Lampara de Noche–Jack Vance

Cuando era “feliz e indocumentado“, comencé a leer ciencia ficción gracias a que mi padre era un fan de este género y compraba regularmente novelas, estaba suscrito a la colección minotauro y compraba regularmente aquella entrañable selección de Antologías de Fantasía y Ciencia Ficción de la Editorial Bruguera, que me abrieron todo un universo de buenísimas historias.
En esa época tuve contacto con Sturgeon, Asimov, Henderson, Bradury, Golding, Heinlein, Herbert, Mathenson, Vance y muchos mas, por medio de los cuentos publicados en estas revistas o en las novelas de estos autores que compraba, una vez al mes, creo que para la fecha de pago, sabíamos que vendrían los nuevos libros y con mis hermanos esperábamos que los leyera para caer sobre ellos.
Recuerdo que él nunca nos dijo que leyéramos, ni nos alentaba a que lo hiciéramos, simplemente leía, antes de dormirse y los domingos por la tarde cuando no salíamos a pasear o bien después del paseo, ya que siempre regresábamos antes de las cinco de la tarde, se sentaba en una fresca y cómoda silla de pita plástica, con un libro y terminaba la tarde leyendo, quizá de tanto verlo, a nosotros nos fue naciendo el afán y gusto por la lectura, no hay mejor forma de inducir a algo que el ejemplo.
Bueno, regresando al tema, uno de los libros que pasó por nuestras manos fue “Los Asutra” de un tal Jack Vance, que es parte de una trilogía que comienza con “El hombre sin Rostro”, sigue con “Los Valerosos hombres libres” y termina con “Los Asutra” completando así el Ciclo Durdane.
Básicamente leímos el final de la saga, pero Vance es genial y sus libros pueden ser leídos independientemente, pues aunque hace referencias a los anteriores, cada historia es única y separada del resto.
Yo quedé maravillado de la fértil imaginación de Vance, sus mundos son especiales, describe tierras, animales, sociedades, tribus, razas, especies, música, costumbres y rituales con una soltura increíble, literalmente lo transportan a uno a esos sitios y tiempos, las historias de Vance tienen la meticulosa narrativa de grandes viajes que tenía Julio Verne, narrando y describiendo las geografías, en el caso de Verne nuestra geografía real, en el caso de Vance, geografías de mundos que se crearon en su mente.
Nos lleva por aventuras extensas, en medio de grandes recorridos, con un lenguaje sencillo, épico e íntimo, uno casi siente que aprende a tocar los extraños instrumentos musicales que describe, pues en todas sus novelas hay música y músicos errantes, trovadores, aventureros, realmente es un excelente narrador.
Con mis hermanos fuimos consiguiendo el resto de la saga y años después logramos terminar de leerla o mas bien leerla de nuevo, eso es algo que rara vez pasa con un libro, es decir tenerlo en tus manos y a pesar de que lo has leído una, dos veces, no te puedes resistir y terminas leyéndolo otra vez, con Vance me pasa eso.
Más recientemente terminé el ciclo del Planeta Aventura que es la epopeya de las epopeyas cósmicas.

Detalle de este ciclo según Wikipedia:
Ciclo de Tschai (Planeta de la aventura)
Los Chasch (1968)
Los Wankh (1969)
Los Dirdir (1969)
Los Pnume (1970)

También leí más recientemente, uno de sus primeros libros que terminó en una saga que concluyo 35 años después del primer libro, se trata de la Saga de la Tierra Moribunda.

Hace pocos días, inicié la lectura de “Lámpara de Noche”, que es la historia de Jaro Fath un joven huérfano, rescatado de una paliza mortal en un misterioso mundo por un par de ancianos investigadores de una universidad, que lo acogen, cuidan y educan en una sociedad de castas, en la que lo más importante es ascender socialmente perteneciendo a clubes o sociedades exclusivas que se van volviendo más y más selectivas con sus miembros.

No la he terminado, pero esta novela me tiene atrapado, por la calidad de narración, realmente no tiene muchas aventuras sino narraciones de cómo va transcurriendo la vida de Jaro en el colegio donde estudia y las intrigas que se ciernen a su alrededor mientras él alimenta su deseo de saber quien es y de donde viene, bajo la amorosa pero firme negativa de sus padres adoptivos.

