Guía práctica para salir de una crisis económica personal. Parte 1

finanzas

Introducción:

En este globalizado mundo, regido por los movimientos del mercado, la sobreabundancia en la oferta de bienes de consumo, de servicios y el acceso casi universal al crédito bancario, todos podemos caer víctimas de nuestro propio descuido o mal manejo de nuestra personal economía.

Las tarjetas de crédito, los préstamos, la adquisición de bienes suntuarios o de lujo que realmente no necesitamos y que no podemos cubrir ni sustentar con nuestros ingresos, pueden llevarnos a una situación de insolvencia económica cercana al desastre financiero.

La tarjeta de crédito nos engaña, ya que nos permite disponer de dinero que no es nuestro en cualquier momento, mientras estemos solventes con el pago mínimo al menos y tengamos saldo en nuestro límite de crédito, pero la tasa de interés que debemos pagar por este crédito inmediato es mucho más alta que la de cualquier otra transacción financiera, por lo tanto en poco tiempo podemos estar sumidos en una deuda enorme que nos corroe puesto que el pago apenas alcanza a cubrir los intereses, mientras el pago al capital es mínimo y la deuda se mantiene casi intacta.

Muchos de nosotros, debido a las agresivas ofertas de crédito de las instituciones financieras, tenemos dos o tres tarjetas de crédito y al no manejarlas debidamente, en lugar de una gran deuda tenemos dos o tres grandes deudas difíciles de pagar.

Lo que hacemos en la mayor parte de casos es simplemente culpar al voraz sistema capitalista que nos hace trampa y nos declaramos víctimas de una conspiración mundial de parte de un reducido grupo de malvados y oscuros millonarios, que se empeña en que nos endeudemos hasta la asfixia.

Al final buscamos a quien cargarle la culpa de nuestra desastrosas situación económica, pero no queremos reconocer que en su mayor parte nuestros problemas son causados por nuestra propia responsabilidad.

Asumir esa responsabilidad y tomar conciencia de ella es el primer paso para salir adelante, si bien el Club Bildelberg existe, éste poderoso y siniestro grupo económico, no es el responsable de nuestros desaciertos financieros.

Esta guía no es un manual de fórmulas para volverse rico, exitoso, cautivador o influyente, tampoco le dará a su persona el perfecto equilibrio de la vida, con el que trascenderá su espíritu de la necesidad material, para eso mejor léase a los gurús de la literatura de auto superación.

Esta guía simplemente le brindará unos cuantos consejos sencillos, útiles, que no son complicados de implementar y que no requieren que usted cambie su forma de ser ni que transforme su pensamiento y actitud ante la vida, solo le sugiere que ejecute una serie de acciones sencillas y claras para sobreponerse a una crisis económica personal o familiar, ante las deudas.

Aclarado estos puntos le pido que simplemente lea este documento con mente abierta, aceptando en primer lugar que tiene un serio problema financiero y con la disposición real de querer salir de la situación en la que se encuentra.

Si su situación económica es de solvencia, pues no está de más hacer una revisión de los pasos que en este documento se presentarán para corroborar los que ya aplica o para implementar alguno que considere útil para mejorar su condición.

Si por el contrario, usted se encuentra en una delicada situación financiera, le invito a que comience paso a paso hasta lograr solventarla y llegar al punto de tranquilidad, sin deudas que lo agobien o con deudas, pero controladas, que no lo desequilibren emocionalmente ni le creen desasosiego que terminan impactando incluso en su salud personal.

 

Paso 1 Aceptar que existe un problema financiero en mi vida.

Como si de un vicio se tratara, el primer paso para la recuperación económica es aceptar que tenemos un problema con nuestro dinero.

Puede ser que tengamos varias tarjetas de crédito y que se encuentren en los límites máximos de uso, creándonos un problema de endeudamiento peligroso e insostenible.

Posiblemente nuestro nivel de gastos no esté acorde a nuestros ingresos y que recurramos al crédito para cubrir un nivel de vida que no podemos pagar.

Es probable que hayamos perdido dinero en una inversión que no funcionó como esperábamos y nos encontremos en el atolladero de muchas deudas acumuladas que nos ahogan y acaban con los ingresos que percibimos ya sea por trabajo, negocio o por otros medios.

Podría pasar que realmente no estemos endeudados pero que nuestros gastos consuman casi todos nuestros ingresos, a pesar de que dichos ingresos sean altos y estos gastos no sean realmente necesarios y esto nos ponen en el peligro de que un período de crisis ya sea por desempleo, falta de ventas, negocios, u otra razón externa, veamos comprometidos nuestros recursos y terminemos con problemas de tipo económico.

Muchas situaciones que a veces están fuera de nuestro alcance, nos pueden poner en situación de riesgo.

Incluso podemos ser muy ordenados en nuestras finanzas y por alguna razón tengamos que endeudarnos para cubrir una enfermedad o accidente de algún familiar cercano o de nuestro núcleo familiar, pagar alguna deuda acumulada, etc.

Por eso el primer paso es tomar conciencia de nuestra situación, aceptar que tenemos o que vivimos un momento de crisis económica que debemos resolver urgentemente.

Una vez dado este paso podemos proceder a buscar la solución y seguir adelante.

 

Continuará…

Be Sociable, Share!

2 comments for “Guía práctica para salir de una crisis económica personal. Parte 1

  1. Teresa
    10/02/2015 at 5:14 pm

    Gracias por su orientación.

  2. alexandra cevallos
    15/12/2016 at 11:37 am

    gracias por la induccion , me parece interesante y nesesito aplicarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.