De ladrones, redes sociales y ciudadanos como Alejandro Muyshondt

elblog

El día de ayer fue bastante singular en las redes sociales, el día martes 5 de noviembre recién pasado, a eso de las 7:30 pm, un ciudadano fue víctima de robo de su celular entre la Avenida España y la Alameda Juan Pablo II, a punta de pistola el ladrón le quitó el teléfono, luego presuntamente corrió al vehículo en donde lo estaban esperando y ya tranquilos comenzaron a probarlo y a tomarse fotos con el dispositivo «inteligente» que estaba sincronizado con las redes sociales, de tal manera que al poco rato las fotos se publicaron en el muro Facebook del dueño real del aparato.

Al percatarse, el dueño del celular, rastreó la ubicación de su teléfono y lo pudo localizar en un complejo de apartamentos por la Universidad de El Salvador, la víctima puso denuncia y dio parte a las autoridades pero no pudieron o no quisieron hacer nada por lo extraño de la situación, derivándolo hacia la fiscalía, por lo cual el ofendido decidió publicar las fotos del o los delincuentes pidiendo que difundieran la noticia.

Así el día miércoles como un reguero de pólvora la noticia se esparció por las redes sociales y comenzó la cacería cibernética y aprovechando las capacidades de reconocimiento de rostro que utiliza Facebook lograron identificar a todos los sospechosos lo que aumentó el nivel de indignación de la gente. Alejandro Muyshondt el polémico primo del vicepresidente de ideología de Arena y «Twitstar» comenzó a convocar personas desde de su cuenta de Twitter, para conformar un grupo civil con el cual quería atrapar a los presuntos delincuentes.

También convocó a la prensa para que lo acompañaran en su captura, dio un lugar de ubicación pero al parecer nadie asistió a pesar de que mas de alguno se apuntó para la «captura ciudadana». Luego del tiempo de espera, el Sr. Muyshondt, armado hasta los dientes como en una película de acción caminó por el centro de San Salvador preguntando por el negocio del presunto ladrón, identificando el local como «El Travieso» al cual llegó acompañado de periodistas del periódico digital «La Página» que fue el único que realizo cobertura directa del evento, aunque también el periódico “El Blog” publicó algo sobre el intento de captura. amus El local estaba cerrado, seguramente alertado por las redes sociales o por los mismos vendedores que presuntamente todos están ligados a pandillas y a la compra venta de dispositivos robados. Mas tarde el Sr. Muyshondt publicó en su Twitter:

 

Sin embargo el suceso ha dejado un precedente de que las redes sociales pueden servir para la cacería de delincuentes con todo el apoyo ciudadano, ya que desde diversos puntos se fueron aportando indicios hasta lograr identificar y ubicar a los malhechores que seguramente hoy andan escondiéndose y estarán fuera de circulación por largo rato y esta primera acción de un ciudadano podría ser el detonante para cosas mas graves e ilegales, como la reactivación de escuadrones tipo «Sombra Negra» que buscarían justificarse ante la inoperancia de los cuerpos de seguridad.

Es extraño también que a pesar de estar fuertemente armado, caminó libremente por las calles sin que despertara ninguna alarma entre la policía, que brilló por su ausencia, puesto que era un civil, transitando como si fuera un soldado, incluso con armas largas, en el centro de San Salvador, lo cual es otro mal mensaje de parte de la seguridad pública.

 

http://www.elblog.com/noticias/victima-publica-fotos-de-sus-asaltantes-en-facebook.html

http://www.lapagina.com.sv/nacionales/89275/2013/11/07/Ciudadano-intenta-arrestar-a-supuesto-ladron-de-celular-en-el-centro-de-San-Salvador

http://www.elblog.com/noticias/alejandro-muyshondt-intento-arrestar-a-presuntos-asaltantes.html

Otro punto destacable es que muchos delincuentes adquieren una imagen de respetabilidad como fachada para ocultar sus fechorías, presentándose como comerciantes, pero delinquiendo a la sombra, lo que debería ser un alerta para todos esos puestos de celulares que operan en todo el territorio nacional, trabajan bajo el manto de la informalidad por lo que no son sujetos de revisión ni control sobre sus compras y ventas, siendo lugares propicios para el tráfico de objetos robados, contrabando y falsificaciones, ahí hay mucho material por investigar.

Be Sociable, Share!

15 comments for “De ladrones, redes sociales y ciudadanos como Alejandro Muyshondt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.