Derechos laborales pisoteados por Laboratorios Carosa

Gracias a Hunnapuh por permitirme colaborar en este blog, en el cual mi participación se centrará en hacer denuncias de los abusos que cometen algunos de los malos empresarios salvadoreños, por lo que cualquier denuncia de abusos y explotación, por favor enviarla a relojerom@gmail.com.
Durante los siglos de dominación española, al indio lo sometieron a fuerza de plomo y garrote a un estado de servilismo que le mató toda voluntad de hacer valer sus derechos y lo convirtió en un ente agachado y sin iniciativa.

El mestizaje se convirtió en la simple fusión de dos razas, pero no mejoró las condiciones de vida de ellos y sumado a esto, los curas se encargaron de quebrarles la voluntad a fuerza de religión, supersticiones, mitos y amenazas de un infierno implacable si se salían de los preceptos de la iglesia.

Desde entonces los poderosos han abusado y maltratado a sus vasallos, colonos, empleados, colaboradores hasta estas fechas, en que los grandes empresarios han sustituido a los latifundistas de antaño, pero el maltrato que dan a las personas que laboran para sus empresas no ha variado desde entonces.

Por todos es conocida la fama que los «turcos» (Generalmente descendientes de palestinos que vinieron a principios de 1900 con pasaporte de Turquía) tienen con respecto al trato que dan a sus empleados y normalmente nuestro salvadoreño promedio lo asume con una complacencia que da cólera.

«Es que ellos así son», dicen agachando la cabeza y soportan maltratos, abusos y toda clase de vejámenes que les afectan hasta en su integridad moral.

A estas alturas muy poco ha cambiado, y son contadas las empresas nacionales que han evolucionado de esta etapa capitalista del siglo XIX, por lo que siguen tratando al trabajador como si fuera una simple herramienta que pueden tirar a su antojo.

Traigo esto a cuenta porque me comentan unos amigos que en uno de los grandes laboratorios de medicina que conforma un grupo de empresas vinculadas a lo farmacéutico, desde laboratorios, droguerías hasta farmacias y que son propiedad de un señor que comparte el apellido del ex-Presidente Tony Saca, se cometen todo tipo de desmanes contra los empleados.

Recientemente en Laboratorios Carosa, propiedad de Carlos Saca, han despedido a una enorme cantidad de trabajadores, algunos de los cuales tenían hasta 15 o mas años de laborar en dicha empresa y les han dado entre un 20 y un 30% de indemnización bajo amenazas de que firmen de renuncia para que no se les obligue a pagarles lo que corresponde de indemnización, lo que constituye una clara violación a los derechos de los trabajadores.

Estos, temerosos de….quien sabe qué… no se han avocado al Ministerio de Trabajo a exponer la situación de un gran contingente de personas que pasan a formar parte del desempleo y a quienes se les han violentado los derechos como trabajadores.

El grupo Carosa está conformado por Laboratorios Carosa, Droguería Nueva San Carlos, Droguería Cosal, Artisa y la cadena de Farmacias San Benito, el laboratorio Carosa ganaba un gran porcentaje de las licitaciones del Ministerio de Salud y del Seguro Social, lo que le significaba enormes y jugosos contratos que les significaban pingües ganancias; estos contratos eran ganados de manera tal que otros laboratorios y droguerías murmuraban por lo bajo sobre los conectes que tenían en ambas carteras de estado. Con el cambio de gobierno las cosas han cambiado y las reglas del juego son mas parejas para las empresas farmacéuticas por lo que las nuevas licitaciones para el próximo año seguramente no han sido acaparadas por Laboratorios Carosa como sucedía en los años de gobierno de ARENA.

Esta baja en la producción ha forzado al laboratorio a disminuir su personal, pero las obligaciones legales con sus trabajadores las tiene y entre los derechos de ellos está al de una indemnización equivalente a un salario mensual por cada año laborado (con un tope máximo establecido por la ley), y estos señores están robándole a sus trabajadores algo que por ley les pertenece convirtiendos el Señor Saca en un criminal y artero ladrón.

También cuentan que este señor Carlos Saca es un prepotente déspota que maltrata a todos sus trabajadores humillandolos y amenazándolos constantemente, gritándoles obcenidades e insultos de la forma mas baja que uno se pueda imaginar.

A estos empresarios les debe llegar la hora y hasta que no los pongan en cintura, no creeremos que el cambio ha llegado a El Salvador.

Be Sociable, Share!

26 comments for “Derechos laborales pisoteados por Laboratorios Carosa

Comments are closed.