HONDURAS: la derecha envalentonada y la comunidad internacional vacilante y dividida.

¿Quien es mi presidente?

¿Quien es mi presidente?

Lo que había sido un acuerdo de buena fe como consecuencia de las negociaciones entre el gobierno de facto y los representantes del Presidente Zelaya culminó ayer en el Congreso hondureño en un tremendo fracaso. El espíritu del acuerdo ya se había violado, pues la restitución de Zelaya tenía valor antes de las elecciones del domingo 29, después tenía poco sentido. Pero ni esto último, que tenía más un valor simbólico, se logró.

 Después de las elecciones, la clase política hondureña, de corte derechista pero con diferencia de matices se ha envalentonado. Consideran que la participación del pueblo en las urnas les da un cheque en blanco para hacer lo que se les venga en gana. Sin darse cuenta que están enredando más las cosas.

 Como lo señalé en el comentario anterior, según los grandes medios de comunicación, el gran enemigo a vencer en las elecciones era Hugo Chávez (por supuesto acompañado de Evo, Correas y Lula). Zelaya era su representante en la embajada de Brasil, que también estaba fuera del proceso electoral. Con una masiva campaña publicitaria, hicieron creer a muchos hondureños que el enemigo estaba fuera del sistema electoral, y los buenos eran los que participaban.

¡A que horas sirven la cena?

¡A que horas sirven la cena?

 De esta forma la campaña fue poco competitiva, en su discurso electorero todos los partidos atacaban al eje liderado por Chávez y hacían promesas de bienestar al pueblo. Para darle credibilidad a la campaña contra Chávez y Zelaya, la noche antes de las elecciones, los medios de comunicación dieron la noticia que habían decomisado en una humilde vivienda rural una gran cantidad de armas. La noticia era burda, hasta aparecían en la televisión unas bolsas rojas con las siglas del FMLN bien planchaditas para que se distinguieran las letras.

 Después de las elecciones parece que la derecha catracha se ha tragado su propia publicidad y consideran que todo está resuelto. Que lo de Zelaya y el golpe de Estado es cosa del pasado, por tanto hay que pasar la página. Cuando hablan de diálogo nacional mas se refieren a que el presidente electo distribuya algunos huesos del gobierno entre los partidos de oposición. Por tanto con la votación en el congreso de ayer, pretendieron cerrar el capítulo.

 El problema es que las cosas no son tan fáciles como parecen.

 Si bien las elecciones enfrentaron una comunidad internacional dividida, esto tiene a su base al menos dos problemas. El primero ha sido el excesivo plegamiento del Presidente Zelaya a los países con gobiernos más radicales de la izquierda, esto impidió que la OEA pudiera desplegar una acción más contundente y efectiva, además dividió a la comunidad internacional. El Presidente Zelaya no logró convertirse en un factor de gran consenso latinoamericano en torno a una causa en la cual había unanimidad inicial. Una cosa es apoyar a un Presidente democráticamente electo que ha sido derrocado por un golpe de Estado y otra cosa es apoyar  muchos de los planteamientos de Hugo Chávez ante el golpe militar (que casi llegó a declararle la guerra a Honduras).

 En segundo lugar, la poca habilidad y capacidad política del Presidente Zelaya lo llevó a cometer garrafales errores en las negociaciones que emprendió, tanto en Costa Rica como cuando se encontraba en la Embajada de Brasil. En las negociaciones de Costa Rica le faltó capacidad de propuesta e iniciativa y dejó que el Presidente Arias montara un espectáculo mas dirigido a aumentar su prestigio personal.

arias

En las últimas negociaciones, que se desarrollaron ya con Zelaya en la Embajada de Brasil, él estuvo de acuerdo en dejar su restitución en manos de una decisión del congreso (Un Congreso en el cual no tenía influencia alguna), sin ningún tipo de seguro y sin fecha claramente definida. No se necesitaba mucho seso para darse cuenta con solo leer el texto, que había caído en una trampa.

 Ahora estamos ante una comunidad internacional dividida y vacilante, que ha quemado el importante cartucho que es la OEA. Con declaraciones contradictorias de los Jefes de Estado ante el tema. Las elecciones hondureñas terminaron de dividir a la comunidad internacional. Por ello insisto en lo que señalé en el comentario anterior, que solo trascendiendo las elecciones podremos encontrar un camino de nuevos acuerdos.

 La decisión envalentonada del Congreso ayer, donde se negó a restituir al Presidente, ha caído como balde de agua helada en todo el mundo. Hasta los EUA están sorprendidos por lo sucedido. Es probable que haya bastante coincidencia en los distintos países sobre que lo sucedido no es lo correcto ni lo esperado y este podría ser el inicio de la búsqueda de nuevos consensos.

