El morbo de la sangre ajena y el aumento de penas

El morbo de la sangre ajena y el aumento de penas.

El banquete está servido, la tristemente célebre secuencia de fotos que narra el asesinato de un joven estudiante a manos de otro, crimen que culminó con su captura y la de su compañera, la cual, tuvo su cuota de colaboración en el homicidio, ha circulado a lo ancho y largo del país, dicha secuencia de infames fotografías ha sido puesta una y otra vez por los grandes medios de comunicación, como estandarte de los adalides del aumento de penas, como la prueba irrefutable de lo que va a seguir pasando si no se adopta dicha medida y muchas personas de buena fé, han caido en la trampa mediática.

Pero se ha generado debate en torno a la noticia, en torno a las fotografías, en torno a la pasividad ciudadana ante un hecho de crimen y violencia (incluido el fotógrafo), pero no se ha generado debate en torno al oportuno actuar de la Policía Nacional Civil, que en un primer momento no ha dejado impune el crimen ya que capturó a los responsables y auxilió a la víctima.

Blanca Cecilia Navarro, de 19 años, y Jonathan Alexander Durán, de 17 años son los presuntos asesinos, contra ellos se tienen pruebas testimoniales, graficas y científicas, como el arma asesina con sangre de la víctima, el verdadero debate está en que la justicia sea efectiva y que a ambos asesinos se les juzgue y condene, porque si al final resulta como el caso señalado en su oportunidad por Jjmar de los jóvenes acusados de asesinar a unas jovencitas, que una Juez dejó en libertad por «falta de pruebas«, de nada servirá que aumenten las penas, que aprueben la pena de muerte o mololongo si la impunidad ante el crimen se mantiene.

La insistencia en poner este caso emblemático como argumento para dirimir un pulso entre la Asamblea Legislativa y el Organo Ejecutivo no solo es malintencionada sino que nefasta, porque se estaría engañando a la población, ya se les olvidó a todos «el gran éxito» que resultaron ser las Manos Duras y Super Duras, igual «éxito» tendrán las penas aumentadas porque el problema no es que los delincuentes cometan delitos porque las penas sean leves, sino que lo  hacen (cometer delitos)  porque se sienten lejos del brazo de la ley, y piensan que la justicia no los puede alcanzar.

Por eso lo importante y la lectura que debe hacerse de este hecho es que la Policía actuó oportunamente y que la justicia debe actuar oportuna e implacablemente, condenando a quien haya que condenar, para que el criminal sepa que su crimen, mas temprano que tarde, lo va a pagar.

Los medios son formadores de opinión en este país y su uso indiscriminado para inducir posiciones es discutible y reprochable.

Be Sociable, Share!

19 comments for “El morbo de la sangre ajena y el aumento de penas

  1. Itzamana
    16/03/2010 at 2:07 pm

    No comparto tu opinion Hunna, la policia actuo tarde, se les aviso a unos agentes que se encontraban cerca y no se hicieron presentes, el hecho que apresaron a los asesinos despues haber cometido semejante delito es bueno, pero lo ideal es la prevencion del delito, al fin sale en los medios la cara de la violencia Infraganti, como se vive a diario en las calles, antes de esto sabiamos que estabamos mal con la violencia, pero al salir esta imagenes en los medio con rostros , te pone en que pensar, aumentar las penas es solo una parte, estos no son ninios, estos son delincuentes que cuando salgan despues de los 7 anios, saldran peor, el accionar del periodista fue correcta, el accionar de la poblacion es la logica nadie se quiere arriesgar el pellejo propio y el de su familia con extranios, porque la delincuencia es capaz de golpearte a ti y tu familia.

  2. Ariel
    16/03/2010 at 2:47 pm

    ¿OSEA QUE HOY ES MORBO? Y SI ARENA FUERA QUIEN GOBIERNA ¿PENSARIAN IGUAL? SEGURAMENTE QUE NO, ES MAS YA HUBIERAN PUESTO EL GRITO EN EL CIELO ANTE LA INCAPACIDAD DE ARENA EN FRENAR LA DELINCUENCIA ¿Y SI HUBIERA SIDO SACA EL QUE VETARA LAS REFORMAS? SEGURAMENTE PEDIRIAN LA HORCA PARA EL. LO QUE PASA ES QUE NO ACEPTAN EL ERROR QUE COMETIO FUNES, ANTE EL PUEBLO NO ANTE LOS «JUECES» AL VETAR LA REFORMA

  3. Juan Carlos
    16/03/2010 at 2:50 pm

    “¿Por qué insistir si no funcionan las políticas represivas?”
    Zoraya Urbina
    Redacción Diario Co Latino

    Fue enfático. Paulo Pinheiro, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA), no niega la situación de inseguridad que vive el país, reconoce que el problema de la criminalidad es grave, pero no justifica que se sigan tomando medidas represivas que ya demostraron no ser adecuadas. “El clamor popular tiene una base concreta, no es una ficción, hay un problema muy grave de violencia de las maras”, dijo. Pinheiro es miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, y participó como ponente, este viernes en el Foro “Los adolescentes infractores y la ley penal juvenil, contribuciones para una efectiva reinserción social”.

