa financiación es buena para los gobiernos, para las empresas y para los inversores. El sistema funciona así y funciona bien, salvo cuando algunos cometen imprudencias: unos por pedir prestado en demasía y otros por pasarse prestando.
Moraleja: desde la UE deberían ser conscientes de que el mejor modo de bajar la deuda (en porcentaje del PIB) es fomentando el crecimiento.

Vea el original: http://blog.iese.edu/martinezabascal/2013/05/22/mitos-sobre-la-deuda-publica/#sthash.tswC01fP.dpuf

 

 

Be Sociable, Share!

1 comment for “Mitos sobre la deuda pública

  1. raul fuentes
    19/08/2014 at 1:15 pm

    Es bueno saber esto ya que en el país (El Salvador) o en sus distintos gobiernos desde que se instauro la democracia, han sido atacados por políticos opositores ignorantes de derecha e izquierda, que no han hecho bien esta distinción. La deuda externa es inmanejable ya de por si desde hace muchas décadas pero la deuda pública es tratable con buenas políticas de financiamiento a los sectores productivos, es decir una buena política económica y financiera a todos los sectores productivos, que fue la que descuidaron los gobiernos de ARENA que dejaron todo a las fuerzas del mercado con las privatizaciones y los programas de ajuste estructural (FMI) descuidando así la inversión pública sino era para apalancar a sus propias grandes empresas oligarquicas. De las transnacionales no opino nada porque estas suelen ser mas pragmáticas y en el país han generado empleos aun cuando con bajos salarios. Ese Estado patrimonialista es el que ahora se ha acabado y como resultado o herencia de esos años de gobernantes nepotistas resulto el bajo crecimiento. Ahora le toca a la izquierda del FMLN y a los sectores productivos conscientes, el reto de que hay que hacer crecer la economía productiva, que esta economia o lo que algunos economistas llaman el Producto Interno Bruto (PIB) y PIB “per capita” hay que aumentarlo, sobre todo para darle prioridad a los sectores mas vulnerables o en situación de pobreza y el desempleo. Esto fue lo que la derecha abandono: la política social y económica (antes de la dolarización y los TLC). Y como ya se dijo las políticas públicas relacionadas con este crecimiento fueron golpeadas por la dolarización que solo favorecio a las grandes empresas oligarquicas y en general golpeo a la mayoría de la población con altas tasas de inflación. Ahora, con esta distinción no se puede decir que el país no se puede endeudar en su sector público y social, mas bien lo que hay que evitar es la deuda con los grandes bancos internacionales de “desarrollo” o deuda externa ya que esta ni ha beneficiado a la mayoría de la población y mas bien ellos ponen las condiciones para el pago: someterse a los dictados económicos y políticos de los países imperialistas como lo son los países desarrollados (G7) y sus intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.