«A nosotros sólo nos han enseñado a reprimir»

militares

En la tumultuosa historia de nuestros pueblos hay una constante: casi todas nuestras sociedades denotan culto al militarismo como imagen de «disciplina» y «control» esto a costa de graves, gravísimas restricciones no sólo a la libertad individual, sino a la democracia aparantemente tembleque en la que vivimos. El militar, el uniforme, inspira «poder», por eso se les encuentra tanto en la literatura latinoamericana y en ciertas caricaturas de gobernante que rigen algunos de nuestros países. Ante la inminencia del  caos, siempre se anhela volver al sometimiento «orden» que se vive en las sociedades militarizadas. Es una constante. Es una tristeza que se anhele la condición de ganado que sigue ciegamente las órdenes del General. Es indignante que la coerción sea un recurso deseado.

Es muy gustado el recurso de las cortinas de humo en estas tierras nuestras, para ejemplo, un botón: el pasado lunes se hizo la mayor alharaca posible en TCS y la prensa parcializada [de derecha] sobre una «ofensiva» de parte de las maras en contra de la población civil. Me parece que si la empresa privada está dispuesta a perder millones de dólares al cerrar sus puertas temprano ante «el peligro de andar en la calle» ,a creerle a una cadena de correos electrónicos y jugar descaradamente con la desinformación, tenemos una argolla de poder económico demasiado sabedora de la sociedad que le cobija; el salvadoreño promedio cayó: las calles presentaban tráfico ingente, los pasajes y negocios estaban desiertos. Era el escenario perfecto para profetizar.

El Noticiero en su edición de las ocho de la noche tuvo como invitado a Antonio Almendáriz, coronel retirado y actualmente diputado por el PCN. La entrevista no está disponible en internet, usted tendrá que confiar en mí cuando le resumo la temática de la misma. Almendáriz opina que:

1. Debe acuartelarse a la PNC sin pagar horas extras [«en tiempo de guerra vivíamos acuartelados y nadie nos daba un cinco de más«];

2. La inteligencia estatal debe ser utilizada dado que la Comisión de Investigación del Delito no es suficiente [en lo único que estoy de acuerdo con él];

3. Cree que no es adecuado mezclar a la PNC con las FAES, [«O es la policía o es el ejército, no podemos mezclar el culantro con la verdolaga»]

4. «Estamos en guerra».

Ahora, el quinto punto de su entrevista es el que me consterna en mayor medida. Cuando Moisés Urbina le preguntó si el ejército iba a sugestionar a las maras y hablar con la población o si iba a erradicar el problema, Almendáriz dijo [y cito]: «A estas alturas la disertación ya no nos sirve, a nosotros sólo nos han enseñado a reprimir». Espero en realidad que este sea el pensar nada más de un militar retirado, que el EMCFA que rige Mungía Payez no sea tan falto de criterio, tan socialmente miope, como este señor. Es peligrosísimo que un funcionario público se exprese de esta manera en horario pico de audiencia en uno de los canales de mayor alcance. Y es más peligroso aún que lo diga con cierto dejo de orgullo. Esperemos, por el bien de este país, que estas sean importunas declaraciones de alguien que añora las «viejas glorias» de la FAES y nada más.

PD: Agradezco públicamente a Hunnapuh por invitarme a su espacio, espero algún día llegar a la altura de quienes acá colaboran. A vosotros, cuerpo de lectores, expreso mi respeto y les suplico paciencia ante mi tendencia a decir las cosas un-poco-más o menos-fuertemente.

Be Sociable, Share!

7 comments for “«A nosotros sólo nos han enseñado a reprimir»

  1. 22/10/2009 at 2:44 am

    Lamento no haber tenido la oportunidad de ver esta entrevista pero sabiendo los antecedentes de tales medios de información puedo confiar en que hayan dicho lo que escribiste.

    Lamentablemente arman estas «campañas» atentando contra cosas a las cuales nos es muy difícil oponernos: nuestra seguridad.

    Siendote sincero, te diré que me la creí y temí por mi seguridad, sabiendo como está la seguridad en estos dias y supongo que por esto mismo a otros les costo negarse a llegar tarde a sus casas como han de acostumbrar en su diario vivir.

    Así como lo mencionas, la represión no causará mas que un caos y mayor inseguridad en la población. Esperemos que el personal asignado a tratar el problema actúe con mejor criterio y encuentre una solución mas inteligente al asunto.

    Felicidades por la participación en este blog.

  2. ONPol
    22/10/2009 at 3:22 pm

    Es todo un proceso de adaptación a la gente para que piense que la única solución posible al problema del auge criminal sea sacar al ejército a las calles, el FMLN lo criticó en su tiempo, pero ahora lo quiere como último recurso ante el clamor de la población.
    Sacarlo «amarrado» no sería efectivo, ya que el poder disuasorio de la «Autoridad» se ha perdido ante la fuerza que ha cobrado el crimen organizado: Narcos, Secuestradores, Corruptos y la miseria organizada: Maras, Delincuencia común.
    Aunque la presencia territorial de la autoridad es vital, debe ser efectiva en el sentido de interactuar con los padres de familia, con las comunidades y con los jóvenes para evitar que sigan siendo reclutados por las maras.
    El gobierno debe estar cerca de los jóvenes y brindarles las oportunidades que los gobiernos anteriores no les dieron en educación, esparcimiento, manejo del tiempo libre, ocupación, si no se hace, las maras serán constantemente alimentadas por jóvenes desencantados por el sistema.

  3. ariel
    22/10/2009 at 9:06 pm

    es mas que confirmado el ejecito como esta hoy no puede ejercer labores de seguridad publica, cometeria tantos abusos y actos arbitrarios

    es mas la cosa se puede salir de control y quien sabe que veamos hasta golpes de estado, o que vuelvan a actuar como actuaron en los 80’S

    sacar al ejercito significa 2 cosas: 1- admitir que la PNC y las autoridades de seguridad fracasaron y que solo el ejercito puede salvarnos
    2- mostrar internacionalmente una imagen de el salvador militarizado como mexico

    talvez funes puede crear un ente contralor que verifique el actuar de la fuerza armada, para que no cometa abusos ni dañe a la poblacion honrada

  4. 26/10/2009 at 3:28 pm

    yo tampoco vi al entrevista y no voy a negar que en cierto modo me dejé llevar por la paranoia del lunes negro jajaja pero definitivamente no creo qu llamar a grupos de exterminio como la Sombra Negra o tirr al ruedo a la FAES con la intención de ‘reprimir’ sea una solución a este problema.
    Deberían pensar en Prevencion de violencia o en todo caso hacer más eficientes las entidades que velan la seguridad y justicia en el pais, depurar jueces y fiscales (sino pregunteme cuanto pague a uno para q ‘no jodiera’ a alguien muy cercano a mi…), en fin, de verdad que solo sean sueños reprimidos de un militar retirado.

    P.D.: muchos te hemos leido en tu blog y creemos que estas a la altura de este espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.