Sobre las elecciones en Honduras.

Me gusta este maitro...

Me gusta este maitro...

Las elecciones generales celebradas en Honduras, se realizaron en un clima de tensa calma. En las últimas semanas casi la totalidad de los medios de comunicación cerraron filas a favor del proceso electoral, presentándolo como la salida a la crisis, que desde el golpe de Estado, ha vivido Honduras. El pueblo hondureño fue saturado de información positiva en torno a las elecciones. Para los medios de comunicación votar era un acto de unidad de todos los hondureños. Hablaban que Honduras ha sido injustamente aislada de la comunidad internacional, pero que los catrachos demostrarían al mundo que solos pueden salir adelante.

 En una situación similar a los procesos electorales que vivió El Salvador durante la guerra en los años ochenta del siglo pasado, en que las elecciones se anteponían a la necesidad de una solución política negociada; ahora en Honduras las elecciones se anteponen a la necesidad de la restitución del gobierno de Zelaya, electo democráticamente hace cuatro años.

 La figura de Hugo Chávez era omnipresente en todos los medios de comunicación. Al igual que en las recién pasadas elecciones en El Salvador, presentaban a Chávez como el causante de los males en Honduras, Zelaya quiso entregarle el país, pero todos los hondureños se oponen. A diferencia de El Salvador en que la imagen de Chávez se vinculaba a un candidato en contienda, en el caso hondureño, esta imagen se vincula con Zelaya, que estaba fuera de la contienda electoral.

 En el plano estrictamente logístico, las elecciones se celebraron sin grandes contratiempos. La apretura de las urnas se retrazó en algunos casos, hasta 45 minutos (está dentro de lo aceptable). En algunas urnas del interior del país hicieron falta materiales. Pero en general, el dispositivo logístico funcionó. El sistema de conteo rápido de votos estaba organizado a partir de una red de celulares y había expertos que han trabajado con Naciones Unidas y del IFE en el mando de esta operación. Este sistema en general también funcionó, aunque no en los tiempos en que estaba diseñado, produciéndose retrazo en el primer anuncio, que estaba programado para dos horas después del cierre de las urnas (¡Vaya ingenuidad!).

 La participación de los votantes hondureños fue masiva. El índice de abstencionismo es ligeramente inferior al de las últimas elecciones. No se reportaron problemas para que los ciudadanos ejercieran el sufragio.

 El punto ahora es ¿Cuál debe ser la posición ante estas elecciones?

Ganeeee Seeee!

Ganeeee Seeee!

Como consecuencia de las elecciones hay un Presidente Electo. Por tanto, una deslegitimación total del evento electoral, deslegitima a quien será el Jefe del Estado durante los próximos cuatro años.

 Pero no se puede ocultar la situación especial en que estas elecciones se desarrollaron. Por ello la clave de una correcta posición política está en trascender el evento electoral. Sobre este simplemente hay que reconocer que se realizó, que hay un resultado, que el pueblo hondureño, en medio de condiciones difíciles tomó una decisión (equivocada o no). La clave está en cual será la actitud del Presidente Electo, de la clase política, los grupos de poder económicos y militares de Honduras para enfrentar la crisis.

 El problema de fondo es que de poco sirve elegir en forma democrática a un gobernante, que luego los poderes fácticos deciden si gobierna o lo sacan del poder según su conveniencia. El gobernante electo tendrá sobre su cabeza la “espada de Damocles” de la posibilidad de otro golpe de Estado si no gobierna a conveniencia de esto grupos de poder.

Otra vez valemos.

Otra vez valemos.

 La restitución de Manuel Zelaya en la Presidencia de la República es una tarea pendiente. Si esta no se cumple, la anticultura golpista cobra fuerza. Es necesario previo a cualquier proceso de diálogo que inicie el Presidente electo que esto se resuelva de manera clara. Muchos pueden alegar que a estas alturas una restitución de Zelaya es un hecho mas simbólico que real, probablemente tienen razón, pero las democracias necesitan de símbolos para su fortalecimiento.

 Manuel Zelaya debe ser restituido y debe concluir el período para el cual fue electo. Solo él debe entregar la Banda Presidencial al nuevo Presidente, si es que este quiere empezar con buen pie su gestión presidencial. Si Porfirio Lobo recibe la banda de manos de un presidente de facto, este acto deslegitima su rol y su calidad.

gorileti

 El golpe de Estado hondureño, que cayó como un rayo en seco, nos demuestra la debilidad de las instituciones democráticas en ese país. No se puede construir democracia sin instituciones fuertes. Mientras esta situación no se supere el riesgo de nuevos golpes de Estado es una posibilidad.