    El funcionario sostiene tres argumentos: No se pueden resolver los problemas de inseguridad pública, como la criminalidad y el involucramiento de adolescentes en delitos, sin tratar de forma simultánea, la situación concreta de la niñez y la adolescencia en cada país.

    En este sentido, Pinheiro dice que entiende la posición de los diputados de la Asamblea Legislativa, que tienen que dar una respuesta a la ciudadanía, ante el aumento de la violencia, no obstante, no es reprimiendo como se lograrán resolver los problemas de criminalidad.

    “No hay duda que deben ser penalizados los que cometan delitos”, asegura, pero ya está demostrado que las leyes represivas no funcionan, sino que agravan el problema, tal es el caso de la “Mano dura” y la “Súper mano dura”, que no funcionan, “¿Por qué insistir?, hay que ser creativos”, cuestiona. Esta es la segunda vez que el funcionario visita el país. En 2004, en el contexto de la Ley Antimaras, vino e hizo “las mismas recomendaciones”.

    En segundo lugar, Pinheiro afirma que las experiencias en América Latina y el mundo han demostrado que el aumento de las penas no es la solución. “Me pregunto si los legisladores han estado presos”, interpela. La penalización debe ser la última instancia, reitera.

    Como último punto, considera que bajar la edad para condenar a los menores es “un desastre”, porque penaliza a lo niños por la falta de responsabilidad de los adultos. Los que delinquen deben pagar por sus crímenes, pero no se puede castigar a toda la niñez y la adolescencia porque los mayores no han construido una sociedad de oportunidades para ellos.

    Pinheiro cree que muchos menores de edad entran a las pandillas para buscar una identidad, porque no tienen un hogar estable, son castigados severamente por sus padres, son objeto de violaciones sexuales, la mayoría son pobres.

    Si la niñez y la adolescencia no tienen acceso a la educación, a mejores oportunidades, es difícil que se cambie la situación de inseguridad. Son los adultos los responsables de crear una mejor sociedad en la que puedan desarrollarse, manifiesta.

    La ley que la Asamblea pretende aprobar y que ayer pasó a la Comisión de Legislación es inocua, inaceptable y llama a la venganza, sostiene Pinheiro. Aída Santos de Escobar, presidenta del Consejo de Seguridad Pública, explicó que invitaron a los legisladores a participar en el foro.

    Sin embargo, ninguno aceptó la invitación, “llama la atención ver a los diputados formando parte de los foros televisivos, en donde a través de los mensajes, confunden a la población y cuando los invitamos a formar parte de un debate técnico, serio, con las partes involucradas en la ejecución de la ley, se resisten a participar”, manifestó de Escobar.

  4. Mauricio
    16/03/2010 at 2:52 pm

    El aumento de las penas es una medida cosmética igual a las célebres y fallidas Manos Duras y Super Duras, ARENA solo está tendiendo la trampa para aprobar medidas que no funcionarán y el FMLN ha caido en la trampa.

  5. AUMENTAR PENAS ES DEMAGOGIA
    16/03/2010 at 2:57 pm

    Pastor de la Iglesia Elim, Mario Vega. Foto Diario Co Latino

    Zoraya Urbina
    Redacción Diario Co Latino

    Ante la violencia que desborda la sociedad salvadoreña, la gente pide medidas que controlen este fenómeno, no obstante, no se puede responder a este clamor con cualquier disposición demagógica, como aumentar las penas para los que delinquen, expresó el pastor de la Iglesia Elim, Mario Vega.

    Según el religioso, El Salvador ha sido un país extremadamente violento desde hace décadas y el fenómeno debe entenderse bajo todas sus variantes, ya que es un problema multicausal.

    La sociedad debe tener claro, que se necesita penalizar a los que infrinjan la ley, se debe trabajar en la prevención que generalmente no es bien entendida, porque la ciudadanía quiere ver resultados inmediatos. “Se cree que con medidas punitivas y aumento de penas, el problema se va a resolver, lo que refleja que aún no se ha entendido el fenómeno de la violencia”, razonó Vega.

    Aunque reconoce que por la alta tasa de criminalidad, no se puede descuidar el aspecto represivo, pero no se pueden enfocar todos los esfuerzos en este.

    En el caso del aumento de las penas, la lógica es que al subir estas, los infractores no querrán pasar sobre la ley, por temor a pagar castigos más altos.

    No obstante, los miembros de pandillas no piensan así, sino en el interés del grupo, “de manera colectiva, se piensa en la mara”, y cuando se ingresa, los individuos tienen que realizar diversas acciones para ser aceptados, entre estas, actividades delictivas.

    Por esa razón, no les preocupa los años que las penas duran, porque sus intereses son otros, “por eso es que ellos mismos le llaman la vida loca, porque no les interesan las consecuencias que puedan venir”, ilustró Vega.

