Era un muchacho, que como yo, quería ser…

Creo con bastante probabilidad de no equivocarme, que el 95% de nuestros compatriotas mayores de 40 años han escuchado el estribillo que titula este post y lo reconoce como uno de los grandes éxitos de la época dorada del Rock Salvadoreño, cantada por Luis López (a quien Dios de larga vida y pronta recuperación), junto a los Supersónicos su grupo de los años sesenta.

image

Los Supersónicos estaba conformado por Luis López, el “Monseñor del Rock”; José Ricardo “Mascarita” Martínez; Raúl Monterrosa, “El brujo”; Meme Nuila; Víctor Edgardo Suncín, “El soldado”; y Mincho Luna, “Jimi Lin”.

La canción “Era un muchacho que como yo…” es una bella balada antibelicista que narra la historia de un muchacho que quería ser Beatle o Rolling Stone, cantando por los países del mundo hasta que es llamado a luchar en la guerra estadounidense contra Vietnam en donde muere quedando al olvido.

Básicamente es una canción protesta contra la guerra específica pero contra las guerras en general.

Hace poco me acordaba de dicha canción y quise buscar sus acordes en guitarra para aprendérmela, pero me topé con esta interesante historia:

En 1966, Mauro Luisini  un joven cantautor Toscano, nacido en Siena, Italia, presentó al entonces ya bastante famoso y reconocido cantante Gianni Morandi y al productor musical, Franco Migliacci, una canción sobre la guerra de Vietnam, cantado en Inglés “macarrónico”, según la conocida expresión italiana. Tanto la canción, melodía y letra, así como el concepto les encantó, pero Migliacci pensó que era mejor interpretarla en su propio idioma y volvió a escribir el texto en italiano y al final le dejaron como título a la canción:

C’era un ragazzo che come me amava i beatles e i rolling stones

Era un muchacho que como yo amaba a los beatles y a los Rolling Stones

Morandi y Migliacci, a pesar de lo polémico que podría resultar la letra de la canción, decidieron grabarla y lanzarla como sencillo, convirtiéndose inmediatamente en un éxito, arrastrando la polémica que lógicamente iba a crear en la televisión y en los medios de comunicación italianos, que en algunos casos tuvo que censurar su transmisión, pero no evitó que la canción se popularizara enormemente, alcanzando su fama mucho más allá de sus fronteras:

Canción Original de Mauro Luisini

La versión de Gianni Morandi

El tema fue muy apreciado por varios artistas, incluída la famosísima baladista y cantante Joan Baez, quien la incluyó en su repertorio musical, grabándola en su disco “Joan Baez in Italy”, grabado en vivo en mayo de 1967, en el Teatro Lírico de Milán y la cantó en varias ocasiones, incluyendo el concierto de la Isla de Wight en 1969.

Pero la canción no solo llegó al público norteamericano, sino que en América del Sur, más específicamente en Chile, un joven  llamado Patricio Enríque Núñez, que había contractado su nombre a Pat Henry triunfaba con su grupo “Los Diablos Azulez”  consolidándose como un ídolo juvenil, siendo nombrado por las revistas musicales del sureño país como el “Bill Halley Chileno”.

En el año 1967 bajo el sello Odeón, publicó como solista su sencillo “Era un muchacho como yo que quería ser beatle o Rolling Stone”, que era una traducción bastante fiel de la ya entonces famosa balada italiana.,

Poco tiempo después cruzando la frontera, en Argentina otro joven rockero, Alberto Felipe Soria, mejor conocido como Johnny Tedesco, llamado también el “Elvis Presley de Villa Urquiza”, considerado uno de los pioneros del Rock en español en las tierras gauchas, graba una versión del mismo arreglo de Pat Henry.

Apenas un año más tarde en el 68,  Pat Henry se junta al dúo de los hermanos Carranza, los famosos “Carr Twins” y se fue originalmente a Perú en donde iniciaron una larga gira por Sur América, Centroamérica y terminaron en México y Centroamérica, cantando tanto canciones propias como las del  dúo.

En Perú, otro grupo de adolescentes que se consolidaban como estrellas adolescentes en su país, que habían cambiado su nombre original “Los Soviets”, por obvias razones de polémica política a los “Steivos”, alterando el nombre en sus letras para no tener problemas de censura política, cosa muy común en nuestras tierras,  escucharon probablemente la canción original en italiano o quizá la versión en español de Henry pero supieron su origen, por lo que haciendo una traducción un poco mas fiel al italiano, hicieron su propia versión y la grabaron el mismo año, 1968 en un sencillo. 

Cabe destacar que toda la producción de los Steivos fue en discos de 45 rpm, es decir sencillos, sin embargo se les considera un importante pilar del rock peruano.

Seguramente en esa misma gira de Pat Henry con los Twins Carrs, fue cuando alguien de los supersónicos escucharon la canción les gustó y la incorporaron a su repertorio.

De esta manera se convirtió en uno de sus más sonados éxitos, luego de recorrer Europa, Estados Unidos, Sur América, la canción terminó siendo parte entrañable de nuestro bagaje musical, el hecho de que no era propia de los Supersónicos, no quita méritos a su interpretación, ya que si ustedes, queridos lectores, advirtieron en las diferentes versiones que he posteado, ninguna de ellas incorpora canciones de los Beatles o de los Rolling Stones, como lo hicieron los Supersónicos, mejorando en mucho la versión original, pues no solo hacen mención a los ídolos del Rock en la canción, sino les rinden un muy bien elaborado tributo musical que se convierte en una soberbia interpretación de un éxito que recorrió todo el mundo hasta formar parte de nuestro patrimonio musical.

Con ustedes “Era un muchacho que como yo…” en la mejor versión de todos los tiempos, con Luis López y los Supersónicos.

Be Sociable, Share!

3 comments for “Era un muchacho, que como yo, quería ser…

  1. Jose
    05/03/2017 at 8:47 pm

    Me agrada este articulo especialmente por que yo soy de esos cipotes ya por hoy ruquito pero mi corazon siempre sigue cipote, gracias p[or tan buen comentario haserca de esta cancion y nuestro grupo que al igual que muchos grupos de esa epoca en mi pais El Salvador hisieron y grabaron muchas canciones que aunque algunas eran en ingles ellos las traducian a nuestro idioma salvadoreno y nos hacian felises y todabia al recordarlos me emociono siempre. de nuevo gracias desde aqui de Allentown PA USA.
    Jose Paniagua.

  2. Juan D.
    08/03/2017 at 12:48 am

    Yo ando arriba del medio siglo y Luis López nunca fue santo de mi devoción, la canción no es TAN fea, pero toda la música traducida de esa época siempre me pareció forzada, aunque las ejecuciones eran muy buenas y de calidad. Me consta que en los estudios de la época se esforzaban a que todo saliera bien para no repetir.

  3. Mau
    09/03/2017 at 4:31 pm

    Que buenos recuerdos me trajo este post, yo no tengo el medio paquete aún pero si disfrute siendo muy joven los conciertos del monseñor del Rock en Liverpool, y esta canción era de las que más me encantaba, yo sinceramente creía que era de ellos, pero el hecho de que sea un cover no le quita méritos como bien dices, ninguna de las otras versiones homenajea a los beatles o a los Rolling Stones, como lo hace Luis López.
    Que bien tener estos retazos de historia que si bien nos quitan la venda de los ojos en ciertos temas, nos actualizan con información interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.