A los lectores Parte II

A LOS LECTORES, PARTE II:
 
    HISTORIA MODERNA DE LA HEGEMONIA YANQUI EN AMÉRICA Y MUNDIAL.
Por BetotroniK.

Thomas Jefferson

«LOS VERDADEROS HOMBRES QUE NO LE TEMEN A LA VERDAD, JAMÁS DEBEN TENERLE MIEDO A LA MENTIRA»
(Thomas Jefferson, uno de los padres de la patria estadounidense)

 
En mi Post «A Los Lectores» que recientemente se publicó en este Blog, recibí unas respuestas y comentarios fuera de contexto del post en mención y ofensivas. Les recuerdo a nuestros amables lectores que la «Libertad de Expresión» que hoy, al fin gozamos, no nos debe llevar a un libertinaje y que siempre deben respetarse las ideas de los escritores aún que no nos gusten o no nos simpaticen por sus ideas. No hay mejor Expresión que aquella que dijo algún sabio. «LAS IDEAS SE COMBATEN CON IDEAS NO CON GARROTES».
 
Pero en fin les agradezco que al menos lean mis posts y que me critiquen sanamente y positivamente, no es que el papel aguante con todo. Somos personas con sentimientos que podemos ser heridos emocionalmente como cualquier otra persona.
 
En vista de ello hice una investigación exhaustiva y que esta escrita en los libros de la Historia Moderna por lo cual son innegable todos los horrores, aquí citados, que han cometido los «GOBIERNOS ESTADOUNIDENSES». La ciudadanía estadounidense no ha tenido nada que ver con ello, los ciudadanos son gente como nosotros, queriendo que haya paz y seguridad principalmente en nuestras patrias y por supuesto mundialmente.
 
La Cultura estadounidense ha sido completamente poderosa en todos los aspectos y podemos mencionar algunos:  intelectuales, culturales, artísticos, sociales, etc. No dudamos que ellos son gente muy inteligente y que no han estado involucrados en las POLÍTICAS ERRÁTICAS, GUERRERISTAS E IMPERIALISTAS que han realizado sus déspotas gobernantes. Los estadounidenses tienen una cultura tan avanzada y han habido personajes tan sabios que muchos de ellos han alcanzado y ganado premios internacionales, como una gran variedad de Premios Nóbel, no existe ningún agravio contra ellos, al contrario los ensalzamos por ser los grandes líderes mundiales en casi todas las ciencias.
 
          A continuación detallaré históricamente y fecha por fecha de todos las pésimas actuaciones que han hecho los «gobiernos yanquis»

Empezaremos con una célebre cita de un presidente de los EE.UU.:

William Taft

CITA DE WILLIAM TAFT, PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS (1909-1913)
 
«No está distante el día en que tres estrellas y tres franjas en tres puntos equidistantes delimiten nuestro territorio: Una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur.
El HEMISFERIO COMPLETO de hecho SERÁ NUESTRO en virtud de nuestra SUPERIORIDAD RACIAL, como ya moralmente es NUESTRO.»

Con ésta cita podemos confirmar de las intenciones imperialistas que los Gobiernos Yanquis han tenido desde que se convirtieron en una Potencia Mundial.
 
Las intervenciones de los Estados Unidos de América en el resto del mundo han sido muy numerosas desde 1775 en una gran cantidad de países, por o con distintas causas, La siguiente cronología comprende intervenciones militares directas (guerras, envío de fuerzas del ejécito) e indirectas (sostén logístico de gobiernos o de movimeintos anti-revolucionarios, actividades de los servicios secretos de espionaje y otros). La lista hasta 1975 está ciertamente basada en el «Informe del Congreso de los Estados Unidos sobre Relaciones Internacionales». Los numerales son las Guerras Yanquis de los conflictos principales conocidos por los Historiadores y el Gran Público. Las partes de esta lista (hasta 1975) son del «Informe RL30172 del Servicio de Investigación del Congreso de los Estados Unidos de América».

1.-En 1775-1776  los Yanquis  invaden a Canadá y la Guerra de el Atlántico en el curso de la Guerra de Independencia Estadounidense.
2.-De 1798 a 1800, los Yanquis participan en la Guerra del conflicto naval contra la Francia Revolucionaria en el Mar de Las Antillas y la costas del     Atlántico. Termina el conflicto con el Tratado de Mortefontaine o la llamada Convención de 1800.
3.-De 1801-1805  la guerra Yanqui-Tripóli que es más conocida por la Guerra Beréber; el Rey de Tripóli, sus aliados de Túnez y de Argel  le declaran la guerra a los Yanquis por que ya no querían más pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones a los EE.UU.
4.-En 1815 : Una expedición Naval Yanqui contra la Regencia de Argelia, que fuerza al Rey Omar de  Argelia a que firme un tratado para poner fin a los ataques de las  embarcaciones Yanquis por medio de los corsarios beréberes.
5.-En diciembre de 1831, los Yanquis enarbolando la bandera francesa en la Corbeta Yanqui Lexington arribó a Puerto Soledad,  establecimiento portuario en el norte de la Isla Soledad, la cuál era Colonia Francesa y es una de las Islas  Malvinas. Un Batallón Yanqui desembarcó y destruyó el asentamiento de dicho Puerto, tomando como prisioneros a sus habitantes.
6.-En 1846: En la Guerra Méjico-Estadounidense, los Yanquis  se apropiaron de más de la mitad del teritorio mejicano (el 55%). Este territorio son ahora los Estados de: Texas, California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo Méjico y una parte de Colorado y Wyoming.
7.-Entre 1852-1853 los Marines Yanquis (soldados de la Infantería de la Marina) invaden Argentina y se instalan en Buenos Aires para proteger los inreseses Yanquis frente a una revolución de los argentinos que se estaba desarrollando en el país.
8.-En 1853 los Yanquis invaden a Nicaragua para dar protección a los ciudadanos y a los intereses Yanquis durante el conflicto de unos transtornos políticos en el país.
9.-Entre 1853-1854 el Comodoro Matthew Perry obliga al Japón a abrirse al Occidente con el Convenio de Kanagawa en 1854. El Comodoro utiliza las fuerzas de disuación en las Islas Ryukyu y Bonin con su flota naval y se dirigió a las autoridaes de Naha, en la Isla de Okinawa; al vencerlos le dan una concesión minera en las islas citadas, así  como facilidades comerciales.
10.-En 1854 el ejército Yanqui realiza represalias en Nicaragua por una ofensa hecha al representante Yanqui en el país y destruyen la ciudad de  Greytown (San Juan del Norte).
11.-En 1856 se realiza la pimera intervención Yanqui en Panamá, con la finalidad de proteger a los ciudadanos estadounidenses y los intereses Yanquis en la región, durante el «Incidente de la Sandía» , (Un gringo borracho con cuatro yanquis más provocaron una pelea con un vendedor callejero, un gringo le pidió una tajada  de sandía la cuál él se negó a pagar 5 centavos de dólar, el borracho le disparó a un lugareño. Esto provocó  una pelea entre panameños y gringos. Una Guarnición Yanqui los reprimió y apresó a los bravos panameños.).
12.-En 1859 una fuerza invasora Yanqui le da protección a los intereses estadounidenses en Shangai.
13.-En 1859 el Congreso Yanqui autorizó en el Paraguay a un escuadrón naval para exigir compensación en favor a un  ataque sobre un buque militar Yanqui que en el rio Paraná había sucedido en 1855. las compensasiones y disculpas del gobierno paraguayo las tuvieron que hacer después de una gran amenaza y despliegue naval de los Marines Yanquis.
14.-En 1860 la Armada Yanqui realizó una intervención militar en Angola con el fin de proteger a los ciudadanos estadounidenses y a los bienes de los Yanquis, en el momento que se realizaba una rebelión indígena en la ciudad de Kissembo contra Portugal.
15.-En Hawai en1893, la Armada Yanqui invade la Isla con el fin de proteger las vidas y los bienes Yanquis, luego imponen un gobierno provisional bajo la autoridad de Sanford Dole,terminando anexando a Hawai como un estado Yanqui más en 1898.
16.-En1894 la Armada Yanqui invade a Nicaragua  en la ciudad de Bluefields con la finalidad de proteger los intereses Yanquis en respuesta a una revolución que sucedía en el lugar.
17.-En 1898  sucede la Guerra Hispano- Estadounidense construyendo e istalando una base militar en Hawai con motivo de la «Guerra de Liberación de la Tutela Española.». Los Yanquis imponen la posiblidad de inversiones financieras y un derecho de injerencia en los asuntos interiores de los países que todavía eran colonias españolas. Los países citados son: PUERTO RICO, HAWAI, FILIPINAS,WAKE Y GUAM.
18.-En 1898 los Yanquis convirtieron a la Isla de Puerto Rico en una colonia Gringa más.
19.-En febrero de 1898 se encontraba en la Habana el crucero Yanqui USS-Maine. El buque había llegado a Cuba para proteger los intereses de los Yanquis en Cuba. El 15 de febrero de 1898, una explosión que destruyó el barco Maine. Después de cuatro semanas, se concluyó que una mina había explotado debajo (afuera) del barco, pero no se identificó ningún culpable, no obstante los Yanquis culparon a España, convirtiéndolo en un pretexto para los Yanquis para favorecer una intervención militar en Cuba.
20.-El 1 de enero de 1899 se iniciaba la ocupación de Cuba por los Yanquis a través del gobierno que decretaba órdenes militares gringas.
21.-En 1900 , La Rebelión Bóxer en CHINA, el levantamiento de los bóxers, fue un movimiento contra la influencia comercial, política, religiosa y tecnológica foránea en China, especialmente la Yanqui. Para agosto de 1900, cerca de 230 extranjeros, miles de chinos cristianos, un número desconocido (entre 50.000 y 100.000) de rebeldes, sus simpatizantes y chinos murieron en la revuelta y su represión por los ejércitos Yanquis y extranjeros.
22.-Por medio de la «DOCTRINA MONROE*» a principios del SIGLO XX, los Yanquis quisieron anexar a América Latina, pretendiendo un continente americano para los estadounidenses. Esto llevó al Hemisferio a tremendas consecuencias políticas y económicas.
23.-El 20 de mayo de 1902 nace la República de Cuba siendo electo Tomás Estrada Palma como su primer presidente. A este primer gobierno correspondería la tarea de formalizar los vínculos de dependencia con los Yanquis. Se firmaron bajo esta administración el Tratado de Reciprocidad Comercial de 1902. El Tratado de arrendamiento de estaciones navales y carboneras (1903) en virtud de la Enmienda Platt este concede a los Yanquis el derecho de arrendar tierras para crear bases en Bahía Honda y Guantánamo.

24.-Teddy Rooselvet con su Dinosáurica «Política del Garrote» le arrebató Panamá a Colombia , para iniciar la construccion del Canal de Panamá.
25.-En 1903  la apropiación de la Base Naval de la Bahía de Guantánamo por los Yanquis, convirtiéndola en un territorio ocupado y Base Militar que ellos «arriendan» a Cuba. Cuba conserva su soberanía  sobre la base y la considera un territorio ocupado, pero los Yanquis se niegan a ponerle fin al «arriendo» haciendo valerse del Tratado cubano-estadounidense de 1903. El «arriendo» perpetuo comenzó en Febrero 1903.
26.-El presidente nicaragüense Zelaya fue derrocado en 1909 por el tirano Pro Yanqui Adolfo Diaz.
27.-Francisco Madero  el Líder Revolucionario de Méjico en 1911 es asesinado con la injerencia y financiamiento de los Yanquis.
28.-En 1912 los Marines Yanquis desembarcaron e invadieron a Nicaragua  hasta 1933, que fue cuando instituyeron al General Anastasio Somoza como dictador, siguiendo órdenes de los Yanquis, Somoza asesina al revolucionario Augusto César Sandino quien se habia levantado en armas contra los invasores Marines.
29.-Méjico fue invadido entre 1914-1916 por los Yanquis.
30.-En 1916  los Yanquis asesinan a PANCHO VILLA, el gran líder Revolucionario mejicano.
31.-Tropas Yanquis desembarcaron en Haití en 1915 permaneciendo allí hasta 1934 , entonces instalaron al dictador Francois Duvalier  quién después fue sucedido por su tirano hijo Pro Yanqui, «Baby Doc» .
32.-República Dominicana fue invadida e intervenida por los Yanquis entre 1916-1924. 
33.-En 1918 los Yanquis se involucran  en la Primera Guerra Mundial en Europa sin tener nada que perder ni ganar en el conflicto, unicamente lo hacen para ayudarles a vencer a los «Enemigos de la Democracia», pero realmente lo hicieron por puros intereses racistas, económicos y militares.
34.-En Cuba los Yanquis promueven el ascenso de Gerardo Machado a la presidencia en 1925, representó la alternativa de la oligarquía y el capital Yanqui, combinado con una feroz represión contra adversarios políticos y movimientos opositores. Machado materializó los encarcelamientos, torturas, son asesinados líderes revolucionarios y se respira un ambiente de terror y de persecución del movimiento revolucionario. El 20 de marzo de 1930 se realiza una huelga general en la que participaron doscientos mil obreros bajo la consigna “¡Abajo Machado!”. Esta huelga se considera el inicio de esta revolución antimachadista. En Agosto de 1933 con otra huelga política general, cuyo resultado fue que el 12 de agosto de 1933 Machado huye del país.

35.-En 1925  subió al poder Reza Pahlavi , con el auxilio de los Yanquis aprovechando que éste era un jefe millitar de ideoligía nacionalista. En 1941  abdicó a favor de su hijo Mohammad Reza Pahlavi (conocido como el «Shah de Irán») con el apoyo total Yanqui. Tras la Segunda Guerra Mundial se intesificó el movimiento revolucionario nacionalista.
36.-Los Yanquis instalan en República Dominicana al dictador Leónidas Trujillo entre 1930-1961.
37.-El General Somoza en 1934  y con el apoyo de los Yanquis inició una sangrienta presidencia-dictadura-monárquica en Nicaragua que duró hasta 1979 , cuando fue derrotado y derrocado por el Ejército Sandinista .
38.-De 1941 a 1945 los Yanquis paricipan en la Segunda Guerra Mundial  en Europa y el Japón  logrando introducirse en ella por medio de trucos, principalmente auxiliando a los europeos abasteciéndolos de armamentos y desoyendo el inminente ataque japonés que se dirigía a Pearl Harbor.
39.-Entre 1945 y 1946 los Yanquis envían tropas y bombardean a China.
40.-En 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, la OSS y la ONI  (Agencias del servicio Yanqui en aquellos tiempos) colaboran estrechamente con el Hampa China, que domina la producción de grandes cantidades de opio, morfina y heroína, ayudando a la creación del tercer punto en el comercio de la Heroína en la posguerra: el Triágulo Dorado, una región formada por las zonas fronterizas de Thailandia, Birmania, Laos y la provincia china de Yunan. La heroína que la OSS trafica crecía allá, y era refinada en Shanghai.
41.-Entre 1946 a 1984 la Escuela de las Américas es establecida en Panamá. Su misión principal era fomentar o servir como instrumento para preparar a las naciones latinoamericanas para mantener así un equilibrio político contrarrestando la influencia creciente de organizaciones políticas de ideología marxista o movimientos de corte izquierdista.  Varios de sus cursos o entrenamientos incluían técnicas de contrainsurgencia, operaciones de comando, tiro franco, guerra psicológica, inteligencia militar y tácticas de interrogatorio. Manuales militares de instrucción de esta iniciativa, entonces confidenciales, se desclasificaron o publicaron en 1996 por el Pentágono. Entre otras consideraciones, se detallan la vulneración permitida de derechos humanos, como el uso de la tortura, la extorsión o la ejecución sumaria, definiendo como objetivos de control o seguimiento a aquellos pertenecientes a organizaciones sindicales, literalmente: «distribuyesen propaganda en favor de los grupos extremistas de izquierda o de sus intereses», «simpatizasen con manifestaciones o huelgas», «acusaciones sobre el fracaso del gobierno en solucionar las necesidades básicas del pueblo».El periódico panameño La Prensa la apodó «Escuela para asesinos». Jorge Illueca, presidente de Panamá, la llamó «la base gringa para la desestabilización de América Latina».De acuerdo con el senador demócrata Martin Meehan (Massachusetts): «Si la Escuela de las Américas decidiera celebrar una reunión de ex alumnos, reuniría algunos de los más infames e indeseables matones y malhechores del hemisferio». Tras el asesinato de cuatro miembros de la Iglesia Católica de El Salvador por graduados de la escuela comandados por D’Aubuisson, en 1989, y la constitución de una ONG dedicada a la denuncia de las actividades de la Escuela SOA Watch, la atención pública sobre el asunto fue cada vez mayor. En 1996, bajo la presión de numerosos periódicos y organizaciones de derechos humanos estadounidenses, el Ejército de Yanqui hizo pública parte de la documentación sobre la Escuela, incluyendo algunos de los manuales. Estos fueron publicados por el «Archivo de la Seguridad Nacional». La crítica se hizo sentir, y en octubre de 2000, durante la presidencia de Bill Clinton, el Congreso estadounidense analizó la situación y finalmente decidió cerrarlo para crear uno nuevo. El 17 de enero de 2001 se inaugura el Instituto de Defensa para la Cooperación de Seguridad Hemisférica. Las organizaciones críticas, reiteradamente el cambio, afirmando que se trata de «pura cosmética», mientras que el gobierno, a la vez que reconoce la nueva institución como heredera de la Escuela de las Américas, considera que en esta ha mejorado sustancialmente .
42.-En 1946  los Yanquis envían tropas a las Filipinas para combatir una insurrección que estaba sucediendo contra el gobierno Pro Yanqui.
43.-En Grecia entre 1946-1949 los Yanquis le dan sostén logístico militar al  Régimen  impuesto por el Reino Unido de Gran Bretaña.
44.-La CIA fue creada el 17 Diciembre 1947 por el Presidente Harry Truman, sustituyendo a la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS,sus siglas en iglés) del pasado, en 1949 se le otorgan poderes para investigar sin necesidad de autorización judicial, expedientes administrativos y fiscales.La filosofía de la organización era dotar al Presidente de un segundo punto de vista elaborado por civiles, frente al aportado por los militares de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, siglas en Inglés), objetivo de la CIA desde su creación hasta ahora
45.-De 1950 a 1953  los Yanquis combaten en la Guerra de Corea y atacan a China con bombardeos aéreos.
46.-En Cuba, que tendría elecciones en 1952, un Golpe Militar es dado por  Fulgencio Batista con el apoyo de los Yanquis, asaltó el poder. Para contrarrestar el Golpe nació un movimiento encabezado por Fidel Castro,  quien derrotó a Batista, quien el 31 diciembre 1958 huye del país, Fidel  llama a una huelga general para derrocar el gobierno provisional de Batista y el 1 enero 1959 entra a la Habana.
47.-En 1953, el Primer Ministro de Irán Mohammad Mosaddeq, fue expulsado del poder al intentar nacionalizar los recursos petrolíferos, en una operación orquestada por británicos y estadounidenses (Operación Ajax ). El Shah con el apoyo de los Yanquis y el Reino Unido comenzó la modernización de la industria del país y al mismo tiempo eliminó toda oposición a su régimen con la ayuda de la Agencia de Inteligencia SAVAX organizada por los Yanquis.
48.-La CIA en 1954  invadió Guatemala, derrocó al gobierno anti-Yanqui de Jacobo Arbenz ,porque les daba muchos problemas con la United Fruit Company  y la Reforma Agraria e instaló al tirano Coronel Carlos Castillo Armas.
49.-Los Yanquis en 1954  en Paraguay, colocan al General Stroessner como dictador, por medio de un golpe de estado patrocinado por Washigton, la tiranía duró hasta 1989.
50.-En 1958  los Yanquis bombardean Indonesia, para defender al gobierno pro-yanqui que sufría una sublevación revolucionaria.
51.-De 1958 a 1975 los Yanquis invaden Vietnam usando el Napalm y del Agente Anaranjado, en el momento particular de la Operación Ranch Hand , lanzando más de 75 millones de litros de herbicidas sobre las poblaciones supuestamente donde habían guerrilleros. Las víctimas del Agente Anaranjado entre los pobladores y soldados Yanquis, sufrieron de cánceres, de diferentes lesiones y sus niños de malformaciones. Una queja en los tribunales Yanquis fue llevada a cabo contra los industriales productores de este agente.
52.-En los mismos años anteriores los Oficiales de la Marina SEALS  intervienen militarmente en Laos, Vietnam del norte y Camboya.
53.-En 17 Marzo 1960, momento en el cual Eisenhower firma un decreto anti-cubano en el cual se autoriza a la Operación 40 a organizar, entrenar y equipar refugiados cubanos al modo de una guerrilla, siempre en la línea anticastrista. El grupo reclutó a militares con experiencia
54.-En Marzo 1960 la Operación LaCoubre hunde un barco con bandera belga en la Bahía de La Habana por  llevar armas y municiones dirigidas a Fidel. Un segundo barco fue hundido, este por que estaba destinado a asesinar a los voluntarios que rescataban a las víctimas de la primera explosión o que iban a participar en la revolución cubana. Murieron 75 personas y 200 fueron heridas, esta fue un éxito de la Operación 40.
55.-En 1960  los Yanquis bombardean Guatemala, debido a una guerra civil sucediendo en el país; los bombardeos causan al menos 200 mil muertos.
56.-En 1961 durante el gobierno de Kennedy, disidentes cubanos entrenados por la CIA realizaron la invasión a Cuba  en Playa Girón, cuyo objetivo era derrotar y derrocar a Fidel Castro, la invasión fracasó.
57.-La participación de la CIA en el asesinato el 17  Enero 1961 de Patricio Lumumba, líder de la independencia congoleña.
58.-El embargo inhumano Yanqui a Cuba (conocido en Cuba como el bloqueo) es un embargo comercial, económico y financiero impuesto por los Yanquis sobre Cuba desde el 7  febrero 1962 hasta el presente, con el objetivo de presionar a Cuba. Fue convertido en ley en 1992 y 1995. Este embargo solamente impide la realización de transacciones económicas entre Cuba y Estados Unidos. Ha sido condenado 18 veces por las Naciones Unidas, que reconocieron que desvasta la economía cubana.
59.-En Noviembre 1962 después de la derrota militar, política y diplomática que significó  Playa Girón para los Yanquis. El presidente Kennedy en nombre de la Seguridad Nacional de su país, aprobó la Operación Mangosta, el objetivo central: destruir la  Revolución Cubana a toda costa; el método: exportar la contrarrevolución a Cuba desde Estados Unidos; las vías: el Pentágono y la Comunidad de Inteligencia; el propósito: la intervención directa de las Fuerzas Armadas Yanquis en Cuba; el escenario: las ciudades y las zonas rurales del país. La operación Mangosta le fue impuesta a la CIA como una misión estratégica de Seguridad Nacional, objetivo principal de la política exterior de los los Yanquis para Latinoamérica y el Caribe, y uno de los objetivos esenciales en el conflicto este-oeste. Para los Yanquis, aniquilar a la Revolución Cubana equivalía a garantizar que su ejemplo no se expandiera. Durante la vigencia del Plan Mangosta, en un lapso de unos 14 meses se registraron 716 sabotajes de envergadura contra objetivos económicos. Como respuesta, Cuba accedió a la sugerencia de la URRS de emplazar cohetes atómicos en su territorio, lo que condujo a la Crisis de los Misiles de Cuba en Octubre 1962.

