Ideas para la seguridad pública. Parte III

Retomando el tema de la seguridad pública y ante las críticas a las posiciones contrarias al incremento de penas para los delincuentes menores de edad, recordamos el debate al respecto y resaltamos que algunos esgrimen la trampa argumentativa de forzar la paradoja de la posibilidad de víctimización del detractor al aumento de las penas con cuestionamientos como el siguente:

¿Que pasaría si el asesinado fuera tu hijo? que puede ser sustituido por (madre, novia, esposa o cualquier otro ser amado)

Es lógico pensar en la respuesta emocional y de nuestra sangre de padre, esposo o hijo que gritaría inmediatamente ¡Venganza!, ¡Justicia por mi propia mano! y un sinnúmero de respuestas emotivas naturales y lógicas ante un hecho que nos hiere profundamente.

Sin embargo la venganza aunque deje un dulce sabor, y en cierta medida satisfaga parte del conflicto emocional causado por un crimen, no soluciona el problema, pues inicia una espiral de violencia cada vez mas grande e imparable.

La consigna «A mas represión…mas lucha», no solo es válida para los grupos revolucionarios opuestos a cualquiér régimen, sino que para todo grupo que se considere marginado de la sociedad, la represión solo traería recrudecimiento de la violencia y de la criminalidad.

Unidos en la lucha Bro..

El aumento de penas, aunque es una medida efectiva que en cierto modo se vuelve disuasiva para el infractor, en realidad no tiene la suficiente contundencia como para reducir o eliminar el problema.

Los que defienden el aumento de penas recurren a consideraciones de prevención o disuasión del delito pero debemos dejar en claro que debemos entender que entre la parte especulativa del argumento y la posterior verificación estadística del efecto disuasivo existe una tendencia a desfavorecer a los defensores de estas tesis eminentemente represivas, pero que sin embargo a pesar de los datos en contra, se aferran al uso de la falacia naturalística para justificar esta posición. En otras palabras la estadística demuestra que estas medidas represivas por sí mismas no resuelven ni disminuyen el problema y eso lo podemos verificar en paises en donde las condenas son fuertes e incluso tienen pena de muerte, el delinto no disminuye por esta razón.

Lo cierto es que para el criminal, ya sea mayor o menor de edad, da lo mismo que sobre su cabeza pendan siete años de encierro que cuarenta o incluso una pena de muerte, el potencial criminal siempre va a delinquir si está conciente de que no lo atraparán o que aunque lo hagan (atraparlo); lo dejarán en libertad.

¿La "Justicia" en El Salvador?

Por esta razón si nuestro sistema de justicia es vulnerable y propenso a fallos e ineficiencia, aumentar las penas tendrá el mismo efecto sobre la criminalidad y homicidios que tuvieron las Manos Duras o Super Duras.

Antes dijimos que todo plan de seguridad para que sea efectivo debe basarse en tres pilares fundamentales.

1. Aplicación efectiva de la justicia

2. Prevención de las causas del crimen

3. Rehabilitación de los infractores

 

El primero es el mas urgente por asegurar, ya que asegurando una rápida, implacable y efectiva justicia para el delincuente, es que se puede crear un efecto realmente disuasivo en los potenciales criminales, si tuvieramos presos, juzgados y condenados a los corruptos y delincuentes que han desfilado durante los diferentes gobiernos anteriores y si no existiera la larga lista de  crímenes impunes que tenemos y que incluyen desde políticos y funcionarios hasta millonarios y marginados, pasando por policías, sacerdotes, pastores, profesores, militares, insurgentes y un enorme e interminable etcétera, ya tendríamos una situación diferente a la actual.

Si no hubiera percepción de impunidad ante el crimen cometido, los delincuentes serían mas persuadidos de no cometer un ilícito, que si estuviera vigente la pena de muerte.

La prevención y rehabilitacion son muy importantes también pero sus resultados son a mediano y largo plazo, aunque no por esto deben dejarse de lado ya que con excelente aplicación de justicia pero poca o ninguna prevención, lo que tendremos será cárceles llenas de delincuentes, porque aunque sean apresados, detras vienen nuevas generaciones de criminales en formación, por los errores en materia de prevención del delito y aseguramiento de la juventud.

