Sobre el debate entre Nayib Bukele y Edwin Zamora

Anoche tuve la oportunidad de ver el casi el final del debate entre los candidatos a la Alcaldía de San Salvador por parte del FMLN y del partido ARENA, Nayib Bukele y Edwin Zamora.

A estas alturas ambos candidatos simplemente se tiraban piedras entre sí y alababan las bondades y logros de sus respectivas gestiones, prometían cambios revolucionarios para nuestra ciudad capital y buscaban resaltar los fracasos de sus némesis partidarios.

Esta mañana el locutor conocido como “Gordo Max” decía sarcásticamente que estaba feliz porque con ambos candidatos los problemas de San Salvador estaban resueltos, ya que los dos prometieron tener la solución a tanta complicación y que el perdedor debería irse de alcalde para Lourdes ya que tanta necesidad hay en este sector de buenas ideas.

El debate estuvo bastante animado y encendido de acusaciones y defensas, pero mas allá de quien ganó o perdió el mismo, lo importante es que realmente hubo debate, no como las payasadas que han realizado durante años los medios de comunicación del país en los que no dejan a los candidatos enfrentarse entre sí, sino que han hecho “debates” pregrabados con preguntas preparadas y anticipadas, sin derecho a respuesta de parte de los candidatos, esta vez el formato fue un poco mas abierto y les permitió a los candidatos participantes enfrentarse con sus propuestas y críticas, lo que marca un hito en nuestra historia democrática.

Se anuncia un debate mas abierto a los demás candidatos aparte de los dos de anoche y entonces sí se pondrá interesante ya que tendremos a Roberto Cañas, Walter Araujo y a los otros candidatos que tienen también sus propios aportes y personalidades diversas.

En realidad esto es muy bueno para nuestra cultura política ya que se comienza a vislumbrar una nueva forma de hacer la campaña política, basadas no solo en el bombardeo publicitario sino en la posibilidad de poder conocer a los candidatos enfrentados a la presión de un debate que permite ver su calidad como político y como líder de una gestión, algo a lo que nuestros anteriores funcionarios han escapado cobardemente.

Independientemente de quien ganó o perdió, es de felicitar a los dos políticos que aceptaron por fin un debate abierto y en igualdad de condiciones, es de esperar que tanto la calidad como la cantidad de estos eventos aumente en las campañas políticas a futuro, esto es muy bueno para nuestro país y debe promoverse.

Esta mañana y el resto del día, las redes sociales se verán inundadas de memes alusivos al evento político, lo que es indicador del nivel de importancia que el pueblo le da a estos eventos y eso es también bueno porque muestra el interés que la gente joven está tomando por la política nacional, muy a su manera pero es alentador que el tema político ya no les es indiferente.

Be Sociable, Share!

3 comments for “Sobre el debate entre Nayib Bukele y Edwin Zamora

  1. Rentel
    28/01/2015 at 1:38 pm

    Si, que estuvo bueno el debate. Es lógico que los partidarios de cada candidato, lo vieron ganar.
    Los areneros acusan de arrogante a Nayib, porque “se reía”. Una cosa es reír y otra sonreír; y seguramente no les agradó la ecuanimidad y control emocional del futuro alcalde.
    Mi apreciación personal del debate es que, Nayib está mejor preparado, tanto para exponer sus ideas como para repeler los ataques con habilidad.
    En tanto, a Edwin lo vi bastante inseguro; y el hecho de llevar todo apuntado y hablar mas de su hoja de vida que de programas, no fue muy bien visto por los televidentes.
    Al final, según algunos analistas y entrevistadores como Natán Vaquiz de Hablemos Claro, reconoció que si, Edwin, “se había descompuesto”..

    • Rentel
      28/01/2015 at 1:40 pm

      Algo mas. Hay que felicitar a Narciso Castillo por el formato y la conducción del debate. Muy diferente al tal “debate presidencial” conducido por Armando Guzmán, que a nadie satisfizo.