Continuará…

Be Sociable, Share!

28 comments for “A los lectores Parte II

  1. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 9:36 am

    ALGUNA DIFERENCIA BETOTRONIK???
    #
    Comencemos con tal vez el mas grandes de los genocidios de la historia de la humanidad: el generado por el PC de URSS, quien en ese momento estaba a la cabeza era STALIN.
    50 millones, 100 millones , las cifras nadie las sabe, solo la cúpula del PC lo habrá sabido, tal vez.

    Metodología: hambrunas, asesinatos, traiciones, campos de prisioneros, torturas, sadismo, ……

    Putin condenó los genocidios de Lenin y Stalin

    El presidente ruso, Vladimir Putin, se sumó ayer, seis meses antes de abandonar el Kremlin, a la condena de las represiones políticas soviéticas, cuyas víctimas rondaron los 30 millones de personas.
    “Hasta el día de hoy sentimos esta tragedia en carne propia. La magnitud fue colosal, fueron exterminadas decenas de miles, millones de personas. Por cierto, sobre todo, gente con ideas propias, aquellos que no temían expresarlas en público“, aseguró Putin ante las cámaras de televisión.
    Con ocasión del “Día de la Memoria” de las víctimas de la represión soviética, el líder ruso visitó en las afueras de Moscú un antiguo polígono de tiro (Bútovo) donde más de 20 mil personas fueron ejecutadas y enterradas por la policía política del régimen comunista soviético (NKVD), precursora del KGB.
    “Debemos hacer todo lo posible para no olvidar nunca esta tragedia”, señaló Putin.
    Putin, que calificó en su momento la caída de la URSS como la “mayor catástrofe geopolítica del siglo XX” y es criticado por encabezar una “neosovietización” de la sociedad rusa, recordó que en las represiones “se eliminó a la gente más preparada, la flor y nata de la nación”.
    “Esta tragedia ocurrió cuando se intentó poner unas ideas atractivas, a primera vista, pero vacías en la práctica, por encima de los valores humanos fundamentales como la vida y los derechos y las libertades del hombre”, dijo.
    Hoy, martes, se recuerda el 70 aniversario del peor período de las represiones políticas lanzadas por José Stalin (1937) y que costó la vida a entre uno y dos millones de personas.
    “Todos sabemos que el año 1937, aunque se considera el clímax de las represiones, tuvo bien allanado el camino durante los años anteriores”, dijo.
    El jefe del Kremlin recordó “los fusilamientos de civiles durante la Guerra Civil” y “el exterminio de estamentos enteros, como el clero, el campesinado y los cosacos”.
    Mientras, miles de personas, entre familiares, antiguos presos políticos, diputados y activistas, se congregaron frente a la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en Moscú para rendir tributo a las víctimas de las represiones.

    “Nos hemos reunido para honrar la memoria de aquellos que murieron en la mayor catástrofe del siglo XX”, dijo Yevgueni Velijov, secretario de la Cámara Pública (CP), órgano consultivo adjunto a la Presidencia rusa.

    Otro miembro de la CP a cargo del control de las actividades de los órganos de seguridad, Anatoli Kucherena, propuso al Estado ruso que erija un monumento en honor a las víctimas de las represiones políticas soviéticas.
    Algunos activistas llamaron la atención sobre el peligro de que el autoritarismo eche de nuevo raíces en Rusia, a la vista de los intentos de justificar la historia soviética en algunos libros de texto y de rehabilitar figuras como Félix Dzerzhinski, fundador de los campos de concentración soviéticos o Gulag.
    El acto, organizado por la CP y la organización de derechos humanos “Memorial”, concluyó cuando los asistentes soltaron 70 globos negros.
    “En mi familia fueron represaliadas 13 personas. Cuatro fueron fusiladas. A mi padre, debido a unas falsas acusaciones de sabotaje, lo enviaron al Gulag. Estuvo en tres campos y después lo acusaron de espionaje y lo fusilaron”, señaló Irina, una anciana de 86 años.
    Memorial cifra en 800.000 las víctimas de la represión política soviética que aún están con vida en Rusia, cifra que incluye a los niños que perdieron a sus padres.
    “Represaliados se pueden considerar hasta 30 millones. Centenares de miles de personas durante el mandato de Stalin fueron condenados por infringir la disciplina laboral”, dijo Arseni Roguinski, director de Memorial.
    Según el activista, “llegar tarde dos o tres veces podía costar que te enviaran a un campo de trabajo. Stalin pensaba que así impondría el orden en el país”.
    Tras la caída de la URSS, las autoridades rusas rehabilitaron a más de medio millón de personas, entre ellas, el Patriarca de la Iglesia ortodoxa, Tijon, el bailarín Rudolf Nureyev y el científico Timofeyev.
    El Defensor del Pueblo, Vladimir Lukin, pidió recientemente que se retire de la Plaza Roja el mausoleo con la momia de Lenin, iniciador del “Terror Rojo” a principios de los años 20 del siglo pasado.
    La represión política fue especialmente terrible durante el mandato de Stalin -unos cinco millones de personas fueron condenadas entre 1922 y 1953-, pero ésta no se interrumpió a su muerte pese a la amnistía general decretada por el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

  2. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 9:40 am

    ACA HAY MAS…
    LOS TRES GRANDES ERRORES DEL COMUNISMO…
    Para Decíamos Ayer, y siguiendo las ideas formuladas por el filósofo dialéctico español Lorenzo Peña, estos son los tres grandes errores que el comunismo dogmático del siglo XXI está cometiendo, heredados quizás de la lucha del pasado:

    Primer error del comunismo dogmático: creer que la verdad del marxismo estaba probada

    El primer error estriba en creer que, siendo el marxismo una teoría científica, estaba demostrada su verdad y que, por consiguiente, era irracional no profesar tal verdad. Ese error partía de un presupuesto falso, a saber: que las teorías científicas se demuestran, que su verdad es palmaria.

    No es así. Las teorías científicas no se demuestran. Ni se demuestran con razonamientos puros, en el vacío, exentos de premisas empíricas, ni tampoco se deducen de datos de la experiencia. En realidad se da lo que un filósofo norteamericano (Quine) llamó una subdeterminación de las teorías por la experiencia, o sea: dado un cúmulo de experiencias colectivamente disponibles, hay varias teorías incompatibles entre sí pero separadamente compatibles con ese cúmulo de datos empíricos.

    Eso hace que, en rigor, ningún científico haya demostrado nunca la verdad de una determinada teoría ni podrá hacerlo jamás.

    A lo sumo puede demostrarse:

    1.- Que la teoría que uno propone concuerda con los hechos conocidos y admitidos por lo menos tan bien como las teorías alternativas disponibles; y

    2.- Que, dados ciertos supuestos metodológicos, la teoría propia es mejor que tales alternativas. Esos supuestos metodológicos son opciones que no se adoptan porque sí, sino en función de otras opciones doctrinales, filosóficas, incluso valorativas; las cuales, a su vez, también pueden defenderse con argumentos frente a sus competidores.

    Eso sí, al final o bien estamos en un círculo, un gran círculo de justificaciones en definitiva recíprocas,o bien estamos en una inacabable cadena ascendente que nos lleva a buscar, para nuestras opciones, justificaciones que gocen, relativamente, de independiente motivación racional, y así sucesivamente, sin agotar nunca la serie, sin tocar fondo, sin poder aportar nunca una motivación racional última, definitiva, irrefragable e indiscutible.
    Dada esa subdeterminación de las teorías por la experiencia, ninguna opción teórica o doctrinal es absolutamente segura, del mismo modo que ninguna es obviamente irracional o espúrea o indefendible. De haberse percatado de eso, los comunistas de obediencia marxista no habrían mirado tan por encima del hombro a quienes no concordaran con ellos en afirmar la ley del valor, o cualquier otra de las tesis de la doctrina de Marx. Se habrían dado cuenta de que la duda y la discrepancia siempre están mucho más justificadas de lo que ellos creyeron.

    Así pues, el primer error fue creer que las teorías científicas están demostradas; y que, siendo el marxismo una teoría científica, estaba demostrado. Ninguna ciencia demuestra nada, porque la ciencia es dialéctica, y avanza y se renueva según avanza el mundo. Nadie pone en duda las aportaciones a la ciencia de Pitágoras, Copérnico, Galileo, Newton, Einstein, Hawking, Mendel, Mandelbrot, Venter, etc. Pero todos ellos fueron superados por el avance histórico y técnico de la investigación científica, y eso es bueno. Sus nombres están escritos con letras de oro en la historia de la ciencia, pero sus teorías no son dogmas, a pesar de ser verdad -en su momento histórico concreto. Esto mismo pasa con el materialismo dialéctico (marxismo).

    Segundo error: creer que el marxismo es una teoría científica

    El segundo error consistía en afirmar que el marxismo era una teoría científica. Cae fuera de los límites de este artículo dilucidar qué sea la ciencia o qué sea una teoría científica en general. Es probable que nadie sepa dilucidarlo con exactitud.

    El anarquismo metodológico e irracionalista de Feyerabend niega que haya acervo alguno de pautas racionales que delimiten, ni bien ni mal, ni estricta ni laxamente, un ámbito circunscrito que sea el del quehacer científico. Según ese enfoque, lo único que nos quedaría sería una especie de acercamiento sociológico, llamando `ciencia’ al conjunto de actividades y formulaciones que en nuestra sociedad se llaman `ciencia’, sean cuales fueren, a pesar de que poco tienen que ver entre sí. No compartimos esta visión, como no compartimos ninguna visión irracionalista del mundo. Es equivocado ese destructivismo extremo de Feyerabend; en rigor viene de querer aplicar pautas metodológicas muy estrictas y tajantes, de modo que, al desacreditarse o cuartearse éstas, al salir grietas y goteras, siente uno tan comprometido ese ideal de pureza y pulcritud metodológicas que se dejan caer todos los criterios y se adopta una actitud de «todo vale».

    Lejos de tal destructivismo, y sin tener la pretensión de definir qué sea una ciencia, hay dos puntos que poseen enorme plausibilidad y que concitarán un consenso abrumadoramente mayoritario entre quienes hacen lo que se llama «ciencia» o se ocupan de tales temas:

    1.- Uno de esos dos puntos es, usando una expresión cara a los clásicos marxistas, la ley del desarrollo desigual de las ciencias: ni se da ni puede darse que todos los campos de la investigación se desarrollen a la par. Es más, seguramente es correcta una versión mucho más fuerte de la ley del desarrollo desigual de las ciencias, a saber: para cualesquiera dos ámbitos dados de la investigación que sean claramente diferenciables, es inevitable que existan grandes desfases entre ellos: en cada etapa, uno de los campos estará rezagado respecto del otro (lo cual no quita la posibilidad de que haya puntos de cruce dialéctico de trayectorias, si en un momento el campo anteriormente atrasado alcanza y sobrepasa al otro). Dado ese desfase, en cualquier lapso de tiempo las pautas metodológicas de ramas diversas del saber serán forzosamente heterogéneas entre sí. Eso trae como consecuencia la imposibilidad de pautas metodológicas comunes a varios campos (salvo en generalidades sumamente abstractas, cual son el razonamiento y la experiencia). Es, pues, ilusorio querer tener una metodología unificada para la sociología, la economía, la historia, la filosofía de la naturaleza y la teoría política.

    2.- El segundo de esos dos puntos es que una ciencia es un campo delimitado de la investigación acerca de la verdad, campo que puede tener fronteras esponjosas y difuminadas, pero no inexistentes. Los problemas que investiga una ciencia son problemas próximos entre sí, similares, del mismo tipo. No hay, pues, una ciencia que estudie cuestiones geográficas y numismáticas, o cuestiones anatómicas e historiográficas -lamentáblemente-. No es (una) ciencia la yuxtaposición o combinación de dos o más ciencias.

    Eso no excluye las interacciones entre las ciencias, los nexos fructíferos entre paleontología y química, entre historia y fisiología, etc. Ni excluye los vínculos entre 3, 4 o más disciplinas. Sí excluye que haya o pueda haber una teoría científica que a la vez responda a problemas de varios de tales campos o disciplinas, que sea una teoría en física y en fisiología, por ejemplo. Por muy sistemática que sea, no es una teoría científica ninguna combinación de diversas teorías científicas de campos diferentes -aunque sean próximos y relacionados. Es una teoría, pero no científica.

    Ni, por lo tanto, ha de tildarse como científico profesar esa teoría y anticientífico no profesarla, o profesar otra combinación de teorías.

    Y es que los márgenes de duda razonable para con una teoría en un campo determinado de la investigación se multiplican (no se suman) al combinarse esa teoría con otras de otros campos, por relacionados que estén. La probabilidad resultante de la combinación es siempre bastante menor que la de las teorías separadas que así se combinan.

    Eso lo puede comprobar cualquiera por su experiencia. Supongamos que alguien tiene una teoría sobre cómo actúan sus allegados, y por qué, y otra teoría sobre cómo marcha el tiempo meteorológico (a propósito de lo cual cada quien suele tener su teoría: unos tendemos a pensar que al día siguiente hará aproximadamente el mismo tiempo que la víspera; otros tienden que creer que pasará lo que en sus pronósticos hayan previsto los expertos). Si combina esas dos teorías -y, con tal combinación, prevée, por ejemplo, cómo actuarán dentro de unos días los suyos en función del tiempo que hará-, las probabilidades de equivocarse son mucho más altas que las que tiene de equivocarse, separadamente, en cada uno de esos terrenos de la explicación y la predicción.

    Ahora bien, las teorías científicas se ajustarán a pautas metodológicas más rigurosas (aunque nadie ha podido establecer un catálogo preciso de ellas), pero son teorías, igual que las teorías de cada quien sobre la conducta de sus allegados, los móviles de la gente, la evolución del tiempo o cualquier otro asunto de los que solemos traernos entre manos.

    Si tomamos en consideración esos dos puntos, vemos lo difícil que resulta -y que resultaba ya hace 90 años- sostener que el marxismo sea una metodología unificada y una teoría científica, la cual ofrecería simultáneamente soluciones a problemas en los campos de la sociología, la economía, la epistemología, la filosofía de la naturaleza, la historiografía, etc.

    Tercer error: bautizar a un movimiento con el nombre de un individuo

    El tercer error del viejo comunismo marxista estriba en pensar que los méritos de un individuo particular pueden haber sido tantos que sea correcto adoptar su apellido como denominación aplicable a quienes profesen una teoría científica, de suerte que la línea de demarcación entre falsedad y verdad, entre sinrazón y razón, coincidirá con la divisoria entre los que se no dejen dar esa denominación y los que sí (siempre que lo hagan bien, como es debido).

    Este tercer error tiene dos componentes, ambos falsos.