    El líder religioso dijo que para que cualquier medida sea efectiva, debe atacarse antes la impunidad, porque de lo contrario, ninguna disposición será aplicada como se debe, porque hay debilidad en los procesos de investigación, errores en los procedimientos policiales y judiciales.

    El pastor citó estadísticas en cuanto a que sólo el 3% de los casos que llega a los juzgados tiene condenas, el resto no. “Hay tanta impunidad que a los muchachos no les preocupa que las penas sean de 15, 30 ó 40”, indicó el pastor.

    En otro contexto, Vega se refirió a los trabajos de reconstrucción a realizarse en la zona de la colonia Málaga, donde hace casi dos años perdió la vida un grupo de feligreses de la Iglesia que él preside.

    Vega dijo que hay voluntad del gobierno a través del Ministerio de Obras Públicas para comenzar los trabajos, “yo mismo vi los planos”, pero no se comenzó porque hubo que desviar la atención por la tormenta Ida.

    Este fenómeno dejó al descubierto que los trabajos que estaban planeados, no eran suficientes para enfrentar una tormenta de magnitudes tales, por lo que se ha comenzado un nuevo proceso de evaluación en la zona.

    El pastor recordó que de parte del gobierno anterior no se determinaron responsabilidades y no se atendieron las recomendaciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH). La cual responsabilizó al Estado de la tragedia, por no prever este tipo de desgracias.

    Jornada de Oración
    El pastor invitó a una jornada de oración para pedir por el cese a la violencia en el país. Esta actividad se realiza desde diciembre pasado, un sábado cada mes.

    El horario es de 9 a.m. a 1 p.m. La próxima jornada será el sábado, en las instalaciones de la Iglesia Elim, ubicadas en la Colonia Santa Lucía de Ilopango.

  6. 16/03/2010 at 3:49 pm

    NO NO NO NO NO!!!…AJA! Y SEGUN TU…A LOS NINÑITOS ENTONCES MATARIFES HAY KE TRATARLOS TIBIO TIBIO!!…ES REPUGNANTE ESE PENSAMIENTO!…ME ENFERMA TODAVIA PENSAR Y SABER KE HAY GENTE KE PIENSA KE LOS ASESINOS A SANGRE FRIA COMO ESE…NO SE LE DE EL TRATO KE SE LE MERECE!!…O KE MI AMIGO?…KE LE DEN 7 AÑITOS Y DENTRO DE TRES SALE PORKE UN TORPE JUEZ LE ACORTO LA PENA?…

    ESO PARA TI ES JUSTICIA?…Y SI FUERA TU HERMANO O TU HIJO?…NO NO NO NO NO NO NO!!…INSISTO GENTE KE TODAVIA PIENSA KE LOS JOVENCITOS VIOLADORES ASESINOS Y EXTORCIONADORES TIENEN SALVACION!!..ESTAN A VERGA!!….EL KE SE KIERE PERDER..SE PIEDE..EL KE SE KIERE HACER MARERO SE PIERDE…EL KE ASESINA YA ESTA PERDIDO..NO HAY..NADA KE CEDERLE A ALGUIEN ASI..Y SI TU DEFIENDES TANTO A LOS MENORCITOS DELINCUENTES..ES PORKE TODAVIA NO TE HAN JODIDO!!

    NO NO NO NO NO!!…EN MI COLONIA HAY MARERITOS Y HAY TAMBIEN MENORES KE NO SE METEN EN NADA..KE ESTUDIAN..KE JUEGAN…KE AYUDAN…KE ESTAN EN LAS IGLESIAS…Y AKI NO ES LA ESCALON…NI LA SAN BENITO..AKI HAY POBREZA…Y SIN EMBARGO…ESO NO KIERE DECIR KE PORKE SOS POBRE VAS A POR GUEVOS SER MALAKATE…EL KE KIERE SER DELINCUENTE LO HACE POR SU PROPIO GUSTO!!

    NO NO NO!!…PENAS MAYORES PARA MENORES DILINCUENTES….Y PENAS MAS SEVERAS PARA KIEN LOS INDUCEN AL DELITO..ESO SI!….

    TE GUA CONTAR ESTO….TENGO UN MI SOBRINO…KE YA ANDA EN EDAD DE ANDAR JODIENDO…ESTA BICHO…COMO YO LO FUI ANTES….
    …Y UNA VEZ LO VI HABLANDO…CON UN MONITO RECONOCIDO MALAKATE MARERITO…JAAAY!….LO LLAME….HABLE CON EL…LE DI A CONOCER…LE HICE SABER DE LAS COSITAS EN KE ESTABA SU «AMIGO»…LE ADVERTI..Y LUEGO LO AMENAZE(A MI SOBRINO)…SI TE VUELVO A VER,HABLANDO CON ESE TIPO DE BASURA PERDEDORA-LE DIJE-..LO LAMENTO POR TU TATA…PERO TE GUA A DAR VERGA!!…LE DIJE…!!…TE KIERO DEMASIADO…SOS MI UNICO SOBRINO Y NO KIERO KE TE PASE ALGO….

