La prepotencia como brújula política

Por: Francisco Quintanilla

Para los filósofos materialistas la producción del conocimiento y de cualquier saber, debe de seguir un camino, es ir de la realidad a la teoría, de la realidad a las ideas y no de la teoría a la realidad. Seguir el camino inverso, supone en primer lugar, que no es la realidad la fuente del conocimiento, de las ideas, sino estas últimas la fuente de la realidad; en segundo lugar, que no son las ideas las que se tienen que ajustar a la realidad y a su dinámica, sino la realidad y su dinámica a las ideas, y en tercer lugar, supone, que quien orienta el accionar de los humanos, no es la comprensión de la realidad y su dinámica, sino la comprensión de sus ideas.

Parece ser que la derrota del FMLN como partido político, su origen, (que dicho sea de paso, no fue derrotado por ARENA, sino que el mismo se derrotó), se encuentra en esta inversión, es decir, en las ideas de la derrota y no en la realidad de la derrota.

Al creer testarudamente y probablemente inconsciente que no es la realidad la fuente del conocimiento, sino este último la fuente de la realidad, llevó a la cúpula del FMLN, a volverse sorda y ciega ante los latidos y clamores de la misma realidad económica, social, política, ecológica e histórica que constantemente les hablaba y les habla a los oídos de su conciencia, llevándolos también a ni siquiera escuchar los clamores y exigencias de sus bases, y no digamos de las mayorías populares.

Bajo esta ceguera y sordera, la cúpula de este partido político fueron imponiendo sus ideas, queriendo amarrar y encadenar a la realidad, olvidándose que la realidad es imposible amarrarla y encadenarla, dejando de lado como marxistas que con frecuencia se han autodenominado, que la máxima pretensión del ser humano ubicado en y frente a la realidad en todas sus formas de manifestación y expresión, es comprenderla, explicarla y transformarla para ponerla al servicio del ser humano y de todos los humanos, pero jamás encadenarla, al contrario la realidad objetiva es más poderosa que el hombre mismo, en el sentido que la realidad externa puede existir sin el ser humano, pero no el ser humano sin la realidad externa.

Las personas que con meridiana claridad y con un somero conocimiento de historia de la lucha revolucionaria de este sufrido pueblo, esperaría que el golpe, por no decir mazazo histórico que la realidad le dio a la cúpula del FMLN en las elecciones recién pasadas para alcaldes y diputados, cuyo cisma se extiende a todas sus bases y votantes, que reaccionaran como revolucionarios, y que retomaran el principio de partir de la realidad a las ideas, para poder enderezar el barco, nave en la cual van o iban montadas las esperanzas revolucionarias de construir un país mucho mejor, más humano, más justo, no en las apariencias, en las cosas cosméticas, sino en la esencia, en las transformaciones estructurales.

Pero parece ser con las declaraciones que han dado por los diferentes medios de “información” algunos miembros de la cúpula del FMLN, que no están dispuestos a buscar las causas en la nuda realidad, en la cruda realidad, las causas quieren seguirlas buscando en su imaginario no en la realidad, en este sentido, parece ser, que son marxistas pero sólo en la palabra y en el pensamiento, pero no en la acción.

En otras palabras, a pesar del mazazo recibido o propinado por los dictámenes de la realidad objetiva y mejor analizados y asimilados por buena parte de la población de votantes salvadoreños, todo va indicando que quieren seguir por el camino equivocado, es decir, quieren seguir obviando los datos de esa realidad que les circunda.

Para intentar lograr enderezar el barco de las utopías revolucionarias tienen que comenzar a ver, entender y pensar la realidad de manera revolucionaria, pero para lograr esto, que no es algo fácil, deben comenzar a aceptar con fuertes dosis de modestia que como cúpula del partido de izquierda son los principales responsable del descalabro electoral sufrido, descalabro que además de electoral es sobre todo de tipo político y quién sabe si también ideológico.

Siendo en buenas dosis modestos, sólo así estarán creando las condiciones subjetivas y objetivas para primero deshacerse de arrogancia profunda que les ha impedido ver y escuchar los datos y exigencias de la realidad en cada momento histórico desde que llegaron a la presidencia de la república y probablemente desde mucho tiempo atrás y que también les ha impedido escuchar la palabra de sus bases, olvidando que no sólo un edificio material sino que también espiritual, es más sólido cuando se comienza a construir desde sus bases, de abajo para arriba y no de arriba para abajo y segundo a aceptar, que casi todos los que ocuparon puestos en el aparato estatal, sino todos, algunos siguieron y construyeron un estilo de vida, que nada tiene de revolucionario, llevándolos a convertirse en la viva imagen del estilo burgués al que supuestamente tanto criticaron y combatieron en más de veinte años de lucha armada.

