La terquedad y las palabras. (en memoria)

LOS ENEMIGOS DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA REIRÁN DE MIS LETRAS, MI PALABRA, PERO ESTA NECEDAD ES SU LÁTIGO . (Por Mariposa.)

Manzanares
Sola, como una sombra sin luz,
como un rito sin gente,
como un árbol sin pájaros,

como un canto sin guitarra…
Así me siento en este enjambre inmundo
de la abundancia y la miseria humana.

Me dan asco los perfiles de honestidad humana
que nos imponen los violadores de la verdad
y odio profundamente a los gendarmes de la PNC y de la Fiscalía
que oficialmente legalizaron e impusieron ante la aceptación pública
la impunidad del asesinato político

de Paco Cutumay y la de mis padres que junto a otros asesinos,

los asesinos son los mismos.

Volviendo a mis Pacos y mi Juana, basta sentir y vivir la extensión de sus recuerdos, de su que hacer, basta saber que su martirio nos permite abrir brechas, de caminos espinosos poco transitados que guían nuestro andar en cada huella dejada y que son estrellas, luz, osadía, terquedad, necedad; la abundancia de exigencias.

Los enemigos de la verdad y la justicia, reirán de mis letras, de mi palabra, de mi terquedad, intentarán minimizar sus crímenes pero esta necedad, es su látigo, dirán que sueño, que vivo en las nubes, que vivo del pasado y que si ni el crimen de Monseñor ha sido castigado, mucho menos el de padres y mi hermano, además ya lo pregonan.

Lógica tienen en su pensar pero también la tengo yo que NO confío en la justicia oficial; Si a ellos les asiste la legalidad en sus crímenes…Porqué a mi no la legalidad de lo que considero llegar a la verdad y a la justicia?…Y no me refiero a la justicia física porque no es ese mi oficio.

Malditos criminales de mi gente y de mi pueblo NO olviden que cuando la palabra verdad es usurpada; mata, desespera, da insomnio, persigue, traumatiza, angustia, quita el hambre, enloquece y otra vez persigue y persigue hasta llevar a la muerte a sus detractores y allí prevalece el rol de la palabra justicia!.

Mis muertos, nuestros muertos, viven entre nosotros inevitablemente;

Viven en nuestro grito de denuncia, en nuestra nostalgia, en nuestras luchas, en nuestro grito de guerra, en cada jornada cotidiana…Ellos nos habitan.

Si callamos, nuestros muertos mueren de verdad, si no denunciamos otra vez mueren, si no exigimos justicia en sus crímenes nos volvemos cómplices, si permitimos la impunidad los rematamos…Y entonces…En qué estamos?…

Por el derecho a la verdad de los crímenes y a la justicia..

.
FIN A LA IMPUNIDAD!!!.-
Marina Manzanares Monjarás (Mariposa de El Salvador.)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.