    Un primer componente era la creencia de que las teorías de un individuo pueden mantener su grado de aceptabilidad 50, 100 ó 150 años después de su muerte. Sabemos que no es así, y lo sabemos por experiencia. Esa experiencia ha conducido a muchos a sostener que –aplicando la inducción científica– llegamos a la conclusión de que toda teoría científica es falsa. Esa tesis es paradójica y puede que sea exagerada. Sin embargo, hay en ella algo que creo correcto: cada cuerpo un poco complejo y amplio de afirmaciones sobre una parcela de la realidad incluye asertos que dentro de unos decenios serán reputados falsos por el pensamiento para ese entonces mejor fundado; y, si no falsos, sí inexactos o menesterosos de fuertes matizaciones correctoras.

    Por lo cual ningún cuerpo doctrinal puede tener vigencia y aceptabilidad racional durante un período muy largo. ¿Cuán largo? Cuanto más avanza el saber humano, menos largo, porque constantemente estamos aprendiendo cosas nuevas que en parte desmienten nuestras hipótesis, nuestras teorías previas.

    En realidad todo eso era perfectamente sabido y admitido por el propio Marx y por cualquier marxista que se preciara. Pero -en una de esas consabidas y frecuentes inconsecuencias humanas- exceptuábase al marxismo. O se buscaba conciliar el convencimiento de la caducidad próxima de toda teoría con la fe en la vigencia continuada de la teoría marxista.

    Para efectuar esa conciliación se acudía a varios procedimientos. Uno de ellos era sostener que, si bien cada teoría tenía un ámbito temporalmente limitado de vigencia o admisibilidad racional, el período de tal vigencia de la teoría marxista aún no se había acabado. Difícilmente era eso más que un subterfugio; porque, cuando sabe uno que acabará agotándose y siendo superada una teoría, no la sostiene uno más que como hipótesis provisional. Y, sobre todo, porque difícilmente se podía dejar para el futuro esa superación cuando ya habían transcurrido 50, 80, 100 ó 120 años desde la formulación de la teoría, al menos en sus versiones fundacionales.

    Otro procedimiento de conciliación era alegar que en cada teoría científica había un núcleo perenne y que, así, aunque la teoría marxista, tal cual, pudiera, llegado el día, tener que dejar el campo a otras, había en ella un cúmulo de núcleos perennes, cúmulo que sería el marxismo en sí propiamente dicho. Tal como lo estoy diciendo no creo que nadie lo haya dicho, pero algunas explicaciones iban por ahí. Esa solución está erizada de tres dificultades:

    1.- Despojada de sus carnes y reducida a su esqueleto o núcleo, dizque perenne, una teoría pierde mucho de su poder explicativo, de su fuerza y hasta de su sentido. Es más, las tesis que permanezcan incorporadas a teorías venideras puede dudarse si conservan el mismo sentido (pues, incorporadas a otro contexto, en parte vienen transmutadas).

    2.- Nadie sabe ni puede saber qué elenco de los asertos de una teoría que profese permanecerán como verdades aproximadamente definitivas e incorporadas a teorías sucesivas; es más: si alguien presume saberlo, caerá en un tremendo dogmatismo, y uno de los peores: el del catecismo (porque justamente, si podemos determinar ese elenco de verdades permanentes, ese esqueleto de asertos por encima de la controversia y de los vaivenes futuros, estaremos habilitados para enumerarlos, formulando un credo, un catecismo).

    3.- Difícilmente un esqueleto teórico es una teoría; difícilmente podrá una lista de tales escuetos asertos constituir un ismo, ni marxismo ni ningún otro.

    Un segundo componente de este tercer error era subestimar los enormes peligros que acechaban a esa adhesión nominativa a un individuo humano. Justamente ni no quiere uno caer en el catecismo, en la codificación, en el catálogo de verdades que hay que profesar, pero, así y todo, se desea expresar la propia adhesión a la doctrina de alguien, cobijándose bajo la advocación o denominación de ese alguien –o de su apellido–, lo que quedará como referencia será el cúmulo de asertos o escritos que haya dejado firmados ese alguien, por mucho que uno insista en que no hay que tomar ese cúmulo de enunciados o frases como dogmas, ni a rajatabla, ni fuera de contexto. Quedarán en agua de borrajas cualesquiera de esas u otras precauciones similares; lo que resultará será la validez probatoria de la firma del referente en cuestión.

    No ha sido la tradición marxista la primera ni será la última que acuda al argumento de autoridad. Ese recurso es inseparable de la cultura humana, porque cualquier cultura humana se desarrolla en unas tradiciones determinadas, pasajeras pero que pueden perdurar mucho tiempo (más, claro, si no tienen pretensiones de contrastabilidad empírica ni argumentativa, como las doctrinas religiosas); el hecho de la tradición es una faceta necesaria de la vida cultural del ser humano en cualquier campo, justamente porque somos una especie social, en la que la labor de pensar es colectiva igual que las otras -aunque son individuales las contribuciones a esa tarea colectiva. Y toda tradición tiene unos referentes, unos fundadores, unos exponentes egregios y privilegiados cuyos asertos tendrán más valor que el de otros seguidores o continuadores de la tradición; estarán revestidos de un grado más alto de presunción de razonabilidad, o de fundamentación.

    Pero eso -que es así (dígase o no se diga, acúñese o no un nombre de la tradición de que se trate, y adóptese o no para denominar a la colectividad concernida el apellido de uno de tales exponentes o referentes de la misma)-, eso, que ocurre en toda tierra de garbanzos, se agrava hasta extremos enormes cuando, además, se oficializa la denominación y se identifican las personas del fundador de la colectividad o congregación, el que le da su nombre (o apellido) y el que oficia ante la posteridad como exponente supremo de la misma. (Esos tres papeles pueden no coincidir.)

  3. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 9:44 am

    IGUAL LOS ESTADOS UNIDOS CON SU CAPITALISMO!!!
    El principal economista del Financial Times, Martin Wolf, escribe: “Estamos asistiendo a la desintegración del sistema financiero”. Mientras el gobierno británico anuncia ayudas extraordinarias por 50 mil millones de libras esterlinas a los bancos en caída libre en el London Stock Exchange (Bolsa londinense), desde Lisboa llega la noticia que el banco Best ofrece un interés especial del 8% sobre los depósitos a quien adivine el nombre del futuro presidente de los Estados Unidos. Parece una extravagancia, sin embargo, señala la espera de la única novedad capaz de proponer nuevos remedios a los siete excesos del capitalismo contemporáneo:

    1.- La locomotora de la deuda

    El exceso de deuda es el pecado global. Al 30 de junio de 2008, la deuda agregada de los Estados Unidos (familias, empresas y administración pública) supera los 51 billones de dólares frente a un producto bruto interno de 14 billones. The Economist agrega que la incidencia porcentual de la deuda agregada sobre el PBI norteamericano, ahora alrededor del 358%, se ha duplicado respecto de los años ‘50 y ‘60 e incluso es superior a la de la Gran Depresión. El secreto del crecimiento de la Corporate America (las corporaciones norteamericanas) es la deuda que financia, sobre todo, el consumo. Qué había copiado de la Italia potable de los años ‘80, los salvatajes a los cuales está obligado ahora el gobierno norteamericano se comen todas las ventajas que la economía norteamericana había mostrado en los últimos 4/5 años respecto de la europea. Una vez que el grano de arena de las subprime se ha introducido en el engranaje, el motor tarde o temprano se para. Italia creció menos, pero su deuda global está alrededor del doble de su PBI. Y es una provincia débil de Eurolandia. ¿Cuál es el sistema más sano?

    2.- La centralidad de las finanzas

    Los mayores contribuyentes al crecimiento del endeudamiento han sido los préstamos inmobiliarios y el sector financiero. La exposición del financiamiento pasó del 21% del PBI en 1980 al 116% en 2007. Por otro lado, el financiamiento ha dado un impulso creciente a los beneficios. Entre 1946 y 1950, aportaba el 9,5% de las utilidades. En el 2002 llegó al 45% para reajustarse a un de todos modos rotundo 33% en el 2006, no tanto por su caída como por el crecimiento de los otros sectores. Cuando las tasas de interés son decrecientes, y en ciertos períodos hasta negativas si se depuran la inflación y los perdones fiscales, la deuda “cuesta” menos que el capital, al cual se le hubiera reconocido el rendimiento de los títulos del Estado más un premio por el riesgo. Conviene, entonces, recurrir lo más posible al dinero de los otros. Usando la deuda como palanca, se obtiene el doble efecto de aumentar a dismisura el rendimiento del capital propio empleado y de multiplicar la actividad. El descubrimiento, para decir la verdad, no es reciente. Ya en 1913, era objeto de una crítica radical. Pero entonces como ahora, fue necesaria una Gran Crisis para entender que las deudas tienen un costo cierto mientras que al capital se le puede negar el dividendo, y que las deudas hechas para consumir haciendo el paso más largo que la pierna tienen una calidad inferior a los préstamos otorgados para trabajar y producir beneficios. En el primer caso, la insolvencia a la vuelta de la esquina. Pero por años y años se ha pensado que esto era un riesgo del pasado.

    3.- El mito de la innovación financiera

    El primer CDO (Obligación de Deuda Colateral, por sus siglas en inglés) data de 1987. Desde entonces ha habido un florecimiento sin fin de innovaciones financieras que han hecho creer a sus inventores, matemáticos desprovistos de filosofía el haber encontrado la piedra filosofal del siglo XXI. Estos han estudiado complicados algoritmos en base a los cuales construir carteras inmunizadas, es decir expuestas a un riesgo conjunto inferior al de los títulos individuales que la componen. Los modelos matemáticos juegan con tres factores: 1. la diversificación de los títulos, 2. la escasa correlación de riesgos relativos y 3. la diversidad de los vencimientos, que consiste en articular en el tiempo los flujos de caja. Los innovadores han creído poder elevar así el rendimiento del capital invertido en estas estructuras sintéticas sin elevar en la misma proporción el riesgo. Los banqueros se han creído muy gratos. Los mayores bancos han reducido los negocios clásicos y se han atosigado de estos instrumentos. Confiando en algoritmos, no han, al mismo paso, robustecido el patrimonio. Al contrario. Pero los riesgos se pueden desplazar, no cancelar. Y por lo tanto regresan. A costa suya y sobre todo de otros, los banqueros pueden volver a meditar los estudios clásicos: el que desafía la ley divina peca de arrogancia (hybris) y se vuelve víctima del phronos zeon, de la ira de los dioses.

    4.- La exaltación del ROE

    La fe en la ilimitada sostenibilidad de la deuda alimentó la espera de retornos siempre más altos sobre el capital invertido por los socios (ROE Return On Equity, o retorno por acción). En los últimos once años, las sociedades de la Bolsa de Wall Street, han distribuido a los accionistas, bajo la forma de dividendos y adquisición de acciones propias, unos 4,2 billones de dólares. Veintidós de las cincuenta principales sociedades han distribuido más que las utilidades y otras ocho entre el 90 y el 99% del mismo. Un auténtico saqueo de las empresas que, en muchos casos, había gozado de diversas formas de subsidio estatal. Una operación que ha debilitado la propensión a la inversión, como en el caso de la Exxon, y la propensión a la investigación y el desarrollo, como en el caso de Microsoft y de las empresas de alta tecnología, que han invertido en la reducción del capital, hasta endeudándose, múltiplos de cuanto han gastado en los trabajadores. Entre las cincuenta empresas que más se han distinguido en esta obra de autodestrucción se encuentran los cinco bancos de inversión de Wall Street, los dos primeros bancos comerciales de Estados Unidos y Fannie Mae (Freddie Mac está en el puesto 53º). En el período 2000/2007, estos ocho bancos gastaron 174 mil millones de dólares para reducir su propio capital. Podremos decir: una gigantesca compra de acciones con información privilegiada prohibida, pero legalizada después para sostener el curso de las acciones en el período de ejercicio de las opciones de compra sobre acciones de empresa por parte de los gerentes. Si no lo hubieran hecho, hoy los bancos de inversión estarían todavía operando.

    5.- El extremismo de la desregulación

    Los excesos de los bancos de inversión han sido posibles porque el Congreso y el Senado abolieron en 1999, con el voto de los dos partidos, la ley Glass Steagall que vetaba, desde los años ‘30, la mezcla entre la banca comercial y bancos de negocios e inversión. Y luego porque en el 2001, una vez obtenida la supervisión de la banca no comercial, la SEC (Comisión de Valores, que regula las bolsas en Estados Unidos) concedió a los “cinco grandes” de Wall Street, el derecho a autoregular sus propios riesgos. El recurso al endeudamiento se hizo así cada vez más imponente: al principio se reclamaba un dólar de capital por cada .86 de dolar de inversión; más tarde, el mismo dólar bastaba para .75. La autoregulación también ha permitido a los bancos tener fuera de sus balances entidades de su propiedad, promovidas y financiadas con la finalidad de comprar títulos diversamente innovadores en el presupuesto de que era de su interés analizar la seriedad del acreedor. Estas decisiones no son errores, sino decisiones políticas exaltadas como signo de modernidad de multitudes de economistas que no se plantean el problema del conflicto de intereses implícitos en la acumulación de autoregulación. Regular después de haber desregulado no es fácil, especialmente si lo hacen las mismas personas.

    6.- El corto plazo

    La desregulación para favorecer la incesante negociación de los títulos ha siempre focalizado más la gestión de las empresas en el corto plazo. Se ha acuñado incluso un neologismo anglizante: shortermismo. Naturalmente, todos los más altos gerentes niegan tener una visión cortoplacista: la cosa parece mezquina y poco clarividente. Pero con los balances trimestrales, sobre la base de los cuales, en Wall Street se pagan los dividendos y se reconsideran los “fundamentos” del título y con los principios contables basados sobre el justo valor y las señales del mercado (el valor al cual se puede comprar-vender un bien y la cotización corriente), los desarrollos a corto plazo condicionan como nunca antes en el pasado. Y ya que es claro su efecto pro cíclico, los gerentes están incentivados a hacer cuanto todo lo que pueda hacer subir mañana la acción a la cual está ligada su propia remuneración. En 1864, el banquero Rothschild discutía con el ministro Minghetti acerca de las desastrosas finanzas del Reino de Italia teniendo como horizonte los años. Sus epígonos norteamericanos tienen por horizonte los días y hablan con sus similares, vía computadora, 24 horas sobre 24. A los primeros, les servía saber de economía, pero también de política y cultura. A los segundos les bastan los modelos matemáticos. La profesión de banquero se ha empobrecido. Pero el banquero se ha vuelto más rico. Y con ellos todo el rango de los cabeza de empresa.

    7.- La desigualdad

    Ligar de una manera mecánica y creciente las remuneraciones de los altos gerentes al rendimiento del capital acrecentó la desigualdad. Entre los jefes de las empresas del Indice de la Bolsa de Valores de Wall Street, la ganancia de las opciones de compra de acciones de empresa saltó de un promedio por cabeza de 3,5 millones de dólares en 1992 a un pico de 14,8 millones en 2000, para ubicarse por encima de los 8,7 millones en el 2003. En la iluminada IBM , la ganancia de las opciones de compra de acciones de empresa de los cinco mayores gerentes han sido, en promedio, 689 veces las del empleado promedio. Más en general, la relación entre la remuneración media de los administradores delegados de las mayores empresas norteamericanas y la de sus empleados ha volado de las 42 veces de 1980 a las 107 veces en 1990 al récord de 525 veces en 2000 para descender a 364 veces en 2006. Detrás de la dureza con la cual los miembros del Congreso interrogaban al banquero Dick Fuld de la Lehman Brothers está la conciencia de que este juego ya no es aceptable para el ciudadano norteamericano medio cuya riqueza neta, ya menor que la del ciudadano medio italiano, se está evaporando en buena parte ligada como está a la Bolsa. Pero es inútil pedir a los que han producido la bancarrota, como también se está haciendo, cuales deberían ser las reglas para remediarla. Deberá decirlo el próximo presidente de los Estados Unidos.

  4. Una Opinion Nada Mas
    16/03/2010 at 9:49 am

    Ya sabemos que el mundo de hoy es consecuencia del pasado,
    Pero el presente y el futuro es mas nuestro que nunca.

  5. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 9:57 am

    Los grandes errores deCAPITALISMO en la economia leamos:Para aquellos que les interesa la economia y la teoria economica les recomiendo leer este post del economista argentino Adrian Ravier desmitificando algunos de los argumentos a favor del intervencionismo promoviod por el socialista Lord Keynes y un gran porcentaje de los economistas de hoy.

    Hace unos días el Nobel Paul Samuelson escribió una columna que recogieron distintos medios donde se criticaba el liberalismo defendido por otros dos Nobel como Milton Friedman y Friedrich von Hayek.

    Intentaré a continuación escribir una breve respuesta a los dislates allí esgrimidos:

    1. El artículo comienza haciendo referencia a los años de su infancia, cuando imperaba el capitalismo “puro” de los años 1915 a 1929. Primer gran error. El capitalismo “puro” en el que gobernaba el laissez faire de los liberales clásicos, de los primeros monetaristas, y de los pensadores de la Escuela Austríaca de Economía, murió con el comienzo de la Primera Guerra Mundial y no estuvo presente durante esos años de guerra y de entre guerras, donde el gasto público se exacerbó y los banco centrales empezaron a gestionar “científicamente” las variables monetarias, empezando a abandonar el patrón oro.

    2. Luego Samuelson se pregunta, ¿quiénes mataron este capitalismo “puro”? Y su respuesta apunta al presidente Hoover y su secretario del tesoro. La gran depresión a los ojos de Keynes, y también de Samuelson, ha sido el fruto de la inestabilidad del capitalismo, la insuficiencia de la demanda agregada y fundamentalmente de los “espíritus animales” de los inversores. Es cierto que el presidente Hoover fue uno de los responsables de la gran depresión, pero la causa central no fue correctamente advertida por los keynesianos. Estudios profundos de Milton Friedman y Anna Schwartz, así como de Lionel Robbins, Benjamín Anderson y Murray Rothbard, muestran que la causa de aquella crisis, al igual que la presente, debemos encontrarla en los errores de la política monetaria practicada por la Reserva Federal durante los años previos a la gran depresión. Sintéticamente, desde 1924 la Reserva Federal practicó fuertes operaciones de mercado abierto comprando títulos públicos, comprando también títulos privados y desarrollando una política expansiva en materia de redescuentos. Esta liquidez inyectada por el banco central de los Estados Unidos, y que logró reducir artificialmente las tasas de interés, fue canalizada hacia los llamados Broker´s loans (créditos a corredores de bolsa), que eran créditos destinados a operaciones bursátiles. El resultado fue un auge económico, acompañado de una burbuja inmobiliaria y bursátil, que tenía como sustento la expansión de la política monetaria y que necesariamente debía terminar en algún momento, como predijo correctamente el mismo Friedrich von Hayek a través de su teoría austríaca del ciclo económico. Esto ocurrió efectivamente en 1929, luego de que un año antes la Reserva Federal revirtiera su política monetaria expansiva, por otra contractiva.