 El diálogo entre los diversos sectores de la vida política, social y económica de Honduras tiene sentido únicamente si el objetivo es el fortalecimiento de las Instituciones que le dan sentido a la democracia y se promueve el desarrollo del Estado de Derecho. Este debería ser el eje central de un llamado que el Presidente Electo está obligado a hacer.

 Uno de los riesgos, es que el diálogo se limite a repartir algunas posiciones del Estado entre los partidos perdedores para dar una imagen de unidad nacional. De esta forma hay un simple reparto de pastel que evade los problemas de fondo antes expuestos.

 Finalmente, es importante resaltar que la solución de la crisis de Honduras, corresponde fundamentalmente a los hondureños. La comunidad internacional puede jugar un importante rol de acompañamiento, vigilancia o apoyo este proceso, pero no puede sustituir a los actores nacionales en las decisiones que deben tomar.

 

San Salvador, lunes, 30 de noviembre de 2009.

Be Sociable, Share!

8 comments for “Sobre las elecciones en Honduras.

  1. 01/12/2009 at 7:11 pm

    EN HONDURAS!! POS ES OTRO MUNDO !! LA GENTE HALLA ES MAS BORREGA!! MEN AQUI NO PASARA ESO PORQUE LA DERECHA SE LO PENSARIA UNAS 300 VECES ANTES SIQUIERA DE LEVANTAR LA MANO!
    AQUI LA GENTE ES MAS BUSA Y MAS GUERRERA Y NO SE DEJA MONTAR TRAMAS ASI!

    ASI QUE MI QUERIDA Y DESPRECIABLE DERECHA, NI SE LES OCURRA!!

    O SI SE LES OCURRE,QUE PASE SOLO COMO SUEÑO HUMEDO!!

    Y POR CIERTO ESE GOBIERNO NO ES PARA NADA LEGITIMO!

  2. 02/12/2009 at 7:30 am

    Una cosa es la que deseamos y sabemos que es lo correcto y otra cosa es lo que realmente pasará en Honduras, porque vemos muy difícil que el Congreso restituya a Zelaya, lo más que se podría lograr es una amnistía porque le acusan de delitos graves.

    Por el bien de la democracia, debería Zelaya terminar su período y entregar la banda presidencial a Pepe Lobo, pero eso lo veo improbable, por desdicha.

  3. MARIANA
    02/12/2009 at 8:26 am

    Lamentablemente por el interés de una minoría, todo un pueblo se ha visto afectado de una u otra manera, de hecho hasta los vecinos nos han afectado con el cierre de fronteras, ojala aunque a ultima hora, como lo menciona Jjmar, aunque sea simbólicamente, por el bienestar de la mayoría de los hondureños que salio a votar, por la paz de su país, prevalezca la razón, y así nuestros hermanos hondureños puedan salir de su crisis

  4. 02/12/2009 at 9:32 am

    El día que la izquierda descubra que no es nada más que un eslabón más dentro del mundo unico del sistema capitalista, tal vez deje su discurso ideológico (desfasado) por un rato y se dedique a estudiar cómo funciona hoy científica y totalizadamente el sistema capitalista, por «izquierda» y por «derecha». Si no vean el caso aleccionador de Honduras:

    http://www.iarnoticias.com/2009/secciones/contrainformacion/0086_obama_primicia_izquierda_30nov09.html

  5. Ariel
    02/12/2009 at 11:52 am

    por dignidad creo que zelaya no debe aceptar una restitucion, seria solo para darle gusto a los golpistas para que se reconozcan las elecciones internacionalmente y salirse con la suya

    mejor que se retire como los grandes, defiendo su ideologia y no aceptando migajas

    un golpe de estado en el pais seria un fracaso el pueblo se alzaria como el la guerra civil

  6. 02/12/2009 at 8:49 pm

    Concienciame
    02/12/2009 at 9:32 am

    El día que la izquierda descubra que no es nada más que un eslabón más dentro del mundo unico del sistema capitalista, tal vez deje su discurso ideológico (desfasado)

    MIRE QUE GALAN LO QUE ESTA PERSONA DICE!
    NOOOMBRE!
    SI NO ES POR MOVIMIENTOS DE IZQUIERDA, NO HABRIA NI EXISTIRIA COSAS COMO SEGURO SOCIAL, AGUINALDO, HORAS EXTRAS, INDEMNIZACION, DERECHOS HUMANOS, PENSION Y MAS COSA POR ALLI.

