Sobre la masacre cometida por los Zetas en Tamaulipas (DISTRIBUIR)

Enviado por Frankie Flores.

Abominable crimen contra los inmigrantes, no basta con condenarlo, y exigir a Mexico una exhaustiva investigacion y al mismo tiempo pedir explicaciones en El Salvador sobre las actividades de los Zetas, ya que ellos son los que manejan al gobierno, igual como lo hacen en Mexico.

Breve Historia de Los Zetas:

Los Zetas fue un grupo de policias escogidos para ir a entrenarse a la nefasta Escuela de Las Americas con sede en Fort Benning, Georgia, mejor conocida como La Escuela de Asesinos donde se han entrenado prominentes violadores de derechos humanos, asesinos de lesa humanidad pues. Ahi se entreno Roberto D’Abuisson, el fundador del partido de Los Escuadrones de la Muerte y asesino de Mons/ Romero, El general Gramajo del nefasto ejercito Guatemalteco tambien se entreno ahi y despues formo parte de los instructores, de esa escuela salieron los temibles «Kaibiles» perpetradores de mas de 500 masacres del pueblo guatemalteco.

Pues bien un contingente de 50 Policias fueron enviados a la Nefasta Escuela de Las Americas para entrenarse en «asuntos de seguridad» (antes llamados de contrainsurgencia), al volver a Mexico, viendo la miseria que ganaban decidieron hacer el cartel de Los Zetas y dedicarse al narcotrafico, trafico de organos humanos y de inmigrantes de Sur y Centro americanos.

Los tentaculos del grupo de los Zetas en muy grande y no estan solo en Mexico, hay Policias de Mc Allen Texas metidos en los Zetas, y se rumora que son los que han tenido que ver en los asesinatos de las mujeres de Juarez (mas de 400 mujeres han sido asesinadas en Juarez y han aparecido descuartizadas, parece parte del negocio de organos humanos.

Los Zetas dominan el negocio de los indocumentados por su camino hacia Estados Unidos y el negocio de organos humanos. para lograr eso, los Zetas han tenido que dominar y negociar con entes politicos dentro de los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador; su base para el negocio de indocumentados se maneja desde Guatemala en la frontera de las Flores donde agentes de migracion de ambos lados de la frontera son miembros activos de los Zetas, y en Guatemala donde funcionarios corruptos se prestan para este tipo de negociaciones.
En El Salvador, los Zetas manejan el negocio de los indocumentados desde San Salvador, San Vicente y San Miguel, donde estan bien portegidos por funcionarios que en el pasado han sido militares; en Honduras, con la llegada del presidente inconstitucional actual, los Zetas han ganado mas poder y muchos ninos son desaparecidos para poder suplir la demanda de la venta de organos humanos, cuyos clientes estan en Estados Unidos y Europa.

En El Salvador, se sabe de la presencia de los Zetas en la colonia Santa Elena, y se mueven en todo el territorio nacional con el aval de policias corruptos de la PNC, y miembros del partido de los escuadrones de la muerte.

Los Zetas han tenido problemas con los carteles de la droga de Colombia y han tenido que negociar: los carteles de colombia se quedan con el negocio de la droga, cuyas avionetas hasta se dan el lujo de aterrizar en el aeropuerto militar de Comalapa, las lanchas en el puerto de Cutuco y en La Libertad, protegidos por funcionarios derechistas en el poder gracias al nuevo presidente que tiene El Salvador, Los Zetas se han quedado con el negocio de los indocumentados que traen desde Sur America con escala en El Salvador y Honduras, con el aval de funcionarios salvadorenos y hondurenos; LOs Zetas tambien manejan el negocio de la venta de organos, que son abastecidos por los mismos inmigrantes rumbo a Estados Unidos o por ninos de escuelas hondurenas.

La masacre que se cometio, se dice que fue un malentendido entre los «Coyotes» o «Polleros» que no cedieron ante las exijencias del cartel de los Zetas y por eso los Zetas se deshicieron de «La Mercancia», cosa que es muy comun con ellos, como el asesinar a sangre fria a los que no cumplen con sus ordenes, esto se da mas en Mexico y Guatemala.

Hay muchos miembros de los Zetas en El Salvador, los empleados mas «Bajeros» tienen un sueldo base de 900 dolares mensuales mas comisiones por trabajos que son ordenados por telefono desde «algun lugar» de la frontera Mexico/Guatemala, la mayoria de empleados son hombres que siempre andan bien armados y protegidos de la misma PNC.

El gobierno de Funes sabe todo esto, los altos mandos de la PNC saben todo esto, pero no haran nada, ni detendran a estos asesinos que andan en El Salvador, porque asi lo ordenan funcionarios corruptos dentro del gobierno de Mauricio Funes.
Si de verdad nos ha indignado esta masacre, tenemos que exijir al gobierno que investigue quienes son los Zetas en El Salvador y que sean puestos en la carcel sin importar que puesto tienen en el gobierno actual.
Un llamado a esa mujer tan Valiente que nos han puesto en la PNC a seguir ese trabajo contra la impunidad, la apoyamos y estamos con ella, asi queremos mas policias como esa mujer valiente; adelante Comisionada Navas!

Por un alto a los crimenes de nuestra gente,

Be Sociable, Share!

