Salud y educación, entre la precariedad y el despilfarro

 

El presupuesto de educación en El Salvador es de los mas bajos de Centroamérica, posiblemente sea el mas bajo, sin embargo es bastante grande, comparado con el de otras carteras del estado salvadoreño.

Similar situación se vive en e el Ministerio de Salud, que al igual que el de Educación, cuentan con los porcentajes mas altos del presupuesto nacional y aunque hay grandes y buenas intenciones de mejorar todos los servicios que ambas carteras manejan, los resultados son magros y poco perceptibles.

El principal problema lo constituye la enorme carga patronal que está abultada en la parte administrativa y poco alimentada en la operativa, es decir que el personal que está en el campo, batallando día tras día con un presupuesto que apenas les da las condiciones mínimas para operar y subsistir, tiene sueldos que muchas veces llegan al estado de precariedad, lo que significa que hay médicos graduados ocupando plazas de Servicio Social, profesores con sueldos de eventuales y muchos que son pagados por las propias comunidades de las escuelas públicas, mientras abundan “secretarias de la dirección”, “Asesores jurídicos”, “consultores administrativos” y otros con cargos aún mas oscuros que muchas veces tienen actividades y responsabilidades mínimas cuyos sueldos superan a los de un médico que sí está trabajando duramente para recibir apenas una compensación de estudiante de medicina o un subsidio de auxiliar de profesor.

En estos ministerios se pueden ver secretarias o colaboradores que vienen de gestiones anteriores, que entraron ganando el tope del escalafón correspondiente y que gracias a los incrementos anuales de su respectivo escalafón, han llegado a ganar sueldos mayores a los de otros profesionales que tienen mayores competencias y grado académico, que además tienen que trabajar duramente para recibir un sueldo apenas suficiente para sobrevivir.

No existen manuales de funciones, perfiles de puesto, manuales de procedimientos, procesos de evaluación del desempeño, apenas se están iniciando estos conceptos básicos en los Ministerios con la resistencia de quienes se verán afectados por una normalización de la carrera pública, cosa que tampoco está funcionando.

Tal parece que las oficinas administrativas de los Ministerios eran una minita de empleos para los parientes y amigos de los funcionarios que consumen un gran porcentaje del presupuesto anual en salarios y prestaciones y que al ser “blindados” estos puestos por ARENA y GANA al inicio de la gestión de Funes, se han mantenido ahí, vegetando, reptando y emponzoñando el ambiente laboral, como lo manifiestan algunos “recién llegados” que iban con otra mentalidad, para toparse con toda una estructura que atrasa, entorpece y ralentiza todo el trabajo que se quiere realizar.

Pero hay que hacer notar que bajo el nuevo gobierno, no todos los nuevos funcionarios llegaron con la mentalidad renovadora de hacer trabajar al estado, sino que en muchas formas se mantuvieron las viejas prácticas de nepotismo y clientelismo con gente sin las competencias ni la disposición para ocupar los puestos que tienen y cuyo único mérito a veces es ser pariente de Don Diputado o amigo de con Vice ministro, absorbiendo recursos que estarían mejor empleados en los ECOS, en las escuelas rurales.

Hay varias escuelas que sobreviven gracias a las gestiones de los propios padres de familia que mediante actividades económicas vecinales, logran fondos para pagar algunos servicios básicos o profesores que cubran las necesidades reales de la comunidad.

El presupuesto de la nación es pobre, pero bien administrado y repartido haría una gran diferencia en los servicios prestados, como un ejemplo de esto podemos ver que el ministerio “niño símbolo” de la corrupción ARENERA actualmente es un modelo de buen funcionamiento e inversión; hablamos del Ministerio de Obras Públicas, que dirigido por Gerson Martínez, ha sido alabado hasta por gente de la derecha. Yo he escuchado a sinceros enemigos del FMLN hablar muy bien de la gestión de Gerson.

Los ministros de Educación y Salud son personas muy capaces, preparadas, honestas y sensibles, igual se puede afirmar de los viceministros de ambas carteras pero no han sabido limpiar su casa y el proceso de estructuración funcional interno apenas comienza y no avanza con la velocidad que debería, mientras tanto profesores, médicos y enfermeras hacen lo que pueden con lo que tienen a mano, repletos de necesidades y carencias, muchas veces mal pagados y con la incertidumbre de no estar en la planilla salarial permanente de sus ministerios.

Be Sociable, Share!

