El ir a las cosas de la política

cliclovoto De toda la problemática que tenemos nuestros países centroamericanos, es un poco la falta de visión y la desaforada ambición de los políticos que mas preocupados en ganar elecciones dejan de lado la educación y en especial la educación política de la población en general. Basan todo en propaganda y en publicidad falseada.

Ya a estas alturas en El Salvador se habla de calentar motores por parte de los partidos aun cuando hace falta bastante para que se realicen las próximas presidenciales.

Lo que se necesita es resolver los problemas que mas aquejan a la población. A esto es lo que llamo "el ir a las cosas" basado en la fenomenología de Husserl , es decir ir a los problemas reales, esto por supuesto se basa en información y conocimiento de parte de los que toman las decisiones y de la población, esto sería avanzar hacia una sociedad democrática.

Todo el esfuerzo que se hace desde una perspectiva científico social y filosófica, deben en su esfuerzo de investigación el ir a dar a las cosas de la realidad social en su ámbito práctico de acciones.

Son muchos los problemas que nos aquejan para basar nuestras percepciones y decisiones en la pura opinión de las encuestas muchas veces manipulables, se necesita poner en movimiento a toda la sociedad en el ámbito del trabajo remunerado, cuanto antes se necesita una política de empleo factible y hecha con capacidad.

Las clases dominantes han hecho del país un supermercado de abundancia donde no se puede consumir o se infra-consume.

La gente no puede comprar por falta de liquidez monetaria, tan solo los bancos son los que mueven los hilos de la economía dolarizada, son ellos los que manejan la política monetaria y los compradores se detienen por la inflación y el endeudamiento, desde ahí no se puede manejar una política económica efectiva.

La gente vive "a raya" en el aspecto económico. La sociedad entera no puede movilizar sus fuerzas porque los gobernantes están atados a las políticas e intereses de las grandes transnacionales aliadas al capital criollo y esto demuestra el carácter reaccionario de las políticas de derecha, de la clase dominante que ahuyenta, todo tipo de acción colectiva en la construcción de una democracia participativa, eso afecta ahora sobre todo a la izquierda ahora en el gobierno.

Es tanto el desgaste de la izquierda que esta no se ha podido reacomodar después de que perdió votos en las pasadas elecciones de alcaldes y diputados, por ello es que plumas vendidas de los medios de comunicación de la derecha se habla de un recambio, de la vuelta de la derecha al gobierno con sus planes de siempre encabezados por el alcalde de San Salvador Norman Quijano, quien ha demostrado que el pueblo y las mayorías no le interesan.

De esta manera se demuestra que el ir a la realidad de las cosas, tal y como nos lo enseña la fenomenología de Husserl debe advertirnos por las posibles acciones  de la derecha enemigos del pueblo.

Por lo cual es obligado hacer un análisis de lo que fueron los 20 años que gobernó Arena y de la crisis en que dejaron al país.

Lo importante en este caso es tener suficiente memoria, para darnos cuenta que es lo que presenta la situación de las clases subordinadas en la presente coyuntura pre-electoral, se debe dejar en claro que la derecha solo gobierna para sus intereses corporativos, y que la esperanza es un gobierno verdaderamente popular.

Ya estamos hartos de que se nos trate como ciudadanos de segunda, simples infraconsumidores que no importan en una sociedad clasista, donde solo importa el dinero y el capital, con una economía hecha a la medida de las clases que pueden dominarla o estar dentro de ella.

Finalizo diciendo como Ignacio Ellacuría que el pueblo haga sentir su voz, que identifique a sus enemigos y que exija que los problemas se resuelvan profundizando la democracia.       

Be Sociable, Share!

9 comments for “El ir a las cosas de la política

  1. Juan D.
    14/09/2012 at 10:07 pm

    ¿Y de dónde esperaremos ese gobierno verdaderamente popular? ¿de una izquierda plegadiza «pragmática»?.
    No veo que haya alternativas.

  2. Raúl Fuentes
    16/09/2012 at 11:31 am

    Se mas propositivo y no solamente critico. Esa fuerza sociopolítica de izquierda democrática la construimos todos, todo el pueblo.

  3. Juan D.
    16/09/2012 at 10:43 pm

    Propuestas entonces:

    1. Que renuncie TODA la cúpula del frente.
    2. Que las nuevas autoridades busquen a personas capaces (en serio) y se dediquen a hacer una propuesta de reforma integral de las leyes anacrónicas de este país, como por ejemplo los Códigos de Comercio y de Trabajo, y una verdera reforma imposititiva para cambiar la naturaleza del estado y no solo propuestas populistas cosméticas.
    3. Que se proponga una redistribución territorial, con su respectiva representación en los órganos del estado y municipales por medio del voto proporcional, para que todo el pueblo elija a sus representantes en cualquier nivel de la administración.
    .
    .
    .
    Esto y otras cosas las he propuesto desde antes del fin de la guerra, y luego en varias campañas, y lo que he visto siempre es conformismo, búsqueda de prebendas, ambiciones y cacicazgos, corrupción, y la verdad que con esta gente no vamos a ningún lado.

