Sr. Periodista: José Enrique Campos Suárez, por favor Ilústrese antes de escribir

“Cuenta la leyenda que…”, es una introducción válida para una ronda de cervezas entre amigos que departen, o como tema de sobremesa en una tertulia familiar, pero de ninguna manera es aceptable hacer referencias en base a supuestos no comprobados si se va a escribir formalmente en un periódico, sobre todo si se tiene una maestría en periodismo, se es director de noticias de una destacada radio y columnista de análisis financiero de un destacado periódico.

Y en estas líneas me refiero específicamente al periodista mexicano José Enrique Campos Suárez, de quien, en las líneas del párrafo anterior, acabo de hacer una breve e incompleta reseña de su prestigiosa trayectoria como profesional del periodismo.

Y es que lo que me llamó a escribir es la publicación de su reciente artículo publicado en el periódico mexicano “El Economista” que titula: Las lecciones para Brasil tras la crisis ?y la goliza, casualmente me lo encontré buscando temas sobre la crisis de Brasil antes y después del mundial y solo pude leer los párrafos iniciales y me detuve espantado como creo que mis amigos lectores lo harán al leer los párrafos iniciales.

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-valores/2014/07/09/las-lecciones-brasil-tras-crisis-goliza

Se dice que hace 44 años un partido de futbol entre las selecciones de Honduras y El Salvador desató una guerra que dejó casi 6,000 muertos.

Cierto es que la derrota salvadoreña en el partido de vuelta de la clasificación para el Mundial de futbol de México en 1970 desató la violencia en contra de los hondureños. Pero la historia tiene que ver con dificultades agrarias previas a un simple juego deportivo. J.E.Campos Suárez

Para los salvadoreños inmediatamente salta a la vista todos los errores históricos que el señor Campos cometió con una ligereza estremecedora, en primer lugar la guerra no se dio por el partido, pero eso él mismo se encarga de desmentirlo citando los problemas agrarios, pero la cifra de bajas militares fue de aproximadamente 700 de parte de El Salvador y unas 1,200 por parte de Honduras, mas una gran cantidad de población civil asesinada en cifras que no se aclaran que podrían llegar a mas de 4,000, El Salvador ganó el partido al que se refiere el Sr. Campos Suárez que se jugó precisamente en México y que nos clasificó al Mundial 70, quienes iniciaron la agresión fueron los Hondureños con su “mancha brava” que desalojó y asesinó a una gran cantidad de Salvadoreños que se habían asentado en tierras hondureñas desde los años sesentas, causando la reacción militar salvadoreña, empujada por ambos gobiernos militares como una guerra por la dignidad y soberanía.

Es lógico que el señor Campos Suarez no es un historiador, sino un periodista y no es obligación que sea un experto en hechos históricos del istmo Centroamericano, pero para ilustrar la evidente ignorancia de los hechos bastaba con que entrara a la obligada fuente básica de consulta para neófitos en cualquier tema, es decir a la Wikipedia, y que simplemente pusiera en la búsqueda “Guerra del Fútbol” o bien en Google hacer la misma consulta e inmediatamente tendría suficiente material para no cometer la tremenda burrada de escribir puras mentiras.

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_F%C3%BAtbol

Mal también para el periódico “El Economista” que al parecer no tiene filtros editoriales y dejan pasar cualquier cosa, amparados en la profesionalidad de sus colaboradores.

Ni siquiera los blogueros tenemos permiso de cometer este tipo de errores, así que mucho menos lo tienen los llamados grandes periodistas internacionales.

El resto del artículo ni siquiera lo he leído y para ser sincero, después de ver la falta de rigor histórico en algo tan sencillo, me entran dudas de su calidad y credibilidad periodística, al punto que ya no me interesa en lo más mínimo terminar de leerlo.

 

¿Y usted que opina?

Be Sociable, Share!

1 comment for “Sr. Periodista: José Enrique Campos Suárez, por favor Ilústrese antes de escribir

  1. raul fuentes
    11/07/2014 at 5:02 am

    Yo estaba recién nacido cuando ocurrió esta guerra entre Honduras y el Salvador, pero mis padres me han contado como es que ocurrió, y si tuvo algo que ver con el futbol, específicamente con la eliminatoria para el mundial de México 70. Pero las correcciones al periodista Méxicano si son como las hace ver el articulo de Hunna. Recuerdo que en mi juventud lei un libro que llego por la vía de la Editorial de la UCA, muy interesante “La guerra de los desposeidos” del Norteaméricano T. Anderson, quien estuvo presente por la época en el país cuando hacía una investigación sobre la Matanza del 32. Este autor plantea que la guerra tuvo sus origenes en la economía y demografía de ambos países. Por un lado en Honduras había una gran cantidad de salvadoreños trabajando en las tierras ociosas del país y en las zonas bananeras, y eso creaba una especie de presión socio-demográfica nacionalista xenofoba. A lo cual respondian los hondureños con la mancha brava: sus miembros y dirigentes políticos decían que El Salvador cargue con su demografía. Un tio mio que vivio mas tiempo en El Salvador y que por cosas del destino ahora está enterrado en Honduras y mis padres me cuentan que fue expulsado de Honduras por la famosa “mancha brava”, pais en el que se encontraba laborando. El problema es que El Salvador tenía por ese tiempo y como eterno problema la presión de la población sobre la tierra. Algo que ya ha sido estudiado por otro investigador el Inglés D. Brownie en la “Tierra y el Hombre”. Recuerdo muy bien los relatos de mi padre en mi época de adolescente sobre los daños que realizaba un avión Hondureño, y el cual solo pudo ser parado gracias al heroismo de dos capitanes aviadores el Cap. Reynaldo Cortez y el Cap. Douglas Varela. Al hijo de este último lo conoci en un colegio capitalino, llamandose igual que el padre sentía mucho orgullo de ser hijo de un heroe de guerra y hasta decía “que tenía una calle con su nombre”. Teníamos la misma edad y eramos compañeros de curso. Ahora es un destacado profesional. Prácticamente no conoció a su padre, pero el heroismo de ambos capitanes aviadores derroto al bombardero Hondureño que andaba haciendo de las suyas en territorio Salvadoreño. No me interesa si el periodista Méxicano ha cometido algún error en el relato, puesto que no he leido su artículo. Tan solo quería rememorar algo de la famosa guerra de las cien horas, del futbol o de los desposeidos entre Honduras y El Salvador cosa que no debe volver a repetirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.