Elogio de la epistemología (2a. parte)

Afincarse en la realidad es algo mas que hacer un estudio de gabinete o una experimentación de campo, es decir va mas alla de la reflexión o la observación, por lo que es necesario partir de lo mas esencial  para hacer de las cosas algo que pueda ser sometido  ya  sea  subjetualmente u objetualmente.  De todas formas el conocimiento  ya está en nosotros, lo poseemos por el hecho de ser pensantes, para lo cual, tenemos nuestro cerebro y cuerpo, las capacidades intelectivas con las de los sentidos. Este proceso es el que nos lleva a la «verdad real» en cuanto forma parte de nuestra intelección primaria, y es así como podemos distinguir lo que mas nos afecta y la manera de esta real afectación. Por lo demas, solo nos hace falta un poco de intuición nucleo de la problemática, ese «quid pro quo» del problema que investigamos.
El método es el sentido por el que vamos avanzando el camino o lo que esta mas alla del camino. Primero viendo como «yo» soy  afectado por la realidad en su variada gama de apetencias del «ser si mismo» es decir de la persona que conoce la realidad. En alguna forma estamos conformados por particulas elementales o quarks, es lo que los griegos ya designaban como atomos. Esto está en todo el universo real cósmico. Después de observar la real constitución del mundo, como este se expande ante nuestros sentidos dejandonos de una manera particularmente diferente de la anterior, entonces entramos al fenómeno del tiempo o la duración de las cosas, así se van formando estructuras complejas desde los protozoos hasta la sociedad y la historia. Quisiera empezar por la naturaleza del conocimiento para después explicar un poco a Kant. El conocimiento nos da «luz» sobre lo que es factible o no para nuestras vidas.
El Conocimiento «en cuanto en si» (Kant)
El partir de categorias fenomenológicas y dialécticas entre la naturaleza del conocimiento si este es aplicable a todo fenómeno nos lleva a encontrar el «noumeno» que por decirlo a la manera kantiana no sería sino un «en si» de la realidad, algo montado sobre esencias noumenales. Quiza valga un poco de reflexión sobre los origenes del mito del conocimiento que esta presente en la Biblia: Yaveh dice a Adan y Eva que no coman del arbol prohibido contenedor del conocimiento de  la ciencia del bien y el mal, es importante remarcar la categoría conocimiento y ciencia, dejando a un lado la cuestión del bien y el mal que no nos correspone analizar en este momento pues corresponde a la ética, otro tipo de reflexión filosófica.
De esta manera podemos ver que el conocimeinto y la ciencia han estado presentes en la evolución o Hominización hasta llegar al Homo Sapiens. Es decir que desde que el ser humano comenzo su carrera para ser lo que es ahora iba a la vez desarrollando su propio cerebro con los frutos mas acabados de ese conocimiento: la técnica y la tecnología. Asi la espistemología no nace con Kant, nace con la misma evolución de los humanos. La modernidad ha querido ver en Kant el precursor de esta disciplina pero esta ya existía en las comunidades primitivas y en las primeras civilizaciones. Ahora lo que nos toca como centroaméricanos es desarrollar esta disciplina tan fundamental para el desarrollo de las ciencias.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.