    3. A paso siguiente, Samuelson se pregunta, ¿y quién hizo resucitar al capitalismo? Y su respuesta apunta al New Deal de Franklin Roosevelt. Tercer gran error. Resulta quizás uno de los mitos más importantes en la historia de la macroeconomía que el New Deal permitió, aumentando el gasto público y estimulando la demanda agregada, reducir los niveles de desempleo y revertir la situación recesiva dejando atrás lo que se considera la depresión más profunda en la historia de los Estados Unidos. Lo cierto es que, si uno se atiene a las estadísticas, el New Deal no logró reducir las tasas de desempleo, ni tampoco estimular la actividad económica. Veamos el caso del desempleo: en 1932 había en Estados Unidos 12 millones de desocupados; en 1937 alcanzó su pico más bajo de 7.7 millones; pero luego, en 1938 volvió a subir a 10.4 millones, mostrando que las políticas practicadas eran sólo de corto plazo. Estados Unidos recién logra abandonar la crisis económica y el estancamiento con la segunda guerra mundial. Y no sólo eso. Los estudios mencionados nos muestran que el New Deal no sólo no logró los resultados buscados, sino que incluso fueron los culpables de que la crisis se prolongue durante tanto tiempo.

    4. A continuación Samuelson nos propone en su artículo correr hacia delante el hilo de la historia, y trasladarnos al “terremoto financiero global” de nuestros días. Afirma con crudeza que “tarde o temprano, los sistemas de mercados no regulados están condenados a la implosión”, y si bien critica a Marx, Lenin, Stalin, Mao, Castro y Chávez por no considerar imprescindibles los sistemas de mercado, concluye que los orígenes del “peor terremoto financiero de un siglo a esta parte” los encontramos en el capitalismo libertario del “dejar hacer” que enseñaron Milton Friedman y Friedrich von Hayek, “al que se permitió crecer desmedradamente y sin respeto por regla alguna”. Y luego sentencia: “Esa es la causa principal de las dificultades actuales. Esos dos señores han muerto, pero su venenoso legado sobrevive hasta nuestros días.” Cuarto gran error.

    Lo primero que debemos señalar sobre todas estas condenas, a mi juicio injustificadas, es que no existe mercado más regulado en estos tiempos modernos que el sistema financiero. Es el banco central de cada país, o de cada región, el que regula cada operación desarrollada en un sistema financiero. Es el banco central el que determina la tasa de interés, el tipo de cambio y la cantidad de dinero que circula en la economía, y que intenta determinar también la tasa de crecimiento económico e incluso la tasa de desocupación mediante lo que los keynesianos denominan la “gestión científica de las variables monetarias”. Es el banco central quien determina incluso el nivel de encajes con el que deben operar los bancos comerciales. Es el banco central de los Estados Unidos, la Reserva Federal, quien ha expandido la oferta monetaria en torno al 10 por ciento anual en los últimos tiempos, tal como lo hiciera con antelación a la gran depresión de los años 1930. Es en el banco central donde debemos buscar el origen de la actual inestabilidad financiera mundial. En definitiva, no es menos capitalismo lo que se necesita para evitar nuevos procesos semejantes, sino más capitalismo. No es el “venenoso legado” del laissez faire de Friedman y Hayek el que provocó las dificultades actuales, sino el “venenoso legado” del intervencionismo de Keynes, que hoy sobrevive en la discrecionalidad y las regulaciones defendidas por Paul Samuelson.

    5. Y por último, resume Samuelson que “la mayor parte de las pérdidas que se han producido ahora serán permanentes, como sucedió con la crisis de 1929-32”, punto al que suscribo; sin embargo, agrega, “con la inyección de suficiente dinero de parte de la Reserva Federal y el Tesoro estadounidense, será posible recuperar la estabilidad y tomar el camino de la recuperación”. Vemos de esta manera como Samuelson propone apagar un incendio con más fuego, por no haber podido determinar la causa correcta de la crisis global. Si Friedrich von Hayek estuviera presente ante esta crisis, entiendo que afirmaría que lo que se necesita es reconocer las pérdidas, abandonar toda intervención y regulación en materia monetaria, y dejar que el mercado libre ajuste rápidamente los errores de inversión inducidos por la política monetaria de la Reserva Federal. Toda otra política sólo prolongará más tiempo la crisis.

    * Adrián Ravier es economista de la Fundación Friedrich A. von Hayek

  6. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 10:06 am

    Cuarenta años de invasión rusa contra la democrática “Primavera de Praga”

    Rusia contra la democracia: Praga: 1968, Georgia: 2008.
    Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: Rusia contra la democracia: Praga: 1968, Georgia: 2008.
    Checos y eslovacos recordaron la noche del 20 al 21 de agosto de 1968 las tropas soviéticas frenaron los intentos de democratización del entonces jefe del Partido Comunista checoslovaco, Alexander Dubcek.

    Dubcek pretendía allanar el camino hacia un socialismo democrático a través de reformas económicas, la introducción de un sistema multipartidos y la suspensión de la censura estatal de los medios de comunicación. La entrada de las tropas del Pacto de Varsovia, mayoritariamente de la antigua URSS, causó la muerte a más de 100 civiles en todo el país.

    El plato fuerte de los actos conmemorativos fue la inauguración de la exposición «Y los tanques llegaron en 1968» en el museo nacional de la capital checa, Praga. La muestra presenta, entre otros aspectos, la invasión militar de la potencia soviética.

    «La invasión soviética borró completamente el sueño de la democracia en Checoslovaquia», dijo el primer ministro eslovaco, Robert Fico, durante un encuentro con su homólogo checo, Mirek Topolanek, en Praga. Los dos políticos recordaron a las víctimas con una ofrenda floral. Se estima que unas 108 personas murieron y más de 500 resultaron heridas por la incursión rusa.

    En Bratislava, el presidente checo, Vaclav Klaus, y su homólogo eslovaco, Ivan Gasparovic, también recordaron el fin de la Primavera de Praga. «Fue una tragedia común para checos y eslovacos», dijo Gasparovic.

    Expansión del comunismo soviético

    Klaus calificó la violenta entrada de las tropas de ocupación como el «principio del fin del comunismo», ya que la población dejó de creer en él. «Agosto supuso el cambio con el que el comunismo también perdió a los que habían creído en él», añadió. Más tarde, ya en Praga, Klaus señaló que la acción militar había sido el resultado «del comunismo soviético expansivo».

    Klaus habló en la capital checa, Praga, frente a representantes políticos, militares y de la sociedad. Sin embargo, afirmó que es históricamente injusto culpar a Rusia por estos trágicos acontecimientos. El político conservador recordó en su discurso a los millones de rusos y ciudadanos de otros países socialistas que sufrieron bajo el régimen comunista. «Fue el comunismo expansivo el que destruyó nuestra autodeterminación.»

    Por su parte, el presidente del Consejo de la Federación Rusa, Serguei Mironov, calificó hoy de «error» la entrada de tanques del Pacto de Varsovia. «No es agradable recordar lo sucedido, pero hay que hacerlo para que no se repitan los errores del pasado», dijo Mironov, citado por la agencia Interfax en Moscú. Mironov, de 55 años, presidente el partido cercano al Kremlin Rusia Justa. «A diferencia del mayo de 1945 (fin de la Segunda Guerra Mundial), en agosto de 1968 los tanques soviéticos no entraron gloriosos en las calles de Praga», dijo Mironov. La violencia sólo genera odio, añadió. «Los tanques no luchaban entonces contra un enemigo, sino´contra una idea política, y eso es un signo de debilidad».

    La Alemania comunista y Hungría: al lado de los rusos contra los demócratas

    La operación aceleró el fin del Pacto de Varsovia, subrayó el parlamentario ruso. En marzo de 2006, el entonces presidente ruso Vladimir Putin lamentó lo sucedido, durante una visita en Praga, señalando que Rusia tiene «una incuestionable responsabilidad moral al respecto». No obstante, hoy no están previstos actos conmemorativos oficiales en Rusia.

    También Hungría se disculpó por haber participado en 1968 en el ingreso de tropas en Praga. El ministro de Cultura, Istvan Hiller, habló de «vergüenza». Sin embargo, añadió, la co-responsabilidad de Hungría se ve diluida por el hecho de que sus tropas ingresaron en Praga por presión de la Unión Soviética. Afirmó que, sin embargo, la Primavera de Praga no fue en vano, ya que el igual que el levantamiento húngaro de 1956, preparó la caída de la Unión Soviética.

    La República Checa y Eslovaquia se constituyeron como Estados independientes en 1993, al dividirse la antigua Checoslovaquia, que había sido fundada en 1918.

    Según una encuesta publicada recientemente, el 70 por ciento de los checos menores de 20 años «no opina» sobre el movimiento reformista de la Primavera de Praga. Sin embargo, en el caso de los adultos pesa más la resignación: sólo el 16 por ciento cree que el socialismo «con rostro humano» habría conducido a una sociedad mejor.

  7. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 10:08 am

    algunas invasiones rusas…
    Cuarenta años de invasión rusa contra la democrática “Primavera de Praga”

    Rusia contra la democracia: Praga: 1968, Georgia: 2008.
    Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: Rusia contra la democracia: Praga: 1968, Georgia: 2008.
    Checos y eslovacos recordaron la noche del 20 al 21 de agosto de 1968 las tropas soviéticas frenaron los intentos de democratización del entonces jefe del Partido Comunista checoslovaco, Alexander Dubcek.

    Dubcek pretendía allanar el camino hacia un socialismo democrático a través de reformas económicas, la introducción de un sistema multipartidos y la suspensión de la censura estatal de los medios de comunicación. La entrada de las tropas del Pacto de Varsovia, mayoritariamente de la antigua URSS, causó la muerte a más de 100 civiles en todo el país.

    El plato fuerte de los actos conmemorativos fue la inauguración de la exposición «Y los tanques llegaron en 1968» en el museo nacional de la capital checa, Praga. La muestra presenta, entre otros aspectos, la invasión militar de la potencia soviética.

    «La invasión soviética borró completamente el sueño de la democracia en Checoslovaquia», dijo el primer ministro eslovaco, Robert Fico, durante un encuentro con su homólogo checo, Mirek Topolanek, en Praga. Los dos políticos recordaron a las víctimas con una ofrenda floral. Se estima que unas 108 personas murieron y más de 500 resultaron heridas por la incursión rusa.

    En Bratislava, el presidente checo, Vaclav Klaus, y su homólogo eslovaco, Ivan Gasparovic, también recordaron el fin de la Primavera de Praga. «Fue una tragedia común para checos y eslovacos», dijo Gasparovic.

    Expansión del comunismo soviético

    Klaus calificó la violenta entrada de las tropas de ocupación como el «principio del fin del comunismo», ya que la población dejó de creer en él. «Agosto supuso el cambio con el que el comunismo también perdió a los que habían creído en él», añadió. Más tarde, ya en Praga, Klaus señaló que la acción militar había sido el resultado «del comunismo soviético expansivo».

    Klaus habló en la capital checa, Praga, frente a representantes políticos, militares y de la sociedad. Sin embargo, afirmó que es históricamente injusto culpar a Rusia por estos trágicos acontecimientos. El político conservador recordó en su discurso a los millones de rusos y ciudadanos de otros países socialistas que sufrieron bajo el régimen comunista. «Fue el comunismo expansivo el que destruyó nuestra autodeterminación.»

    Por su parte, el presidente del Consejo de la Federación Rusa, Serguei Mironov, calificó hoy de «error» la entrada de tanques del Pacto de Varsovia. «No es agradable recordar lo sucedido, pero hay que hacerlo para que no se repitan los errores del pasado», dijo Mironov, citado por la agencia Interfax en Moscú. Mironov, de 55 años, presidente el partido cercano al Kremlin Rusia Justa. «A diferencia del mayo de 1945 (fin de la Segunda Guerra Mundial), en agosto de 1968 los tanques soviéticos no entraron gloriosos en las calles de Praga», dijo Mironov. La violencia sólo genera odio, añadió. «Los tanques no luchaban entonces contra un enemigo, sino´contra una idea política, y eso es un signo de debilidad».

    La Alemania comunista y Hungría: al lado de los rusos contra los demócratas

    La operación aceleró el fin del Pacto de Varsovia, subrayó el parlamentario ruso. En marzo de 2006, el entonces presidente ruso Vladimir Putin lamentó lo sucedido, durante una visita en Praga, señalando que Rusia tiene «una incuestionable responsabilidad moral al respecto». No obstante, hoy no están previstos actos conmemorativos oficiales en Rusia.
    También Hungría se disculpó por haber participado en 1968 en el ingreso de tropas en Praga. El ministro de Cultura, Istvan Hiller, habló de «vergüenza». Sin embargo, añadió, la co-responsabilidad de Hungría se ve diluida por el hecho de que sus tropas ingresaron en Praga por presión de la Unión Soviética. Afirmó que, sin embargo, la Primavera de Praga no fue en vano, ya que el igual que el levantamiento húngaro de 1956, preparó la caída de la Unión Soviética.
    La República Checa y Eslovaquia se constituyeron como Estados independientes en 1993, al dividirse la antigua Checoslovaquia, que había sido fundada en 1918.
    Según una encuesta publicada recientemente, el 70 por ciento de los checos menores de 20 años «no opina» sobre el movimiento reformista de la Primavera de Praga. Sin embargo, en el caso de los adultos pesa más la resignación: sólo el 16 por ciento cree que el socialismo «con rostro humano» habría conducido a una sociedad mejor.

  8. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 10:12 am

    invasion rusa a Finlandia
    Desde el Siglo XV y durante 400 años, Finlandia estuvo unida a Suecia. Fue ocupada por Rusia en 1808 y anexionada en 1809. El Zar fue designado Gran Duque de Finlandia, sin embargo gozaba de un estatuto autónomo dentro del Imperio Ruso, con su propia constitución, su parlamento, aduanas, religión y ejército independientes.

    Durante la Primera Guerra Mundial, Finlandia se mantiene al margen del conflicto, pero en 1917, cuando estalla la revolución bolchevique, Finlandia ve la oportunidad de ganar su independencia de Rusia. El General Mannerheim, como otros oficiales finlandeses aristocráticos son forzados a renunciar y regresan a su país.

    El 18 de Diciembre de 1917, el Comité de Comisarios del Pueblo Soviético, reconoce la independencia de la República de Finlandia mediante un manifiesto. En 1920 se firmó el Tratado de Dorpat mediante el cual se fijaban las fronteras entre ambos países. Finlandia siempre mantuvo aspiraciones sobre territorios hasta cerca de Leningrado y los Soviéticos esperaban recuperar extensas áreas del Istmo de Carelia. Sólo en 1921 la Liga de naciones le otorgó los derechos sobre la isla de Aaland que le disputaba a Suecia.

    El 21 de Enero de 1932, Finlandia y la URSS firmaron un pacto de no-agresión, que se mantuvo vigente hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial.
    La zona de mayor conflicto
    La Línea Mannerheim (*****)

    Cuando Alemania y la Unión Soviética firman su pacto de no agresión y el acuerdo secreto para la repartición de Polonia. En ese pacto, Alemania reconoce que Finlandia se encuentra dentro de la esfera de intereses de la Unión Soviética y con ello, el Soviet se ve con las manos libres para actuar, exigiéndole al gobierno de Helsinki la devolución de territorios que según los soviéticos les pertenecen. Finlandia se niega rotundamente, y el Primer Ministro A.K. Cajander se dirige al parlamento donde expone que, acceder a las demandas soviéticas significa renunciar a sagrados intereses finlandeses. El diario Pravda responde «Un bufón ocupa el cargo de Primer Ministro en Finlandia.» Los Soviéticos lanzan panfletos dirigidos al pueblo finlandés. El 13 de Noviembre una delegación finesa regresa de Moscú sin haber llegado a un acuerdo. El 26 de Noviembre de 1939, 7 cañonazos matan algunos hombres cercas de la frontera del istmo de Carelia. El 27 de Noviembre la situación se vuelve extremadamente tensa y al día siguiente el Kremlin denuncia el pacto con Finlandia y el 28 Moscú rompe relaciones con Helsinki.

    El 4 de Diciembre la URSS niega haber bombardeado a civiles y lanza la ofensiva que termina la guerra de palabras y señala el comienzo de las hostilidades de la llamada Guerra de Invierno.
    cazadores Sissit finlandeses
    Cazadores Sissit Finlandeses

    El 10 de Enero Mannerheim lanza una arenga a sus tropas y demanda resistir el asalto soviético y lo logra, deteniendo a los soviéticos en la llamada Línea Mannerheim. Las pérdidas rusas son enormes hasta que en Febrero de 1940 una ofensiva soviética iguala las acciones y el frente se estanca. Siguen conversaciones para llegar a un acuerdo

    El 26 de Marzo, tratan de llegar a un acuerdo, pero la URSS insiste en hacer demandas inaceptables para los finlandeses. El Primer Ministro Risto Ryti pide ayuda a Francia e Inglaterra. Los países escandinavos niegan permiso para el tránsito de tropas. Ryti regresa a Moscú y firma el armisticio que termina la Guerra de Invierno. El costo para los soviéticos es alto: 48745 muertos y 158.000 heridos.

    El Presidente Kyösti Kallio renuncia por razones de salud y es elegido para ocupar la primera magistratura Risto Ryti.

    Antes de la invasión de Rusia por Alemania, Mannerheim envía oficiales a Alemania para coordinar posibles operaciones conjuntas en contra de la URSS y cuando se inicia la Operación Barbarossa, Finlandia ve llegado el momento de recuperar los territorios perdidos y declara la guerra a la URSS. Con ayuda de Alemania cruza la frontera y ocupa los territorios del Frente Norte. Sin embargo Mannerheim ordena detener el avance y el frente se mantienen estático hasta 1944. Para entonces el Mariscal Mannerheim es Presidente de la República y en Junio decide pactar con los soviéticos, quienes avanzaban ya inexorablemente en dirección a Alemania. El 19 de Setiembre de 1944, se firmaba la Tregua de Moscú y obligaba a Finlandia a entregar los territorios recuperados y además Petsamo. Logra firmar un Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua con Stalin y sienta las bases para la Finlandia del futuro, a pesar de las serias restricciones impuestas por los Aliados.

  9. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 10:16 am

    invasion a Afghanistan…
    En la reacción internacional que ha provocado los acontecimientos en Afganistán se puede ver los antagonismos nacionales y los conflictos sociales que afectan hoy al mundo capitalista. Para los trabajadores avanzados del movimiento socialista y movimiento obrero mundial es vital comprender claramente estos acontecimientos para poder responder a los argumentos de los políticos capitalistas.

    Antes de ocuparnos de cuestiones como la diplomacia y el dominio político, es necesario recordar brevemente el desarrollo de la revolución afgana. Afganistán es un país montañoso donde sólo se puede cultivar una quinta parte de la tierra, cuenta sólo con 20 millones de habitantes en un área tan grande como la de Francia. Su posición estratégica ha hecho que el país sea propenso a la invasión extranjera. Durante la segunda mitad del siglo XX ha permanecido como un estado feudal. Sin embargo, este remoto país atrapado en las cadenas feudales y la superstición, ha caído inevitablemente bajo la presión del mundo moderno.

    Con el mantenimiento de las relaciones feudales no era posible seguir hacia adelante. El 97% de las mujeres y el 90% de los hombres son analfabetos. Aproximadamente 5% de los terratenientes acapara más del 50% de la tierra fértil. No hay ferrocarriles y sólo en los últimos veinte años, con la ayuda rusa, este país ha conseguido tener un sistema de carreteras.

