Aniversario del asesinato a los esposos Manzanares Monjarás

Enviado por Juana Pineda y escrito por Marina Manzanares – Mariposa.

Dar clic para ver mejor.

afiche_misa ANTE UN NUEVO ASESINATO IMPUNE CONTRA DEFENSORES AMBIENTALISTAS Y EN EL QUINTO ANIVERSARIO DEL ASESINATO POLÍTICO CONTRA LOS ESPOSOS MANZANARES MONJARÁS (Por Marina Manzanares-Mariposa-)

Suman cuatro activistas defensores del medio ambiente, asesinados por escuadrones de la muerte que amparados en la impunidad de sus delitos, continuan cobrando nuevas victimas en nuestro querido pais El Salvador. 

El primero fue Marcelo Rivera Moreno, quien era miembro activo de la Asociación Amigos de San Isidro Cabañas (ASIC) y activista contra la mina El Dorado.  Rivera Moreno luego de permanecer 12 días desaparecido, fue encontrado su cadáver con señales de graves torturas en un pozo el día 30 de junio del año 2009, cabe destacar que las autoridades no hicieron esfuerzos  por garantizar la seguridad de Rivera a pesar de tres amenazas a muerte denuncias por Rivera ante las autoridades que no indagaron al respecto.    Marcelo Rivera Moreno, Ramiro Rivera Gómez, Dora Alicia Sorto

Ramiro Rivera

Ramiro Rivera Gomez

El segundo

ambientalista asesinados fue Ramiro Rivera Gómez quien fuera miembro del Comité Ambiental de Cabañas para la Defensa del Agua y los Recursos Naturales (CAC), organización que a la vez es defensora del medio ambiente ante los impactos de la explotación minera en la zona del Dorado.  Rivera Gómez fue atacado a pesar de la custodia de dos miembros de la Unidad de Protección a Víctimas y Testigos y según versiones de personas que presenciaron el asesinato, los miembros de la unidad policial que le «protegía», no actuaron en su defensa.  El defensor ambientalista, era síndico del Comité Ambiental de Cabañas, fue asesinado junto a la señora Felicita Echeverría, de 57 años de edad, y una menor de 13 años quien resultó lesionada y hacía un par de meses atrás se había salvado de morir acribillado tras un ataque de los sicarios escuadroneros que al final lograron acabar con su vida.

Dora Alicia Sorto  La tercer víctima de los grupos de exterminio fue la compañera Dora Alicia Sorto, también integrante del (CAC), Dorita en su octavo mes de embarazo, fue asesinada por arma de fuego el 26 de diciembre de 2009.   Antes del asesinato de la compañera ambientalista Dora Alicia Recinos Sorto, su esposo José Santos Rodriguez, había sido victima de intento de asesinato a manos de empleados de la empresa Pacific Rim, quienes le amputaron  con arma blanca algunos dedos de su mano derecha.    Según denunció en su momento Dora Alicia, hombres con armas largas habían llegado a su casa de habitación  a buscar, por la noche a José Santos, para asesinarlo, gracias a Dios él no se encontraba, expresó Dorita quien junto a su esposo formaban parte de los lideres de la resistencia ciudadana contra la empresa minera canadiense Pacific Rim.

Francisco Duran AyalaLa cuarta victima de los grupos de exterminio claramente financiados por el gran capital nacional y extranjero que intenta imponernos la explotación minera, ha sido el joven luchador ambientalista, Juan Francisco Duran Ayala, desaparecido el 3 de junio y encontrado torturado y con un tiro de gracia en la frente, el pasado 15 de este mes. el asesinato en El Salvador del defensor de derechos humanos Juan Francisco Durán Ayala, quien era activista del Comité Ambiental de Cabañas para la Defensa del Agua y los Recursos Naturales (CAC), organización que realiza actividades de defensa del medio ambiente frente a los impactos de la explotación minera en la zona de El Dorado, en San Isidro Cabañas. Comité Ambiental de Cabañas para la Defensa del Agua y los Recursos Naturales (CAC).

