Carta de Twitero guatemalteco (jeanfer) luego de su captura y liberación

Jean Anleu un joven informático de Guatemala, capturado y acusado del ilícito de crear «pánico financiero», condición tipificada como crimen en según una ley honónima del vecino pais, cuyo caso fué ampliamente seguido y divulgado por periódicos, blogues y twiteros de todo el mundo, ha escrito una carta testimonio de lo sucedido a su persona, en la que establece su posición y situación actual, luego del incidente en el que estuvo incluso privado de su libertad como un delincuente común por un delito que al revisar la ley, nunca cometió.

Seguimos pendientes de este caso por las implicaciones que tiene en materia de libertad de expresión y de pensamiento y nos solidarizamos con su causa.

A continuación copio la carta de Jeanfer: Carta de Jean Anleu a la opinión pública.

 

El día 14 de mayo se presentaron los oficiales de las autoridades judiciales e investigativas a mi casa con una orden de allanamiento librada por juez competente y motivada por una denuncia interpuesta por la superintendencia de bancos de Guatemala, indicándome que era señalado por el delito de pánico financiero, por hacer comentarios donde mencionaba a un banco del sistema nacional (los comentarios fueron efectuados en la página www.twitter.com/jeanfer en una conversación privada motivada por acontecimientos nacionales y denuncia pública por un abogado que señaló a autoridades e instituciones de ílicitos y que está en boca de todos los Guatemaltecos y no hay ningún secreto, de un abogado muerto, quien antes de fallecer grabó un video) Ante dicha orden preste toda la colaboración requerida y debido a los tweets que ya fueron mencionados fui conducido a los tribunales y formalmente acusado por el delito de pánico financiero, ley vigente de mediados del año pasado a la fecha y del cual soy el primer caso en que se aplica. El juez que conoce mi caso, escuchó la versión de las autoridades judiciales e investigativas y las pruebas presentadas por este y la mía y resolvió mi situación jurídica ese mismo día (14 de mayo) y para asombro de todos me ligó a proceso, me concedió arresto domiciliario, arraigo, obligación de firmar un libro al mes en las oficinas del Ministerio Público y una caución económica por Q50,000.00 (alrededor de 5,000 euros). Dicha cantidad esta fuera de mis posibilidades económicas pero la empresa para la que trabajo brindo su apoyo y presto la cantidad en cuestión que ahora, en mi familia tenemos como deuda. Sin embargo la comunidad digital, local e internacional se organizó para realizar colectas para cubrir dicho préstamo, por lo que estoy profunda y eternamente agradecido, cantidad que todavía falta por completar para el pago de la misma y cubrir abogados. Lo sorprendente de la resolución del juez y que generó muchas críticas y comentarios a nivel nacional e internacional, especialmente medios de comunicación es que se me está juzgando por un delito que no he cometido y que el mismo no reúne las características señaladas en la ley y que en realidad mi peor delito fue el haber hecho comentarios vagos que violan en si mi derecho a la libre emisión del pensamiento, de libre asociación y a la intimidad. Después de la resolución fui conducido a prisión en donde estuve un total de 19 horas que se dividieron en 12 horas por la noche y siete mas al día siguiente cuando ya se había pagado la caución económica, pero por procedimiento debía retornar al penal para el conteo

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.