    Históricamente Afganistán fue un país codiciado tanto por la Rusia zarista como por el imperialismo británico. Cuando colapsó el dominio británico del subcontinente indio, la influencia del imperialismo fue reemplazada por la influencia de la burocracia soviética.

    Primero la burocracia apoyó el régimen monárquico y después, cuando éste fue derrocado por Daud, apoyó a este último. Con el sistema social afgano en un callejón sin salida, la presión del capitalismo y el estalinismo en sus fronteras inevitablemente tuvo un enorme efecto sobre el país.

    En abril de 1978 la miseria de las masas y la corrupción del régimen de Daud provocó un golpe bonapartista proletario. El bonapartismo proletario es un sistema en el que se ha abolido el capitalismo y el latifundismo, pero donde el poder no ha pasado a la población, sino que continua en manos de un partido o una dictadura policiaco-militar. El golpe se precipitó cuando Daud intentó acabar con toda la oposición. El golpe derrocó un régimen burocrático feudal que sólo permitía la existencia de un partido político. La pequeña clase obrera del país no tenía organizaciones sindicales.

    Si la revolución hubiera adoptado la forma de un movimiento de masas, entonces, el resultado habría sido diferente a lo que ocurrió en Afganistán. El golpe de abril de 1978 fue un movimiento que se basó en la elite del ejército, en los intelectuales y en las capas superiores de los profesionales de clase media urbana.

    En primer lugar, organizaron el golpe como una medida preventiva contra los intentos de exterminarles. Actuaron guiados por la propia conservación aunque también les guiaba la idea de llevar a Afganistán al mundo moderno. Una vez en poder abolieron las hipotecas y otras deudas contraídas por los campesinos, que estaban completamente dominados por los usureros, y emprendieron la reforma agraria. Al mismo tiempo anunciaron la nacionalización de “todo aquello que merezca ser nacionalizado”.

    A diferencia de elite etíope, no enviaron a miles de estudiantes a cada rincón del país, a cada valle o montaña de Afganistán para explicar las reformas.

    Por consiguiente, para las masas campesinas no eran evidentes los beneficios de la revolución de abril. Una revolución, en el sentido clásico, empieza desde abajo con la participación de la mayoría de la población. Pero en este caso, la revolución comenzó por arriba, los intelectuales de las ciudades que estaban al frente se quedaron aislados de la aplastante mayoría de la población que vivía en el campo y las montañas.

    Entre otras reformas aprobadas estaba la abolición del “precio de la novia”, la venta de las mujeres a los futuros maridos para el beneficio de la familia, normalmente, el cabeza de familia masculino. Además el programa de eliminación del analfabetismo incluía a mujeres y hombres. Estas dos medidas provocaron un gran resentimiento en el sector más reaccionario y atrasado de la población.

    Utilizando esto y las supersticiones del campesinado, los miembros de las tribus de las montañas, incitados por los reaccionarios musulmanes, mulás, monárquicos, terratenientes y otra gentuza parecida, empezaron a organizar una guerra de guerrillas contra el nuevo régimen de Kabul.

    Desde tiempos inmemoriales, los gobiernos de Kabul han mantenido una tensa relación con los miembros de las tribus de las montañas. Y ocurrió lo mismo con el nuevo gobierno revolucionario encabezado por Taraki. La rebelión fue una variada insurrección de cientos o incluso de miles de miembros de tribu desunidos y agrupados en diferentes valles y montañas. Muchos eran bandidos y criminales “dispuestos al saqueo”.

    Carecían de armonía, incluso en las mejores condiciones los rebeldes habrían tenido dificultades para mantener una guerra nacional contra el régimen de Kabul. Pero esta chusma desunida, con cientos de miles buscando refugio en Pakistán, estaba subrepticiamente financiada con dinero de Arabia Saudí y con armas de Pakistán, y hasta cierto punto de China.

    El régimen bonapartista proletario en China siempre parece apostar por el caballo perdedor, deslumbrado por el odio que le produce la extensión de la influencia del bonapartismo proletario de Rusia. Sin lugar a dudas, Estados Unidos a través de la CIA dio dinero y armas a los rebeldes.

    El consejo revolucionario de Afganistán en agosto de 1978 tomó la decisión de “distribuir entre los campesinos la tierra de los terratenientes”, que constituía aproximadamente el 80% de las zonas agrarias del país. El 12 de julio el consejo decidió cancelar los préstamos e hipotecas de los campesinos y reducir los privilegios de los oficiales de las fuerzas armadas. Babrak Karmal, entonces viceprimer ministro ¾ahora presidente¾, el 10 de mayo le dijo al primer ministro libio que igual que la revolución libia de septiembre de 1969, la revolución afgana también se derivaba de “los dos principios del Islam”. “Nunca ha existido un partido llamado comunista en Afganistán. No es un secreto nuestro compromiso con los pueblos oprimidos. El acontecimiento de la semana pasada libra a Afganistán de la aristocracia. Será un programa de reforma agraria, los precios bajarán; los salarios subirán, y también será un programa de nacionalización de todo aquello que merezca ser nacionalizado”.

    Con estas medidas reformistas la propia de la tierra se limitó a seis hectáreas o quince acres por familia, más en el caso de tierra poco fértil. La tierra que sobrepasaba estos límites se distribuía entre los campesinos pobres. El gobierno estimuló la propiedad privada de las pequeñas y medianas empresas, tanto en la agricultura como en la industria. Pero los campesinos pobres carecían de los instrumentos agrarios necesarios para formar cooperativas.

    Una consecuencia directa de la forma en que se inició el régimen bonapartista proletario es que no consiguió inmediatamente el apoyo de las tribus y los campesinos. Los grandes y medios terratenientes aprovecharon el atraso de los miembros de las tribus para incitarles contra el régimen “ateo” y “comunista” de Kabul. Esta insurrección, a su vez, provocó inestabilidad dentro de las propias filas del régimen. El presidente Taraki exilió a Babrak a Checoslovaquia como embajador.

    El partido “comunista” cambió su nombre por el Partido Democrático del Pueblo, que era una fusión de dos partidos comunistas, los partidos Khalq y Parcham. El Partido Parcham era una escisión, encabezada en 1967 por Babrak Ramal, del Partido Khalq, más tarde siguió los dictados de la política de Moscú y apoyó al presidente Daud cuando tomó el poder en 1973. Taraki y Amín se opusieron a este golpe de estado. ¡Así es como la burocracia rusa apoyaba la transformación socialista de Afganistán en aquella época! Más tarde, las dos facciones se unificaron y, bajo la presión de Moscú, Taraki comenzó a oponerse a la línea dura de Amín contra los mulás reaccionarios.

    Después de una reunión en Moscú con Breznev, Taraki regresó a Kabul con la intención de destituir a Amín. Este último se anticipó a Moscú y asesinó a Taraki. Pero Amín todavía dependía de Moscú y cada vez tenía más problemas debido a su política de línea dura que pretendía acabar con la guerra de guerrillas en las montañas. Su régimen sólo controlaba las grandes ciudades.

    Los rusos querían ¾y todavía quieren¾ un régimen que incluya a los mulás para conseguir poner un pie firme en la zona. La burocracia rusa intervino directamente porque no podía tolerar el derrocamiento ¾por primera vez desde la posguerra¾ de un régimen basado en la eliminación del capitalismo y el latifundismo, y la victoria de la contrarrevolución capitalista feudal, sobre todo, en un estado fronterizo con la Unión Soviética. Los burócratas del Kremlin temen que el fermento reaccionario en Afganistán pueda extenderse y afectar a la población musulmana en las regiones vecinas de Rusia. Los musulmanes representan una cuarta parte de la población de la Unión Soviética.

    La burocracia rusa se ha visto obligada a intervenir, no sólo debido a la posición estratégica de Afganistán, también por razones de poder y prestigio. Esta intervención no tiene nada en común con la política del bolchevismo en el pasado. La intervención de Rusia se ha convertido en una cuestión internacional de primera magnitud. La prensa, la radio y la televisión de todo el mundo están llenas de denuncias indignadas sobre la agresión rusa. Esta campaña de propaganda contra la intervención en los asuntos de otro pueblo es completamente hipócrita.

    Si se mira el período reciente, los crímenes del imperialismo antes y después de la guerra, especialmente la intervención de Estados Unidos en Vietnam y contra aquellos movimientos que pretendían acabar con la dominación capitalista, es evidente la hipocresía de esta indignación, sobre todo la que procede de la clase dominante estadounidense. No se escuchó ninguna palabra de denuncia cuando Francia intervino en Zaire, Chad y otros países africanos. Tampoco se reprendió a Bélgica cuando sus paracaidistas hicieron una incursión en Zaire. Tampoco se amenazó a Bélgica con sanciones comerciales. Últimamente el imperialismo estadounidense ha instigado el uso de tropas sudafricanas en Angola. En la actualidad todavía las tropas sudafricanas siguen en Rodesia para utilizarlas si es necesario contra las guerrillas del Frente Patriótico. Ni una sola palabra de protesta por parte de la “Commonwealth” para exigir la retirada de las tropas sudafricanas. Las potencias imperialistas tienen las manos manchadas de sangre y con su descarada doble moral son las menos indicadas para pedir a los pueblos del mundo una base “moral”.

    Las medidas adoptadas por el imperialismo estadounidense son medidas de clase. La ruptura de los acuerdos comerciales, la negativa a enviar grano y otras medidas similares, son represalias contra el pueblo ruso y afectarán bastante poco a la burocracia rusa. El imperialismo estadounidense ha tomado estas medidas malévolas no por la burocracia totalitaria, sino a pesar de ella. Intentan golpear a Rusia por el carácter de clase de la Unión Soviética y porque ha eliminado el latifundismo y el capitalismo.

    Con relación a esto nos encontramos con la curiosa postura de los partidos comunistas. Por un lado, intentan distanciarse de la burocracia rusa por la naturaleza totalitaria del régimen. Y por otro lado, siguen declarando que se trata de un régimen “socialista”. Los partidos comunistas de Italia y España han condenado la intervención rusa en Afganistán, mientras que el partido comunista de Francia ha adoptado una postura ambigua. En lugar de ver el proceso desde el punto de vista de la lucha de clases internacional y las relaciones de clase entre las naciones, el Partido Comunista y los “tribunos” [la izquierda del Partido Laborista Británico] han adoptado una posición llena de “principios” abstractos. “Ninguna agresión entre los pueblos”, apoyo a las Naciones Unidas y otras cosas por el estilo. Han condenado la intervención rusa sin explicar nada más. Para ellos esta intervención ¡no es agradable! Mantienen una visión piadosa, sentimental y de clase media: un país “socialista” no de debe comportar así.

    Se trata de la otra cara de la política del “socialismo en un solo país”. En sus primeros años la burocracia rusa rebatía a Trotsky cuando éste decía que se debería utilizar el Ejército Rojo como un instrumento de la revolución socialista internacional. Ahora tenemos el uso burocrático del Ejército Rojo sin el apoyo de los trabajadores y sin apoyar el movimiento hacia la revolución socialista.

    A los estalinistas rusos no les importan las opiniones de la clase obrera. A los capitalistas tampoco pero intentan engañar a los trabajadores. Los marxistas sólo pueden conseguir el apoyo consciente de los trabajadores de todo el mundo si van con la verdad por delante. Esto es lo que ocurría en el estado ruso dirigido por Lenin y Trotsky. Se basaban en las acciones y la propaganda que podía elevar el nivel de conciencia de la clase obrera mundial. Defendían el verdadero derecho de autodeterminación de los pueblos. Todo aquello que elevaba el nivel de conciencia de la clase trabajadora estaba justificado y todo lo que tenía el efecto contrario estaba condenado. Ese es el criterio que se debe utilizar, los trabajadores avanzados deben apoyar todo aquello que extienda el internacionalismo y el poder de la clase obrera, y deben condenar aquello que provoca el descenso de la conciencia de clase y exacerba las divisiones nacionales.

    La lucha de clases no se puede detener en las estrechas fronteras nacionales. En Francia, en 1968 tuvimos la solidaridad instintiva de la clase obrera internacional con los trabajadores franceses. Los trabajadores alemanes, italianos, holandeses, belgas y otros se negaron a convertirse en esquiroles de sus hermanos y hermanas franceses. Estaban dispuestos a prestar toda su ayuda a la lucha de clases en Francia. Los trabajadores del transporte, aeropuertos ferrocarriles, todos los sectores de la clase obrera estaban instintivamente dispuestos a solidarizarse con ellos, en esto se basa el movimiento internacional de la clase obrera.

    Por otro lado, Trotsky explicó en el período del ascenso de Hitler que el Ejército Rojo debería ser movilizado e incluso utilizado para ayudar a la clase obrera alemana si ésta lo solicitaba para evitar Hitler llegara el poder. Pero esto también presuponía una política correcta dentro de la propia Alemania.

    Si el partido comunista hubiera ofrecido la formación de un frente unido a los socialdemócratas, se podía haber evitado la llegada al poder de Hitler. Probablemente no hubiera sido necesario utilizar el Ejército Rojo. Pero se podía haber movilizado al Ejército Rojo para ayudar a los trabajadores alemanes frente a una posible intervención del capitalismo británico y francés. La tarea del Ejército Rojo habría sido la ayuda, no la sustitución, de la revolución socialista en Alemania. Si se hubiera aplicado esta política la clase obrera mundial podría haberse librado de la pesadilla y el sufrimiento del totalitarismo hitleriano y de la sangría que supuso la Segunda Guerra Mundial y que costó la vida a millones de personas.

    Los problemas de la clase obrera no se resuelven porque las potencias tengan un comportamiento agradable o “moral”. Se trata de una cuestión de clase y una cuestión social. Lo que debe determinar la política y la actitud de los socialistas, son los intereses de los trabajadores frente a los intereses de los capitalistas. Lo que determina la política de las naciones capitalistas sólo son los beneficios, el poder, los privilegios, el prestigio y la demarcación de esferas de influencia dentro de la dominación neocolonial del mundo, particularmente, en los países subdesarrollados. Esta es la ideología desnuda del capitalismo. Intentan disfrazarla con todo tipo de subterfugios y moralinas, cuando en realidad es lo que determina la política de EEUU, Francia, Japón, Alemania y los demás países capitalistas.

    Por otro lado, la política de Rusia, China y otros regímenes bonapartistas proletarios está determinada, no por los intereses de la clase obrera mundial, tampoco por su «socialismo», sino por los ingresos, el poder, el prestigio y los privilegios de la casta burocrática que usurpó el poder en la Unión Soviética. Pero estos regímenes tienen bases sociales diferentes, las potencias capitalistas apoyan todo tipo de regímenes capitalistas, oscurantistas, corrompidos, reaccionarios y semifeudales, como en Vietnam. Los líderes rusos apoyan la revolución de los países atrasados cuando ésta adopta la forma distorsionada del bonapartismo proletario, y apoyan estos movimientos sólo cuando consideran que son buenos para sus propios intereses.

    Probablemente a Moscú le ha pillado por sorpresa la insurrección del ejército, la clase media y el Partido Comunista de Afganistán. Pero una vez ha ocurrido, han decidido aprovecharse y colaborar con ellos. Pero no es cierto que tuviesen noticias del golpe de estado en abril de 1978.

    Sin embargo, mientras que sí pueden tolerar revoluciones distorsionadas en los países atrasados, no pueden permitirse este lujo en los países desarrollados. Se han opuesto a la transformación socialista en los países avanzados porque sería una amenaza para su dominio en Rusia. Los dirigentes de un régimen socialista democrático en cualquier país avanzado del mundo inmediatamente se convertiría en una amenaza para Rusia, China y otros países estalinistas. En los países atrasados, donde la eliminación del feudalismo y el capitalismo ha servido para crear una elite burocrática a imagen y semejanza de la existente en Rusia y China, sí se permiten el lujo de apoyarles. El final del feudalismo y el capitalismo en un país como Afganistán abre la puerta para que esta sociedad arcaica entre en el siglo XX, por lo tanto, es un acontecimiento progresista.

    Si consideramos la intervención rusa de una forma aislada, entonces deberíamos dar nuestro apoyo crítico. Pero debemos tener en cuenta el efecto reaccionario que va a tener en la conciencia de la clase obrera mundial, y esto es mil veces más importante que los acontecimientos en un pequeño país como Afganistán, por eso los marxistas nos oponemos a la intervención rusa. El peligro en la situación actual es la alienación de los trabajadores de Japón, Europa occidental, Estados Unidos y otros países avanzados de las ideas del socialismo la revolución socialista. Ésta se puede ver en la actitud de los Tribunos. Como en el caso del Partido Comunista, desgraciadamente se basan, no en el movimiento real de la lucha de clases y las relaciones entre la grandes potencias, todo lo contrario, se limitan sólo a hacer condenas ”morales” abstractas.

    Para ellos las fronteras erigidas durante los últimos dos siglos son sacrosantas. En el caso de Afganistán están satisfechos con fronteras que dividen nacionalidades entre Pakistán, Afganistán y otros estados vecinos.

    Apelan a las Naciones Unidas para la resolución de estos problemas, como le ocurrió anteriormente a la Liga de las Naciones, la ONU desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 ha sido incapaz de evitar ninguno de los conflictos que han provocado la muerte de 25 millones de personas desde 1950.

    La impotencia de las Naciones Unidas también se ha podido ver en su incapacidad de poner fin a la monstruosa carrera armamentística. Cada año se dedican 250.000 millones de dólares en gasto militar, dinero que si se utilizará para otros fines productivos podría transformar fácilmente el mundo. Estos antagonismos son un reflejo de las contradicciones dialécticas entre los estados capitalistas y, sobre todo, de la principal contradicción de nuestra época, por un lado la existencia de los estados estalinistas, y por otro lado, la existencia de los países capitalistas. Hay condenar la intervención rusa en Afganistán, a pesar de sus aspectos progresistas, por sus efectos en las ideas de la clase obrera mundial. Robespierre dijo hace tiempo que “los misioneros con bayonetas” nunca son populares.

    Pero la exigencia de las potencias imperialistas, apoyada por el Partido Comunista y el grupo Tribuna, de retirada de las tropas rusas de Afganistán es una utopía. Evidentemente Rusia ha vetado esta exigencia en el Consejo de Seguridad de la ONU.

    La exigencia de la retirada estadounidense de Vietnam sólo tuvo éxito por la presión de la población y los soldados estadounidenses cansados ya de la guerra sucia. Pero la naturaleza de clase reaccionaria de la oposición en Afganistán la impide tener éxito en la expulsión de las fuerzas rusas.

    Si la revolución afgana tuviera un carácter clásico ¾en las líneas de Octubre de 1917 en Rusia¾ entonces lejos de intervenir, la burocracia rusa habría tenido serias dificultades para mantenerse en el poder en su propio país.

