Decameron Hotels, una empresa del siglo XIX

decameron_Salinitas

La Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores del Alimento, REL-UITA ha iniciado una serie de publicaciones al respecto de las graves condiciones que existen en Decameron, desde una feroz campaña de despidos, discriminación y persecución antisindical, hasta condiciones deplorables que ya han costado la vida de un huésped, un trabajador y varios accidentes de trabajo.

«El 6 de septiembre pasado, Patricia Monterrosa, recepcionista del Hotel Royal Decameron Salinitas, que pertenece a la cadena hotelera colombiana Decameron All Inclusive Hotels & Resorts, fue “acompañada” a una pequeña oficina, rodeada por personeros del hotel que trataron de convencerla de presentar su renuncia y, sin ni más ni menos, fue despedida.» (…) Sin embargo, según relata Patricia en una larga entrevista brindada a La Rel y que pronto será publicada a nivel internacional, el solo hecho de pronunciar la palabra “organizar” desencadenó en las autoridades del Hotel Decameron una especie de fobia antisindical, que se convirtió en hostigamiento, persecución y represión psicológica y, finalmente, en el despido de los “revoltosos”.


Artículo Completo CLIC AQUI: http://www.rel-uita.org/index.php/es/sindicatos/item/3889-decameron-hotels-un-all-inclusive-donde-organizarse-es-delito

El 6 de septiembre pasado, Patricia Monterrosa, recepcionista del Hotel Royal Decameron Salinitas, que pertenece a la cadena hotelera colombiana Decameron All Inclusive Hotels & Resorts, fue “acompañada” a una pequeña oficina, rodeada por personeros del hotel que trataron de convencerla de presentar su renuncia y, sin ni más ni menos, fue despedida.

Pese a lo que aducen las autoridades del hotel, el único y verdadero delito de Patriciafue haber creído que en pleno siglo XXI ya no existen “cacerías de brujas” contra el legítimo derecho de las y los trabajadores a organizarse sindicalmente.

Junto con otros trabajadores y trabajadoras que laboran en tres hoteles –Hotel Royal Decameron Salinitas, Hotel Las Veraneras Resort, Hotel y Casino Siesta-, y con el respaldo del Centro de Estudios y Apoyo Laboral (CEAL), Patricia había decidido organizarse y conformar el Sindicatode Trabajadores de Industria Gastronómica, Restaurantes, Hoteles, y Afines al Turismo (SITIGHRA).

Su objetivo era muy sencillo: pedir que se respetase la legislación laboral nacional en cuanto al pago de horas extras, el trato humano y no degradante a los trabajadores y trabajadoras, y el goce de los derechos mínimos contemplados en los convenios internacionales ratificados por El Salvador.

Sin embargo, según relata Patricia en una larga entrevista brindada a La Rel y que pronto será publicada a nivel internacional, el solo hecho de pronunciar la palabra “organizar” desencadenó en las autoridades del Hotel Decameron una especie de fobia antisindical, que se convirtió en hostigamiento, persecución y represión psicológica y, finalmente, en el despido de los “revoltosos”.

 

Centro de Estudios y Apoyo Laboral

CEAL El Salvador, Centroamérica

www.ceal-dlca.org

ceal.dlca@gmail.com

Be Sociable, Share!

2 comments for “Decameron Hotels, una empresa del siglo XIX

  1. Rosendo
    15/10/2013 at 5:09 pm

    Es lamentable que en pleno siglo XXI existan empresas que como decis, viven en 1800 o mas atras, con modelos de explotación, abuso de poder, capitalismo voraz y desprecio por la clase trabajadora.
    No se rindan trabajadores del Decámeron, su lucha es justa y solo unidos van a vencer las adversidades.

  2. raul fuentes
    16/10/2013 at 11:40 am

    Adelante compañeros solo con la organización reivindicaremos nuestros derechos y haremos prevalecer un orden nuevo de justicia y dignidad para las mayorías. Esto si que es un abuso típico del orden capitalista salvaje y de sus propietarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.