    • Raúl Fuentes
      17/09/2012 at 4:40 pm

      Te felicito por tu propuesta y en algunos aspectos muy original, pero no hay que amilanarse porque no le hacen caso hay que seguir insistiendo…hasta lograr fuerza.

      • Juan D.
        17/09/2012 at 9:48 pm

        Con estos ya no más, es como hablarle a las piedras.

        • Raúl Fuentes
          25/09/2012 at 2:06 pm

          Entonces queda la opción de no votar, de abstenerse. Porque solo por el hecho de poner a un candidato en los distintos gobiernos, no vale la pena y hay que quedarse en casa como un observador. Pero eso tiene una desventaja y es que al no participar te quedas fuera de la negociación o por decirlo de otra forma de la parte del parte del pastel que por derecho como ciudadano en una democracia te corresponde. Uno puede optar tan solo con una decisión.

          • Juan D.
            25/09/2012 at 6:04 pm

            Puedo reclamarle a cualquiera porque pago impuestos y tasas, soy partícipe de la economía de este país, y como animal político que soy puedo también negociar, y una forma de negociación es abstenerse si solo hay candidatos incapaces, porque como decía Mark Twain: «nunca discutas con un estúpido, te hará bajar a su nivel y allí te ganará por experiencia.»

  4. Raúl Fuentes
    25/09/2012 at 7:51 pm

    Estamos de acuerdo solo hay candidatos ineptos, incapaces y estúpidos, pero lo peor es que con ellos también te tocara negociar.

  5. raul fuentes
    04/01/2015 at 2:09 pm

    Las cosas como pensadas

    El pensar las cosas nos lleva por el camino de encontrarnos con el entendimiento, pero estas pueden ser vistas de varias maneras: en su manera apariencial, tal y como se nos aparecen, y en su facticidad esencial, es decir tal como son en sus conexiones internas. Para que el pensamiento entre en la realidad hemos de hacer una lectura hacia adentro del intelecto. Por eso todo lo que resulta falso o verdadero pasa por esa estructura del entendimiento o razón. La realidad de las cosas mismas nos da que pensar, las cosas mismas son en alguna manera una forma de interpelación hacia lo «es». Esto lo podemos ver en la búsqueda de las causas y esencias que nos revelan el carácter apariencial y escurridizo de los fenómenos.
    Si por algo tenemos que pasar al discurrir sobre la realidad es sobre la interpretación que hace nuestra inteligencia sobre las cosas. No es que exista un «faktum brutum» fenomenológico fuera de la realidad de nuestra mente, nosotros ya formamos parte de esa realidad pensada. La construcción de esa realidad de las cosas en la mente como ya dijimos pasa por toda nuestra experiencia y de los prejuicios y valoraciones que hacemos cotidianamente en el hacernos la vida. La realidad habla en el pensamiento en la forma de «logos», esto es en el lenguaje en el «decir» en el cual establecemos de una manera configurada el pensamiento mismo de las cosas.
    Las cosas tienen de por si una categoría sustancial, son las formas como nos enfrentamos o nos vemos con el mundo. Estas atraen las distintas formas de la materia, y es la ciencia y la filosofía quienes se encargan de darle un discurso racional-explicativo en el que se descubren los contenidos que la integran. De esa manera las cosas refluyen en la mente y se alcanza en cierta forma una especie de comprehensibilidad y reflexividad que solo la inteligencia humana posee, estas cosas podrán existir fuera de la mente humana pero solo este les da la categoría de realidad.
    La diversidad con que la mente humana enfrenta las cosas y la forma de asimilación receptora, y no solo receptora si no también transformadora en una dialéctica sujeto-objeto. Los hombres en esa transformación cometemos errores que nos hacen enmendarlos en nuevas situaciones. Para poner un ejemplo, los políticos tratan de resolver problemas de la comunidad, si no lo hacen con conocimiento profundo de la realidad y sin la virtud en sus acciones cometerán errores que afectaran a la gran mayoría haciendo que las cosas estén o se muestran desajustadas.
    Es tarea nuestra, de los que nos dedicamos a la reflexión intelectual, señalar que la realidad puede ser aprehendida de tal manera que se logre una especie de intelección acorde a las necesidades humanas y del planeta en toda su diversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.