    Las Naciones Unidas son simplemente un foro en el que se debaten las luchas secundarias entre las grandes potencias. No pueden resolver ningún tema importante, sobre todo por la existencia del derecho a veto de cualquier resolución presentada en el Consejo de Seguridad, de esta forma consiguen paralizar este organismo cuando se trata de temas importantes para sus intereses vitales. La solución de los antagonismos nacionales, la carrera armamentística o los problemas de la guerra, sólo se puede conseguir con el derrocamiento del capitalismo y el estalinismo, mediante la creación de una Federación Socialista Democrática de los Estados Unidos de Europa y el resto del mundo. Esta es la única solución final para los problemas mundiales

    Los llamados políticos ”prácticos” que intentan dirigir la realidad con resoluciones de condena moral son completamente utópicos. Esperan que los tigres del capitalismo y la burocracia se hagan vegetarianos y que coman sólo hierba. Desgraciadamente, el león no se acuesta con el cordero, se le come.

    Los antagonismos y contradicciones surgidas en el transcurso de los últimos cincuenta años sólo se pueden superar con el control democrático de la clase obrera, nacional e internacionalmente.

    Pero las medidas progresistas de eliminación del latifundismo y el capitalismo en Afganistán, han conseguido que los imperialistas no obtengan lo que esperaban. EEUU, Pakistán y China, suministran armas y dinero a los rebeldes, pero no va a ser un “Vietnam” afgano para Rusia, como esperan los imperialistas estadounidenses.

    En Vietnam los imperialistas estadounidenses se basaron en los terratenientes corruptos, el ejército y los capitalistas, mientras se oponían a la mayoría de la población vietnamita. En Afganistán los campesinos pobres y los pueblos minoritarios se beneficiarán de los cambios sociales, por eso el nuevo régimen, a pesar de la cuestión nacional, podrá consolidarse.

    El imperialismo estadounidense, a pesar de ser una gran potencia mundial militar e industrial, fue derrotado por un ejército de campesinos con pies descalzos en Vietnam, era una cuestión de clase, se trataba de la opresión social y nacional, y además estaba claro que EEUU era una opresor extranjero. En Afganistán cuando la contrarrevolución sea derrotada las tropas rusas se retirarán.

    El malicioso deseo de los imperialistas de que sea una guerra larga y desastrosa sólo es un error de cálculo. El régimen bonapartista y los rusos llegarán a algún tipo de acuerdo con los mulás.

    El imperialismo estadounidense en el mundo respalda todo aquello que tenga un carácter reaccionario. Ahora quieren reforzar su apoyo al general Zia en Pakistán. Esto al final se volverá en contra de los estadounidenses.

    La represalias comerciales pueden conseguir que los rusos al final terminen apoyando a los baluchis y los phastun en Pakistán. Podrían sin quererlo acelerar la desintegración de Pakistán.

    Antes de que las cosas vayan demasiado lejos es probable que en un futuro no demasiado lejano la burocracia y EEUU lleguen a algún tipo de acuerdo. La burocracia china ha condenado el movimiento ruso en Afganistán, aunque ellos hicieron exactamente lo mismo en el Tíbet cuando conquistaron el país para acabar con una rebelión contrarrevolucionaria.

    Merece la pena recordar que la ocupación del Tíbet por parte del Ejército Rojo chino no recibió ninguna condena por parte de los capitalistas, porque estos acontecimientos en una zona tan remota de Asia apenas les afectaba.

    La intervención de China sin embargo sí provocó una guerra entre la India y China. Pero los imperialistas adoptaron una posición neutral y no tomaron represalias contra ninguno de los dos países. No ocurrió lo mismo cuando el ejército indio intervino en Bangladesh para ayudar al pueblo bangladeshi en su lucha contra la opresión de Pakistán. Los trabajadores y activistas del movimiento obrero deben basarse en un análisis marxista de clase. Esta la única forma de acabar con toda la propaganda hipócrita e histérica lanzada por la clase capitalista y sus medios de comunicación. Sólo un análisis marxista nos permitirá comprender los problemas nacionales e internacionales. Es un arma de lucha para transformar la sociedad en interés de la clase obrera.

    Sólo analizando los intereses de clase que hay detrás de los choques y contradicciones internacionales es posible comprender el mundo moderno y preparar a la clase obrera para necesaria transformación de la sociedad.

  10. Juan Carlos
    16/03/2010 at 11:27 am

    Vaya, ahora sabemos que Soviéticos y Gringos fueron mala gente, no sabemos quien la tenía mas grande pero si que eran malos, el Punto es que ¿Me interesa eso a mi?
    La respuesta es NO!

    No he leido ni tu post Betotrónic, ni las respuestas del tal Juan, porque este debate ideoógico interno ya lo superé hace años.

    Saludos y por favor les pido mas contenido.

  11. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 12:24 pm

    OK, mis respuestas son simples, NO HAY REGIMEN PERFECTO!!!, A BETOTRONIK LE PONGO LAS DOS CARAS DE LA MONEDA…ASI DE SIMPLE!!!
    SI VA A CRITICAR A LOS MALVADOS DE ACA(america). IGUAL HAY MALVADOS ALLA(Europa)!!!

  12. 16/03/2010 at 12:27 pm

    Deberian bloquear la ip de ese tal JUAN PUEBLO que molesta tanto en este blog…

  13. JUAN PUEBLO
    16/03/2010 at 1:16 pm

    No hay problema Benja,si me bloquean, siempre lo he dicho NADIE TIENE LA VERDAD ABSOLUTA!!!
    Y otra cosa…»LA VERDAD NO DUELE, PERO INCOMODA»

  14. 17/03/2010 at 1:22 am

    Yo creo que este Susodicho Sr. Juan Pueblo a de ser algún infiltrado de la oligarquía o de la CIA y subsecuentemente al servicio del Imperialismo YANQUI.

    Hay que reconocer que Betotronik a hecho un arduo trabajo recopilando esta información, la cual yo la busque en la wikipedia y el Internet lo que a escrito y lo confirme que es cierto.

    De donde este Juan ha sacado tanta información que pareciera que ha investigado más que Betotronik, alguna conección a de tener logicamente con fuentes que le abastecen toda esa información.

    A mi manera de ver un simple ciudadano, como todos nosotros, no tiene la suficiente capacidad periodística y hasta pareciera profesional ni el tiempo necesario disponible para estar escribiendo cosas que parecen como si fueran de un avezado investigador en periodismo o en comunicación política y social.

    No nos vas a engañar Juanito Pueblucho, alguién te esta pagando o estas utilizando un pseudónimo para tratar de confundirnos y de engatuzar con tanta información como si fueras la biblioteca de la CIA.

    Estas desempeñando el papel de un periodista o de un crítico ultra derechistas, ya los salvadoreños los huelemos a la legua, con tanta experiencia que tenemos con que la gran mayoría de los periodistas han sido comprados por el «dinero maldito» de la oligarquía o de la embajada gringa.

    Anda a escribir tus insanas críticas al Diablo Dioy, a la Perra Gráfica, al diario El Dundo o conseguite una entrevista con Arenacho o en el TCheces con jorgito y habla de todas las tonterías que sólo los derechistas te las van a creer porque a nosotros los revolucionarios o progresistas que ya superamos las épocas del oscurantismo periodístico salvadoreño y mundial ya tenemos el cacumen, el criterio y el conocimiento suficiente para no dejarnos timar por alimañas como vos.

  15. 17/03/2010 at 8:09 am

    Respuesta de BetotroniK a Juan Pueblo:

    Respeto mucho tus opiniones versadas en tus larguísimos documentos que haz escrito para los lectores y no para mí porque para tu desgracia, cuando revise qe si ya había salido publicado mi ensayo en este prestigioso Blog De Don Hunna me llevé la sorpresa de mi vida que ya tenía 7 respuestas, al rato que regresé a ver si habían más comentarios, ya habían nueve, cuando nuevamente retorne habían 11 y cundo al final de mi jornada revisé ya habían 13 de los cuáles 12 eran tuyos. Sinceramente, como unicamente los había visto a la carrera no me había percatado de que ellos eran tuyos y ya en la noche del mismo Martes comencé a leerlos detenidamente y francamente estaba tan cansado que solo lei el primer comentario, hoy miércoles por la mañana gaste más de media hora leyendo enteramente tu completa Pro Yanqui crítica.

    En fin, gracias a Dios que Don Hunna, respetando como un buen periodista, la Ley de Expresión que hoy gozamos debido a la firma de los Acuerdos de Paz y que sólo los Blogs revolucionarios de tendencia izquierdierdista y progresista la defienden y fielmente la cumplen a la letra permitiendo a veces los crudas críticas de los derechistas que se infiltran muchas veces a escribir comentarios en contra de la verdadera Realidad Nacional y Democracia.

    Al nomás empezar tu pimer bloque escribes acerca de los asesinatos, genocidios, masacres y otra barabaridades que tu bien inocentemente aclaras que las cometió Stalin no el
    Sistema Comunista.Recordemos un poco el desarrollo de la historia de como el Marxismo llegó al poder a Rusia: a fines de la II Guerra Mundial se continuó el ya descontento que había en la población rusa en contra del Zar Nicolás ¿II? por la pobreza y las desgracias a las que había llevado a la «Madre Patria» («Mother Land» en inglés le llaman los rusos)y se organizó ya formalmente el rebelde grupo antizarista, por que hasta Rasputín los tenía hartos a tal grado que los mismos zaristas lo asesinaron. A principios de los años 1920 el gran reconocido mundialment marxista Lenin encabeza la revolucuión bolchevique y logran derrotar al maltrecho régimen zarista que hasta la soldadesca se les unió, Lenin se convirtió en el máximo líder ruso, desgraciadamente Lenin era muy enfermizo y su muerte llegó a los pocos años.

    Pero venía un primerizo naciente psicópata asesino llamado Stalin que con sus malvadas intrigas y asesinatos de los que se le oponían, por la fuerza logró escalar al máximo poder ruso, entonces el predestinado maquiávelico y satánico Stalin logró dominar a toda la URRS a puro asesinato contra aquel que se oponía a sus nefastas políticas, llegó a crear un gobierno de terror qe todos sus subordinados le tenían un miedo espantoso (que nunca había existido en la historia de la humaniadad) por que cualquier punto de vista en contra de su régimen esra una sentencia de muerte y una mala mirada los condenaba a trabajos forzosos en la Infame Siberia. Fin de la primera parte.

  16. JUAN PUEBLO
    17/03/2010 at 9:18 am

    RESPUESTA AL PIJUYO Y BETOTRONIC…
    Cuando venian los estupidos tu venias de ABANDERADO «Pijuyito»…
    Soy un simple ciudadano NO ME INTERESA NI LA CIA, NI SCOTLAND YARD, NI EL FBI NI LA KGB…No seas IDIOTA!!!
    Tu psicosis de guerra es real te invito que visites a un PSIQUIATRA PIJUYITO…Toda la informacion que pongo esta al alcanze de todos(EN INTERNET) NO ES NINGUN SECRETO, MUCHO MENOS UN TABU!!!Al igual como las excelentes traducciones de Betotronik.
    Solo te digo que NO soy LAMEQLO DE NADIE!!!
    Solo t digo PIJUYITO, ten mas SENTIDO COMUN y NO digas ESTUPIDECES!!!
    Para ti BETOTRONIK respeto tus aportaciones, son muy realistas,claras y concisas, basada en suscesos reales.
    Mi unica intencion es que abras los ojos y veas las dos caras de la moneda,ningun regimen ha sido bueno «TODOS HAN COMETIDO ORRORES GARRAFALES».
    Respeto tu defensa por el socialismo, comunismo o lo que sea, lo unico que te pido es que seas objetivo…Y NO le quieras hechar la culpa de todo a USA.
    La historia es el MEJOR testigo que tenemos…
    Saludos de un simple salvadoreño que ve realidades NO FANTASIAS!!!

  17. 17/03/2010 at 9:30 am

    A los lectores y a don Hunna les pido diculpas que en mi comentario
    anterior sale a nombre de El Sabio Pijuyo, resulta que este su servidor vive en uncondominio y al apartamento a la par mía lo pusieron en alquiler, entonces inmedatamente llamé a un «Jovenazo» amigo mío que andaba buscando uno para alquilar y rápidamente se los dieron, pues él también tiene una computadora y yo le ofrecí que compartiéramos el sevicio que me dan concediéndolo yo el acceso a mi red claramente si me ayudaba con dicho pago (están jodidos los tiempos compadre, decía mi abueilto)así que él acepto inmediatamente mesmo y anoche escribió un comentario a éste Post y cuando hoy por la mañana abrí mi correo no me percaté de que para enviar mi post aparecía el nombre de él, no se porque razón y me imagino porque será porque compartimos la misma línea, bueno mucha paja y nada concreto, decía mi abuelita.

    Volviendo a lo que había dejado pendiente, por que salí a la carrera por la premura del tiempo por ir a dejar a mi esposa al trabajo, lo dejé inconcluso.

    Tengo que no concluir otra vez porque viene un pariente a hacerle una diligencia. ya nos vemos.

  18. 17/03/2010 at 10:21 am

    Una pequeña biografía extractada de la WIKIPEDIA, en ninguna parte el funadador de la URRS se le menciona com un déspota, tirano, asesino y genocida. Al contrario sus sanas intenciones eran liberar al soviet de las luchas intestinas que querían uno gobierno semejante al zarista.
    En definitiva, en esta época Lenin piensa en los siguientes términos:
    expulsados los Románov, tenemos un Estado de corte burgués similar a los de la Europa occidental (e igualmente militarista);
    este Estado burgués, sin embargo, se encuentra con las manos atadas porque existe una institución popular, el Soviet, que en Petrogrado ejerce el verdadero poder y contra el que el Estado es incapaz de imponerse mediante la represión;[7]
    este poder, sin embargo, ha cedido voluntariamente hasta ahora el poder del Estado a la burguesía;
    En estas condiciones, la minoría bolchevique debe abogar porque el Soviet avance definitivamente hacia la apropiación del poder del Estado.
    Lenin llega a Petrogrado la noche del 3 de abril de 1917: el día siguiente presenta, sin apenas conocimiento de la situación concreta en el territorio ruso y por su cuenta y riesgo, sus célebres Tesis de abril.
    En estas tesis, Lenin aborda las siguientes cuestiones:
    Rechazo de la guerra imperialista, sometida a los intereses del capital. Estos mismos intereses hacen imposible una paz que sea realmente democrática, no impuesta por la fuerza, y sin anexiones.
    En Rusia se ha pasado de la primera etapa de la revolución (que da el poder a la burguesía) a la segunda, que debe poner ese poder en manos del proletariado y de los campesinos pobres.
    Desenmascarar el Gobierno Provisional como gobierno de capitalistas, y negarles todo apoyo.
    Reconocimiento de que el Partido se encuentra en minoría en los Soviets. Necesidad por tanto de explicar y difundir sus posturas, desde una minoría crítica.
    Reivindicación no de una república parlamentaria, sino de una república de los Soviets. Dentro de la cual se supriman policía, ejército y burocracia, sin que la remuneración de todos los funcionarios exceda nunca el sueldo de un obrero cualificado.
    Reforma agraria. Confiscación de las tierras de los terratenientes. Nacionalización de todas las tierras que se pondrán a disposición de los Soviets locales.
    Fusión de los bancos en un banco único bajo el control de los Soviets.
    Prioridad del control democrático de la producción y distribución por parte de los Soviets, antes que «implantación» inmediata del socialismo.
    Como tareas del Partido: (1) Celebración de un nuevo Congreso. (2) Modificación del programa en relación con la posición ante el imperialismo y ante el Estado, y reforma del programa mínimo. (3) Cambio de denominación del Partido, que ha de pasar de «socialdemócrata» a la de Comunista.
    En este momento, fue cuando Lenin se encontró completamente solo. El ala derecha de su partido lo acusa de anarquismo, de aventurerismo y de apelar a una guerra civil. El ala izquierda se apropia de las Tesis para convertirlas en un programa inmediato para derrocar al gobierno provisional. En realidad, por las circunstancias en que se pronunciaron y por la actitud posterior del propio Lenin (que se alió con esa ala derecha y en contra de los izquierdistas durante la conferencia de abril del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusiael 7 de noviembre con la toma del palacio de Invierno. Y el 8 de noviembre Lenin fue elegido Premier de la Unión Soviética por el Congreso de los Soviets de Rusia.Una vez elegido Premier y ante el peligro de una invasión alemana, Lenin argumentó que Rusia debía firmar de forma inmediata un tratado de paz. Otros líderes bolcheviques como Bujarin abogaban por la continuación de la guerra como forma de fomentar la revolución en Alemania. Lev Trotski, quien lideraba las negociaciones, optaba por una postura intermedia, postulando un tratado de paz que no implicara ganancias territoriales para ninguna de las partes. Cuando las negociaciones se colapsaron, Alemania lanzó una invasión que resultó en la pérdida de muchos territorios del oeste de Rusia. Como resultado de este giro de los acontecimientos, las posiciones de Lenin obtuvieron el apoyo de la mayoría de los líderes bolcheviques, y Rusia firmó el Tratado de Brest-Litovsk en términos desventajosos (marzo de 1918). El partido bolchevique fue renombrado como Partido Comunista de Rusia (bolchevique), que posteriormente se convirtió en el Partido Comunista de la Unión Soviética.
    El 30 de agosto de 1918, Fanni Kaplán, miembro del Partido Socialista Revolucionario, se aproximó a Lenin después de que éste hubiera hablado en un mitin y mientras se dirigía a su coche. Le llamó la atención y cuando Lenin se volvió a responder, le disparó tres tiros, dos de los cuales impactaron en un hombro y en un pulmón..En marzo de 1919, Lenin y otros líderes bolcheviques junto a varios marxistas revolucionarios de todo el mundo crearon la Tercera Internacional, también conocida como Internacional Comunista, o Komintern, cuyos miembros, incluyendo a Lenin y a los mismos bolcheviques, se escindían del más amplio movimiento socialista identificado con la Segunda Internacional. A partir de este momento serían conocidos como comunistas.Mientras tanto, una guerra civil asolaba Rusia. Una amplia variedad de movimientos políticos y sus seguidores tomaron las armas para apoyar o derrocar al gobierno soviético. A pesar de que había muchas facciones diferentes involucradas en la guerra civil, las dos fuerzas principales fueron el Ejército Rojo formado y dirigido por Trotski (comunista) y el Ejército Blanco, formado por una relativa minoría adepta o partidaria al antiguo régimen zarista (o en algunos casos contraria al recién constituido) impulsado por poderosos líderes militares como Kolchak, Denikin y Yudénich, pero que recibiría el apoyo abrumador y decisivo de potencias extranjeras como Francia, Gran Bretaña, Canadá, Estados Unidos y Japón, además de otros 16 países, que intervendrían también en esta guerra (en apoyo del Ejército Blanco). El Ejército Rojo ganó la guerra, derrotando a las fuerzas de la Rusia Blanca y sus aliados en 1920 (a pesar de esto, algunas islotes de pequeñas tropas continuarían la lucha durante muchos años más).
    En los últimos meses de 1919, los éxitos contra las fuerzas del Ejército Blanco convencieron a Lenin de que era el momento de extender la revolución hacia el Oeste, por la fuerza si fuera necesario. Cuando la recién independizada Segunda República de Polonia comenzó a asegurar sus territorios orientales, anexionados por Rusia en las particiones de Polonia a finales del siglo XVIII, se enfrentó a las fuerzas bolcheviques por la dominación de estas áreas, lo que contribuyó al estallido de la guerra Polaco-Soviética de 1919. Con la revolución alemana y la Liga Espartaquista en pleno auge, Lenin vio esto como la oportunidad perfecta para penetrar en Europa con las bayonetas del Ejército Rojo. Lenin veía a Polonia como el puente que el Ejército Rojo debía cruzar para unir la Revolución rusa con los seguidores comunistas de la Revolución Alemana, y para ayudar a otros gobiernos comunistas en Europa Occidental. La derrota de la Rusia soviética en la guerra polaco-soviética, sin embargo, invalidó estos planes.
    Lenin murió el 21 de enero de 1924

