Los homicidios han disminuido con el #PlanControlTerritorial de @NayibBukele, pero…

Roberto Valencia un periodista Vasco que desde el año 2001 reside en El Salvador, forma parte del periódico digital El Faro y cubre sobre todo temas de violencia y maras.

En Twitter publica periódicamente la tasa diaria de homicidios y durante el mes de octubre presentó una tendencia que terminó este 31 de octubre de 2019 con la menor tasa mensual de homicidios desde los acuerdos de paz en El Salvador.

Esto muestra una clara tendencia desde el mes de abril al descenso que dio como resultado la mejor estadística en mas de 25 años, el presidente Nayib Bukele lo celebra con escueto Tuit que dice:

 

Esto desató una oleada de alegría entre sus seguidores y admiradores y otro equivalente entre los que dudan de la sostenibilidad de estos números.

Realmente es una muy buena noticia, que nos debe alegrar a todos, si es el resultado de las medidas tomadas, que como ya hemos hecho notar no son realmente nuevas, pero si es novedosa la constancia y permanencia con que se han tomado.

Algunos, opositores al presidente;  dicen que nos estamos enfrentando  a otro tipo y nivel de “tregua” entre pandillas, que han bajado los homicidios estratégicamente producto de alguna oscura alianza con el gobierno manejada por ciertos personajes “siniestros” que rodean al presidente.

Pero como dice Roberto Valencia en un interesante artículo publicado en el Washington Post.

“Por un lado, las fases ya implementadas del #PlanControlTerritorial no difieren mucho de lo que se venía haciendo antes, con la represión como estandarte; el envoltorio y la promoción son 100% Bukele, pero la esencia es la misma. Por otro lado, los operativos contra clicas y la mayor presencia policial y militar en las calles, los continuos enfrentamientos entre policías y pandilleros con saldos fatales, y la presión añadida en las cárceles —el tradicional centro de mando de las maras— no suenan compatibles con la teoría de la negociación subterránea.” R. Valencia

Ante esto pone en contexto la verdadera pregunta, ¿Es sostenible la baja de homicidios en el tiempo?

A esta pregunta surge otra, ¿Se resuelve el problema de las pandillas con la baja de homicidios?

Porque como lo hice notar en un post anterior, el Control Territorial es una ilusión, la realidad que vive la gente es otra, es cierto los homicidios han bajado, pero ese no es el único problema del accionar de las maras, si bien es el más visible y el que se percibe con mas fuerza a nivel internacional, no es el único, pues aunque los homicidios hayan bajado a niveles casi “normales” para un país promedio, la extorsión, la inseguridad y el acceso geográfico limitado para la población siguen vigentes y en control de las pandillas.

Control territorial significa poder desplazarse libremente sobre todos los lugares sin temer a que por ser de otra colonia o zona geográfica pueda hasta perder la vida, como ha pasado muchas veces en pleno #PlanControlTerritorial.

Debemos alegrarnos que uno de los índices del problema de las pandillas haya bajado tanto y esperemos que sea de forma permanente, pero también necesitamos que el control territorial elimine la zozobra de que existan zonas de exclusión en donde solo la pandilla dominante impere, hasta entonces podremos hablar de éxitos.

Definitivamente este gobierno ha dado resultados mejores en materia de índice de homicidios que todos los gobiernos anteriores, esperemos que logren mantener controlado este índice pero que sigan con los demás, por parte de nosotros ciudadanos debemos apoyar porque las maras desaparezcan del país, pero no solo mediante acciones represivas, sino que se creen las condiciones económicas y sociales para que la mara no sea una opción para los jóvenes.

 

Be Sociable, Share!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.