Herbert Danilo Vega y Ciudad Mujer, ¿Testaferro o adalid constitucional?

 ciudadmujer

El periódico digital “La Página” publica una nota este 20 de enero señalando que el abogado Herbert Danilo Vega interpuso el 20 de diciembre de 2012,  un recurso de inconstitucionalidad contra el nombramiento de la primera dama, Vanda Pignato  como Secretaria de Inclusión Social, argumentando que la Secretaría de Inclusión Social tiene un grado similar al de un ministro y que según las leyes de la república para ser ministro se debe ser salvadoreño por nacimiento y no tener nexos con funcionarios.

De ser cierto esto pondría automáticamente a las anteriores primeras damas en el mismo estado de inconstitucionalidad, pero extrañamente don Herbert nunca se había percatado luego de que durante 4 períodos presidenciales en que las primeras damas habían violado la constitución de la república, al ser esposas de los presidentes en funciones, que extraño.

Por otro lado la señora Pignato ha sido la más activa y exitosa Primera Dama que hemos tenido al revolucionar la atención gubernamental hacia la mujer con su proyecto insignia de Ciudad Mujer que le ha valido reconocimientos internacionales y que ha inspirado a otros países a imitar el ejemplo salvadoreño en materia de Inclusión Social.

La secretaría de Inclusión Social no tiene atribuciones de ministerio, ya que no tiene iniciativas de ley como los ministerios, ni es sujeta a interpelaciones de la Asamblea Legislativa entre otras diferencias, lo que si tiene la secretaría es un fuerte impacto social ya que el proyecto Ciudad Mujer busca garantizar los derechos fundamentales de las mujeres salvadoreñas, brindando servicios especializados como: salud sexual y reproductiva, la atención integral a la violencia de género, el empoderamiento económico y la promoción de sus derechos.

Este trabajo ha colocado a la Primera dama en el foco de atención mundial como una auténtica líder latinoamericana al punto que el periódico español El País la incluyó en la lista de los líderes mas influyentes del 2012.

Si el recurso del señor Vega fue aceptado o no por la Corte Suprema es algo que desconocemos, lo que si tenemos claro es que mas allá de la defensa de la constitución se advierten intenciones y motivaciones político partidarias por frenar un proyecto a todas luces exitoso y de beneficio para la mujer salvadoreña.

Así que cae bien la pregunta:

¿Herbert Vega, testaferro o adalid constitucional?

Be Sociable, Share!

10 comments for “Herbert Danilo Vega y Ciudad Mujer, ¿Testaferro o adalid constitucional?

  1. Juan D.
    21/01/2013 at 4:45 pm

    Como dijo un abogado en otro tema: “no será ético pero es legal” y para eso están las leyes, el “presidente” Funes debe curarse en salud y cambiar la ley, o darle un rango menor a ministra y que continúe con su trabajo, si se tiene la voluntad el rango no importa.

    • Mau
      21/01/2013 at 4:53 pm

      La secretaría de inclusión no tiene atribuciones ni rango de ministerio, por lo tanto la señora Pignato al ostentar el cargo de secretaria de inclusión, no está incumpliendo nada.
      La tal demanda ni siquiera debería ser aceptada, pero como abogados vemos, “constitucionalistas” no sabemos.

  2. Mau
    21/01/2013 at 4:48 pm

    El indudable que ese abogado es un simple testaferro, como lo fue el tristemente célebre Rafael Menjivar, que puso la firma en aquella nefasta y recordada campaña sucia y negra contra el candidato Schafick Handal en las elecciones del 2003, como recordarán, era una persona sin propiedades, ni fábricas, ni grandes negocios que pagó con “su dinero” una millonaria campaña difamando al candidato del FMLN, vinculándolo con la guerra, secuestros, uso de niños, muertes, cruces, luto y dolor, una campaña que costó millones de dólares, que “los pagó una persona de clase media”.

    Hoy usan a tipos muertos de hambre o fanáticos ideologizados para hacer lo mismo con programas y proyectos que no pueden atacar con argumentos válidos.

