Reflexiones sobre los resultados de la Tregua entre MARAS

En agosto del 2006, jJmar publicó un artículo que fue usado como referencia en muchos otras publicaciones acerca del fenómeno de las maras en El Salvador.

http://hunna.org/las-maras-en-el-salvador-un-doble-poder/

En éste artículo Jmar nos exponía hace casi 7 años, lo siguiente:

Pero lamentablemente nunca se tomaron las medidas necesarias para enfrentarlo y buscarle rutas de solución. Muchas propuestas se hicieron, pero ninguna se implementó. Muchos pequeños, pero valiosos esfuerzos de desarrollaron, sin apoyo de las autoridades gubernamentales. Solo pequeñas ayudas internacionales, muchas veces a través de las iglesias, acompañaron estos esfuerzos.
Como siempre nos pasa, ahora el problema se vuelto incontrolable. Las Maras pasaron de ser, organizaciones de pandillas juveniles, que cometían actos delincuenciales menores, para convertirse en la columna vertebral del fenómeno delincuencial del país.
A esta “evolución” no solo ha contribuido la ausencia de políticas gubernamentales de prevención e incorporación de la juventud a la sociedad; también ha jugado un rol de primera magnitud, el modelo socio económico implementado en El Salvador, desde principios de los años noventa.
El actual modelo económico, excluyente, concentrador de riqueza en un pequeño grupo de familias, que nos desnacionaliza en aras de convertir Centroamérica en una plataforma de servicios, comercio, exportaciones maquileras y servicios financieros; no da cabida a las aspiraciones de millones de salvadoreños, incluyendo nuestra juventud.

La consecuencia, es que las Maras han dejado de ser las clásicas pandillas juveniles, para convertirse en otra cosa, cuantitativa y cualitativamente diferente.
Ahora las Maras son verdaderas organizaciones que controlan áreas importantes del territorio nacional, especialmente en las grandes ciudades. Las Maras tienen una estructura organizativa compleja y eficiente para el desarrollo de sus actividades. Las Maras tienen mandos claramente establecidos con unidad de propósito y claridad de objetivos.
El control del territorio que ejercen las Maras es eficiente, prácticamente toda la población que habita en sus “Zonas de control” siente de manera permanente su presencia y está bajo su mando e influencia. Además cobran impuestos, irónicamente, con mas eficiencia que el mismo gobierno.

Desde hace mas de 7 años teníamos claro el panorama del nivel de problemática que alcanzarían las maras y que los planes mano dura y super dura que ARENA implementó solo agravaron el problema hasta niveles de crisis, con una tasa de muertes que nos colocaron a la cabeza de los países mas peligrosos del mundo.

Y esto indudablemente, SI fue culpa de los 20 años de ARENA.

Con el “nuevo” gobierno, se esperaba un tratamiento diferente para la problemática de la seguridad ciudadana, pero durante los primeros años de la gestión solo se comenzó a “planificar” medidas de prevención, pero no se han llevado a cabo.

Cuando era Ministro de Educación, don Salvador Sánchez Cerén habló de Jornadas de Tiempo Completo en la educación básica, pero no pasó mas allá de unas poquísimas escuelas piloto.

En medio de  las quejas de que ya habíamos alcanzado la cuota diaria que tuvimos durante la presidencia de Tony Saca de 14 asesinados diariamente, a pesar de la garra dura de Rodrigo Avila y la tanda de sucesores de estos planes, surgió algo extraño que automáticamente bajó los niveles de homicidio y en medio de negaciones y evasivas de parte de algunos de sus actores, se habló de una supuesta tregua entre pandillas, con comunicados de los jefes de clicas que estaban presos, declaraciones del obispo Colindres y Raúl Mijango un ex efemelenista devenido en mediador entre las pandillas y la sociedad salvadoreña y poco a poco se fue desmadejando una extraña situación en la que el gobierno negaba pero “facilitaba” un proceso de negocia.. reconciliación en la que la iglesia católica no participaba, pero había un obispo en medio de esta modalidad de alto al fuego.

Es decir nadie se hacía cargo de impulsar esta negoc.. Tregua, pero facilitaban su desarrollo al ver el resultado inmediato: Bajar de 14 muertos diarios a un nivel de 5 a 8 diarios que en términos de resultados ha sido muchísimo mas efectivo que todas las estúpidas manos duras de todos los ARENEROS juntos.