Ante este nuevo crimen contra el joven Francisco Duran Ayala, con justa razón, no solo sus familiares sino que la población en general de la zona y los que estamos comprometidos por la promoción y defensa de los derechos humanos, tememos de que se repita la historia de impunidad en la que suelen quedar este tipo de asesinatos, y  que ligeramente los fiscales concluyan, como ha sucedido con los demás,  que fue un caso de rencillas personales, familiares etc, etc.  Preocupa profundamente la poca o nada importancia que las autoridades policiales y de la Fiscalía General de la República dan a este tipo de crimenes y por el contrario se atribuyen a la delincuencia común, tésis totalmente ajena a la verdad. Continúan sin ser investigadas las reiteradas amenazas a muerte que sufren las y los trabajadores de Radio Victoria.

No olvidemos que tanto en el caso de Marcelo Rivera Moreno, Ramiro Rivera Gómez, Dora Alicia Sorto,  NO se ha investigado a los autores intelectuales y no sentimos satisfacción de los resultados que hasta ahora se han dado, pese a que Rodolfo Delgado, jefe de la Unidad Fiscal Especializada de Delitos de Crimen Organizado (UNICO), reiteró en su momento su compromiso con que estos casos no queden en la impunidad. 

En este particular me voy a detener y juzgue usted querida lectora y lector, el por qué es difícil creer en personajes como el Fiscal Rodolfo Delgado a quien desde hace mucho tiempo debieron de depurar junto a su par el fiscal Walter Ruiz, de la Fiscalía General de la República, como muestra de que en realidad se quiere sanear ese tipo de instituciones para avanzar en la lucha contra el crimen organizado. Pongan atención y conozcan parte del historal del Fiscal Rodolfo Delgado.

Según fuentes oficiales defensoras de los derechos humanos, el  Fiscal Rodolfo Delgado ha dirigido interrogatorios en los que miembros de la División Élite contra el Crimen Organizado (DECO) han torturado a presuntos partícipes o testigos a quienes además de torturar física y psicológicamente amenazan con promover contra ellos acusaciones por largos años de cárcel atribuyéndoles cualquier delito, en el que obviamente no han participado; los amenazan con crear daños o procesar a miembros de su familia para presionarlos a que declaren contra una determinada persona, para confirmar las versiones que en forma amañada construye la Fiscalía, para dejar en la impunidad a los verdaderos capos de la droga y del crimen organizado.

Esto ha sido demostrado por la Procuraduría de Defensa de los Derechos Humanos-CDDH- en sus informes sobre las torturas ocurridas contra un ex policía que estaba involucrado en un secuestro al momento de la detención de este señor Murgas Barrientos, miembros del Grupo de Reacción Policial (GRP), la DECO, el ex Director de la PNC Mauricio Sandoval, el ex Subdirector Pedro González y otros jefes policiales, dirigieron un procedimiento mediante el cual torturaron físicamente durante más de doce horas a Murgas Barrientos; este procedimiento fue convalidado y encubierto por Rodolfo Delgado. Este hombre (Murgas) fue hospitalizado de gravedad luego que la Policía lo dejara casi muerto.

En el caso del asesinato del dirigente sindical salvadoreño-americano, Gilberto Soto,  en la investigación dirigida por  el Fiscal Rodolfo Delgado como jefe de la UCCO, también se produjeron torturas contra tres de los señalados por la Fiscalía de ser responsables directos e indirectos del crimen del líder sindical que residía en Estados Unidos y que fuera ejecutado en Usulután. Las torturas en uno de los implicados provocaron que éste acusara a la madre de la esposa de Soto de haber planificado su ejecución, no obstante, esta persona declaró los vejámenes de que fue objeto a la PDDH y tras el informe público de esta institución, Delgado junto a su equipo de Fiscales y el Comisionado Omar García Funes de la PNC, torturaron nuevamente al testigo para que rindiera una declaración extra judicial acusando a miembros de la PDDH de haberle ofrecido dádivas para que declarara, liberando de responsabilidad a la suegra de Gilberto Soto. No obstante en este caso, el testigo en un acto de valentía declaró ante un Juez que la Fiscalía le había preparado para rendir su declaración, proporcionando al funcionario judicial el papel escrito por uno de los fiscales miembros de la UCCO.

