Un Decreto Legislativo de salvataje para el PCN y el PDC.

Según las noticias de diferentes medios, en la Asamblea Legislativa podría aprobarse esta semana una ley para salvar al PDC y al PCN. Esta iniciativa contaría con el apoyo de estos dos partidos más ARENA y el FMLN. Con este decreto ambos partidos podrían conservar su simbología, se reducirían algunos plazos en el proceso de inscripción y serían validas las  huellas digitales en sustitución de las firmas. Lo anterior dicho por algunos medios, pues no he logrado conseguir una copia del anteproyecto aprobado ayer en la comisión de trabajo de la Asamblea Legislativa.

Algunos tienen dudas sobre la validez constitucional de esta iniciativa y no sería raro que una vez entre en vigencia sea impugnada ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ. Si esto sucediera, se abriría nuevamente un período de incertidumbre para ambos partidos políticos. Pero el punto al que quiero referirme en esta ocasión está más allá de la legalidad formal del, hasta hoy, anteproyecto de decreto.

Lo preocupante es que la ley se convierta para ciertos ciudadanos o instituciones en una especie de “Traje a la Medida” que se confecciona según sus intereses y necesidades. Los ciudadanos y ciudadanas comunes y corrientes que desean fundar un partido político tienen que sufrir un duro calvario llamado proceso de constitución en inscripción de un partido, establecido en el Código Electoral. Pero para los ciudadanos que pertenecen a estos dos partidos se les darán facilidades especiales en un decreto que está elaborado con clara dedicatoria.

Hay un principio de igualdad ante la ley, que en este caso se violenta en forma evidente. Desde las elecciones de 1997, han venido siendo cancelados más de una docena de partidos políticos por no alcanzar el mínimo de votos que establece el Código Electoral. Para estas fuerzas políticas que desaparecieron no hubo facilidades especiales para que pudiesen reinscribirse si así lo deseasen. Fue hasta después de las elecciones presidenciales del 2004 que se comenzaron a establecer criterios diferenciados.

Los ciudadanos que integran el PDC y el PCN tienen derecho de fundar otro partido político. Nos guste o no estos dos institutos políticos obtienen muchos votos. El PCN obtuvo 228,196 y 194,751 votos en las elecciones de diputados del 2006 y 2009, respectivamente. El PDC obtuvo 138,538 y 153,654 votos en las mismas elecciones. En ambas elecciones hay más de trescientos mil ciudadanos que han escogido a estos partidos como su opción de voto.

Cualquier persona tiene derecho de pensar que los ciudadanos que votaron por ambos partidos están equivocados y son víctimas del engaño de una camarilla política corrupta. Puede ser que tenga razón. Pero esto no le puede conceder el derecho de impedir que se expresen y que existan. La clave de la democracia no solo es mi derecho a expresarme, es el derecho que también tienen otros de hacerlo, aunque no esté de acuerdo con sus ideas.

Lo que no se puede permitir es que el Estado de Derecho sea violentado creando normativas especiales para que estos dos partidos se reinscriban, especialmente cuando este mismo derecho se les ha negado a otros ciudadanos que no tuvieron semejantes oportunidades.

Además del principio de igualdad, también se violenta el principio de certidumbre jurídica. Cuando la ley se modifica para favorecer a unos pocos, no solo pierde su carácter general, también se golpea la certeza jurídica. Ahora cambiamos la norma para favorecer, mañana podemos hacer lo mismo para dañar, afectar o entorpecer a otros. Mucho se habla acerca que la incertidumbre política está afectando el clima de inversiones en el país. Algunos de los que han sostenido esta tesis ahora apoyarán este decreto sin medir sus consecuencias.

Finalmente, preocupa el aparente acuerdo que permitirá que el decreto cobre vida jurídica. Pareciera que es parte de un combo en el cual también se agrega las reformas al Código Electoral recientemente vetadas por el Presidente de la República. La angustia que tiene la clase política de que los ciudadanos escojan libremente a sus candidatos los lleva a juntarse.

Todo indica que moros y cristianos estarán juntos en esta aventura. Lo triste es que pierde la democracia y el país.

Ayutuxtepeque, miércoles 25 de mayo de 2011.

Be Sociable, Share!

2 comments for “Un Decreto Legislativo de salvataje para el PCN y el PDC.

  1. Exgetal
    25/05/2011 at 8:41 pm

    No hay duda, todos los diputados son ratas del mismo piñal

  2. Rosa
    26/05/2011 at 8:37 am

    Se regó como pólvora la noticia de que en comisión se había determinado dar los votos para que el PCN y el PDC no tengan que cambiar de signos ni colores, en otras palabras es como que la sentencia de la Sala de lo Constitucional «les vale madre».
    Lo insólito de esto es que el FMLN se esté prestando para este «chanchullo» lo que originó una avalancha de protestas e indignación en las redes sociales y en cuanto medio se pudo hacer. En mi caso me atreví a llamar a la sede del Frente para expresar mi indignación y «amenazar» conque ni mi familia ni yó les daríamos los votos en las próximas elecciones.
    Les sugerimos que estaban a tiempo de rectificar y no acompañar a estos partidos corruptos en sus pretensiones en la plenaria de este día, aunque según Lorenzana (canal 12) ese tema no entra en la agenda.
    Bueno, ahora tienen mas tiempo para pensarlo y no ser cómplices de esta turba maniobra.
    Por otro lado: La campaña turbia que está empleando Norman Quijano en contra de Schafic es una muestra de debilidad. Estar ocupando empleados de la alcaldía en horas laborales y sin la mas mínima cuota de inteligencia es una muestra de inseguridad y temor.
    Una «protesta» de sesenta personas, a una cuadra de la sede del FMLN, con duración de diez minutos, con gritos desaforados y quema a granel de camisas del Frente no engañan a nadie.
    ¡Qué pobreza de campaña la que se avecina (o yá comenzó).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.