    ASI DE EMPUTADO ESTOY YO CON LAS MARAS Y SUS PACOTILLAS DE MENORES DELINCUENTES..KE SON DELINCUENTES PORKE KIEREN!!!….

  7. 16/03/2010 at 5:34 pm

    Hunna, la noticia produce indignacion pero estoy de acuerdo con la falta de analisis y buscar una solucion la violencia en este país no se soluciona con más cárceles, falta de responsabilidad de los diputados de irse a lo más cómodo que paso con la EDUCACION, la violencia se genera desde los mismos HOGARES que paso con la MIGRACION de nuestros herman@s por falta de trabajo desintegran sus hogares…la violencia se debe ver desde la raíz donde esta cultivandose, no se enjendra en una mara se enjendra en el resesntimiento de los hijos por el abandono y desatencion por la falta de amor e irresponsabilidad de los padres/madres, por la desatencion en la educacion a que van a la escuela a ver maestr@s sin recursos mal pagados y sin saber hacer su trabajo, nos esta pasando la factura de todo este abondono a la niñez y la juventud, no es solo con abrirles canchas de futbol pues alrededor les venden la droga el alcohol quien legisla eso quien les vende las armas quien legisla eso??? No pidamos mucho que los irresponsables que deben legislar estan haciendo las de Poncio Pilatos lavandose las manos duras que estan llenas de sangre porque en todo este tiempo no han hecho NADA

  8. Criticon
    17/03/2010 at 1:10 am

    Ahora resulta que el malo es el fotógrafo y que todo es una jugada de los medios para desprestigiar a Funes… contame una de vaqueros.
    Si bien Funes NO ES responsable por la violencia (esa es herencia de 20 años que no queremos recordar), no vemos las geniales propuestas. Hay que criticar parejo y acá el malo ES LA DELINCUENCIA… pasividad tienen todos, el GOES del frente incluido.
    Yo sé que es tu blog y ponés lo que crees conveniente, pero los malos son otros y no hay ni mano dura ni mano inteligente… y ya casi va un año uno lo que quiere son soluciones.

  9. 17/03/2010 at 7:39 am

    Contexto histórico de las Rivalidades estudiantiles:

    Las rivalidades y las confrontaciones violentas entre estudiantes de diversos centros educativos de educación media salvadoreña tienen una larga historia, que difícilmente se deja explicar como herencia de la guerra civil o como una pérdida de valores entre los jóvenes en el tiempo de posguerra. Aparentemente, la raíz de las confrontaciones se encuentra en las rivalidades deportivas que en los años ‘40 y ’50 ya llegaban a expresarse en encuentros violentos alrededor de los Campeonatos Colegiales de Básquetbol.

    El siguiente editorial, de La Prensa Gráfica del 9 de Julio de 1959, podría haber sido escrito en el presente año:

    “Alarma el ver que año con año los desórdenes son más serios y peligrosos. Hace regular tiempo comenzaron las peleas a puño limpio a la salida del Gimnasio; eran pequeñas riñas que terminaban al intervenir los agentes de la policía.

    Después ciertos estudiantes usaron hebillas gigantes en los cinchos, para golpear a los de la barra contraria; siguió el empleo de las piedras, ladrillos y garrotes como armas contundentes. El progreso de barbarie continuó al destruir por distintas calles de la capital, rótulos de negocios, vitrinas, apedrear edificios de colegios, ventanas de automóviles y buses.

    Y ahora, salen a relucir armas de fuego, se siguen lanzando piedras con la consiguiente destrucción y se golpea a sacerdotes. ¡Se ha llegado a lo último!” El editorial anterior fue una reacción a los sucesos del lunes 15 de junio del 1959, día en que estudiantes del Instituto El Salvador “se abalanzaron a los buses [con] una enorme multitud… armados de piedras y escuadras calibre 22, la emprendieron contra los buses [del Externado San José], rompiéndoles los vidrios y causándoles otros daños de alguna consideración”

    La Prensa Gráfica, 17 de junio de 1959). Como consecuencia, el Instituto El Salvador fue suspendido de los campeonatos colegiales de 1959 y 1960; sanción que ya había recibido, por provocar desórdenes, en 1957 (La Prensa Gráfica, 20 de junio de 1959). El año anterior, el equipo de Liceo Salvadoreño fue retirado del Campeonato porque su barra de simpatizantes invadió la cancha después de un error de los árbitros (La Prensa Gráfica, 1 y 8 de julio de 1958). Años atrás, en 1946 no hubo un Campeonato Colegial de Básquetbol por causa de desórdenes (La Prensa Gráfica, 13 de junio de 1957). La violencia entre los estudiantes alrededor de los Campeonatos fue caracterizada en 1957 en La Prensa Gráfica como una “fea costumbre [que] se debe de terminar” (22 de julio de 1957)3. Pero en aquel entonces no terminaron con la “fea costumbre”, ni habían llegado aún “a lo último”. Las confrontaciones afuera de las instalaciones deportivas como el Gimnasio Nacional se podían entender todavía como consecuencia del calor de la rivalidad deportiva “sana” en la cancha.