Liberándose de la arrogancia, su brújula política y sobretodo revolucionaria no sólo les permitirá levantarse como el ave Fénix, sino que también los conducirá por nuevos derroteros revolucionarios.

De no ser así, la arrogancia política les impedirá ver y entender la realidad objetiva en su justa dimensión, y seguirán buscando y atribuyendo las causas de su derrota electoral, que como dije más que electora es política y real, en el mundo de sus ideas, seguirán imponiendo con tozudez sus ideas y su palabra a la realidad y amordazando la palabra de la realidad, como a la realidad misma.

Entre más amordacen la realidad y la palabra de la realidad objetiva, dialécticamente, más la realidad los amordazará a ellos, olvidándose que no sólo el ser humano es en esta relación, dinámico sino que también lo es la realidad.

En otras palabras, entre más amordacen la palabra de la realidad y la realidad misma, más se amordazaran ellos mismos tanto en su palabra como en su pensamiento. Por tanto, estando su palabra y su pensamiento amordazados como han estado hasta ahora, seguirán buscando las causas de su descalabro electoral y político en un lugar que ningún auténtico revolucionario lo haría: en su imaginación. Seguirán creyendo por tanto que las causas de esta derrota está en la propaganda que la derecha lanzo en contra de la dirigencia del FMLN y de los miembros del actual gobierno y no en los datos que la realidad ha ido mostrando sobre el ejercicio del actual gobierno de este país, de hecho quieren encubrir que si bien es cierto la derecha por su naturaleza capitalista y neoliberal siempre atacará a un gobierno y un partido de izquierda, que el problema está en que ni el actual gobierno ni el anterior como también la alta dirigencia del FMLN no se han comportado ni como partido ni como gobierno de izquierda. Al no comportarse ni el gobierno ni la cúpula del FMLN como de una real izquierda, esto le facilitó a ARENA destacar en todos sus medios de información la corrupción del gobierno y de la dirigencia del FMLN.

La ceguera de la cúpula del FMLN es tan grande que los llevó a la ridiculez de echarle la culpa al comportamiento de Nayib Bukele de su derrota electoral y política, sin darse cuenta que con esta afirmación le estaban otorgando más poder del que realmente tiene Bukele.

Ya en forma tardía reconoce el presidente de la república Salvador Sánchez Cerén, que los que decidieron anular su voto es porque han estado descontentos con algunas decisiones que ha tomado su gobierno, y que esto lo iba llevar a tomar decisiones de remover a algunos de sus ministros o viceministros. De nuevo esto reflejo dos cosas: primero que habían sido ciegos, ya que necesitaron de casi cuatro años para darse cuenta que las cosas las han venido haciendo mal (tremenda ceguera), y segundo, que siguen siendo ciegos, a no percatarse o no reconocer que los ministros y viceministros siguen o ha seguido las líneas emanadas de la presidencia de la república y del grupo que asesora al Presidente. Entonces siguen siendo tan ciegos o más ciegos que antes. De nuevo se olvidan o desconocen ese principio marxista que primero es la realidad y sus dictámenes y no las ideas.

Con esa ceguera omnipresente no sólo en los altos funcionarios de este gobierno sino que también en la cúpula del FMLN, se resisten a reconocer por lo menos los siguientes puntos o grandes indicadores emanados de la realidad:

1-No han sido capaces en casi nueve años de gobierno del FMLN de desarticular el Estado Neoliberal y mucho menos el modelo neoliberal, es decir, no han hecho ni el mínimo esfuerzo para iniciar este proceso urgente, revolucionaria e históricamente necesario.

2-Al contrario de desarticular el estado y modelo neoliberal, lo fortalecieron, ajustándose como supuestos revolucionarios a las mieles y encantos de modelo deshumano y de consumo.

3-En casi veintiséis años de existencia como supuesto partido de izquierda, sólo han reflejado que la lucha revolucionaria que libraron en un poco más de veinte años, no sirvió más que para muchos de los excomandantes se convirtieran en grandes acaudalados, es decir en la viva imagen de lo que supuestamente ellos habían combatido, basta con que pueblos como Arcatao, Apaneca y otros pueblos para encontrar fincas, haciendas y mansiones que pertenecen a varios excomandantes, y qué decir de sus cuentas bancarias.

4-Este gobierno, el mal llamado gobierno del cambio (cambio de cuestiones cosméticas), ha golpeado en sus casi cuatro años a la clase que con más conciencia y con más esperanza les dio su voto, esta clase es la media. Por ejemplo el Magisterio Nacional y el sector salud, los datos demuestran y por afirmaciones mismas de muchos miembros de estos dos sectores, consideran que ni con Paco Flores fueron tan golpeados como con este gobierno. En términos generales, se ha producido una creciente pauperización de esta clase.

