La individualidad y la lucha por un mundo mas justo.

LA INDIVIDUALIDAD Y LA LUCHA POR UN MUNDO MAS JUSTO

El panorama subjetivo-objetivo

El intento de poner en orden las ideas asaltan cuando ve uno un mundo capitalista tan deshumanizado como en el que vive actualmente la humanidad; es entonces cuando uno piensa que lo mejor es darle tiempo al tiempo y tratar desde nuestra posición de seres efímeros que luchamos por entrar en una autentica sintonía con el universo que nos rodea, y dar de esa manera de alguna forma con la verdad y el bien. Lo peor sería dejarse llevar por el orgullo y la vanidad. Esa que ha sido tan criticada por los sabios y hombres de bien de todas las épocas. Lo mejor sería en este caso dejarse estremecer por lo profundo de una animosidad valiente y digna en la lucha por un mundo mejor. El individuo y las colectividades de todo tipo y genero deben soñar y luchar por esto, y la realidad entonces será la transformación de nuestro entorno de injusticia y pobreza, viendo al otro en tanto que otro como un prójimo o próximo, con el cual debemos convivir. Por que bien vistas las cosas, el orgullo y la vanidad no son mas que un fruto de los mas bajos afectos del alma humana.

Bajo estos afectos y efectos la conducta humana se vuelve por decirlo de alguna forma, mas habituada a sentir el egoísmo hacia los demás, al no compartir, o todo lo contrario a dar un paso hacia el “dar de si mismo”, es decir en la “mismidad” o en la “alteridad”, de esa forma se opta por el paso de la necesidad a la libertad. Y es que en alguna forma todo nos parece llegar de la ingenuidad con que miramos al otro o desde la misma perplejidad de su darse.

De esa manera, entonces salimos de la cotidianeidad a la historia. Un poco como lo que experimentaban los monjes de claustro en la Edad Media (acedía) a lo que experimentan los grandes lideres revolucionarios en su acción (apoteosis). Es ese, en el tiempo que transcurre el que no nos debe llevar a la deriva de nuestros propios destinos.

Todo lo contrario, el mejor sistema de cosas esta en la cultura insatisfecha del pueblo sometido a condiciones de vida degradantes, no solo por burguesías oligárquicas locales, si no además por poderes imperialistas mundiales que se aprovechan de la debilidad del pobre para explotarlo.

Por lo cual hay un síntoma de percepción en las mayorías empobrecidas de que se debe luchar por una verdadera emancipación.
Ese destino en el que los pueblos caen en la cuenta de su “conciencia absoluta” como colectividad de su salir mediante la lucha organizada adelante y alcanzar plenos derechos que les han sido arrebatados por estos poderes opresores, de manera tal que no les interponga una conciencia enajenada y desgraciada, que les implique en praxis el habito maestro de lo posible y la realidad.

Considerando que el sustrato mas inspirador es la misma sociedad civil, en sus aplicaciones mas inquietantes y exigitivas; no de los destinos ajenos si no del desarrollo y la paz misma tal como la piden los mas oprimidos. Sustancia a la cual hay que llamar como: el ímpetu de la vida anímica por la que se sostiene la historia. Si en algo se pone de manifiesto esta lucha es por lo considerable que tiene de fuerzas la conciencia histórica que lucha contra la alienación o del acercamiento a un “espíritu absoluto” (Hegel) con todas sus implicaciones lógicas, psicológicas y cronológicas, del “como” que se guarda a si mismo en la vida colectiva.

Como ya he mencionado ese destino de los pueblos no puede ser dejado al azar para eso existe una especie de “inteligencia sentiente” (Zubiri) tanto en las masas como en los dirigentes como sujetos de la historia y la cual se manifiesta dialécticamente en todos sus procesos.

La vida y la realidad son las grandes maestras de esa inteligencia y su acción, por la cual los pueblos van actuando cada vez mas de manera mas madura y experta. En esto es importante que le demos su lugar a todos los agentes de la sociedad y su historia, ya que todos contamos en este esfuerzo por construir sociedades mas justas y humanas. El sentido del “Ser” es el sentido en esta vía de lo mismo y de lo otro de la “mismidad” y de la “alteridad”.