    Mientras los equipos competían en la arena, las barras transformaban la rivalidad en disputas

    callejeras, donde el lado perdedor todavía tenía un espacio para captar la atención del público y vengarse de la barra de los ganadores. Así, al llegar a los años 80, las confrontaciones violentas entre estudiantes de diferentes centros educativos ya formaban parte de una larga tradición. Sin embargo, algunos protagonistas de los años 40 y 50 como el Externado San José, el Liceo Salvadoreño y el Colegio García Flamenco desaparecieron de la escena, mientras que otros, como el Instituto El Salvador, siguieron teniendo una presencia fuerte, y fueron ganando el papel de protagonistas el INFRAMEN, el Instituto Técnico Industrial [ITI] y la Escuela Nacional de Comercio [ENCO].

    La primera confrontación fuerte entre los alumnos del INFRAMEN y del ITI se dio el 15 de

    mayo del 1982. Fue en la inauguración de los XXI Juegos Deportivos Estudiantiles que las barras de estos dos institutos se enfrentaron con cinchos y botellas, después de lanzar objetos a los atletas del otro instituto. Ese incidente es visto hoy por algunos participantes como el mítico origen de las rivalidades y confrontaciones actuales. Sin embargo, en el transcurso de los años 80 se utilizaban indistintamente las siglas ITI o INTI sin perder de vista que el nombre original de la institución fue Instituto Técnico Industrial (ITI) y que su nombre fue modificado a Instituto Nacional Técnico Industrial en 1999. La misma consideración aplica a la Escuela Nacional de Comercio (ENCO), cuyo nombre es actualmente Instituto Nacional de Comercio.

    las confrontaciones violentas empezaron a mostrar rasgos distintos. La rivalidad entre los

    estudiantes de los diferentes centros educativos se desvinculó en gran medida del deporte. Los

    colegios o institutos competidores en el marco deportivo se volvieron rivales y enemigos en el

    entorno colegial más allá de los encuentros deportivos. Un estudiante de un centro educativo

    podía ser atacado para golpearlo y robarle sus insignias por el sólo hecho de estudiar en un

    instituto o colegio rival. Un ex alumno del INFRAMEN de los 80 lo expresa así: “Solamente se

    decía que se iban a reunir para ir a encontrar a alguien que andaba el uniforme del INTI, y para agarrarlo a patadas, quitarle las insignias.”

    No solamente se instaló en el imaginario estudiantil que alumnos de ciertos centros educativos, simplemente por estudiar allí, constituían rivales y enemigos; sino que, además, la obtención de prestigio por medio de confrontaciones violentas y la venganza por haber sido agredido se establecieron como los mecanismos principales del mantenimiento de la rivalidad conflictiva. Ya no era el calor y la tensión provocados por un partido de baloncesto entre dos rivales deportivos lo que hacía que las emociones de las barras se desbordaran, ahora, eran los deseos de prestigio y venganza los que podían provocar, en cualquier momento, un ataque contra cualquier estudiante considerado como rival. Mientras que hasta los años 70 se usaron más que todo los puños y cinchos en las confrontaciones con otros estudiantes, en los 80 se utilizaban también armas blancas como navajas, puñales y corvos.

    A partir de los 90, la intensidad de las rivalidades se fue incrementando, en ocasiones con

    consecuencias graves para los participantes. Un ex alumno del Instituto Nacional Técnico

    Industrial [INTI] de los años 90 cuenta que “Sólo al verse uniformados ya empezaban a darse duro, y si tenían oportunidad lo mataban y le robaban. Si tenía suerte sólo le robaban todo, sino también lo mataban.” Aunque lo exagerado de la cita parece y puede estar sobredimensionada indica claramente un cambio en la intensidad de la violencia utilizada. Las armas utilizadas en esta época escalaron a armas de fuego como pistolas y granadas (muchas veces hechizas) y empezaron a caer alumnos muertos en las confrontaciones. Por ejemplo, en agosto 1999, un estudiante del Colegio Acción Cívica Militar murió de 18 puñaladas; en febrero 2000, un estudiante del INFRAMEN sucumbió al estallarle una granada; en junio 2002 una alumna del mismo instituto falleció de un disparo en el rostro; en julio 2002 murió un estudiante del Instituto Cultural Italiano (El Diario de Hoy, 9 de octubre de 2003). El 7 de marzo de 2003 un estudiante del INFRAMEN lanzó una ‘granada artesanal’ al Colegio Cultural Italiano e hirió a un profesor (El Diario de Hoy, 8 de marzo de 2003). A pesar de estos hechos, como se va a mostrar en más detalle en el siguiente apartado, en la gran mayoría de los enfrentamientos entre estudiantes no hay muertos o heridos de gravedad. Los estudiantes golpean a sus rivales, les roban las insignias, los cinchos y las mochilas, pero no terminan matándolos. Sin embargo, cuando hay pérdidas de vida las confrontaciones muestran lo peligrosas que pueden ser y los extremos que pueden llegar a tener las rivalidades estudiantiles.