En este caso, el tribunal de Sentencia declaró que la declaración del testigo estaba viciada y liberó de responsabilidad a la mayoría de acusados. Este entre otro es el historial del experto en armar tamales políticos para encubrir a los que planifican, dirigen y realizan los asesinatos o actos contra el pueblo salvadoreño.

También Rodolfo Antonio Delgado fue el fiscal responsable del caso del homicidio del niño Gerardo Villeda, quien fue secuestrado sin que la PNC lo impidiera a pesar que vigilaban la casa de donde salió el vehículo para cometer el secuestro; en este caso la PNC realizó un procedimiento injustificado, en el cual atacaron con fusilería masiva la casa donde permanecía el niño (la PDDH ha señalado que probablemente la PNC fue la responsable del crimen por esta situación) y las autopsias de Medicina Legal revelaron que un secuestrado fue ejecutado con un disparo en el cráneo. El fiscal Delgado deliberadamente encubrió esta ejecución y liberó de cargos a los policías (entre ellos al Director Mauricio Sandoval), que ordenaron el ilegal procedimiento de ataque y asalto contra la casa en que permanecía el niño Villeda y que provocó el asesinato del inocente niño, además de la muerte de varios policías, sin que hubiera necesidad y sin que se promovieran mecanismos de negociación, pese a que tenían la casa y la zona rodeadas.

Con ese historial del fiscal Rodolfo Delgado, quien es nada menos que  Auxiliar Jefe de la División Élite contra el Crimen Organizado DECO, ¿cómo la población salvadoreña puede confiar en una transparente y justa aplicación de la justicia? ¿Cómo se puede dar credibilidad y tener confianza en la veracidad de las investigaciones nada completas, pues nunca presentan a los autores intelectuales de los distintos crímenes?

No olvidamos que en el caso del asesinato contra mis padres los esposos Manzanares Monjarás, los fiscales que tuvieron a su cargo las “investigaciones” fueron Walter Ruiz y Rodolfo Delgado.  El primero de ellos,  en el año 2007 declaró ante un rotativo nacional que implementan la guerra medíatica contra el pueblo, diciendo que yo era sospechosa del asesinato de mis padres y en la ciudad de Suchitoto, lugar de vivienda de mis padres y donde fueron vilmente asesinados, las derechas mantienen gente  que se dedica a difamar a mi persona y a mi familia diciendo que ese crimen, que por todos sus antecedentes fue de carácter político, se debió a problemas de familia, por cosas de herencias etc., etc.!!!.  Es decir que estos señores, no solo acobijan con el manto de la impunidad al crimen organizado, sino que además revictimizan a las victimas; increíble!!!   En vez de ponerse a investigar técnica, científica y transparentemente el asesinato de mis padres, tal y como desde el primer día hemos venido exigiendo, se dedican a la difamación de la familia  promoviendo de esta manera el envalentonamiento tanto de sicarios como de los autores intelectuales.  Nos hemos cansado de solicitar al Fiscal General que saquen a Rodolfo Delgado y a Walter Ruiz del caso de mis padres y que por el contrario, pongan un fiscal independiente, capaz y con moralidad notoria y .hasta esa petición se niega a realizar este señor, en franca  falta de voluntad política para que en este crimen, que bien se puede considerar de lesa humanidad (con las implicaciones sociales y jurídicas que esto implica a nivel de investigación, estructuración y formulación), se haga justicia.

