Salud, la batalla de intereses contrarios.

Con la ley de medicamentos y la reforma de salud impulsada por el gobierno de Mauricio Funes y el FMLN se están sentando las bases para reactivar un sector del gobierno que había sido prácticamente desmantelado por los gobiernos anteriores para favorecer los intentos de privatización, que habían sido detenidos por los mismos trabajadores de salud a inicios del nuevo milentio.

Como señalamos en el Post anterior sobre la reforma de salud como el armagedón salvadoreño, los enemigos del gobierno preparan una serie de acciones y medidas para boicotear todos los planes y de ser posible la reforma misma.

Este año han aparecido varios nuevos sindicatos en el Sistema Nacional de Salud que responden a intereses contrarios al ministerio y con la pantalla de la exigencia de un bono de 300 dolares están preparando una serie de conatos de huelga, tomas y otras acciones para desestabilizar el trabajo del ministerio.

En el campo de los grandes medios se publicita que los convenios de salud con Cuba son para traer contingentes de médicos cubanos que les quitarán plazas a los nacionales, lo cual es totalmente falso ya que estos médicos no serán un gran pagados por fondos del estado sino por la solaridad cubana y convenios con la OPS.

El negocio de las medicinas parece ser uno de los meollos de la cuestión porque, vale la pena repetir los ejemplos citados anteriormente y añadirles otros mas que han llegado a nuestro conocimiento:

1. La Eritropoyetina beta de 50,000 unidades cuesta en El Salvador 500 dolares y la distribuye exclusivamente Droguería Santa Lucía, lo que hace una relacion de 1 dolar por cada 100 unidades, pero en Cuba se fabrica y distribuye Eritropoyetina Alfa de 4,000 unidades a un costo de 9 dólares, lo que hace una relación de 444.44 unidades por dolar, lo que significa un ahorro enorme. Se menciona que el precio del medicamento local ha bajado en estos ultimos días a 300 dolares, es decir a una relación de 166,66 unidades por dolar, o sea para ponerlo en términos mas simples: El costo del fármaco en su version cubana es de 9 dólares, en El Salvador esa presentación se ha vendido a un equivalente de 40 dolares pero ahora ya «rebajado» llega a 24 dólares, que es el precio al que Laboratorios López vende actualmente la versión cubana que importa desde inicios de este año.

2. Digoxina Ampolla. que se compra a 2.20 por ampolla, mientras que Cuba lo comercializa a 0.70 centavos de dolar por ampolla. La digoxina es un medicamento que se usa para tratar algunos problemas del corazón como la insuficiencia cardiaca. La insuficiencia cardiaca ocurre cuando el corazón no puede bombear sangre lo suficientemente bien para suplir los requerimientos corporales

3. Fenoterol Ampolla inyectable, cuesta 6 dólares en el mercado local y cuba lo oferta a 1.70 de dolar. El fenoterol es un tipo de medicamento del tipo agonista beta adrenérgico, indicado para el manejo del asma por su capacidad para abrir las vías respiratorias a nivel de los pulmones.

4. Un Antihipertensivo (que no tengo a mano el nombre), se vende localmente a 20 dólares, pero en Ecuador se puede adquirir por 3 dólares.

Existen poderosos intereses en que las cosas se mantengan bajo el mismo esquema perverso de control sobre la comercialización de los medicamentos y por eso el boicot a la salud es una prioridad para los enemigos del gobierno.

 En los próximos días veremos con amplio despliege publicitario, las acciones de los trabajadores de Salud «peleando» por su bono de 300 dólares por medio de tomas, huelgas y otras acciones.

Be Sociable, Share!

7 comments for “Salud, la batalla de intereses contrarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.