    La rivalidad actual

    Las rivalidades entre los alumnos de diferentes institutos tienen una lógica más allá de los

    frecuentes choques vehementes en el centro de San Salvador, Soyapango o las paradas de buses donde los estudiantes se encuentran en camino a su centro educativo o casa. Aunque para muchos observadores parece ser así, no carecen de sentido, ni de una dinámica propia. Sin embargo, estos elementos, muchas veces, se esconden tras las confrontaciones violentas que tanto llaman la atención de las personas, policía y prensa. Para esbozar la dinámica de las rivalidades se describen en este apartado, primero, las relaciones entre los directamente involucrados en la rivalidad: los alumnos, los centros educativos y las alianzas entre los mismos; segundo, las razones de la rivalidad: la lucha por el reconocimiento de ser valiente.

    Las peleas no se dan entre cualquier estudiante de cualquier centro educativo, ni tampoco son

    pocos los centros involucrados. Los alumnos se identifican con la institución donde estudian y

    forman grupos de compañeros que ‘defienden’ el nombre del instituto contra los ataques de los rivales. Los involucrados en las rivalidades y confrontaciones violentas encuentran aliados en otros centros, y de esa manera han formado dos grandes alianzas que se autodenominan los “técnicos” y los “nacionales”. Ser alumno de un centro educativo que pertenece a una de las alianzas es suficiente razón para que los de la otra lo tomen como un potencial objetivo en un ataque.

    Los encuentros violentos entre alumnos de estos dos grandes grupos de centros educativos organizados en alianzas no son expresiones de animosidades entre estudiantes de dos o tres centros educativos que “no se llevan”, ni expresiones de enemistades individuales entre alumnos que se conocen y que tienen una historia de rencores generales. Muchas veces los estudiantes no conocen a sus contrarios personalmente, sin embargo las insignias y el uniforme del centro educativo identifican a un alumno como aliado o rival. En otras palabras, las confrontaciones no solamente configuran su sentido de una rivalidad entre alumnos individuales o entre algunos centros educativos que por una u otra razón se contraponen. El sentido de los encuentros violentos se construye más bien en base a una rivalidad general entre categorías abstractas:

    “técnicos” y “nacionales”.

    Los alumnos se identifican claramente con su centros educativos pero sobre todo con la alianza a la que pertenece su centro, por ejemplo: son estudiantes del INFRAMEN y “nacionales”, del INTI y “técnicos”, del Instituto Nacional de Soyapango [INSO] y “nacionales”, del Instituto Santa Lucía [ISL] y “técnicos”, etc. Las confrontaciones entre alumnos del INFRAMEN y del INTI, o del INSO y del Instituto Santa Lucía, siempre son confrontaciones entre “nacionales” y “técnicos”, más que peleas entre centros educativos específicos.

    En general, los estudiantes derivan un sentido de pertenencia de su centro educativo y de sus grupos de pares que estudian allí, se identifican con el nombre de su centro e incluso con la mascota. Están orgullos de su centro, pero también creen que éste da la mejor educación en comparación con otros centros. Sin embargo, algunos estudiantes defienden el nombre y prestigio de su centro educativo en base a un referente diferente al nivel de educación. Ellos quieren mostrar de manera agresiva que los alumnos de su centro son valientes y saben mantenerse firmes contra ataques físicos de otros estudiantes dirigidos a los de su centro educativo: “Bueno, uno se identifica con el INSO porque hay un grupo, el grupo de los deschongues y como por un grupo juzgan a todo el instituto y allí no hay que especificar que yo soy del grupo de los bichos locos, aquí tenemos un lema, es una frase que decimos nosotros: Tiburones, tira piedras, locos, soyapanecos es TTLS”5. Los alumnos valoran la valentía y locura mostrada en las peleas (deschongues’) con estudiantes de otros centros. Más que representar un centro con calidad educativa, no quieren ser estudiantes de ‘un instituto pollo’.

    Evitar que los otros les consideren como estudiantes de “un instituto pollo” – como estudiantes de un centro educativo que no se pueden defender contra otros, que tienen que huir cada vez que pase algo, que tienen que esconderse cuando ven estudiantes de otros centros – exige mostrar que tienen el valor de defenderse en las peleas, atacar cuando es necesario a los rivales y conseguir trofeos (por ejemplo insignias, cinchos y camisas) de rivales derrotados. Palabras bonitas o firmes

    No funcionan, son las acciones y las víctimas las que cuentan. En este juego, el premio es ser

    Reconocido como “uno de los más parados” (valientes) por los alumnos del centro educativo, los aliados y rivales, y como estudiantes de un centro educativo temido. Convertirse en un centro capaz de intimidar es una opción que parece atractiva a muchos y, sobre todo, depende de ellos mismos. Al contrario, competir sobre la calidad de la educación parece menos atractivo, pero sobretodo es algo que está muy lejos de su control pues depende en gran medida de los profesores y autoridades del centro educativo.