- ....Aquí ya no cabe nadie maaaas.........! -Hagan espacio que ahi les van 300 nuevos compañeros

Ante las cárceles llenas lo mejor es un proceso eficaz de  rehabilitación para quienes puedan ser rehabilitados, es lógico que habrán algunos criminales que definitivamente podemos afirma que ya no tienen «remedio», pero muchos jóvenes delincuentes sí tienen esperanza y no debemos olvidar que una rehabilitación eficaz es la que cambia al individuo no la que lo libera por haberse portado bien durante la reclusión, este tema de la rehabilitación es complejo y requiere muchísimos recursos, creo que difícilmente puede ser abordado si antes no se trabaja con los dos primeros: Represión efectiva del delito y Prevención del mismo.

Pero si se lograra al menos asegurar los dos primeros pilares mencionados, veríamos mejores resultados a corto y mediano plazo que los que vamos a tener, con el simple aumento de penas para los menores de edad.

En materia de prevención existen muchas instituciones y personas capacitadas ampliamente en el tema, lo que se necesita son recursos, voluntad y paciencia ya que la prevención ofrece resultados a mediano plazo al quitar el principal alimento a las maras y el crimen organizado, es decir a los jóvenes, pero para eso hay que agarrar a las generaciones que están en formación desde ya y esperar resultados al cabo de varios años con una disminución de jóvenes delincuentes porque fueron apoyados y arrebatados de las garras del crimen desde niños.

Esto involucra muchos y profundos cambios sociales y económicos que deben realizarse aunque la extrema derecha chille y haga pataletas, porque solo asegurando una vida digna para las mayorías tendremos una juventud que no necesite del crimen para sobrevivir.

Desconozco a profundidad el plan antidelincuencial que presentó el gobierno, pero creo que trata de asegurar partes del primer pilar y del segundo, pero sin darle la prioridad debida al refuerzo de la aplicación efectiva de la justicia que requiere cambios profundos en la PNC (empezando por su director), el aparato judicial, eliminando los puntos ciegos de las leyes para evitar las «salidas legales» y «sobreseimientos por fallas técnicas» de criminales, es decir que se trata de un trabajo integral de casi todas las fuerzas del estado para asegurar que todo delincuente reciba su castigo.

No veo mucho empeño en este sentido dentro del plan del nuevo gobierno pero como dije antes, no lo conozco a profundidad y espero equivocarme, pero si debemos estar claros que todo esfuerzo es bueno y debe ser apoyado para eliminar este flagelo a la sociedad.

Pero leyendo los periódicos y darme cuenta de que el propio presidente Funes dice que «No le interesa perseguir corruptos«,  me parece un muy mal mensaje a la población, ya que está diciendo que a un corrupto solo se le va a despedir y que goze de su retiro dorado con el producto de lo que se ha robado, pero le recuerdo al señor presidente que uno de sus principales puntos de su discurso de toma de posesión, era el combate a la corrupción.

«Errar es humano, pero evitar el error es, igualmente, un atributo de todos los hombres y todas las mujeres. Y evitar el error comienza por no hacer lo que algunos ya hicieron mal en este país: gobernar para pocos, ser complaciente con la corrupción,  temer y  ser cómplice del crimen organizado, pactar con el atraso en todas sus formas de expresión.» Mauricio Funes.

No perseguir a los corruptos lo convierte en cómplice señor presidente.

Si existe delito, debe existir castigo, solo esa certeza en la población disminuirá el crimen.

Be Sociable, Share!

7 comments for “Ideas para la seguridad pública. Parte III

  1. Carlos
    18/03/2010 at 11:02 am

    Y entonces el gobierno si podra hacer todo esto que argumentas de cambios sociales?……Un año y ni siquiera vos conoces el plan (el unico quinquenal de cuatro años si es que se sabe en estos dias).
    Si no se trata de venganza sino de justicia como decis, ¿que seria justo segun tu con el bebe asesino?
    y el fotoperiodista ¿deberia actuar como policia?

    Si no funciono la mano dura y super dura, ¿que si funciona? ¿que esta haciendo el gobierno como para no quejarnos tanto?

  2. Ariel
    18/03/2010 at 11:18 am

    VAYA MIRA: CREES QUE COMO ESTA LA SITUACION ACTUALMENTE ¿TODAVIA ES TIEMPO PARA LA PREVENCION? ¿CREES QUE AHORITA ES MEJOR REHABILITAR Y PREVENIR QUE REPRIMIR?