    Y todo esto viene fraguado con marca de ARENA, el partido neofacista tricolor.

  3. Lucano
    21/01/2013 at 5:06 pm

    PARTE PRIMERA

    Ese abogado está completamente equivocado porque no existe ningún vicio de inconstitucionalidad en el nombramiento de la señora Vanda Pignato como Secretaria de Inclusión Social. Veamos las cosas a la luz del texto de la “CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR DE 1983”, cuyo Artículo 159 nos dice lo siguiente:

    “Art. 159.- Para la gestión de los negocios públicos habrá las Secretarías de Estado que fueren necesarias, entre las cuales se distribuirán los diferentes Ramos de la Administración. Cada Secretaría estará a cargo de un Ministro, quien actuará con la colaboración de uno o más Viceministros. Los Viceministros sustituirán a los Ministros en los casos determinados por la ley.

    La Defensa Nacional y la Seguridad Pública estarán adscritas a Ministerios diferentes. La Seguridad Pública estará a cargo a la Policía Nacional Civil, que será un cuerpo profesional, independiente de la Fuerza Armada y ajeno a toda actividad partidista.

    La Policía Nacional Civil tendrá a su cargo las funciones de policía urbana y policía rural que garanticen el orden, la seguridad y la tranquilidad pública, así como la colaboración en el procedimiento de investigación del delito, y todo ello con apego a la ley y estricto respeto a los Derechos Humanos.”

    Si nos fijamos bien, esta disposición constitucional habla de “Secretarías de Estado”, las cuales son conocidas también en las leyes secundarias como “Ministerios de Estado”. El demandante ha confundido las “Secretarías de Estado” (encabezadas por un Ministro de Estado) con las “Secretarías de la Presidencia de la República” (conducidas por un Secretario de la Presidencia de la República). La confusión proviene del empleo de la denominación de Secretarías de Estado en lugar de Ministerios de Estado, aunque sean lo mismo, siendo así que la primera expresión, a diferencia de El Salvador, sí es ampliamente usada en otros países como México o Estados Unidos. Esto fue un grave error de técnica legislativa de la Asamblea Constituyente que aprobó en 1983 nuestra actual Ley Fundamental, pues decidió usar un nombre extraño a nuestra tradición jurídica y política; tanto es así que si seguimos leyendo el precepto constitucional citado arriba observaremos que en el segundo párrafo expresa que la Defensa Nacional y la Seguridad Pública estarán adscritas a “Ministerios diferentes” (en lugar de decir “Secretarías diferentes”), y debe advertirse que los dos últimos párrafos de esta norma constitucional fueron agregados mediante una de las reformas constitucionales negociadas en 1991 durante el proceso de diálogo que concluyó con la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

    Además de todo esto, si nos damos una vuelta por el Bulevar de Los Héroes y nos acercamos a las instalaciones del Ministerio de Hacienda, podremos observar en la pared anaranjada del edificio ubicado junto a la entrada vehicular que se encuentra a la orilla de dicha arteria capitalina esta inscripción:

    MINISTERIO DE HACIENDA

    SECRETARÍA DE ESTADO

  4. Lucano
    21/01/2013 at 5:08 pm

    PARTE SEGUNDA

    Ahora bien, el Artículo 160 de la Constitución, que habla de los requisitos exigidos para ser elegido como Ministro o Viceministro de Estado, dice así:

    “Art. 160.- Para ser Ministro o Viceministro de Estado se requiere ser salvadoreño por nacimiento, mayor de veinticinco años de edad, del estado seglar, de moralidad e instrucción notorias; estar en el ejercicio de los derechos de ciudadano y haberlo estado en los seis años anteriores a su nombramiento.”

    Y el Artículo 161 de la Constitución, añade estas prohibiciones:

    “Art. 161.- No podrán ser Ministros ni Viceministros de Estado las personas comprendidas en los ordinales 2o., 3o., 4o., 5o. y 6o., del artículo 127 de esta Constitución.”