  19. 17/03/2010 at 11:49 am

    José Stalin fue el máximo líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y del Partido Comunista de la Unión Soviética desde mediados de los años 1920 hasta su muerte en 1953.
    Dirigió la construcción del socialismo en la URSS, que pasó de ser un país rural a una potencia industrial. El nivel de vida de la población se elevó. En contraparte, dirigió un régimen represivo de la población, caracterizado por la presencia de campos de trabajo, campañas de represión política, y deportaciones. Diversos historiadores estiman que las víctimas del régimen de Stalin oscilan entre 4 y 60 millones de muertos.[2]
    Durante el gobierno de Stalin, la Unión Soviética desempeñó un papel fundamental en la derrota de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial (1939–1945) tras la cual llegó a ser considerada una superpotencia.
    Stalin una base de poder suficientemente fuerte como para permitirle instalar a sus aliados en los puestos claves del partido.La acumulación de poder por parte de Stalin tomó al moribundo Lenin por sorpresa, quien, en sus últimos escritos, hizo llamamientos para que el XII Congreso del Partido Bolchevique apartara al «brusco» Stalin. «Stalin es demasiado brusco, y este defecto, plenamente tolerable en nuestro medio y en las relaciones entre nosotros, los comunistas, se hace intolerable en el cargo de Secretario General. Por eso propongo a los camaradas que piensen la forma de pasar a Stalin a otro puesto y de nombrar para este cargo a otro hombre que se diferencie del camarada Stalin en todos los demás aspectos sólo por una ventaja, a saber: que sea más tolerante, más leal, más correcto y más atento con los camaradas, menos caprichoso, etc. Esta circunstancia puede parecer una fútil pequeñez. Pero yo creo que, desde el punto de vista de prevenir la escisión y desde el punto de vista de lo que he escrito antes acerca de las relaciones entre Stalin y Trotsky, no es una pequeñez, o se trata de una pequeñez que puede adquirir importancia decisiva», Lenin, 4 de enero de 1923. Después de la muerte de Lenin en enero de 1924, Stalin, Kámenev y Zinóviev tomaron el control del partido situándose en un punto que ideológicamente estaba entre Trotski (a la izquierda del partido) y Bujarin (a la derecha). Durante este período, Stalin abandonó el tradicional énfasis bolchevique respecto a la revolución internacional en favor de una política de construir el «socialismo en un solo país», en contraste a la teoría de Trotski de la revolución permanente.En la lucha por el liderazgo una cosa era evidente: quien terminara comandando el partido tenía que ser considerado muy leal a Lenin. Por eso, la actitud de cada uno ante su muerte fue determinante en los posicionamientos dentro del Partido: Stalin organizó su funeral y pronunció un discurso manifestando una lealtad imperecedera con Lenin, a la vez que impidió mediante engaños que Trotski asistiera. Stalin también acusó a Trotski de haberse unido a los bolcheviques justo antes de la revolución, e hizo públicos los desacuerdos que éste había tenido con Lenin en la etapa previa a la revolución.
    La base fundamental del ascenso al poder de Stalin fue el control del aparato administrativo del estado, en un país en el cual la escasez era la regla, tras la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil. A su vez, la política de Stalin de pregonar el llamado «socialismo en un solo país» era visto como un antídoto optimista con respecto a la guerra, en contraste a la posición de la «revolución permanente» de Trotski.
    El método de Stalin era la designación de Secretarios que le respondieran personal e incondicionalmente, y la manipulación de sus oponentes logrando poner a unos contra los otros, usando el método de dividir para gobernar.
    Inicialmente, Stalin formó una troika junto a Zinóviev y Kámenev contra Trotski. Una vez que Trotski había sido eliminado de la pugna por el poder político, Stalin se unió con Bujarin y Rýkov contra Zinóviev y Kámenev, recordando a todos el voto de estos últimos contra la insurrección en 1917. Zinóviev y Kámenev entonces, se unieron con la viuda de Lenin, Krupskaya, formando la «oposición unida» en julio de 1926.
    En 1926-1927, se invirtieron en la industria cerca de mil millones de rublos; tres años después, se pudieron invertir ya en ella unos 5.000 millones.

    «También mejoró notoriamente la escala y la eficiencia con la cual se fabricaban los productos existentes. En la industria del hierro y del acero, hacia fines de la década de 1930, el tamaño promedio de los nuevos hornos de fundición era un 40% mayor con respecto a aquellos de solo 10 años antes. Muchas innovaciones estaban basadas exclusivamente en desarrollos técnicos locales». En la industria aeronáutica, por ejemplo, los ingenieros soviéticos produjeron aviones que eran comparables a diseños extranjeros; en la industria militar, por su parte, se desarrollaron tanques que no tenían equivalentes en el mundo occidental. La Unión Soviética fue también el primer país en producir goma sintética de polibutadieno.El gobierno de Stalin promovió la colectivización de la agricultura con el fin de aumentar la producción agrícola a partir de granjas mecanizadas en gran escala, lo que permitía mantener a los campesinos bajo un control político más directo y para que la recaudación de impuestos fuera más eficiente. La colectivización significó cambios sociales drásticos en una escala nunca vista desde la abolición de la servidumbre en 1861.La colectivización forzada de la agricultura comenzó a inicios de los años 1930, formándose la asociación obligatoria de todas las granjas en los llamados Koljós, una estructura fuertemente centralizada. La supresión de los derechos de propiedad sobre la tierra fue una consecuencia de la forma como se decidió resolver el antiguo conflicto de la lucha de clases. Además, de acuerdo a la visión económica de la época, los koljos debían trabajar con mayor eficiencia debido a la aplicación de tecnología y a la división del trabajo. En los primeros años de la colectivización se estimaba que la producción agrícola e industrial debería aumentar un 200% y un 50% respectivamente; sin embargo la producción agrícola disminuyó.Los campesinos ricos, los llamados kulaks, con independencia de si resistían o no los cambios impuestos y la colectivización, eran puestos a trabajar directamente en los campos, o bien eran relegados a Siberia y al oriente del país.
    La política de industrialización de la agricultura seguida por Stalin requirió grandes cantidades de equipamiento y maquinaria, que se consiguió al exportar trigo y otros bienes agrícolas al extranjero. Los koljos fueron obligados mediante planes específicos a entregar al Estado su producción agrícola. Estas medidas trajeron como consecuencia una drástica caída en la calidad de vida de los campesinos y la producción agrícola.
    Para evitar el aislamiento del régimen soviético, decidió la entrada de la URSS en la Sociedad de Naciones (1934), y la aproximación a Gran Bretaña y Francia. En política interior trató de eliminar cualquier tipo de oposición: entre 1936 y 1938 organizó procesos (procesos de Moscú) y deportaciones contra los principales mandos militares y contra toda oposición en el seno del Partido y del Estado. Basándose en los datos suministrados tras la perestroika, documentados por el Gulag, fueron detenidas más de 1.300.000 personas por motivos políticos. De ellas casi 700.000 fueron fusiladas. Durante su gobierno inició un controvertido programa para rusificar a los diferentes estados de la URSS, enviando rusos a las distintas repúblicas soviéticas para que se casaran con los locales y así aumentar y mantener el porcentaje de rusos en la región.
    Por otra parte, ya durante el primer período stalinista, antes incluso de la década de 1930, amplios sectores de la sociedad soviética aceptaron con optimismo los grandes avances de la Revolución. Rusia era el único país del mundo donde a las mujeres se les pagaba lo mismo que a los hombres por un trabajo similar. También en este primer período, existían grandes facilidades para obtener un divorcio o abortar.
    En 1926-1927, se invirtieron en la industria cerca de mil millones de rublos; tres años después, se pudieron invertir ya en ella unos 5.000 millones.La década de 1930 consiguió la producción por primera vez en la historia de la Unión Soviética, de una amplia gama de nuevos productos.

    El gobierno de Stalin promovió la colectivización de la agricultura con el fin de aumentar la producción agrícola a partir de granjas mecanizadas en gran escala, lo que permitía mantener a los campesinos bajo un control político más directo y para que la recaudación de impuestos fuera más eficiente. La colectivización significó cambios sociales drásticos en una escala nunca vista desde la abolición de la servidumbre en 1861.

    La colectivización forzada de la agricultura comenzó a inicios de los años 1930, formándose la asociación obligatoria de todas las granjas en los llamados Koljós, una estructura fuertemente centralizada. La supresión de los derechos de propiedad sobre la tierra fue una consecuencia de la forma como se decidió resolver el antiguo conflicto de la lucha de clases. Además, de acuerdo a la visión económica de la época, los koljos debían trabajar con mayor eficiencia debido a la aplicación de tecnología y a la división del trabajo. En los primeros años de la colectivización se estimaba que la producción agrícola e industrial debería aumentar un 200% y un 50% respectivamente; sin embargo la producción agrícola disminuyó.
    Los campesinos ricos, los llamados kulaks, con independencia de si resistían o no los cambios impuestos y la colectivización, eran puestos a trabajar directamente en los campos, o bien eran relegados a Siberia y al oriente del país.
    La política de industrialización de la agricultura seguida por Stalin requirió grandes cantidades de equipamiento y maquinaria, que se consiguió al exportar trigo y otros bienes agrícolas al extranjero. Los koljos fueron obligados mediante planes específicos a entregar al Estado su producción agrícola. Estas medidas trajeron como consecuencia una drástica caída en la calidad de vida de los campesinos y la producción agrícola.
    Para evitar el aislamiento del régimen soviético, decidió la entrada de la URSS en la Sociedad de Naciones (1934), y la aproximación a Gran Bretaña y Francia. En política interior trató de eliminar cualquier tipo de oposición: entre 1936 y 1938 organizó procesos (procesos de Moscú) y deportaciones contra los principales mandos militares y contra toda oposición en el seno del Partido y del Estado. Basándose en los datos suministrados tras la perestroika, documentados por el Gulag, fueron detenidas más de 1.300.000 personas por motivos políticos. De ellas casi 700.000 fueron fusiladas. Durante su gobierno inició un controvertido programa para rusificar a los diferentes estados de la URSS, enviando rusos a las distintas repúblicas soviéticas para que se casaran con los locales y así aumentar y mantener el porcentaje de rusos en la región.
    Por otra parte, ya durante el primer período stalinista, antes incluso de la década de 1930, amplios sectores de la sociedad soviética aceptaron con optimismo los grandes avances de la Revolución. Rusia era el único país del mundo donde a las mujeres se les pagaba lo mismo que a los hombres por un trabajo similar. También en este primer período, existían grandes facilidades para obtener un divorcio o abortar.
    El Ejército Rojo, muy debilitado por las purgas de fines de los 30, se encontraba virtualmente sin mando competente, por lo que las fuerzas alemanas avanzaron rápidamente por las llanuras occidentales de la URSS. Hitler predecía que la guerra con el gigante ruso duraría a lo más 6 meses y que el pueblo ruso mismo eliminaría a Stalin. Stalin se hizo nombrar Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo con lo que en la práctica se convirtió oficialmente en el Jefe del Estado. Las medidas iniciales de Stalin por contener la invasión alemana fueron ineficaces y no pudieron detener el avance de las fuerzas blindadas de Hitler que penetraban profundamente en territorio soviético. Si bien en un comienzo Stalin se mostró dubitativo e irresoluto por el súbito y contundente ataque de los alemanes, pronto empezó a tomar el control de la situación y se autonombró Supremo Comandante en Jefe del Ejército Rojo. A diferencia de Hitler, Stalin dio cierta autonomía a sus generales en la toma de decisiones e hizo traer desde la frontera a algunos de sus mejores generales, como Zhúkov y Vatutin, permitiendo además el envío desde los frentes orientales de miles de tropas siberianas entrenadas ya en el combate con los japoneses.
    Se mantuvo en Moscú en el invierno de 1941, cuando los alemanes amenazaban la ciudad (42 km), y organizó allí un contraataque soviético. Al año siguiente, 1942, tuvo éxito al mantener la estratégica ciudad de Stalingrado, última defensa de la zona petrolera de Crimea, pese a la enorme cantidad de bajas entre sus hombres (Stalin, a través de sus comisarios políticos, ordenó disparar contra sus propios soldados si estos se retiraban de un combate al considerarlos desertores) y posteriormente (1943) también derrotó al ejército alemán en la batalla de Kursk con lo que todo el curso de las acciones militares tuvo un cambio, siendo ahora los soviéticos los que obligaban a retirarse a los alemanes. Así, en mayo de 1945, las fuerzas de Stalin fueron las primeras en entrar a Berlín, forzando el suicidio de Hitler y la capitulación alemana.
    En su papel de comandante en jefe, Stalin procuraba siempre mantener un control personal pero flexible en el mando, sobre todo el frente de batalla, las reservas militares y la economía de guerra. Esta actitud no se mostró eficaz, ya que dejaba en un solo hombre todas las decisiones, pero luego Stalin fue aprendiendo de sus errores y empezó a delegar decisiones militares al contrario de su rival, Hitler, quien monopolizó el mando. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Stalin fue visto como el gran líder que había conducido al pueblo soviético a la victoria en su lucha contra la Alemania Nazi. A finales de la década de los años 40, el patriotismo ruso fue en ascenso debido a los éxitos propagandísticos. Por ejemplo, algunas invenciones y descubrimientos científicos fueron reclamados por la propaganda rusa. Ejemplos de ello son la caldera, reclamado por el padre y el hijo de la familia Cherepanov; la lámpara incandescente, por Yablochkov Lodygin; la radio, por Popov; Y el avión, por Mozhaysky. Continuaron sus políticas represivas (incluso en los territorios recién anexionados), pero nunca llegaron a los extremos de la década de 1930.
    Internacionalmente, Stalin vio la consolidación del poder como un paso necesario para proteger a la Unión Soviética, rodeándolo de gobiernos amistosos, como un cordón sanitario contra posibles invasiones. Mientras que «Occidente» buscó un modelo similar de protección contra la expansión comunista. Estas políticas condujeron a una estabilidad, donde el éxito de la agresión soviética dependería de la cooperación entusiasta de las naciones satélite.
    Investigaciones en la Unión Soviética, posteriores a la guerra fría han revelado que la guerra de Corea fue iniciada por Kim Il Sung con la autorización expresa de Stalin.
    En los últimos años de vida de Stalin, una de sus últimas grandes iniciativas de política exterior fue la Nota de Stalin de 1952 para la reunificación alemana y la no intervención de las superpotencias en Europa central, pero Gran Bretaña, Francia y los Estados Unidos sospecharon de la propuesta y rechazaron la oferta.
    Stalin mantuvo la inercia de la guerra, retrasando la desmovilización de su ejército hasta el momento en que pudo disponer de armas atómicas (1953). La resistencia norteamericana a sus planes dio lugar a la «Guerra Fría», clima de tensión bipolar a escala mundial entre un bloque comunista y un bloque occidental capitalista, que perduraría hasta la desaparición de la URSS.
    Si bien este revés político era demasiado modesto como para amenazar su poder, tras el XIX Congreso Stalin tomó la determinación de reanudar las purgas. Su paranoia, adormecida tras la II Guerra Mundial, aumentó tras recibir una carta de la doctora Lidia Timashuk, una especialista del Policlínico del Kremlin. En esta misiva, la doctora Timashuk acusaba a Vinogradov y a otros ocho médicos de origen judío de estar recetando tratamientos inadecuados a altos mandos del Partido y del Ejército, a fin de acabar con sus vidas. Sin esperar a recibir ninguna otra prueba, Stalin ordenó el arresto de los nueve médicos y aprobó que fuesen torturados hasta confesar. Dos de los acusados fallecieron durante los interrogatorios y los siete supervivientes acabaron firmando el texto que sus interrogadores pusieron sobre la mesa. Además Stalin hizo publicar en el diario Pravda que los servicios de seguridad habían estado «torpes» en descubrir lo que bautizó como La Conspiración de los Médicos, y que había sido él mismo quien la había desactivado.
    A finales de enero de 1953 su secretario privado desapareció sin dejar rastro. Poco después, el 15 de febrero, el jefe de sus guardaespaldas fue ejecutado sumariamente en lo que se dijo había sido una «muerte prematura». Este comportamiento aterrorizó a los miembros del Politburó, sobre todo a los más veteranos, que quedaron convencidos de que una nueva purga estaba ya en marcha. A partir de aquí, existen dos versiones sobre la muerte de Stalin.
    La primera de ellas, versión oficial y hasta ahora la más verosímil, relata que la noche del sábado 28 de febrero de 1953 Stalin celebró una reunión en Kúntsevo con su círculo interno, formado por Beria, Malenkov, Jrushchov y Nikolái Bulganin. En dicho encuentro los cinco hombres vieron una película y después disfrutaron de una tardía cena. Los invitados se retiraron a las cuatro de la madrugada, cuando Stalin se fue a dormir.
    La otra versión, defendida por historiadores como Iliá Erenburg y Víktor Aleksándrov, indica que esta reunión no tuvo nada de amistoso: A ella habrían sido invitados también Lázar Kaganóvich y Voroshílov, que se habrían enzarzado en una discusión con Stalin exigiéndole la liberación de los médicos. La respuesta del dictador habría sido gritar que eran todos unos traidores, lo que significaba de facto una sentencia de muerte. Los dos miembros del Politburó habrían roto entonces sus carnés del partido y Stalin, fuera de sí, habría abandonado la reunión para encerrarse en su dormitorio.
    Sea como fuere, la realidad es que al día siguiente Stalin no salió de su cuarto y no llamó ni a los criados ni a los guardias. Nadie se atrevió a entrar en su habitación hasta que, sobre las diez de la noche del domingo 1 de marzo, su mayordomo abrió la puerta y le encontró tendido en el suelo, vestido con la ropa que llevaba la noche anterior y sin apenas poder hablar. Se llamó a los miembros del Politburó, que lentamente fueron acudiendo a la dacha de Stalin, pero nadie llamó a un médico. Finalmente, pasadas 24 horas, Beria hizo venir a algunos doctores que dictaminaron que Stalin había sufrido una apoplejía y había caído fulminado.
    hasta que un lacónico Jrushchov dijo: «Basta, por favor… ¿No ves que está muerto?».
    Muchos años después de la caída de la Unión Soviética se han vuelto a estudiar las circunstancias que rodearon la muerte de Stalin. No faltan autores como el historiador ruso Vladímir P. Naumov o Jonathan Brent (catedrático de Historia en Yale), que afirman que fue envenenado por Beria, quien al poco de su muerte llegó a decir ante el Politburó: «Yo le maté, le maté y os salvé a todos» (según relata el propio Nikita Jrushchov en sus memorias). Sin embargo esta tesis nunca ha sido demostrada ni reconocida, como tampoco la del posible enfrentamiento final entre Stalin y el Politburó. De este modo, la causa oficial de su muerte sigue siendo una apoplejía provocada por su hipertensión.
    Después del fallecimiento de Stalin, el nuevo Secretario General del PCUS Nikita Jruschov, inició un proceso por el cual se denunció el eufemístico «Culto a la persona». Esto dio inicio al proceso político conocido como desestalinización, por el cual se denunciaron los crímenes cometidos por Stalin en contra del Estado Soviético y el Partido Comunista. Su punto culminante sucedió durante el XX Congreso del PCUS en 1956, en el cual Jruschov pronunció al cierre del mismo, el conocido Discurso Secreto.
    Los primeros investigadores en intentar contar el número de personas muertas bajo el régimen de Stalin se vieron obligados a depender en gran medida a las pruebas anecdóticas. Sus estimaciones variaban de 3 a 60 millones. Después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, las evidencias de los archivos soviéticos se hicieron disponibles. De acuerdo con los registros alrededor de 800.000 presos fueron ejecutados por el régimen de Stalin por delitos políticos o penales, mientras que alrededor de 1,7 millones murieron en gulags y unas 390.000 perecieron durante reasentamientos forzosos – un total de alrededor de 3 millones de víctimas.Según ciertas fuentes durante el mandato de Stalin cerca de 5 millones de personas fueron encarceladas u obligadas a trabajos forzados, un millón habia sido ejecutada y 2 millones perecieron en trabajos forzados.
    El debate continúa, sin embargo, puesto que algunos historiadores creen que el archivo contiene cifras poco fiables. Así, mientras que algunos investigadores han estimado el número de víctimas de las represiones de Stalin un total de 4 millones más o menos, otros creen que el número es considerablemente superior. El escritor ruso Vadim Erlikman, por ejemplo, hace las siguientes estimaciones: ejecuciones, 1,5 millones; gulags, 5 millones; deportaciones, 1,7 millones a 7,5 millones de deportados, y prisioneros de guerra y civiles alemanes, 1 millón, lo que hace un total de de alrededor de 9 millones de víctimas de la represión.[20]
    Algunos también han incluido los 6 a 8 millones de víctimas de la hambruna 1932-1933 como víctimas de la represión. Esta clasificación es controvertida sin embargo, como los historiadores difieren en cuanto a si la hambruna era una deliberada parte de la campaña de represión contra los kulaks, o simplemente un consecuencia no deseada de la lucha por la colectivización forzada.Ciertamente, parece que un mínimo de alrededor de 10 millones de muertos – 4 millones por la represión millones y 6 millones de hambre – son atribuibles al régimen, con una serie de libros de reciente publicación que sugiere un probable total de alrededor de 20 millones.[23] Por ejemplo, agregar 6-8 millones de víctimas de la hambruna según Erlikman por encima de las estimaciones de muertes directas, daría un total de entre 15 y 17 millones de víctimas. El investigador Robert Conquest, mientras tanto, ha revisado su estimación inicial de hasta 30 millones de víctimas a 20 millones] . Otros siguen considerando que sus anteriores estimaciones mucho más altas, son correctas.
    En la actualidad el número de Estalinistas se ha reducido considerablemente.
    En occidente Stalin es visto como un dictador tiránico y brutal y, a pesar de ello, se conservan varios partidos que se autoproclaman estalinistas.
    Según un estudio denominado «El Nombre de Rusia» realizado en el año 2008 por la televisión estatal Rossiya, sobre cuál era el personaje más popular ruso, Stalin se ubicaba en el puesto número 3º de la lista. En la encuesta votaron más de 50 millones de personas en un lapso de seis meses. El proyecto incluía una lista de 50 figuras históricas

