La Universidad de El Salvador: ¿virtual o real? Parte 2

…Continuación

Por Francisco Quintanilla

Mediante la investigación científica la universidad debe producir conocimiento científico, sobretodo conocimiento científico que de soluciones a los grandes problemas que padecen los pueblos latinoamericanos; este conocimiento enriquece dinámica y constantemente la docencia y permite que la universidad tenga la capacidad de proyectar soluciones a los grandes problemas estructurales que padecen las sociedades latinoamericanas, y no sólo proyectar, sino que también contribuir a que dichas soluciones se ejecuten mediante la formación de ejecutores, es decir, mediante la formación de profesionales en todos los órdenes, que sean cada vez más capaces y eficaces para la materialización de las soluciones científicamente propuestas por la universidad.

Pero si una universidad ubicada, inserta en países empobrecidos, su accionar se ha reducido a ejecutar una simple docencia, y no realiza investigación científica como la que países empobrecidos necesitan y exigen que la universidad realice, esa docencia es no sólo una deficiente docencia, sino que también una peligrosa docencia, ya que mediante este tipo de docencia se discapacitada o incluso se incapacita a los nuevos “profesionales” y los desorienta en su quehacer comprometido con las mayorías empobrecidas.

Si también no se realiza investigación científica, la proyección social que la universidad debería impulsar, y mediante la cual debería proyectar la verdad científica en forma de soluciones a los grandes problemas estructurales que las sociedades empobrecidas padecen por imposiciones históricos estructurales, se reduce a un simple servicio social o a una simple extensión universitaria.

Veamos cómo es que va ocurriendo esto de una docencia desnutrida, de una docencia equivocada, de una mala docencia. Esta ocurrencia de este tipo de docencia va derivando de la inoperancia, de la falta de creatividad, de la falta de compromiso, de la falta de claridad de lo que es o debe ser una universidad que está inserta en países empobrecidos como los latinoamericanos, e incluso de la falta hasta de valentía de los que dirigen una institución de educación superior como la Universidad de El Salvador para impulsar políticas institucionales de investigación científica que tengan como propósito construir soluciones científicas a los grandes problemas estructurales que la sociedad salvadoreña padece.

Pero esta inoperancia no sólo deriva de las autoridades universitarias, sino que también de la docencia, de los docentes universitarios que en ella trabajamos.

Si bien es cierto, que no todos los docentes que trabajan en la UES deberán dedicarse a hacer investigación científica desde su especificidad, buena proporción de ellos que tengan vocación y capacidad para realizar investigación científica deberían de hacerla, sin embargo hay que reconocer, aparte de algunos esfuerzos investigativos de parte de una porción reducida de docentes, la inmensa mayoría no les interesa embarcarse en esta ingente tarea universitaria, ni siquiera le interesa hacer cuestión de la realidad, no les interesa cuestionarse sobre los grandes problemas medioambientales, económicos, sociales, culturales, políticos que padece la nación salvadoreña.

Por consecuencia de la UES, de sus autoridades y de sus docentes en los últimos 30 años no han surgido, no se han producido soluciones científicas a todos esos grades problemas. Las preguntas científicas que los docentes deberían de hacerse, así como las respuestas científicas que deberían de dárseles son sustituidas por preguntas importantes, pero existenciales como son: ¿cuándo se firmaran planillas? y ¿cuándo van a pagar?, preguntas y respuestas que lo único que indica que los docentes y autoridades universitarias su existencia humana ha sido reducida únicamente a su dimensión orgánica, a su dimensión biológica, más su espiritualidad que es la propiamente humana ha queda reducida a una biologicidad.

Desde esta reducción bilógica de las autoridades universitarias y de su docencia, es imposible que la universidad pueda cumplir el papel de descubrir, construir, comunicar y concretizar la verdad científica desde y para la realidad salvadoreña que le circunda.

Grandes problemas medioambientales, económicos, sociales, culturales, educativos, productivos y en salud van y vienen, y la UES parece inmune, insensible a esos grandes problemas. En esa inmunidad y alejamiento de la UES, va construyendo esta institución una realidad imaginada, una realidad inexistente, auto marginándose de su participación en la construcción de soluciones científicas a los grandes problemas estructurales que afectan a la inmensa mayoría de salvadoreños.

En este alejamiento progresivo de la universidad de la realidad que le circunda nacional, regional y mundial, en esa misma medida progresivamente se incapacita, se anula su especificidad académico-científica para buscar y construir la verdad científica, y por tanto, se desarrolla su incapacidad para comunicar la verdad científica y su concretización histórica.

Algunos intentos de investigación científica, por ejemplo los intentos que han derivado del Centro de Investigación Científica (CIC.UES) desde su creación no han logrado hacer de lo que producen “científicamente” que se convierta en una palabra universitaria que le permitan a la UES convertirse en una institución que sea reconocida a nivel nacional e internacional como una institución con capacidad de construir y de proponer soluciones a los grandes problemas que están cercenando la vida, la existencia de la población salvadoreña.

Una de las tantas razones del no crecimiento y desarrollo del CIC-UES desde su creación en la época de la Rectora María Isabel Rodríguez, ha sido su incapacidad de lograr integrar lo científico con la dimensión política de la ciencia y con la dimensión política de la universidad, lo que ha impedido que la universidad pueda insertarse científicamente y con eficacia en el escenario nacional y peor aún en el escenario internacional.

También es importante la característica principal que han asumido otros accionares investigativos de otras estructuras al interior de la universidad, y es que han pretendido hacer investigación científica siguiendo los modelos y horizontes europeos, estadounidenses o japoneses, entonces resulta que esta forma de proceder para desarrollar la investigación científica es inapropiada, ya que pretender, seguir no sólo este tipo de modelos sino que también este tipo de caminos, jamás por una parte alcanzaríamos el desarrollo científico que este tipo de países han alcanzado, y por otra, la historia ha demostrado hasta el rebalse que la ciencia de estos países lejos de contribuir a la liberación del ser humano lo han esclavizado más, que lejos de contribuir a que los países empobrecidos alcancen estándares de desarrollo humano dignos y dignificantes los han hundido más, que lejos de contribuir a la conservación de este planeta han contribuido aceleradamente a su destrucción.

Entonces, ¿por qué seguir con esos modelos? o ¿por qué seguir transitando en esas veredas?, dice el saber popular que el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra el ser humano, es imprescindible que universidades como la Universidad de El Salvador hagan un alto reparador de estos intentos, y se oriente por la brújula de los clamores de los pueblos latinoamericanos, de impulsar investigación científica que contribuya a resolver los grandes problemas que los abanten y que contribuya a su liberación de lo que los esclaviza y que contribuya a salvar este planeta, ya que salvando el planeta también se salva el ser humano y todo lo que él hay de vida.

Hasta ahora se ha abordado en términos generales sobre lo que es el quehacer de las autoridades y los docentes de la universidad, lo que es y lo que debería ser, es necesario también plantear la situación del quehacer de otro sector importante al interior de la universidad, es decir, del sector estudiantil organizado y no organizado.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.