Por eso es necesario poner en orden las ideas y de esa manera ponernos mas humildes, es decir, dejar a un lado el orgullo y todas las formas de vanidad superflua y egoísta, y darnos cuenta que nuestro potencial esta en la cooperación y todas las formas de colaboración entre todos los pueblos y sus agentes, autores y actores en la sociedad.

Puesto esto, de esa manera los pueblos y sujetos oprimidos y empobrecidos del mundo entero pueden derrotar a los grandes opresores de siempre y darse su propio lugar en la historia. Las grandes potencias imperialistas quieren y buscan de todas las formas posibles explotar y derrotar a esos pueblos. Nuestro potencial esta en la unidad contra esos enemigos, esa es una de nuestras fortalezas, la que nace de la mejor escuela de la vida (la misma praxis histórica de los pueblos) solo así podemos ir superando la explotación, marginación y pobreza a la que nos someten las grandes potencias imperialistas del mundo desarrollado y sus transnacionales y sus aliadas internas: las burguesías oligárquicas de cada país de la región Latinoamericana.

Es forzoso para el desarrollo de nuestros pueblos que desarrollemos todas las expresiones y formas de la cultura. Con esto no pretendo hacer un manifiesto político-económico cargado de frases filosóficas si no mas bien expresar por medio del destino histórico que nos ha tocado vivir en una región por siglos sometida como lo es América Latina, la autenticidad ante la historia que queremos alcanzar como pueblos.

Esto no significa aniquilar estas fuerzas, si no mas bien ponerlas en su justo lugar, para lo cual hay que realizar una lucha sin cuartel en la lucha política y cultural (kulturkampf) tal como la llaman los alemanes: en las ideas y en la organización social y económica, es decir una lucha en la totalidad de las realidades humanas y naturales.

Así llegaremos a sociedades verdaderamente democráticas y equitativas, esto es el ideal de sociedad socialista democrática post-capitalista.

Esto no es fácil en sociedades donde hay intereses muy fuertes de parte de las clases dominantes que realizan una explotación desmedida sobre el pueblo trabajador (las clases dominadas), quienes luchan y avanzan poco a poco en la reivindicación de sus derechos históricos.

Con el surgimiento en estas primeras décadas del siglo XXI, gobiernos populares de nuevo cuño a lo que algunos teóricos han denominado el socialismo del siglo XXI, con el cual han surgido nuevas izquierdas y nuevos movimientos sociales, los cuales buscan la auto-determinación, unidad y democracia de la región Latinoamericana frente al imperialismo.

Este socialismo a diferencia de los anteriores experimentos es menos dogmático que los anteriores ensayos como el extinto bloque soviético. Y este ahora se alza de una manera nueva para la humanidad tercermundista y marginada del capitalismo mundial, como una esperanza para las grandes mayorías empobrecidas de América Latina por el actual capitalismo neoliberal.

Esta lucha debe ser frontal, por cuanto las sociedades pobres y ricas existen de manera reciproca, es decir dialéctica entre los individuos o el individuo tomado en solitario como un ente que carece y las sociedades que ricas o pobres son las que contienen las riquezas o pobrezas para el caso de donde se este situado.

Por lo que los intereses son contrapuestos, esto es, entre las clases dominadas y dominantes, lo cual cual no una mera provocación contra los grandes intereses imperialistas, sino que es algo que hemos observado a lo largo de la historia del capitalismo (una constatación). Esto es vivimos en una época en que la existe una gran concentración de la riqueza en pocas manos y un empobrecimiento con las consecuencias de violencia a nivel mundial que esto conlleva como es el aumento de los conflictos internos y las guerras. Todo porque el capitalismo ha entrado en una fase de agonía.

A nivel interno en el país (El Salvador) existe desde tiempos ya lejanos una intensa lucha de clases, y mas recientemente, esto se ha transformado después de una intensa guerra civil que duro 12 años, (1980-1992) desde los Acuerdos de Paz la lucha se ha trasladado a las contiendas electorales desde la primera elección en que participo la ex-insurgencia (1994): el FMLN.

