Sobre la situación de la UES: III. CONI y las organizaciones estudiantiles ad infinitum

Si usted revisa el comunicado de las organizaciones estudiantiles, verá muchos firmantes que son grupos pajarito: en mi vida había oído hablar de la gran mayoría de organizaciones firmantes (y eso que tengo fijación por recolectar cuanto panfleto se reparte en la universidad.). Dado que dicen representar a «amplios sectores de la comunidad universitaria», me intriga saber quiénes son.

No sé si en las demás facultades suceda lo mismo, pero en Derecho es normal que la AED (Asociación de Estudiantes de Derecho) o el FURD (Frente Universitario Roque Dalton) lleguen a interrumpir clases al menos cada dos semanas para hablar de la triste y sangrienta historia de la universidad, la pureza de la revolución, Roque Dalton y etecé.  Todo esto es hablado con cierta añoranza y grandes dosis de romanticismo. Siempre he tenido la sensación que a los miembros de las organizaciones radicales francamente les duele no haber nacido a tiempo para combatir, que desearían poder haber muerto vistiendo camuflaje, que con su alma atesoran el momento de partir en misión Patria o Muerte. Esa impresión dan.

Todo, desde el empate del Alianza hasta el asesinato del joven del INFRAMEN es culpa de los años de opresión y de la oligarquía. Si cree que estoy exagerando, simplemente relea el segundo comunicado que enviaron las organizaciones pajarito y no-pajarito en cuestión y que se encuentran publicados en este espacio. Si bien entiendo el punto, me parece hasta ridículo y una muestra clara de que el radicalismo muchas veces deja de ser ortodoxia y se convierte en ciega terquedad. Yo fui radical, yo entiendo su posición, pero dejar de lado que los contextos políticos cambian y aferrarse a -como dice ARENA y me doy asco por citarles- «las prácticas del pasado», no se ganan más que el oprobio de la gran mayoría del estudiantado.

¿Que por qué la universidad sigue siendo tomada? Porque se le sigue considerando un recurso válido. La misma causa por la cual en años pasados se ha seguido tomando Catedral, por la misma causa en que se siguen gritando consignas guerreristas en las marchas conmemorativas a mártires que deberían ser tiempo de reflexióny recordación, no de agitación. Entre la agitación y la terquedad hay una gran diferencia.

A lo mejor si la causa fuese sólida, como el pliego petitorio que paralizó a la UNAM nueve meses en 1,999, la gente apoyaría, pero está más que claro que CONI es un grupo pequeño de gente que sí reunió el puntaje requerido para formar parte de la universidad y no pudo hacerlo y un número mayor de gente que no pasó ninguno de los dos examenes y que sabe que con pura presión organizacional pueden lograr ingresar. Esto revive la vieja burla de mi facultad: «¿Usted es de primer ingreso, segundo ingreso o ingreso por pedrada»? ¿Es un sector manipulado? Pareciese ser que sí.

Be Sociable, Share!

9 comments for “Sobre la situación de la UES: III. CONI y las organizaciones estudiantiles ad infinitum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.