Me llama la atención que buscando en un sitio de reseñas sobre esta novela, me encontré con muchos comentarios como estos:


Miguelkian (de cyberdark.net) el 24-04-2002 a las 08:49
Uno de los libros mas flojos de Vance. Muy pintoresco e imaginativo en la recreacion del mundo y los alienigenas pero con una trama que hace agua por muchos lados ademas de ser muy insulsa. Ademas, el malo maloso no convence, no tiene no aguanta ni media ostia.

darkdeclan (de cyberdark.net) el 05-06-2003 a las 05:09
Realmente un Vance en un nivel muy discreto, que por ratos me recuerda al último Heinlein (:shock:!) la trama es muy líneal y poco convincente, aunque Vance se las ingenia para mantener su descripción de escenarios y caracteres tan brillante como siempre, solo su inventiva salva a este libro de ser un descalabro pleno. No muy recomendable.

Moonwish (de cyberdark.net) el 17-07-2003 a las 22:10
Es una novela muy corta apenas doscientas páginas creo que tenía, con lo cual se lee muy rápido.
Carece totalmente de amoción y de aventuras, aunque tengo que decir que la trama está bien urdida, se trata de una obra costumbrista sobre la sociedad americana. En conclusión, resulta entretenida aunque me decepcioné mucho al conocer un dato importante sobre el protagonista, no lo digo por no chafarle el final a nadie 😉

Señor de la luz (de cyberdark.net) el 07-03-2004 a las 09:50
Si se lee como una novela de aventuras decepciona, por que no consigue mantener el interés en muchas de sus partes, excepto cuando Tawn Maihac cuenta sus aventuras en Fader. Si se lee como una novela de humor, ya que tiene detalles que pretenden ser graciosos tampoco consigue hacerte reir. No está mal para pasar un rato, si aguantas la soporífera primera parte. A destacar la minihistoria de Wilbur Wailey, menos de una página que es lo mejor del libro.

Gusgsm (de cyberdark.net) el 10-03-2004 a las 15:56
Vale, Jack Vance está mayor; agotado incluso. Tiene que ganarse el pan y se le nota bastante. Pero quien tuvo, retuvo… y es que en algunos aunque sólo les quede oficio, con ese oficio te hacen un libro o una docena.
Ahí va otro “Vance”: Aventuras, machotes que lo pueden todo, mundos exóticos y diálogos curiosos, muy curiosos. No es de lo mejor pero tampoco de lo peor.
Me gusto más que la saga de los Asutra, por ejemplo.

Sandy (de cyberdark.net) el 29-04-2004 a las 17:54
Como es habitual en la obra de Vance la descripción de las sociedades, sus usos y costumbres resulta tan fascinante como el propio argumento de la novela.

Bigtwin (de cyberdark.net) el 17-05-2004 a las 19:28
Flojito, flojito, flojito….
Ya se que los “vancianos” de la peich, que sois muchos, me vais a cricificar, pero me ha parecido una soberana pérdida de tiempo leer este libro.
Las descripciones de los mundos y los seres de otros planetas y todo eso, muy bien, un diez, pero la trama y los personajes, deplorables.
Si esta misma acción transcurriese, por ejemplo en la actualidad, ni siquiera se hubiese publicado.
Es mi opinión.
Sin odio.


Entiendo la mayor parte de críticas que le hacen al libro, pues el Vance que todos sus seguidores conocemos es un narrador de épicas epopeyas, aventuras sin fin, personajes y sociedades indescriptibles, esta novela aunque mantiene todas las características “Vancianas”, no tiene ese hilo argumental de una poderosa y épica aventura, llena de largos y fascinantes recorridos, cruentas batallas, suspenso, intrigas y mundos en colisión, me recuerda más a la otra saga que estuve leyendo hace poco de Patrick Rothfuss, es decir la aun no terminada, por su autor, Saga del Asesino de Reyes que transcurre sin mayores aventuras pero con una gran calidad narrativa, desde su primera novela “El Nombre del Viento” pasando por “El temor de un Hombre Sabio” y la tercera que aún no se ha publicado.

En fin “Lampara de noche” es una verdadera joyita literaria, de un escritor más que maduro, creo que fue publicada en 1996, es decir cuando ya tenía ochenta años, para entonces Vance creo que escribía por pura diversión y “Lampara de Noche” fue un ejercicio de narrativa e imaginación, personalmente me ha gustado mucho la novela, he disfrutado del arte de narrar en su mejor expresión y espero que a quienes se animen a leerla les guste también.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.