Desde entonces se han dado varias elecciones presidenciales (cada 5 años), de diputados a la Asamblea Legislativa y de alcaldías municipales (cada 3 años). Durante 20 años gobernó el Ejecutivo o Presidencia el partido ARENA quien representa orgánicamente a la burguesía oligárquica; en tanto el FMLN representa los intereses populares y de las clases medias ambas clases subalternas a la clase propietaria y dirigente.

Esto se ha dado en el plano político, pero en el aspecto o factor socio-económico existe una desigualdad que se puede contar como una de las mas altas del mundo según el coeficiente de Gini y la Curva de Lorenz (0.47 %) lo cual refleja una sociedad con una deformación clasista, plutocrática o oligarquizada en cuanto al reparto de la riqueza.

Los intereses de la oligarquía están desde que llego ARENA al poder con Félix Cristiani a la cabeza (1989) un rico agro-exportador del viejo modelo oligárquico, quien traslado sus intereses y su centro de poder al sector financiero, como parte del modelo de desarrollo neo-liberal que triunfo en el sistema capitalista mundial con la ofensiva neo-conservadora de derechas.

Como parte del modelo el país terciarizó su economía dándole mayor importancia al comercio y los servicios y le puso muy poco énfasis al sector productivo: industrial, agro-industrial, agro-pecuario (excepto cuando se trataba de las grandes empresas que eran de su propiedad o de las trans-nacionales de las cuales eran socios), fue un proceso de liberalización de la economía basado en la teoría del rebalse de los Chicago Boys que argumentaba que la riqueza se iba a derramar cuando el vaso de los propietarios de los grandes medios de producción se hubieran llenado de esa riqueza, entonces rebalsaría a los pobres.

Por esa vía esto siguió el camino de la privatización de los sectores estratégicos del país (Banca, Telecomunicaciones, Energía Eléctrica, Pensiones, Vivienda Popular, Granos Básicos), la desregularización o flexibilización del mercado de trabajo, el ajuste estructural de la economía (con lo cual se empobreció mas a los sectores medios y populares), la dolarización (con lo cual se privo de una política monetaria, cambiaría y económico-social, en la cual ellos argumentaban que la mejor política social es una buena política económica, eso antes de dolarizar o sea que nunca hubo una política social para paliar la pobreza, en un país ya con altos índices de esta) y los Tratados de Libre Comercio (TLC) con varias regiones especialmente México, los Estados Unidos y Centroamérica.

Lo cual nos convirtió en importadores netos de bienes primarios o industriales y en exportadores o expulsores de mano de obra barata hacia los Estados Unidos y otras partes del mundo con el consiguiente flujo de remesas que sostiene prácticamente la economía salvadoreña.

Con un panorama así es poco lo que se puede hacer en poco tiempo de gobiernos de izquierda si esta pretende transformar de verdad y radicalmente la situación de los sectores populares, de las clases medias y aún de sectores marginados de la misma burguesía. Con este panorama crítico objetivo-subjetivo, pasaremos a hacer un análisis mas edificante en el sentido filosófico de lo que es la individualidad en la lucha por ese mundo mas humano y justo que hemos denominado vagamente como socialista democrático y sus transformaciones necesarias en la dialéctica individuo-sociedad-historia.

Be Sociable, Share!

1 comment for “La individualidad y la lucha por un mundo mas justo.

  1. Juan D.
    04/02/2014 at 2:34 pm

    Mi opinión es que mientras la masa no se desprenda de las ideas liberales-individualistas, en cuanto a sociedad no necesariamente en cuanto a personas, en donde el yo sea más importante que el nosotros, vamos a estar tropezándonos con la misma piedra. Y nuestras izquierdas latinoamericanas no solo son flexibles sino que se han desnaturalizado al abrazar ideas supuestamente “reinvindicativas”
    Y desafortunadamente la masa solo entiende por el ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.