8 comments for “Salud y educación, entre la precariedad y el despilfarro

  1. raul fuentes
    17/07/2013 at 1:31 pm

    El problema es crónico y mas con el blindaje que dejaron los de Arena y Gana peor porque se sienten seguros, y a los recién llegados los ven mal, así es que se necesitaría limpiar a fondo y eso solo lo puede hacer otro gobierno que llegue con conciencia social de los problemas que mas aquejan al país. No olvidemos que la crisis presupuestaria es resultado de la crisis fiscal, de la elusión de los grandes empresarios y de su patrimonialismo y cleptocracia como bien dijo Gerson Martinez en una entrevista. Eso no nos debe quitar de vista que la lucha por el socialismo continua.

  2. Romel
    17/07/2013 at 6:22 pm

    Esto se ve descaradamente en el MINSAL, hay unas colaboradoras y secretarias que ganan mas que sus jefes porque entraron ganando al tope salarial y por el escalafón han ido subiendo anualmente.
    Es toda la parte administrativa que la jefe es una maitra prima de una chera que estuvo en un rollo de corrupción en el MINSAL, 100% arenera.

    • mau
      18/07/2013 at 8:10 am

      Esas cosas son las que no se entienden, cómo se permite que siga esta gente y se tienen personas mas capaces y preparadas bajo contrato, mientras estos parásitos tienen la plaza fija.
      Por eso debe mantenerse el FMLN para que terminen de hacer lo que apenas han comenzado y los ministerios respondan bien al pueblo que es a quien se deben, y no a servir a intereses de la derecha cavernaria.

  3. Juan D.
    18/07/2013 at 8:28 am

    Hay que ser muy ingenuo para pensar en blindaje de personas que no hayan sido pactados por el mismo FMLN, cuando ellos mismos han metido a 20,000 empleados nuevos en el gobierno, muchísimos asesores y recien graduados con sueldos de más de $2,000.

    • raul fuentes
      19/07/2013 at 3:10 pm

      Bien Juan D. con tus comentarios de derecha.

      • Juan D.
        19/07/2013 at 4:07 pm

        Ser del lado que sea no implica estar ciego, o que el fanatismo me impida discernir.
        En otros comentarios he demostrado plenamente que derecha nada que ver.

  4. pacohuezo
    19/07/2013 at 9:02 pm

    Muy bien Juan D. cuando tus comentarios sean con verdadera conciencia social y no reflejen que sos uno de los que se esta sirviendo con la mejor cuchara en este NUESTRO gobierno y estés contribuyendo a hundir al FRENTE cupulero, no a la izquierda con verdadera conciencia social y que queríamos y esperábamos un verdadero cambio, sos derechista; si sos un funcionario de este gobierno que solo dice si a todo sin conciencia critica, si tu hija anda de edecan como miles en algún ministerio, o tus hijos tienen una plaza que la obtuvieron sin méritos dejando de lado a otros mas capaces, si volteas a ver a otro lado cuando la corrupción sigue, si te le cuadras a los militares, si aceptas el indigno sueldo que les pagan a los de los ECOS, si te quedas callado viendo los grandes sueldos que se estan repartiendo en el Órgano Judicial mientras los pobres profesores solo sueñan que un día sera y las escuelas en que trabajan se caen a pedazos, si te quedas callado sabiendo que los cupuleros estan comprando grandes extensiones de tierra, si le aplaudís al moderno y egolatra Volteire que tenemos en la asamblea y que esta causándole tanto daño al FRENTE SOS DE IZQUIERDA. » y cual es el problema no los areneros lo hicieron durante 20 años».

    • Juan D.
      19/07/2013 at 10:31 pm

      Tengo de no trabajar con el gobierno más de 20 años y vivo de mi propio trabajo, participé en lo que tuve que participar y nunca me he quedado callado, y eso me costó muchas cosas, aún así he seguido aportando y colaborando CON LA IZQUIERDA porque creo y vivo con este pensamiento, y no creo en caudillismos ni mesías, así que hablar por hablar sin conocer y atacar por apariencias es de lo peor que una persona que se dice ser de izquierda. Bueno no, peor es defender este gobierno que quiere encubrir su inutilidad, inoperancia y servilismo con el gran empresariado con cambios sociales cosméticos, deuda y clientelismo político, y no sienta las bases verdaderas de la sociedad con la actualización de leyes laborales, económicas, impostivas, o soñando, cambios constitucionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.