La verdad y las mentiras sobre el #TPS para El Salvador

El 8 de enero del año 2018, la administración Trump anunció la cancelación del TPS para El Salvador con lo cual se daba un plazo de dieciocho meses para que dicha resolución fuese efectiva. Entonces el gobierno del FMLN, publicó que habían logrado una «ampliación de plazo por dieciocho meses», lo cual fue desmentido inmediatamente por mucha gente, incluido el entonces alcalde de San Salvador, Nayib Bukele que había sido expulsado del FMLN en octubre de 2017.




En ese momento quedó en evidencia que el FMLN estaba manipulando la noticia, usando palabras que no coincidían con la realidad, buscando edulcorar la píldora amarga que significaba la pérdida de un estado temporal de protección que había sido renovado ya varias veces, pero que terminaba con una transición que había sido fijada en dieciocho meses.

El 3 de octubre de 2018, la Corte Federal de Distrito del Distrito Norte de California prohibió al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) implementar o hacer cumplir las determinaciones para cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS) de Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador, mientras el caso continúa su curso en el sistema legal. Como resultado, el Departamento de Seguridad Nacional no podría cancelar el TPS de esos países mientras la orden judicial siga vigente.
En el caso Salvadoreño recientemente se extendió el plazo para el final del TPS por un año más, mientras se tiene una resolución definitiva.
Esto es una buena noticia a medias, para los salvadoreños que están amparados a este estado, porque les da un margen de respiro.

Esto se ha presentado en las redes sociales como un logro de la nueva gestión y así lo anunció el propio presidente de la república Nayib Bukele, obviamente por medio de tweet, que decía:




Pero la realidad es que lo que se ha brindado no es una extensión del estado temporal de protección y esto lo ha dejado en claro la Cuenta oficial del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en español en Twitter cuando aclaró lo que realmente significaba «la buena noticia».



Posiblemente la extensión del plazo de finalización se “logró” a merced de doblar la rodilla y convertirnos en el “tercer país seguro”, es decir en el tercer ladrillo del muro contra la migración, pero no se puede decir que sea realmente un logro de gestiones de negociación, sino mas bien una especie de propina por ser unos buenos chicos “cool”.

Aquí tenemos un caso bastante evidente del manejo de la noticia según la conveniencia, cuando fue el FMLN quien pretendía “engañar” a la población queriendo hacer ver una cancelación como una extensión de plazo, el entonces pre candidato presidencial, salió a desmentir tamaña mentira, pero hoy que ya tiene la banda presidencial, utiliza la misma artimaña mediática que más temprano que tarde es a su vez, desmentida por sus detractores.

Por eso dice la vieja sabiduría popular: “Arrieros somos y en el camino andamos…”


Be Sociable, Share!

4 comments for “La verdad y las mentiras sobre el #TPS para El Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.