    Contexto social educativo y urbano de las confrontaciones

    Los seis centros educativos que forman la base de la parte cualitativa del estudio son lugares donde estudian, en general, alumnos procedentes de estratos sociales bajos y están ubicados en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS). Cuatro de los centros son institutos públicos: Instituto Nacional Antiguo Cuscatlán [INAC], Instituto Nacional Técnico Industrial [INTI], Instituto Nacional General Francisco Menéndez [INFRAMEN] y el Instituto Nacional Soyapango [INSO]; y dos colegios privados Colegio Cultural Italiano [CCI] y el Instituto El Salvador [IES]. La relación entre esos institutos públicos y colegios privados tiene un rasgo importante. Los colegios no solamente representan la competencia educativa del sistema público, también son los lugares adonde acuden muchos de los alumnos expulsados o a quienes los institutos públicos han negado la matrícula. La razón de las expulsiones y el retiro de la matrícula a algunos alumnos es, muchas veces, la participación en las rivalidades y confrontaciones con estudiantes de otros centros educativos. Para ellos, algunos colegios privados forman los pocos espacios donde pueden seguir sus estudios.

  10. MARIANA
    17/03/2010 at 8:22 am

    Hunna, nuevamente no estoy de acuerdo con usted, con relación ah no incrementar las penas, creo que se debe trabajar en planes de reinserción, pero el problema es que no estamos hablando de niños robando o en simple riñas callejeras, si no de menores ASESINOS. Esa es la diferencia niños descuartizando niños, eso es verdaderamente grave.

    Otra cosa que indigna, es la indiferencia de la gente ante tal hecho, según muestra el video, estamos ya casi en la jungla como caníbales, y ni siquiera muestran indignación parecería que a un animal le están haciendo daño.

  11. JUAN PUEBLO
    17/03/2010 at 9:36 am

    DEMASIADO SE RAZGAN LAS VESTIDURAS SEÑORES, VEAN QUE PASO EN U.S.A…Los menores Shahid Baskerville y Gerardo Gómez, de 16 y 15 años, respectivamente, serán juzgados como adultos en relación a la matanza ocurrida en la ciudad de Newark en agosto de 2007, informó la Fiscalía.
    Newark, (Nueva Jersey), (EFE).- Baskerville enfrenta 20 cargos criminales mientras que los de Gómez ascienden a 16, y ambos ostentan tres por asesinato, intento de asesinato y robo así como posesión ilegal de un arma, entre otros.
    Historia continua abajo

    Ambos menores fueron llevados ante el juez James G. Troiano, de la Division de Familia de la Corte Superior del condado de Essex, al que pertenece Newark, quien decidió que deben ser juzgados como adultos y les impuso un millón de dólares de fianza a cada uno.

    «El juez decidió que estos jóvenes, que presuntamente participaron en los brutales asesinatos el pasado agosto en Newark, serán juzgados como adultos», informó hoy la fiscal de Essex, Paula T. Dow.

    Aunque ambos están en un centro de detención juvenil, mañana será su primera comparecencia a una corte de adultos, ante el juez Donald Volkert, en una audiencia prevista a para las 10:30 de la mañana, ante quien deberán declararse culpables o inocentes de los cargos de los que han sido acusados por la Fiscalía.

    El pasado enero, la fiscal Dow informó también que otro menor involucrado en la masacre de Newark, Alexander Alfaro, de 17 años, también será juzgado como adulto y se le impuso igualmente un millón de dólares de fianza.

    Los tres menores así como José Carranza, de 28 años, Rodolfo Godinez de 24 y Melvin Jovel de 18, son los seis sospechosos del asesinato de tres estudiantes universitarios en una escuela de Newark el 4 de agosto de 2007.

  12. rafa
    17/03/2010 at 10:22 am

    Cuidadito con no estar de acuerdo con este tal hunna, los bloquea, como es un amante de negros y judios, la culpa aca tambien la tiene la television, y quines escriben los libretos??? don hunna, solo porque no este de acuerdo con otras opiniones no es motivo para que bloquee, ud. dice que no se permitira el fomento al odio, y acaso no es lo que hace ud. hablando de los areneros? no sea tan sinverguenza y dos caras, el problema de el salvador, no es derecha o izquierda, si no esa bola de animales subhumanos que solo saben causar lastima para despues, como parasitos, acabar con los verdaderos humanos

  13. rafa
    17/03/2010 at 10:25 am

    le recomiendo leer el libro «the elders of sion», para que abra los ojos

  14. Alexander A.
    17/03/2010 at 10:57 am

    Nada es menos cierto que la severidad en los castigos corrige una conducta aprendida. El aumento en las penas a los menores infractores; lejos de solucionar una situación podría agravar la misma.

