El gran capital y la caida de Martinez – 1944

Un lector nos pregunta:

¿Podrías explicar mejor las razones por las cuales la oligarquia decidio,como afirmas, de apartar a martinez? y no queda claro la afirmación de que el gran capital se sentia amenazado. De ser así, entonces ¿a martinez habria que valorarlo desde otra óptica?, como un ¿renovador social? o sea la oligarquia manipuló al pueblo en la huelga general, al desalojarlo del poder. ¿Es esa interpretación la que queres introducir?.
Realmente no soy yo quien afirma tal cosa sino mas bien es el Dr. Fabio Castillo Figueroa, quien en una entrevista anotada en Ecuménico, cuenta que cuando joven junto al deporte, tuvieron su desarrollo político y en dicha entrevista es que lanza la afirmación de que en la caida de la dictadura de Martinez fué en parte la misma oligarquía quien la financió:

http://www.ecumenico.org/leer.php/416 
Dice el Dr. Fabio Castillo:
“El equipo fue capaz de formarse un criterio en relación con la dictadura salvadoreña. El grupo fue capaz de analizar el discurso que Maximiliano Hernández Martínez dirigió a la nación cuando inauguró el puente sobre el río Lempa y mencionó que el país iba a tener que entrar a examinar la cuestión política y social. E hizo referencia a la necesidad de cambios económicos y sociales. Y la oligarquía le puso mucha atención a este discurso, entendieron que Martínez estaba pensando en reformas sociales, se preocuparon. Este discurso le causó daño a Martínez. La oligarquía se puso alerta, advirtió que el dictador podía estar pensando en reformas sociales.

l 2 de abril de 1944

Nosotros como equipo no estabamos vinculados a partidos políticos. Estaba El Salvador sumergido en un baño de sangre. Otros sectores nos buscaron y también nosotros buscamos la participación. Esto hizo que al empezar el movimiento la oligarquía se acercó a darnos dinero y lo aceptamos. El mentor de la oligarquía cafetalera, Agustín Alfaro Mora, financiaba al partido del Dr. Arturo Romero. Hice el contacto debido a que era estudiante de medicina y el Dr. Romero, médico de formación europea, nos incorporo a su grupo. Agustín Alfaro era el nexo con la organización política de Arturo Romero, quien organizó el 2 de abril.

En realidad no sabíamos que hacer. Sabíamos que todo el país estaba en contra del dictador, había unidad nacional. Pero ¿cómo usarla? Seguimos hablando, meditando. ¿Qué podíamos hacer? Un día, mientras discutíamos , reflexionando en como utilizar la unidad de todo el país contra el dictador, propongo la organización de paralizar el país, todo el país paralizado. Reflexionando llegue a la conclusión siguiente: paralizar el país mediante una huelga de toda la población.

Al proponerlo, Reynaldo me dice: ¡estás loco, Fabio! Ese hombre nos mata a todos. Le respondo: ¡no va a poder matarnos porque no nos va a encontrar! No andamos haciendo nada. Aceptaron la idea. Y se acordó la organización nacional de la huelga. Ya antes habíamos visitado al Sr. Palacios de la Imprenta Palacios. Cuando llegamos el despidió a todos sus empleados y nos aseguró que él podía imprimir lo que quisiéramos con tal le pagáramos. Aceptamos y empezamos a publicar. No cobraba ni mucho para el riesgo que corría.

En ese momento, el Comité Secreto tenía fondos. Empezó a correr el dinero de la oligarquía contra el dictador. Orlando de Sola, el médico, el papá del actual, me buscó. Y me entregaba dinero y en la primera entrega le di un recibo y me lo devolvió diciéndome : no, nada de recibos y ni se le ocurra mencionar mi nombre. Eran cantidades grandes de dinero, billetes de 100 colones de aquel tiempo.

El Comité Secreto tuvo fondos. Hicimos propaganda, lanzamos hojas sueltas. El “Comité Secreto” las firmaba. La gente era muy cuidadosa, imprimíamos 40 0 50 ejemplares y en cuanto empezaban a salir las secretarias en los bancos y oficinas reproducían las hojas sueltas y las ordenes eran atendidas inmediatamente. Había un apoyo popular generalizado.

No teníamos idea de que hacer y surgían los caminos. Nos reuníamos en una casa de dos plantas propiedad de la familia Wright, de Doña teresa Wright, esposa del viejo Juan Wright, dueño de la hacienda La Carrera y desde allí nos movilizábamos con toda tranquilidad. Al tercer o cuarto día de huelga estabamos preocupados porque habíamos logrado paralizar los ferrocarriles. Les adelantábamos semanas de salarios y a los fogoneros, les pagábamos para que subsistieran escondidos. Consideremos que no existían sindicatos. Les pagábamos un mes por adelantado.

Al cuarto o quinto día de huelga, el policía que custodiaba la casa del ministro Morales, que quedaba a la vuelta de la de la familia Wright, donde sesionábamos. por accidente mata a Chepe Wright, de 14 años, hijo de Juan Wright y Teresa Alcaine de Wright. La noticia se divulga y con la muerte de Chepe Wright la huelga toma más fuerza. La muerte del muchacho fue por imprudencia, un accidente, él era muy apreciado, todos lo querían. Y dio base para convocar para asistir al sepelio y llegan cantidades enormes de gente, se convoca después del entierro a una misa y ya la gente no iba a dormir a sus casas sin que nos quedábamos en los alrededores intercambiando noticias, esperando el desarrollo de los acontecimientos.

Esto lo anoto como complemento y respuesta a la pregunta que el estimado lector nos hiciera, y aunque adelanta algunos de los hechos que poco a poco iremos revelando, consideramos importante aclararlo.

Realmente no tengo pruebas para sustentar lo afirmado por el Dr. Fabio Castillo Figueroa, pero lo que si es claro es que en los sucesos del 44, el partido comunista no tuvo casi nada que ver ya que estaban lo suficientemente ocupados en lograr rescatar y mantener viva lo que quedaba o mas bien lo que Martínez dejó vivo de su organización a un nivel muy básico, y muchos de ellos a pesar de su peso dentro del partido, por ejemplo Miguel Mármol en el libro de Roque Dalton, afirma que, no tuvieron conocimiento de los hechos o de la conspiración sino hasta que se dió el levantamiento y por lo tanto no tomaron parte activa en ellos

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.