24 de marzo, día Nacional de Monseñor Romero

 

losmiserables

Año con año desde su muerte a manos de fuerzas oscuras ligadas al gobierno de la República de El Salvador y al Ejército Salvadoreño, la fecha del la muerte de Monseñor Oscar Arnulfo Romero mientras oficiaba una misa en la capilla del Hospital Divina Providencia, se ha conmemorado la fecha en que Monseñor Romero pasó a la inmortalidad.

Su legado es de tal magnitud que el 1o. de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución II 65/451, proclamó el 24 de marzo como :

Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

El propósito del Día es el siguiente:

  • Promover la memoria de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos y la importancia del derecho a la verdad y la justicia;
  • Rendir tributo a quienes han dedicado su vida a la lucha por promover y proteger los derechos humanos de todos y a quienes la han perdido en ese empeño;
  • Reconocer en particular la importante y valiosa labor y los valores de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, de El Salvador, quien se consagró activamente a la promoción y protección de los derechos humanos en su país, labor que fue reconocida internacionalmente a través de sus mensajes, en los que denunció violaciones de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables y su dedicación al servicio de la humanidad, en el contexto de conflictos armados, como humanista consagrado a la defensa de los derechos humanos, la protección de vidas humanas y la promoción de la dignidad del ser humano, sus llamamientos constantes al diálogo y su oposición a toda forma de violencia para evitar el enfrentamiento armado, que en definitiva le costaron la vida el 24 de marzo de 1980.

 

En El Salvador durante los inicios del mes de marzo del año 2010, la Asamblea Legislativa aprobó declarar la fecha del 24 de Marzo como “Día Nacional de Monseñor Oscar Arnulfo Romero”, el decreto se aprobó con 56 votos, ya que la fracción de ARENA, por obvias razones, no votó a favor del mismo.

Para arena este día es amargo, pues se recuerda en forma oficial que el principal sospechoso de ser el asesino intelectual de Monseñor Romero es el mismísimo fundador de su partido, el mayor Roberto Dabuisson, de ahí el tipo de legado que nos deja ARENA, el tipo de gente que es.

Pendiente está el proceso de canonización de Monseñor Romero ya que sería otro golpe durísimo para los ARENEROS propietarios, puesto que mucho de ellos presumen de su religiosidad, y tendrían que tragarse en santo que no es de su devoción, pero la figura de Monseñor la han politizado tanto desde la izquierda que dificulta el desarrollo del proceso, sin embargo para muchos, “San Romero de América” ya es parte del santoral católico, si importar lo que el Vaticano diga.

Monseñor Romero, denunció los atropellos y abusos que nos llevaron a la guerra civil en una espiral ascendente que lo arrastró como víctima por ser la voz de los que no tenían voz, las cosas han cambiado un poco desde entonces, pero a pesar de los magros logros que se han tenido en materia social, persisten las mismas estructuras de injusticia social que nos llevaron al conflicto, es deber de los salvadoreños no permitir que quienes nos avocaron a la guerra regresen al poder, exigir a los gobiernos cambios mas profundos y duraderos para lograr tener la patria que todos queremos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.