 Por ello insistimos, en que la democracia solo se consolida cuando hay instituciones fuertes que la defienden y cuando se consolida el Estado de Derecho. Esta debe ser la ruta a seguir. Este debe ser el tema de unión de la comunidad internacional. Este debería de ser el gran tema de un diálogo nacional en Honduras.

 Honduras es uno de los países más pobres del continente. Necesita de la ayuda internacional. Los grupos de poder catrachos pueden pasar unos meses haciéndose los bravos con la comunicad internacional. Pero no aguantarán mucho tiempo. Además las expectativas que ha generado el Presidente electo en cuanto a mejorar las condiciones de vida de la población son altas. Acá está otro factor que puede ser usado para promover el desarrollo democrático de Honduras.

 Así como están las cosas, creo que las posibilidades del retorno de Zelaya a la presidencia quedaron en el pasado, el futuro es la posibilidad de fortalecer la democracia en ese país centroamericano. No es lo que me gusta o lo que quisiera, pero es lo que la realidad me indica como lo más probable.

 

Ayutuxtepeque, jueves, 03 de diciembre de 2009.

Be Sociable, Share!

4 comments for “HONDURAS: la derecha envalentonada y la comunidad internacional vacilante y dividida.

  1. 03/12/2009 at 6:47 pm

    «El espíritu del acuerdo ya se había violado»……..Yo recuerdo que al final de cada mesa de «dialogo» Micheletti siempre declaraba que un regreso de Mel estava fuera de la mesa.
    Hoy lo que no encuentro en este tu análisis y hubiese sido importante que se explicara que como país y VECINO, que seria lo mas prudente para El Salvador, Cual seria la Polilica a seguir ? dado el acercamiento ideológico del Presidente Funes con Lula.
    Es una cosa que Brazil diga «NO reconocemos a Lobo y nisiquiera vamos a hablar con el».. cuando Brazil esta a 1500 kilómetros de Honduras a que lo diga El salvador que somos vecinos y que tenemos comercio con ellos.
    Especificar que clase de repercusiones económicas especificas se darían si nuestro país asume la postura de Brazil y Sur América. Quien seria mas afectado? y si era posible explicar que productos agrícolas y que clase de carencias o escasees tendrían los mercados en El salvador.
    Otra cosa que no entiendo fue la «postura» de Obama, que en Trinidad y Tobago en la cumbre de Abril dijo que «habría un nuevo comienzo de relaciones» Pero hayta que es lo mismo de siempre avalar los golpes de estado.

  2. Jorge M.
    04/12/2009 at 9:58 am

    Seguramente la derecha salvadoreña se sentirá en valor para amenazar a Funes, aunque sepa que el pueblo salvadoreño no se compara al catracho en nivel de organización y combatividad.
    Pero para salvequear les sirve lo sucedido en Honduras.

  3. Alba Luz Zuniga
    07/12/2009 at 12:28 pm

    En vista que en Honduras todos estamos equivocados sobre Zelaya, pues
    1. Está equivocada la Corte Suprema de Justicia y sus fallos en cuanto a las prácticas anticonstitucionales de Zelaya.
    2. Está equivocado el Tribunal Supremo electoral que emitió fallos sobre la incostitucionalidad de las prácticas de Zelaya de promover una cuarta urna (para lo cual Zelaya derivó la mayor parte de los fondos obtenidos por el gobierno antecesor y que eran orientados a la reducción de la pobreza).
    3. Está equivocada la Procuraduría General de la República que señaló a Zelaya en varias ocasiones.
    4. Está equivocada la iglesia católica y evangélica, que veían atónitas, como Zelaya y su grupo se enriqueció y actuaba como macho sin dueño en el manejo del presupuesto de la nación.
    5. Está equivocado el Congreso Nacional con representación de varios partidos políticos, que decidieron quitarlo del poder.
    6. Está equivocado el ejército (por ser el golpista) de no acatar órdenes de Zelaya de asegurar la vigilancia y logística de su “consulta” vinculante ya que si obedecían violaban la constitución
    7. Y por último está equivocado también el pueblo que con una votación jamás obtenida en la historia hondureña desatendió el llamado a votar y al boicot que hizo el propio Zelaya desde la embajada de Brazil.

    En vista que en Honduras solo hay uno en lo correcto, que es Zelaya, además porque si Jjmar o cualquier otro analista le hace preguntas incómodas, Zelaya le otorga inmediatamente el mote de golpista (como a Patricia Janiot) ante eso no he visto a nadie cuestionar en lo mínimo a Zelaya, porque de ganar ese mote, ya ningún razonamiento suyo tiene validez por ser golpista.

    El miedo de las izquierdas latinoamericanas a que lo acontecido en Honduras suceda en sus países les ha llevado a no cuestionar y no se percatan que caen en el riesgo de abandonar luchas justas y de trascendencia para la población al acuerpar líderes corruptos que con la bandera ideológica de los pobres, en el discurso, solo buscan llenar sus arcas personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.