Cementerio clandestino en San Miguel. Contrapunto

El periódico digital Contrapunto publica una nota epeluznante sobre la existencia de un cementerio clandestino en el corazón de San Miguel, precisamente en la ubicación de lo que en los años ochenta eran las instalaciones de las ahora extintas Policía Nacional y Policía de Hacienda y que actualmente conforman un parqueo de la municipalidad migueleña y locales de diferentes negocios.

El periódico recoge el testimonio de tres presuntos ex miembros de las fuerzas militares que se identifican como alfa, beta y omega los cuales relatan con lujo de detalle las barbaridades que ahí se realizaban con los acusados de pertenecer a las fuerzas guerrilleras.

Al parecer el alcalde migueleño Wil Salgado conoce sobre la existencia de dichos cuerpos bajo el parqueo municipal y los dueños de los locales de la zona son familiares y ex-miembros de las fuerzas que ahí torturaron y mataron hombres, mujeres y niños.

«Yo entré a la policía en 1980, estaba destacado en Santa Ana, pero a los seis meses me trasladaron a San Miguel. Aquí empecé a trabajar para la S2, para el escuadrón de la muerte, en las noches salíamos a sacar a mucha gente de las casas: profesores, estudiantes, mujeres de los mercados, hombres, de todo. Todo el que estuviera en una lista que nos daban, lo íbamos a traer y a muchos los matamos adentro de la policía, allí mismo los enterramos. Si empiezan a escarbar van a encontrar a todos esos muertos»

Es el testimonio de uno de ellos, al cuestionarseles porque hasta ahora confiesan dicen lo siguiente:

«Porque estamos arrepentidos, le hemos pedido perdón a Dios y queremos que si alguien perdió un familiar en San Miguel, durante la guerra, que sepan que es probable que esté enterrado en ese parqueo— responde Alfa.

 —Además como cristianos queremos sacar esta pena que llevamos— dice Beta.

 —Los tres vamos a la misma iglesia y ante Dios, que lo que hicimos en el pasado fue porque no sabíamos lo que hacíamos, hoy estamos arrepentidos —agrega Omega con quiebre en la voz.»

Luego en el marco de la misma investigación, presentan el testimonio de sobrevivientes al sitio que narran los horrores que vieron y que ahora viviendo en otro pais, aún temen volver a su tierra natal.

Termina el reportaje con el cuestionamiento que hacen al ahora retirado General Mauricio Ernesto Vargas quien era el comandante de la Tercera Brigada de Infantería en San Miguel en los años 1989 a 1991, El General Vargas niega que haya existido el aval oficla de «prácticas institucionales para  asesinar y desparecer a los opositores políticos».

Sin embargo añade:

“No niego que individualmente alguien pudo cometer excesos, pues estábamos en tiempo de guerra”.

“Me espanta saber que esas cosas están allí como están, sin saber cómo se hicieron, quién lo pudo haber hecho y qué medidas hay que tomar para que no vuelvan a suceder”.

El reportaje del periódico digital Contrapunto es revelador y saca a la luz algo que era un secreto a voces en la capital de oriente, San Miguel, destaca los oscuros secretos que don Wil Salgado tiene y lo mas negro de la terrible época que nos tocó vivir.

http://www.contrapunto.com.sv/index.php?option=com_content&view=article&id=3914:noticias-de-el-salvador-contrapunto&catid=95:derechos-humanos&Itemid=122

Be Sociable, Share!

6 comments for “Cementerio clandestino en San Miguel. Contrapunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.