No sería para nada sorprendente que en el caso del más recién asesinato contra el joven ambientalista Francisco Durán Ayala, salgan diciendo que fue por problemas familiares, pasionales o por simple robo.  Tenemos clarito que al no investigar y sancionar a los representantes de Pacific Rim, las amenazas y asesinatos contra los defensores del medio ambiente continúan y continuarán… ¿Quiénes financian y ordenan a los sicarios amenazar, perseguir y asesinar a los ambientalistas y trabajadores de Radio Victoria? ¿Por qué de manera transparente y real no se investiga a los dueños nacionales y internacionales de la Pacific Rim? ¿Qué intereses oscuros  esconden?   El alcalde de Ilobasco, José María Dimas Castellanos, por ejemplo, es un nefasto sujeto que ha vivido amenazando a muerte a toda persona que lucha por la defensa del medio ambiente y por una vida justa y digna; ¿se le ha investigado a este sujeto? Esas, entre tantas otras,  son respuestas que debemos exigir a la Fiscalía y a la Policia Nacional Civil.

Dado que somos huérfanos de una real, pronta y efectiva justicia, mi llamado reiterativo- porque desde siempre lo he mantenido-, es a que, como población consciente y sociedad civil organizada , conformemos un movimiento nacional contra el crimen organizado y la impunidad… Debemos incentivar la comunicación y atención social para prepararnos a una acción y movilización masiva, constante y extendida, contra los continuos flagelos que sufrimos; contra todo tipo de impunidad, contra la pérdida del respeto al derecho de la vida, contra las  imposiciones políticas y contra el crimen organizado. Exigir depuración de entidades como la Fiscalía General de la República, se vuelve imperante y es un derecho inclaudicable.

Necesitamos crear nuestras propias redes de investigadores secretos que nos conduzcan hasta el nido de las ratas que  dirigen, financian y ejecutan las amenazas, las persecuciones y los asesinatos contra la población civil organizada o no.  Nosotros podemos porque de alguna manera tenemos experiencia de lucha organizada y conspirativa. Si sabemos de la impunidad enquistada en instituciones y funcionarios, ¿por qué nos damos el lujo de seguir enterrando y enterrando a nuestros muertos a atenidos de que la fiscalía, la policía, etc., van a investigar, enjuiciar y castigar a los asesinos intelectuales y materiales reales?

No se trata de tomar la justicia por nuestras propias manos porque tenemos moral, principios humanitarios y reconocemos el estado de derecho, sino de crear y activar mecanismos creíbles de investigación de la prueba del delito, como una contribución con la Fiscalía General de la República en su constitucional deber de administrar justicia.  En esta perspectiva se deben considerar: la denuncia ciudadana, la cultura de no encubrimiento, la praxis de investigación privada profesional.

Nuestra solidaridad moral a la familia del compañero ambientalista asesinado Francisco Durán Ayala y para sus compañeros de estudio y de lucha por la defensa del medio ambiente.

Aprovecho para recordarles que este domingo 3 de julio a las diez de la mañana es la misa en conmemoración del asesinato político de mis padres los esposos Manzanares Monjarás en la CRIPTA de catedral San Salvador.  Están fraternalmente invitados/as.

POR ESOS MUERTOS, NUESTROS MUERTOS, LA LUCHA CONTINÚA!!!.

COMPAÑEROS MANZANARES MONJARÁS…PRESENTES!!!

EXIGIMOS INVESTIGACIÓN, JUICIO Y CASTIGO PARA QUIENES ORDENARON Y EJECUTARON ESTOS CRIMENES!!!.

Fraternalmente, Marina Manzanares Monjarás (Mariposa.)

 José Martí dijo: La unidad de pensamiento, que NO es la servidumbre de la opinión, es condición indispensable para el triunfo de una causa política.
«Lo mas grave que pueden perder los pueblos, es la sensibilidad humana, la solidaridad de clase y la unidad en la defensa de sus derechos». (
mariposa)
» La impunidad garantiza la injusticia y envalentona a los verdugos del pueblo»…»El silencio de las victimas es victoria para los asesinos materiales y los de cuello blanco».(
mariposa)
«por los descalzos sin pan, la lucha continúa…Paco Cutumay, esposos Manzanares-Monjarás, tres crímenes impunes…Exigimos justicia ya!!!.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.