    Sobrados son los factores que determinan que no es la alternativa correcta; comprobado está. Aquellos países que han implementado la caprichosa medida han tenido como consecuencia: un aumento en la reincidencia, aumento en la intensidad de los actos de violencia, hacinamiento en las cárceles dada la «rapidez» del sistema de justicia; entre otras consecuencias enunciadas en múltiples estudios e investigaciones muchas de las cuales auspiciadas por los gobiernos.

    El aumento de pena y, por ende, la reclusión por largo plazo, en efecto, pueden proteger a la sociedad; sin embargo, el resultado es peor que el remedio. Nuestras cárceles no son organizaciones eficientes si se trata de modificar conductas desviadas: la teoría de asociación diferencial de Sutherland, por ejemplo, señala que encerrar a un individuo con una masa de personas que infringieron las normas en un mismo recinto (en las condiciones de nuestras cárceles) tiene un efecto adverso a lo esperado (cambio en la conducta); esta medida deteriora y rompe los lazos o vínculos sociales que pueda tener el privado de libertad con el mundo exterior; claro incentivo para la reincidencia. Además del aprendizaje de otras formas de violar las normas en algunos casos con agravantes, se suma de igual manera el estigma de ser ex presidiario, reduciendo al mínimo las probabilidades de reinserción.

    Una medida de este tipo en la población que nos ocupa: menores de 18 años infractores de la Ley Penal, en su mayoría carente de educación primaria, en condiciones de analfabetismo y con taras de un proceso de socialización con evidentes signos de violencia; en lugar de coadyuvar a la solución de un comportamiento, sería el elemento motivador para una profundización de la problemática y sus consecuentes secuelas en una sociedad carente de seguridad ciudadana efectiva.

  15. 17/03/2010 at 6:50 pm

    Lo que sí es cierto, es que vamos para peor… la delincuencia está creciendo y nadie la puede controlar.
    En estados unidos, a niños de 13 les pueden poner cadena perpetua y qué?

    No hay que defender tanto al gobierno, yo vote por ellos… sin embargo el tema de delincuencia no lo están manejando bien y PUNTO.
    Comenzando por el que han puesto de la PNC, alguien que ni puede hablar…

  16. 17/03/2010 at 6:51 pm

    Y es cierto, la educación no tiene nada que ver…
    Dos niños pueden ser vecinos en la campanera, tener hermanos mareros y papas bolos… sin embargo uno se dedica a trabajar dignamente y el otro se hace marero.

  17. 18/03/2010 at 5:09 pm

    El fenómeno es mundial y ha repercutido mucho más en los países como el nuestro. Las mafias están centralizadas en los países del primer mundo y ellos y sus compinches son los que estan haciendo plata con el caos que han creado, sino miren a Méjico, Guatemala, Honduras, Colombia, algunos países del Caribe y otros países del tercer mundo que están derrotados por la flagrante y constante criminalidad.

    Pero los verdaderos mafiosos y consumidores están en los países industrializados, donde el Capitalismo y la crecinte corrupción política y policiaca es indetenible ya que el dinero de las drogas hacen hablar hasta los chuchos.

  18. LUIS BERNAL
    18/03/2010 at 10:16 pm

    hunna tiene razón, el manejo es nefasto, malintencionado y diria hasta sospechoso, coincide con la discusión del aumento de las penas en menores, algo parecido a lo de Belloso en el 2006, un montaje bien hecho, igual si las aumentan, hay 4,5,6 potenciales jovenes que cometeran delitos en el fututo,las carceles no daran abasto.AHORA SERIA BUENO SABER SI LOS QUE APOYAN LAS PENAS SI ESTAN DISPUESTOS QUE SUS CASAS SIRVAN DE RECLUSORIOS O SI NO LOS GRANDES EMPRESARIOS QUE DEN SUS QUINTAS Y LUJOSAS CASAS PARA GUARDAR A TANTO CIPOTE, MEJOR SERIA QUE PAGUEN SUS IMPUESTOS Y SE INVIERTIERA EN EDUCACION,ESCUELAS DE MUSICA, TEATRO, ETC. EN FIN ESTO ES UN SHOW MEDIATICO ELECTORERO

  19. malatesta
    18/03/2010 at 10:20 pm

    QUE LA EDUCACION NADA TIENE QUE VER!! QUIEN ES ESTE MENTECATO,CABEZA HUECA QUE HA ESCRITO SEMEJANTE CABALLADA!!!! ANDA A COSTA RICA PARA PONER UN PAIS CERCANO, ABOLIERON EL EJERCITO HACE MAS DE 60 AÑOS Y LE APOSTARON A EDUCAR A SU GENTE, LOS PAISES NORDICOS(NORUEGA, DINAMARCA ,SUECIA ETC)LA CULTURA,LA EDUCACION, LA SALUD TIENEN MUCHO QUE VER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.