Sin embargo, esta situación no parece ser sostenible solo por la “buena voluntad” de los jefes de clicas presos ya que las maras son estructuras en cierto modo descentralizadas que operan con células auto suficientes y que necesitan generar ingresos para mantenerse y dado que su medio de ingreso mas eficiente es la extorsión, no han dejado de extorsionar, ni han dejado de operar en sus territorios controlados.

La famosa Tregua ha tenido un efecto tremendamente positivo en bajar el índice de homicidios, eso solo un idiota fanatizado lo podría negar, pero no ha resuelto el problema.

Las condiciones de exclusión, pobreza y marginalidad en los jóvenes de las zonas con presencia activa de maras, que generaron y alimentaron a estas estructuras delictivas se mantienen intactas, con lo cual las maras siguen teniendo no solo control territorial sino que una base social que los alimenta, protege hace crecer.

La mara ya no es solo un refugio temporal para defenderse de la represión social y canalizar la energía juvenil marginal, sino que es una estructura que los protege y les da sentido no solo de pertenencia sino de subsistencia, por lo que se convierte en un elemento vital para sobrevivir y por lo tanto en una estructura casi imposible de romper.

La “tregua” ha rendido buenos frutos en la disminución de asesinatos pero no resolverá el problema y por el momento solo maquilla estadísticas con una capa frágil que puede romperse en cualquier momento con resultados catastróficos.

Creo que el gobierno y los que apoyan esta iniciativa tienen claro que hace falta dar los pasos siguientes que son:

  • Absorber el tiempo de los jóvenes de las zonas de maras y en todo el país, educación a tiempo completo.
  • Dotar de oportunidades de empleo o de desarrollo comercial para los pobladores.
  • Crear espacios de esparcimiento y mantener programas de desarrollo deportivo, cultural y artístico en las zonas de riesgo.
  • Preparar a la PNC para una labor mas integral de vigilancia y prevención, que la de simplemente reprimir la zona, porque actualmente están volviendo a las viejas prácticas de represión indiscriminada, lo que los convierte en enemigos de la zona y no elementos de seguridad.

El crimen disminuye si disminuye la pobreza, si el joven está ocupado no alimentará a la mara y una Policía integrada a al comunidad no será vista con recelo, como lo es ahora en esas zonas.

Pero este no es una tarea solo del gobierno, sino de la empresa privada, la iglesia, la sociedad en general, debe ser un tema de nación.

El estado aún despilfarra muchos recursos económicos en pequeñas cosas innecesarias que favorecen a pocas personas.

La empresa privada persiste en mantener un sistema excluyente, de explotación, de bajos salarios, de evasión y de ataque a todo lo que este gobierno propone.

Las iglesias no asumen su papel en pro de la gente y solo busca enriquecerse a costa de la fe.

Y la sociedad en general se enfrasca en estarse mordiendo los unos a los otros por cosas tan nimias como si se debe aprobar el matrimonio Gay o si los mareros harán un partido, cuando existen temas mas vitales como el aumento al salario mínimo, el problema del transporte público, la mala atención del ISSS, que si la tregua es buena o mala, etc.

No entiendo el comunicado de la Conferencia Episcopal, porque no dicen nada mas allá de citar los diez mandamientos, resaltar la obligación del estado por la seguridad pública, declarar que la tregua no ha dado los “frutos esperados” y pedir al creador que toque el corazón de los mareros, para esa estupidez de comunicado bastaba con que se lo dieran como homilía a todos los curas del país y lo recitaran en la misa del domingo, pidieran una cadena de oración y amén. Porque como “Comunicado de la Conferencia Episcopal” firmada por todos los obispos, no aporta absolutamente nada al problema.

La tregua ha dado un resultado efectivo, pero muy limitado, bajar el índice de asesinatos, sin embargo toda la oscuridad con que se la rodea, hace que la gente desconfíe de ese proceso a tal grado que si sus actores y promotores principales no aclaran el plan completo, ni se dan los pasos siguientes, cuanto antes, se va a desmoronar estrepitosamente y va a resultar peor que el peor de los “planes duros” de antaño.

Be Sociable, Share!

1 comment for “Reflexiones sobre los resultados de la Tregua entre MARAS

Responder a pacohuezo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.