    NO YA NO, LA DELINCUENCIA AHORITA DESBORDO LA CAPACIDAD EL ESTADO, YA SE SALIO DE CONTROL, YA SUPERO CON CRECES A LA POLICIA Y AL EJERCITO

    YA ESTAMOS PRACTICAMENTE EN OTRA GUERRA CIVIL

    A MI PARECER ESTAR PENSANDO AHORITA EN «REHABILIATAR AL DELINCUENTE» «REINSERTARLO» O «PREVENIR EL DELITO» (QUE PREVENIR ES SINONIMO DE HACER CANCHAS Y PISCINAS) NO ES ADECUADO

    YA NO ESTAMOS PARA ESO, ESTAMOS A PUNTO DE SER UN ESTADO FALLIDO, UNA NUEVA CIUDAD JUAREZ

    ESO NO ME GUSTA DE LA VISION IZQUIERDISTA DEL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA, QUE VAN AL DELINCUENTE COMO UN «PRODUCTO DE LA EXCLUION SOCIECONOMICA» EN VES DE LO QUE ES: UN DELINCUENTE Y UN ASESINO

    SOBRE LAS MEDIDAD QUE PLANTEAS:

    AQUI NO ES NORUEGA O SUIZA.

  3. JUAN PUEBLO
    18/03/2010 at 11:54 am

    Y AHORA EL PERIODISTA ES EL DELINCUENTE!!!???
    Tribunal Segundo de Menores pidió a LA PRENSA GRÁFICA no revelar la identidad del joven acusado del asesinato de un estudiante del INFRAMEN.

    Escrito por Efren Lemus/Amadeo Cabrera/ Suchit Chávez. 18 Marzo. Tomado de La Prensa Grafica.
    “Ataque en la colonia Escalón

    Valor para la investigación

    Esos son los jueces que tenemos y esos son los jueces por los cuales la población no confía en el sistema judicial. Esa es una situación en flagrancia.”

    Rafael Domínguez, presidente APES
    Me extraña la prontitud que tiene la jueza para actuar en cosas así. Debería de preocuparse más de juzgar y de hacer justicia en favor de las víctimas.”

    Narciso Castillo, director Canal 33
    La ley dice que debe prevalecer el interés superior del menor. En casos de menores criminales debe analizarse también el interés de la sociedad.”

    Ulices del Dios Guzmán, magistrado CSJ
    Bajo el argumento que los menores están protegidos por una ley especial que les garantiza su derecho a la intimidad, el Juzgado Segundo de Menores de San Salvador ordenó a la Fiscalía investigar a los periodistas que publicaron el nombre y fotografiaron el instante en que un menor apuñalaba a un estudiante del INFRAMEN.

    “Ya se han girado las instruc2ciones pertinentes a la Fiscalía General de la República a fin que se inicie la investigación correspondiente con el objeto de determinar al responsable que realizó las publicaciones tanto de fotografías como de los nombres y apellidos del menor”, reza el oficio 766, firmado por la jueza María Isabel Ponce Gallardo.

    La funcionaria judicial argumenta que el artículo 25 de la Ley Penal Juvenil –incluso– establece que los menores gozan de una discreción de las actuaciones judiciales; es decir, que también limita a los jueces dar publicidad a procedimientos que posibiliten la identidad de los menores, independiente de la gravedad del delito cometido.

    El artículo 115 de la ley establece que si la infracción (publicación de la identidad de los procesados) se cometiere por un medio de comunicación social, los responsables podrían ser sancionados con una multa equivalente de uno a 100 días de salario, por cada infracción, según la gravedad.

    El pasado jueves por la tarde, un fotoperiodista de LA PRENSA GRÁFICA captó a una persona –en ese momento, ni las autoridades sabían que se trataba de un menor– que forcejeaba con otro joven. Unos minutos después, el agresor corría con la camisa de su víctima en una mano y una pequeña navaja ensangrentada en la otra.

    El documento dirigido al director editorial del Grupo Dutriz, Gabriel Trillos, pide que no se continúen las publicaciones de fotografías con nombre y apellido completo del procesado.

    También solicita a la dirección editorial brindar a las fiscales Claudia Elizabeth Reyes Zavala y Ana Elizabeth Martínez Pérez para facilitar toda la información que ellas requieran para, en su momento, aplicar la multa que establece la ley especial.

    Otros funcionarios judiciales dicen que antes de aplicar una sanción debería evaluarse cada caso, sobre todo cuando son hechos que han causado alarma social.

    “La orientación que lleva la Ley Penal Juvenil es el interés superior del menor. Realmente es bien complicado, eso a lo que vamos es a casos concretos porque el ciudadano se dio cuenta del cometimiento del hecho a través del mismo medio de comunicación, se desconocía si era mayor o menor. Desde la remisión ya iba cubierto el rostro, en este caso que causó alarma social y que no había sido puesto a la jurisdicción del juez no había forma de manejarlo”, opina Nora Montoya, integrante del Consejo Nacional de la Judicatura.

