Sobre la política social del Gobierno

Sobre la política social del Gobierno.

Martes, 08 de Marzo de 2005.


Este lunes el Presidente de la República Antonio Saca, anunció con bombo y platillo su plan Redes Solidarias Como eje central del Plan de Oportunidades para todos. Lo novedoso del planteamiento es el hecho de que se pretende subsidiar con unos 15 dólares mensuales a las familias en situación de extrema pobreza.
En 1989, cuando el primer Presidente arenero tomó posesión, y comenzaron a implementar a raja tabla el modelo neoliberal, Los Subsidios fueron declarados anatemas, eran lo peor para la economía de libre mercado, eran ineficientes, distorsionaban la ley de la oferta y la demanda, eran generadores de corrupción, eran resultado de la demagogia populista. Por ello, en corto tiempo fueron eliminados uno a uno. Los subsidios satanizados desaparecían en las hogueras del libre mercado.
La izquierda tradicional reaccionó defendiendo los subsidios, los consideraban un excelente mecanismo de redistribución de la riqueza, negaban que fueran generadores de corrupción, señalaban que el pueblo moriría de hambre sin ellos ( especialmente cuando cerraron el IRA), hablaban de las inmensas bondades que tenían. Los subsidios deificados, eran subidos a los altares.
Fuimos pocos los que señalamos que los subsidios no son  malos ni buenos en si mismos. Pues los consideramos instrumentos de política social, que pueden ser usados de diferentes maneras y ellas determinan su eficiencia, su impacto y sus resultados. La clave es la gran orientación de la política social, esta puede determinar la necesidad o no de los subsidios, y según los resultados concretos que deseamos obtener, así los diseñamos.
En esos días, señalamos que lo que no tenía sentido eran los subsidios generalizados, que estos deberían ser focalizados. Si se subsidia la leche en general, todos se benefician, desde el humilde Juan Puchuruca hasta don Roberto Poma, pero el subsidio no garantiza que Juan Puchuruca puede comprar leche, por tanto terminamos subsidiando la lechita que se toma don Roberto Poma.
En cambio el subsidio focalizado llega al que lo necesita, Por ejemplo, si ubicamos una despensa con artículos de primera necesidad en un barrio humilde de Soyapango puede llegar mas efectivamente a los necesitados, si además un estudio determina quienes son exactamente los necesitados y se les da una tarjeta de racionamiento para comprar en la tienda (al estilo cubano, aunque les duela), seria aún mas eficiente el subsidio.
Ahora, después del anuncio Presidencial, los subsidios vuelven a ser buenos para la derecha, aunque todavía falta que opine la empresa privada, que ha sido subsidiada muchas veces por el Estado, pero públicamente se ha opuesto a estos. Lo mas seguro es que en los próximos días el coro de plumíferos de la derecha va a comenzar a felicitar al presidente por tan grandiosa decisión, Los subsidios van a comenzar a ser analizados como algo positivo.
En cambio la izquierda tradicional, se ha apresurado a rechazar el plan de Redes Solidarias, a considerarlo un simple recurso propagandístico con objetivos electorales, a señalar que no resuelve el problema de la pobreza en el país. No sería raro que el FMLN prohíba a los alcaldes que participen en ese plan.
Como decimos en El Salvador “se volteó la tortilla”. Los que antes rechazaban los subsidios, ahora los usarán como instrumentos de sus planes. Los que antes los apoyaban, ahora los van a rechazar. Lo único que ambos tienen en común, tanto antes como ahora, es la superficialidad en el análisis de los complejos problemas sociales que padecemos.
Este no es el momento de apoyar ni rechazar el plan Redes Solidarias. Es el momento de hacer preguntas y exigir respuestas. Es el momento de estudiar a fondo el plan y ver sus defectos y virtudes, para poder proponer modificaciones. Creo que nada perdemos si concedemos el derecho de dudar y preguntar. De la duda y la consulta puede ser que mas adelante tengamos elementos sólidos para hacer mas adelante un planteamiento serio que beneficie al país.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.