    Y el referido Artículo 127 Ordinal 4º. de la Constitución, el único aplicable al caso de la esposa del presidente Mauricio Funes, expresa lo siguiente:

    “Art. 127.- No podrán ser candidatos a Diputados: 4º.- Los parientes del Presidente de la República dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.”

  5. Lucano
    21/01/2013 at 5:09 pm

    PARTE TERCERA

    Por otra parte, el Artículo 3, 28 y 46 del “REGLAMENTO INTERNO DEL ÓRGANO EJECUTIVO DE 1989” y sus posteriores reformas, con respecto a la distinción entre Secretarías de Estado (o Ministerios de Estado) y Secretarías de la Presidencia de la República, nos aclaran lo siguiente:

    “Art. 3.- El Presidente de la República, como máxima autoridad del Órgano Ejecutivo le corresponde dirigir, coordinar y controlar las acciones de las Secretarías de Estado y las dependencias de éstas, así como inspeccionar unas y otras.

    El Vicepresidente de la República lo sustituirá en los casos estipulados por la ley.”

    “Art. 28.- Para la gestión de los negocios públicos habrá las siguientes Secretarías de Estado o Ministerios:

    1) Ministerio de Relaciones Exteriores;
    2) Ministerio de Gobernación;
    3) Ministerio de Justicia y Seguridad Pública;
    4) Ministerio de Hacienda
    5) Ministerio de Economía;
    6) Ministerio de Educación;
    7) Ministerio de la Defensa Nacional;
    8) Ministerio de Trabajo y Previsión Social;
    9) Ministerio de Agricultura y Ganadería;
    10) Ministerio de Salud;
    11) Ministerio de Obras Públicas, Transporte y de Vivienda y Desarrollo Urbano;
    12) Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
    13) Ministerio de Turismo.”

    “Art. 46.- Las Secretarías de la Presidencia son unidades de apoyo destinadas al servicio de la Presidencia de la República para el cumplimiento de sus atribuciones y funciones y podrán implementar o ejecutar algunas acciones, siempre y cuando estén expresamente facultadas de conformidad al presente Reglamento. En caso de controversia sobre la interpretación de las atribuciones de las diferentes Secretarías, el Presidente de la República decidirá.

    Las Secretarías de la Presidencia actúan como órganos de coordinación con las Secretarías de Estado y con las restantes entidades adscritas al Órgano Ejecutivo.

    Las Secretarías de la Presidencia son las siguientes: Secretaría Técnica de la Presidencia, Secretaría para Asuntos Estratégicos, Secretaría para Asuntos Legislativos y Jurídicos, Secretaría de Comunicaciones, Secretaría de Inclusión Social, Secretaría de Cultura, Secretaría Privada y Secretaría para Asuntos de Vulnerabilidad.

    Cada Secretaría se organizará de conformidad a las disposiciones de su titular, considerando las necesidades del servicio que prestan.”

    Así pues, vemos que la señora Vanda Pignato, por ser la esposa del Presidente de la República y ser salvadoreña por naturalización nunca podría ser Ministra o Viceministra de Estado; pero como la actual Primera Dama no es ninguna “Ministra de Inclusión Social”, sino la “Secretaria de Inclusión Social”, no existe ninguna violación a nuestra Ley Suprema con su nombramiento.

    Por consiguiente, por advertirse que la pretensión del demandante está basada en una simple inconformidad con el acto señalado y no por una violación a la normativa constitucional, la Sala de lo Constitucional debe declarar improcedente la demanda de inconstitucionalidad presentada por ese abogado en contra del nombramiento de la señora Vanda Pignato como Secretaria de Inclusión Social y archivar el proceso de forma definitiva.

    • Exgetal
      21/01/2013 at 8:50 pm

      Gracias por la aclaración, resulta muy esclarecedor y didáctico.

  6. Rentel
    22/01/2013 at 11:41 am

    ¿Está la mano de Quijano en esto?

  7. Raúl Fuentes
    22/01/2013 at 1:49 pm

    Claro que está que no te quede la menor duda y de toda ARENA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.