    Por su parte, el magistrado de la Sala de lo Penal de la Corte, Ulices del Dios Guzmán, evaluó que la Ley Penal Juvenil ya establece “excepciones” que permiten la publicación del rostro e identidad de un menor de edad involucrado en delitos, haciendo referencia al artículo 25, en el cual los considerandos para proceder de tal manera es si el menor es prófugo, o el peligro que represente.

    Sin embargo, el magistrado Guzmán opinó que la “excepción debería ser ampliada”, ya que ello permitiría la identificación del menor señalado, por parte de las víctimas, si está ligado a otros hechos delictivos. “La ley dice que debe prevalecer el interés superior del menor”, dice, pero agrega: “En casos de menores criminales, debe analizarse también el interés de la sociedad”.

    La magistrada de Cámara de Menores, Doris Luz Rivas Galindo, opinó que “es lamentable que se esté pensando sobre la lógica de un caso” respecto a la iniciativa que surgió en la Asamblea Legislativa de hacer públicas las identidades de menores implicados en delitos graves.

    “La reforma de ley que permite eso ya se hizo desde 2002”, dijo la magistrada, quien reiteró como en días pasados que el incremento de una pena para menores de edad –reforma vetada por el presidente Mauricio Funes, y que no pudo ser superado por la Asamblea– no resuelve nada en sí mismo: “Estar hablando del incremento de penas es dar un mensaje equivocado a la sociedad”.

    Igual opinión tiene Montoya: “Tenemos que tener claro que las penas por sí mismas no van a controlar el auge delincuencial que tenemos, hay que hacer un análisis de por qué se ha disparado el índice delincuencial”.

    Orden será acatada
    La jueza aduce que los menores acusados de cometer crímenes están respaldados.
    Acciónla prensa gráfica ha tomado la decisión de no publicar más el rostro del menor acusado de asesinato ni su nombre completo dada la advertencia de la jueza maría isabel ponce gallardo. la funcionaria judicial ha señalado que hacer lo contrario contraviene la ley penal juvenil que protege a los menores que riñen con la ley.

  4. 18/03/2010 at 12:36 pm

    @Carlos: Tus preguntas son válidas y yo mismo me las hago, realmente el gobierno está haciendo cosas que a mi juicio no van a solucionar el problema, como soslayar la persecusión frontal a los corruptos de las administraciones anteriores, pero lo que hacemos desde esta palestra es lanzar ideas precisamente para que sean debatidas por la escasa población salvadoreña que tiene el privilegio de acceder a internet y el interés aún mas escaso de visitar sitios como este.

    @Ariel: El primer punto y el mas importante según lo expreso yo en el post, es lograr una aplicación rápida, efectiva e implacable de la justicia, sin dar lugar a evasiones por pertenecer a posiciones de poder o por corrupción. Esto es en resumen, hacer represión eficiente.
    La prevención y rehabilitación deben venir en segundo lugar pero no por eso son menos importantes.
    En ningún momento digo que debe prevalecer la prevención o rehabilitación sobre lo primero, lo que sucede que para que el primer pilar funcione debe combatirse la impunidad y posiblemente muchos de los corruptos en peligro de ser acusados, estén negociando bajo la mesa con el gobierno de Funes para apoyarlo en la Asamblea.

    @Juan pueblo: Bastaba la referencia y un link a la noticia no era necesario copiarla íntegra para aclarar tu punto.

  5. JUAN PUEBLO
    18/03/2010 at 1:29 pm

    ok HUNNA, lo tomare en cuenta…
    Saludos!!!

  6. diana
    27/12/2010 at 11:59 pm

    Hola, me parecen muy interesante tu publicación, opino al igual que tú que los tres pilares son de vital importancia. la prevención aunque toma mucho tiempo es fundamental para resolver el problema, como bien lo mencionaste es necesario detener el flujo de materia prima hacia los grupos delictivos. Es claro que la gravedad de la situación hace parecer que la aplicación de la fuerza es la solución inmediata, sin embargo la violencia solo engendra más violencia, así que coincido con tu punto de vista de que el sistema de justicia eficiente mejoraría la situación más que el aumento de las penas.
    En méxico tenemos serios problemas de inseguridad, aquí no son pandillas solamente sino grupos organizados, que son muy difíciles de combatir, el presidente Felipe Calderón declaró la guerra a esos grupos y utilizó al ejército para luchar de frente, y es evidente que hoy la situación en vez de mejorar ha empeorado.
    muchas felicidades por tomarte el tiempo de analizar y comentar temas tan importantes, es muy bueno ver que hay gente analítica en latino-américa, te exhorto a seguir luchando por el mejoramiento social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.