    SERA QUE USTED DEBE DE ESTUDIAR MAS!

  7. toto
    03/12/2009 at 10:01 pm

    http://www.diariocolatino.com/es/20091203/opiniones/74378/

    En Honduras se le cayó la máscara a Estados Unidos

    Walter Farfán

    Las recién pasadas elecciones del domingo 29 de noviembre en Honduras estuvieron marcadas por el abstencionismo. Fue un día en que en las calles se vio muy poca gente, pero en la boca de los funcionarios de la embajada de Estados Unidos y los medios de comunicación afines al golpe, las elecciones fueron una “gran fiesta cívica”, olvidándose de mencionar que en la víspera del día de las votaciones se desató una ola de represión despiadada, fueron cateadas casas y negocios de miembros de la resistencia, se ha denunciado que algunos de ellos fueron apresados y permanecen desaparecidos.

    El propio día de las elecciones, un joven fue asesinado por los soldados y una manifestación pacífica fue disuelta violentamente por la policía en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

    La OEA, La Unión Europea, La ONU, el Centro Cárter, todos organismos creíbles y respetables, se negaron a enviar observadores; argumentando que aquí no había condiciones para realizar elecciones libres. Sin embargo, en este país se dieron cita “observadores” altamente cuestionables, pues fueron enviados por organizaciones y partidos políticos de derecha de todo el mundo.

    Algunos de esos observadores son ex presidentes, de dudosa credibilidad en cuanto a su imparcialidad ya que pertenecen a partidos políticos de ultraderecha, ej. Armando Calderón Sol y Vilma de Escobar del partido ARENA de El Salvador, quienes no se ruborizaron al dar fe de que las elecciones habían sido masivas, a pesar de que las imágenes hablan por sí mismas….

  8. Alba Luz Zuniga
    07/12/2009 at 12:11 pm

    Opiniones como la de Jjmar indican que Honduras debe volver al orden constitucional y eso ocurriría si y solo si Zelaya regresa a su habitual corrupción y continua violación a la constitución. Que raro está esto, para que Honduras vuelva al orden constitucional debe volver Zelaya a sus prácticas violatorias de la constitución.

    Analistas nacionales y extranjeros que apoyan a Zelaya asumen que en Honduras todo mundo está equivocado:
    1. Está equivocada la Corte Suprema de Justicia y sus fallos en cuanto a las prácticas anticonstitucionales de Zelaya.
    2. Está equivocado el Tribunal Supremo electoral que emitió fallos sobre la incostitucionalidad de las prácticas de Zelaya de promover una cuarta urna (para lo cual Zelaya derivó la mayor parte de los fondos obtenidos por el gobierno antecesor y que eran orientados a la reducción de la pobreza).
    3. Está equivocada la Procuraduría General de la República que señaló a Zelaya en varias ocasiones.
    4. Está equivocada la iglesia católica y evangélica, que veían atónitas, como Zelaya y su grupo se enriqueció y actuaba como macho sin dueño en el manejo del presupuesto de la nación.
    5. Está equivocado el Congreso Nacional con representación de varios partidos políticos, que decidieron quitarlo del poder.
    6. Está equivocado el ejército (por ser el golpista) de no acatar órdenes de Zelaya de asegurar la vigilancia y logística de su “consulta” vinculante y de esa manera violar la constitución
    7. Y por último está equivocado también el pueblo que con una votación jamás obtenida en la historia hondureña desatendió el llamado a votar y al boicot que hizo el propio Zelaya desde la embajada de Brazil.

    En Honduras, todos estamos equivocados en opinión de estos analistas, pero NO, hay uno que no está equivocado y al que hay que restituirlo sin condiciones y hay que olvidar sus robos y la propia violación de la constitución.
    Y es que los analistas han caído tan fácilmente en el discurso bonito de Zelaya, la bandera de los pobres le ha dado réditos, si Zelaya dice que el congreso es golpista, que el ejército es golpista y la corte es golpista y que todos los que le hacen preguntas incómodas son golpistas, eso es suficiente razón para invisibilizar los argumentos y razones de estas instituciones. Que falta de criterio,

    Piénsenlo, si el pueblo hubiera visto un ejercicio de Zelaya coherente con su discurso, el pueblo hondureño, hubiera marchado en turbas, hasta sacarlo de la embajada y llevarlo a Casa Presidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.