  2. raul fuentes
    12/02/2015 at 1:33 am

    Análisis de Coyuntura

    En la actual coyuntura de elecciones, lo mas importante es saber que el país pasa por una gran crisis económica y de seguridad, que la está teniendo que afrontar el gobierno del Prof. Sánchez Ceren, por esto y con todo y ser los principales de la coyuntura, también destacan otros problemas como es el de la política monetaria a la que estamos sometidos, gracias a la imposición del dolar por los gobiernos de ARENA y específicamente el gobierno del gran defraudador público que es Francisco Flores. El problema de seguridad con todo y lo álgido pasa a ser secundario si se le quiere enfocar desde la raíz: el cual es el problema económico-social de exclusión de amplios sectores de la sociedad salvadoreña sobre todo de la juventud.
    El dolar es una moneda que en nada ha contribuido a hacernos mas fácil la vida a los salvadoreños por todas partes vemos la precariedad de la moneda que no ayuda a reducir los niveles de inflación y pobreza de los sectores medios y bajos; sobre todo son las clases medias las que mas pagan los platos rotos de las desacertadas políticas de todos los gobiernos que hemos tenido en nuestra corta, pero ya con cierto trayecto de la vida en democracia formal, desde la época de Duarte. Ahora con las medidas impositivas del actual gobierno se ve que la inflación a quienes afecta mas es a la frugal clase media (Samuelson): ¿Porqué insistir tanto en esto? porque al inclinar la balanza hacia las mayorías se deja de lado a los sectores urbanos de cierta educación e ingresos y no se hacen obras que beneficien en el nivel de vida de estos ciudadanos acomodados, como parques, carreteras, vivienda accesible, control de precios.
    Si bien es cierto que los sectores populares son los que mas necesitan de un política económico-social que les facilite a precios accesibles los productos de la canasta básica, por otro lado, sus enemigos los empresarios oligarcas protegen tanto sus intereses y de una forma tan cerrada que esto significa menores niveles de inversión con el consiguiente estancamiento de la economía.
    Por lo que toca a estas próximas elecciones municipales y legislativas todos los partidos en contienda y sobre todo el electorado, tiene que tener en cuenta que en esta campaña hay una infinidad de partidos y candidatos lo cual no refleja sino la descomposición social de querer ascender por medios políticos y el profundo desempleo entre los profesionales de los sectores medios. También refleja la poca institucionalidad en materia política. Son demasiados los candidatos que solo van detrás del hueso. Y si la situación la tenemos en esos términos es poco lo que se puede esperar a futuro de la clase política.
    En materia de seguridad lo mejor es ir a las raíces con un buena política de reinserción y rehabilitación de los delincuentes y pandilleros, además de combate frontal a las estructuras organizadas del crimen. En materia de política económica se debe actuar con una política fiscal, monetaria y crediticia que ponga en reactivación a todos los sectores de la vida económica, de manera que se pueda generar masivamente empleo de calidad (no precario).
    Otro de los retos fundamentales de la actual gestión gubernamental es consolidar la Integración Centroamericana, ampliar los lazos de amistad y comerciales con América Latina y el Caribe y el mundo entero. Ahora que vamos a elegir candidatos al Parlamento Centroamericano (PARLACEN), es bueno que veamos que la región Centroamericana no solo es una de las mas vulnerables del mundo en materia ecológica y agro-alimentaria, si no que también tiene uno de los repartos mas desiguales de la riqueza; por ello deben trabajar los parlamentarios por una integración solida y que haga funcionar eficazmente el Sistema de Integración Centroamericano (SICA). Todo ello como parte de una reforma política en la región a modo de que funcionen las instituciones y se puedan eliminar problemas como la pobreza, la exclusión, el derecho al agua y la soberanía alimentaria. Para El Salvador en concreto, y en esto creo que ya hay un poco de acuerdo entre los políticos: se debe implementar la realización de elecciones generales cada cinco años. Así nos evitamos gastos y tensionar o conflictuar al país y los diversos intereses intereses puestos en juego en la vida económica, política y social del país y la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.