5-Como gobierno del cambio, procedente de un partido que se autodenomina como marxista, no puede encubrir y deformar la realidad como lo han hecho hasta ahora. Niegan que el sistema de salud anda mal, niegan que el sistema educativo no sirve, al contrario afirman que en ambos sistemas se han hecho avances notables. No reconocen que en el sistema nacional o público de salud ni siquiera abundante medicina hay. Con respecto al sistema educativo, ni siquiera hicieron el intento de superar el sistema educativo y su reforma legada por los gobiernos areneros desde 1995, que tanto daño le han hecho a la educación y al país.

6-Aprobaron un sistema de pensiones que vino a lesionar aún más a los empleados del sector público y del sector privado, menos a los funcionarios públicos que ocupan altos cargos.

7- El nepotismo con que se han desenvuelto varios ministros, viceministros, diputados y alcaldes reverbera por todas partes.

8-El no reconocer que el combate a la delincuencia sobre todo organizada ha sido un fracaso.

9-No reconocen que no han sido capaces de crear fuentes de empleo tanto en cantidad como en calidad.

10-Se olvidaron rotundamente, de los guerrilleros que cayeron en combate, que murieron por una real utopía revolucionaria, como de sus familiares.

11-Sumado a los diez puntos anteriores, le imponen a las bases del FMLN los candidatos a diferentes puestos de gobierno.

Estos once puntos y otros más son parte de la realidad objetiva, que la cúpula del FMLN no ha querido reconocer, ni con el mazazo electoral y político recibido recientemente, la arrogancia los sigue comiendo y cegando, olvidándose hasta de lo que dice el saber popular, de que “el entendido a señas y el burro a palos”, no hay duda que quieren seguir siendo burros ante las señales que la realidad objetiva, sus bases y el pueblo mayoritario les envió.

El haber sustituido la modestia, la sencillez revolucionaria (si es que algún día la tuvieron) por la arrogancia capitalista, por la altanería del acaudalado, les llevó progresivamente, como me escribió un amigo, exalumno, licenciado en psicología, a “Comportarse como culos de estatua, que no cometen cagadas”, sin embargo, las han cometido, y grandes cagadas no sólo de elefantes, sino que de elefantes voladores, que era imposible que sus bases y las mayorías de este pueblo no se dieran cuenta de esas regadas, que de hecho son y han sido de naturaleza antirrevolucionarias y antipopulares.

No se necesitaba que los medios de “información” de derecha difundieran todo eso para que la gente se diera cuenta de esas aberraciones “revolucionarias”, si con estos estos gravísimos errores de la cúpula del FMLN le facilitó a la cúpula del máximo partido de derecha sacar raja política, y sobre todo electoral, ya que los resultados electorales de la recién contienda electoral en El Salvador, demuestra que aunque ARENA ganó más diputaciones y alcaldías que en las elecciones pasadas, bajó en el caudal de votos, lo que indica que triunfó electoralmente pero en términos políticos sufrió una derrota, para el caso del FMLN sufrió más de dos tipos de derrotas: electoral, política y moral.

Ante todo esto, al menos por el momento se han creado condiciones objetivas y subjetivas para que cualquiera que vaya como candidato (ya sea elegido democráticamente o impuesto por la cúpula del FMLN) para las próximas elecciones presidenciales, la tenga cuesta arriba.

Si el FMLN quiere superar progresivamente las graves heridas causadas por esta debacle electoral, política y moral, deberá su dirigencia guardar silencio y aprender a escuchar la palabra y clamores de la realidad objetiva, como también los gritos, pensamientos e ideas de sus bases y de la inmensa población que venía votando por ellos, quienes exigen desde ya la renuncia de los dinosaurios, que renunciaron a las utopías revolucionarias, y se convirtieron en otros acaudalados y burgueses más, de lo contario, estarán condenando a este partido a convertirse en minúsculo e insignificante partido de “izquierda”, dejando al pueblo en la búsqueda y construcción de un nuevo sujeto revolucionario que surja de sus entrañas y no de los sueños de otro burgués reformista o peor aún reaccionario.

Todo lo anterior indica que así como todo lo que sube baja, también hay muchas cosas que están abajo que tienden a subir en la búsqueda y construcción de un horizonte que posibilite la liberación progresiva de lo que oprime, reprime y esclaviza a todo pueblo, y en concreto al pueblo salvadoreño.

El Salvador, Centroamérica, marzo de 2018.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.