Trabajar por San Salvador es atacar a Norman Quijano

quijano

Realmente no se que pensar al leer el titular que publica el periódico digital “La Página” en el cual, el candidato a la presidencia por el partido ARENA, Norman Quijano acusa a Gerson Martínez de tratar de debilitar su imagen con proyectos en San Salvador.

Desconozco quien es el asesor de imagen de don Norman, pero creo que deberían darle su Rispersal a tiempo para que no meta las patas de esta manera, es patético.

Por cierto Don Norman ha emulado al actual Presidente de la república con un programa llamado “Norman escucha” (el pueblo está en la lucha…ups…perdón), en la que hizo el señalamiento contra el ministro de obras públicas.

Quiere decir entonces que La ministra de Salud está tratando de desprestigiarlo mejorando todo el sistema de salud pública, los paquetes escolares son un siniestro plan ideado desde el 2009 para desprestigiar la imagen del candidato Tricolor.

El haber aprobado una ley de transparencia que durante todos, absolutamente todos,  los gobiernos anteriores estuvo ausente, permitiendo que los funcionarios robaran a destajo, es parte de un siniestro plan para desprestigiar la imagen de don Norman Quijano, la víctima inocente del malvado plan rojo.

Trabajar bien, ser honesto y velar por el bienestar de los salvadoreños es atacar la imagen del señor candidato ARENERO.

Ya lo saben señores.

 

Sigan atacando su imagen, nos conviene a los salvadoreños…

Be Sociable, Share!

2 comments for “Trabajar por San Salvador es atacar a Norman Quijano

  1. Rentel
    09/12/2013 at 9:44 am

    Don Norman no es serio; parece que es víctima de las emociones del momento y sale con unas cosas que sirven de chiste para la gente.
    Sólo veamos su promesa de convertir la residencia presidencial en albergue de indigentes.
    Dando rienda suelta a la imaginación uno se imagina (valga la redundancia), a la enorme casona llena de «gente necesitada» convertida en enorme mesón con ropa tendida hasta en los muros; pleitos entre inquilinos tipo mesón; baños pestilentes; lleno de cipotes haciendo «leña» las zonas verdes jugando futbol hasta en la calle; luego saliendo a pedir en los semáforos de la zona con sus malabarismos con naranjas; limpia vidrios en cada esquina; etc. (para qué sigo).
    Norman me hace recordar al coronel Molina, aunque él si llegó a la presidencia, cómo era víctima del ingenio de la gente haciéndole cientos de chistes debido a su ignorancia. En otras palabras, era el hazmerreír del país tal como Quijano es víctima de burlas en las redes sociales por todas las babosadas que se le ocurren y que las convierte en promesas de campaña.
    Lo que cuesta entender es, cómo es que no hay nadie dentro del partido o dentro de los que están gastando dinero en él, para «jalarle las orejas» y recomendarle que cuente hasta diez antes de abrir la boca y decir mierdas.

  2. Juan Pablo
    20/12/2013 at 9:55 am

    El haber aprobado una ley de transparencia que durante todos, absolutamente todos, los gobiernos anteriores estuvo ausente, permitiendo que los funcionarios robaran a destajo, es parte de un siniestro plan para Funes no nos diga adonde va ni cuanto de nuestro dinero gasta… claro… arriba por el cambio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.