  20. 18/03/2010 at 8:02 am

    Yo soy la esposa del Sabio Pijuyo y con el perdón de mi marido, éste animal no entiende que los tiemps han cambiado y que la Libertad de Expresión no es un libertinaje para agraviar o insultar a la gente con la que una disienta, ambos somos casi de la misma edad, alrrededor de los 55 años y hemos sido «revoltosos» desde que éramos estudiantes universitarios; él pertenecía a un grupo más radical anti yanqui y yo a uno más pacifista ya que su servidora era más amor y paz.

    Nunca habíamos escritos comentarios en los Blogs izquierdistas y unicamente nos dedicábmos a leerlos y no lo hacíamos por la falta de tiempo.

    Actualmente Beto nos ha explicado la necesidad, obligación y deber que tenemos que hacerlo para mejorar ls calidad y el contenido de los post y de criticarlos sanamente.

    Juan Pueblo tiene razón en sus comentarios con la salvedad de que el Imperialismo Yanqui ya tiene siglos de existir y lo que he leído con las Biografías de Lenin Y Stalin fue este último quien se vino a zurrar en la ideologogia comunista ya que era un psicópata genocida y no fue el Comunismo el culpable sino que el dictador de Stalin.

    Es bien claro que la Unión Sovieta comenzó a tener cambios casi desapercibidos con la muerte des Stalin y la razón fue que los siguientes Secretarios Generales del Partido y que eran Jefes del Gobierno Soviético, todavía habían quedados impregnados con las políticas de Stalin de radicalismo, pero poco a poco fueron cambiando de mentalidad y el punto culminante fue la llegada de Gorbachev que con su famosa «perestroika» abrió la URRS
    a una libertad más humana y por consiguiente los países soviéticos, que ya los países dependientes de la URRS venían con signos fuertes de descontento contra la URRS, vieron la oportunidad óptima para independizarse, siendo el personaje famoso que era la mano derecha de Gorba.. el ciudadano de la República Soviética de Georgia el primero que renunció al Kremnlin (su nombre se me ha olvidado) y salió corriendo hacia su adorado país para indendizarlo y ser su primer gobernate y casi no tuvo problemas para ello.
    hay le seguimos…..

  21. JUAN PUEBLO
    18/03/2010 at 8:50 am

    Porque fracasó el comunismo?

    El sistema comunista fracasó porque en los países que en su momento proclamaron seguir este sistema político-económico-social de organización, las distintas dimensiones de la vida (dimensión económica, social-individual, social-colectiva, cultural) se vieron envueltas en círculos viciosos que han terminado muchas veces y como se ha visto, en crisis.

    Cuando se proclamo la igualdad y se «garantizo» la equitativa repartición de la riqueza, lo que se hizo en realidad fue dormir o entumecer el instinto de supervivencia que lleva a cada individuo a buscar en el mundo (cualquiera que sea el entorno específico) una vida mejor y más placentera para el en principio y para su familia mas adelante. En algunos casos se privó incluso al individuo del núcleo familiar, quitándole ese primer eslabón en el conocimiento empírico de la sociedad. Se pretendiendo sustituirlo de golpe con la conciencia del «estado». Pero el «estado» resulto ser algo muy lejano al que difícilmente pudo alguien ligar lazos afectivos duraderos.

    En la esfera económica, entre otras circunstancias más complejas, los individuos se vieron sin la capacidad de intercambiar sus horas de trabajo por bienes de consumo (comida, alimento, vivienda, etc.) que además ya nadie producía.

    En la esfera social se crearon desde un principio dos niveles de subconscientes colectivos antagónicos del que todos participaban en mayor o menor medida. Por una parte el subconsciente colectivo «oficial» en donde cada idea y sus interpretaciones prácticas emanaban de manera «oficial» del «partido» y por otro lado el subconsciente colectivo «real» que siguió emanando libre y paralelamente de la misma sociedad (rumores, platicas en reuniones sociales oficiales o clandestinas, tradiciones sobrevivientes, etc.). Fue este subconsciente «real» quien al final guiaba a los individuos en el ineficiente laberinto burocrático y que con el tiempo termino creando una corrupción nunca antes vista.

    En un principio, cuando las luchas revolucionarias y los ideales eran aun frescos (en parte porque no habían sido probados y en parte por una buena fe de quienes vieron en estas ideas la posibilidad de llevar al fin una justicia de igualdad ya proclamada e instituida subconscientemente por los ideales judeo-cristianos) debió haber existido sin embargo una relación estrecha entre lo que la gente pensaba «realmente» y lo que se pretendió que pensaran «oficialmente». Mas aun, si el comunismo tardo tanto en caer fue debido en parte a una inercia subconsciente mas o menos general que aun conservaba su «fe» en esas ideas «oficiales».

    Fue sin embargo en la esfera cultural en donde más palpablemente debió de haberse sentido esta disonancia de ideas, siendo las artes, por principio, motoras o evidenciadoras de estos subconscientes (Alguien con conocimientos en esta área podría afianzar o desmentir esta suposición con datos específicos).

    Para terminar esta mi primer intervención, creo que son en el fondo esos mismos problemas que llevaron a la crisis a los sistemas comunistas los que debemos atender como sociedad. ¿Cómo afinar y completar nuestras democracias ante nuestra individualidad siempre en busca (que bueno) de privilegios y el «bien común» que (para bien o para mal) los enajena? ¿Cómo adaptar nuestras democracias ante las inminentes crisis ecológicas y económicas que se avecinan? ¿Cuales son realmente los limites de nuestra ecología mundial en el universo y cuales son realmente nuestros limites dentro de esa ecología? ¿Cómo darle «la vuelta» al subconsciente colectivo para que por fin se acepte la realidad material inmanente y termine por caer la tercer ola?.

    ESTAS Y OTRAS SON PREGUNTAS QUE DEBERIAN YA FORMAR PARTE DE NUESTRO SUBCONCIENTE COLECTIVO COMO ESPECIE HUMANA Y QUE EN ESTE FIN Y PRINCIPIO DE MILENIO DEBERIAN ESTAR SONANDO FUERTE POR TODAS PARTES.

  22. JUAN PUEBLO
    18/03/2010 at 9:00 am

    Estas son las 10 razones :
    1. El colectivismo y la represión al ego
    El más evidente de esos elementos contrarios a la naturaleza humana era la imposición violenta de diversas expresiones del colectivismo que negaban o reprimían la pulsión egoísta radicada en la psiquis de las personas sanas. El totalitarismo convertía el reclamo de prestigio y distinción personal ?uno de los grandes motores de la acción humana? en una suerte de conducta antisocial castigada por las leyes y estigmatizada por la moral oficial, olvidando que las personas necesitan fortalecer su autoestima mediante el reconocimiento social basado en la singularidad de sus logros. Naturalmente, esa represión al egoísmo y a la búsqueda de reconocimientos iba acompañada por grotescas formas sustitutas del éxito, como las distinciones oficiales a los “héroes del trabajo” dentro de la tradición stajanovista, pero la artificialidad de este sistema de premios, generalmente entregados en ceremonias ridículas, inevitablemente vinculados a la docilidad bovina de los elegidos, acababa por perder cualquier tipo de prestigio social, vaciándolo totalmente de contenido emocional.
    2. El altruismo universal abstracto contra el altruismo selectivo espontáneo
    El colectivismo exhibía, además, otra faceta inmensamente negativa: decretaba la obligatoriedad de una especie de altruismo universal abstracto -los obreros, la humanidad, el campo socialista-, mientras combatía el altruismo selectivo espontáneo, dirigido al círculo de las relaciones más íntimas, que es, realmente, el que moviliza los esfuerzos de los seres humanos: al desaparecer la propiedad privada ya no era posible dotar a los hijos de elementos materiales que garantizaran su bienestar. Ese fuerte instinto de protección que lleva a padres y madres -especialmente a las madres- a sacrificarse por sus descendientes y a posponer las gratificaciones personales en aras de sus seres queridos, quedaba prácticamente anulado por la imposibilidad material de transmitirles bienes. Era, pues, un sistema que inhibía y penalizaba dos de las actitudes y comportamientos que más influyen en la voluntad de trabajar y en la consecuente creación de riquezas: la búsqueda del triunfo personal y la protección y el mejoramiento de la familia. ¿Cómo asombrarse, pues, de los raquíticos resultados materiales del totalitarismo comunista cuando el sistema, generalmente impuesto por la violencia, suprimía las motivaciones más enérgicas que tienen las personas para trabajar con ahínco?
    3. La desaparición de los estímulos materiales como recompensa a los esfuerzos
    Pero ni siquiera ahí terminaban los refuerzos negativos que debilitaban la voluntad de trabajar en las personas comunes y corrientes: el marxismo proponía como meta la lejana obtención de un paraíso siempre situado en la inalcanzable línea del horizonte. El sistema exigía el sacrificio constante en beneficio de generaciones futuras, privando a los trabajadores de una recompensa efectiva e inmediata conseguida como resultado de sus desvelos, ignorando que, si algo se sabe con toda certeza en el terreno de las motivaciones, es que existe una relación directa entre el nivel de esfuerzo y la inmediatez de la recompensa obtenida: mientras mayor sea y más próxima se encuentre la recompensa, más intenso será el esfuerzo por obtenerla. ¿Cuánto tiempo y cuántas generaciones de trabajadores podían realmente defender con entusiasmo un sistema que les negaba o aplazaba sine die una legítima compensación por sus desvelos?
    4. La falsa solidaridad colectiva y el debilitamiento del “bien común”
    Como consecuencia del colectivismo y de la desaparición de estímulos materiales asociados al esfuerzo personal, en todos los Estados comunistas se producía, además, un paradójico fenómeno que Marx no supo prever: la solidaridad colectiva, lejos de fortalecerse con el comunismo, fue desvaneciéndose hasta hacerse imperceptible. Nadie cuidaba los bienes públicos. La verdad oficial era que todo era de todos. La verdad real era que nada era de nadie, y, en consecuencia, a nadie le importaba robarle al Estado, dilapidar las instalaciones colectivas, o abusar sin contemplaciones de los servicios ofrecidos, actitud que generaba una letal combinación entre el despilfarro y la escasez propia del sistema.
    En los Estados comunistas la obsolescencia de los equipos era asombrosa: los tractores, vehículos de transporte o cualquier maquinaria que se entregaba a los trabajadores tenían una vida útil asombrosamente breve, acortada aún más por la permanente falta de piezas de repuesto, típica de las economías centralmente planificadas. Nadie cuidaba nada porque las personas no conseguían asumir mentalmente la idea del “bien común”. Lo que era del Estado ?un ente opresor remoto e incómodo? no les pertenecía a ellas y no había razón para protegerlo. Esto se veía con claridad en el entorno urbano característico de las ciudades regidas por el socialismo, siempre sucio, despintado, mal iluminado, con edificios en ruinas. A un país como Alemania del Este, la más próspera de las naciones comunistas, las cuatro décadas que duró el comunismo no le alcanzaron siquiera para recoger todos los escombros de la Segunda Guerra mundial. En La Habana, destruida por la incuria sin límite del castrismo, mientras los automóviles oficiales al servicio de la nomenklatura apenas duraban dos o tres años, los viejos coches de los años cuarenta y cincuenta, todavía en manos de particulares, se mantenían circulando heroicamente. La diferencia entre el destino de unos y otros era una forma silenciosa, pero efectiva, de demostrar la ineficiencia sin paliativos del socialismo y el inmenso costo material que esa característica le imponía a la sociedad.
    5. La ruptura de los lazos familiares
    Por otra parte, el colectivismo y la imposibilidad de colaborar con el bienestar de la familia no parecían ser un producto fortuito de la desaparición de la propiedad privada, sino una consecuencia conscientemente buscada por la dictadura totalitaria en su afán por romper los lazos familiares con el objetivo de forjar hombres y mujeres que no estuvieran sujetos a la moral tradicional. De ahí las comunas chinas, las escuelas en el campo cubanas o el rechazo brutal camboyano a la vida urbana durante la tiranía de Pol Pot: se trataba de romper bruscamente los vínculos de sangre para crear una hermandad fundada en la ideología, donde la fuente única para la transmisión de los valores fuera el omnisapiente Partido. Por eso en todos los gobiernos comunistas se cantaban las glorias de los niños que vencían los prejuicios de la lealtad burguesa y eran capaces de delatar a la policía política a sus padres o hermanos cuando estos violaban las normas de la doctrina.
    Ni siquiera se podía amar a quien no exhibiera las señas de identidad comunistas o, más genéricamente, “revolucionarias”. En Cuba, por ejemplo, desde los años sesenta el castrismo decretó el fin de cualquier contacto con familiares “desafectos” o exiliados, y centenares de miles de familias interrumpieron sus vínculos tajantemente. Hijos, padres y hermanos, divididos por la militancia política por órdenes implacables del Estado, dejaron de hablarse o escribirse. En los expedientes policíacos, en las planillas de admisión a los centros de estudio y en las empresas se inscribía el dato peligroso: “el acusado mantiene relaciones con familiares que viven en el exterior”. Otras veces la advertencia giraba en torno al círculo de amigos: “el acusado mantiene relaciones con contrarrevolucionarios conocidos”. Mas esa brutal manipulación de las zonas afectivas de las personas tenía un alto costo emocional: las personas, obligadas por el miedo, obedecían al Estado, y renunciaban a los lazos familiares o amistosos comprometedores, pero secretamente se distanciaban aún más del Estado que las obligaba a esa abyecta mutilación de sus querencias…

  23. 18/03/2010 at 5:30 pm

    El Genocidio, las grandes masacres, las torturas, los masivos encarcelamintos, los astronómicos asesinatos y otros males que sufrió la Unión Soviética fueron detro del régimen satánico y maquiávelico del Sr. Stalin y por culpa de él dicen que los comunistas han hecho lo mismo que los Imperialistas Yanquis.

    El régimen del malvado Stalin solo duro arededor de 33 años (creo)y el Imperialismo Ruso esta dando las patadas de ahogado. Lenin puso en práctica el Comunismo en 1922 (creo) y luego Stalin implemnto el Imperialismo soviético que esta falleciendo.

    Los Yanquis comenzaron su imperialismo en 1975 y actualmente esta en su cúspide vivito y coleando más que un chucho muerto de hambre al ver una tortilla, la media derechista nos ha tenido engañados, dormidos, hipnotizados y pasivos ante la creciente amenaza del del Imperialismo Yanqui que crece constantemente como un monstruo del millón de cabezas y que le siguen saliendo más a pesar que su ideología creada por ellos del Neoliberalismo ha llevado al mundo a una crisis económica y financiera mundial, pero como el Capital de los Grandes magnates yanquis es tan poderoso así como su gobierno qe ellos dirigen ya que Obama es un títere y fantoche de ellos.

  24. 31/03/2010 at 8:25 am

    I usually don’t usually post on many another Blogs, however I just has to say thank you… keep up the amazing work. Ok unfortunately its time to get to school.

  25. 04/04/2010 at 10:46 pm

    What does Raul think Cuba is, anyways? A family business? He has been speaking out lately on the subject of human rights when he and his brother rule over their fiefdom like a couple of Egyptian potentates. Is human BLOOD divine in Cuba? Is it a racist regime? Is only the name CASTRO of sufficient stock to rule? I don’t understand the very nature of this government and as an American am curious and outraged simultaneously.

  26. 12/04/2010 at 6:02 pm

    Your web site is splendid I will have to read it all, thank you for the diversion from my studies!

  27. 07/12/2010 at 8:55 pm

    Me encanto, saludos

  28. 03/05/2011 at 11:55 pm

    Hey, first-rate article! Surely adds to my analysis on the theme

Responder a Dietrol Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.