5 comments for “Sobre la masacre cometida por los Zetas en Tamaulipas (DISTRIBUIR)

  1. Juan Pueblo
    27/08/2010 at 10:25 am

    Impactante testimonio de salvadoreña, esclavizada por los ZETAS…
    Fui una esclava de ‘Los Zetas’

    El Universal | 27-08-2010 | 00:13 | Nacional

    Distrito Federal— Marisolina no tenía parientes en Estados Unidos y mucho menos en El Salvador que quisieran pagar 3 mil dólares para que ‘Los Zetas’, que la tenían secuestrada, la dejaran libre. “Con algo nos vas a tener que pagar güerita”, la amenazaban los primeros días de cautiverio.

    Antes de la semana de que la “levantaron” de la orilla del tren, en Coatzacoalcos, Veracruz, la convirtieron en la cocinera de los migrantes secuestrados y de los jefes “después me dieron su ropa para que se las lavara”, relata.

    Una noche, al terminar de servir la cena, el hombre, a quien todos apodaban “El Perro”, que era como el jefe de la casa de seguridad, se emborrachó, se metió mucha cocaína y le pidió que se sentara a platicar con él. En ese momento le preguntó: “Güerita: ¿sabes por qué traigo la ropa tan sucia?

    Marisolina recuerda que le tenía mucho miedo a ese hombre porque siempre traía una arma colgando y maltrataba mucho a los migrantes. “Le dije que imaginaba que arreglaban las camionetas en las que trasladaban a los centroamericanos”.

    “El Perro” soltó tremenda carcajada y dijo: “Yo soy el carnicero. No hago nada de mecánica. Mi trabajo es deshacerme de la basura que no paga”.

    Atemorizada aún, relata aquel momento: “De manera burlona y sin ningún remordimiento me contó que él era el encargado de matar a los migrantes que no tenían para pagar el rescate. Dijo: ‘primero los hago en cachitos para que quepan en los tambos y luego les prendo fuego hasta que no queda nada de esos pendejos’”.

    Esa noche no pudo dormir. Estaba atenta a cualquier ruido. Escuchó entrar y salir gente de la casa pero no tuvo el valor de asomarse a ver qué pasaba. A la mañana siguiente “El Perro, le dio a la lavar la ropa”.

    Guarda silencio unos minutos antes de continuar su relato. Sin parar de llorar cuenta: “Yo lavé, muchas veces, la sangre de esa gente. Al tallar la ropa salían los pedazos de carne. Todo olía a hollín, que para mí, eso significa olor a muerte”.

    Marisolina estuvo tres meses bajo el cautiverio de un grupo que se hacía llamar Los Zetas. Ya sea en sus parrandas o en las reuniones para arreglar negocios, ella era la encargada de servirles la comida a los jefes. “Cuando se juntaban los escuchaba decir que Los Zetas era un organización muy respetable. A veces me llevaban a un hotel que rentaban en Coatzacoalcos.

    Ahí pude identificar la cadena de mando de La compañía como ellos le decían a su organización”.

    Los soldados, revela, eran los que cuidaban de día y de noche a los migrantes. “Luego estaban los Alfa, a ellos los escuché muchas veces hablar con los policías, con los de migración o con los maquinistas. Ellos les avisaban cuando venía un grupo numeroso de centroamericanos en el tren, o cuando los habían detenido”.

    Tratando de disimular el acento salvadoreño, recuerda haber ubicado a seis carniceros, uno por cada casa de seguridad. “Arriba de los carniceros estaban los meros jefes, ellos daban orden de cuántos desaparecer”.

    Se cubre el rostro al recordar que ella conocía a muchos de los desaparecidos. “Un día me ordenaron que subiera la comida a un cuarto al que nunca había entrado. El puro olor de ese lugar me hacía llorar. Ahí tenían a los amarrados. Ellos eran los que no podían pagar y estaban en la lista para ser asesinados. Los tenían cubiertos de los ojos y esposados de las manos. Ya no salían de ahí más que para morir. A muchos les di de comer en la noche y a la mañana siguiente ya no estaban. Y entonces subían a otros. Vi desaparecer a muchos. Y me duele que no pude ayudar a ninguno, aunque muchos me suplicaban”.

    Una noche, tras un operativo del Ejército en una de las casas de seguridad de Los Zetas, donde rescataron a otros migrantes, “El Perro” le pidió a Marisolina y a una amiga que lo acompañaran a comprar cigarros y refrescos. Afuera de una tienda las dejaron ir, no sin antes advertirles que no dejaran que su boca las matara.

    Largas caminatas, días y noches sin comer, precedieron a la denuncia de su cautiverio bajo el mando de Los Zetas. “No queríamos hablar con la policía porque no confiábamos en nadie. Accedimos porque la gente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que nos ayudaron mucho, dijeron que nuestro testimonio podía servir para evitar que otra persona sufriera lo mismo que nosotras”.

    Pero la peor decepción vino después cuando personal de la Procuraduría General de la República les informó que su situación de víctimas cambiaría a la de indiciadas porque “existía la sospecha de que fuéramos gente de Los Zetas, no podían creer que después de conocer la forma de operar de estos criminales, nos hubieran dejado libres así no más”.

    • rodrigo
      28/08/2010 at 11:37 am

      a mi me parece mas que estos asesinos son pagados desde USA para causar terror y evitar mas inmigracion ilegal, debe de ser el ultimo plan del tea party, para eso se deben ocupar los ultimos 600 millones aprobados

  2. rafa
    27/08/2010 at 3:04 pm

    sr cristiani, y cuantos de estos estaran en su conciencia????

    • salvador
      20/03/2011 at 11:39 am

      ZETAS = EEUU = FELIPE CALDERON = KHAZARES = ISRAEL

Responder a rodrigo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.