Porque sufrimos maldesarrollo

Los salvadoreños somos muy pocos para el pensamiento especulativo y para las ciencias mismas, es que tenemos una actitud muy mercantilista de lo que es la comunidad.

Aquí siempre se impone el mas fuerte y a eso le llamamos viveza, es decir que somos muy vivos, muy prontos al seguirle o a salir adelante de los que con nosotros conviven.

Y eso precisamente  lo que nos mantiene en un estado de postración económica y política, no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta de lo mal que hace esa actitud hacia nuestro avance por senderos mejores o lo que en otra forma sería el salir del subdesarrollo y entrar por un camino mas virtuoso de desarrollo económico y en otras áreas.

Solo servimos para los trabajos de burros, tal como lo han demostrado nuestros compatriotas en lo interno y en el exterior, pero cuando se trata de pensar, eso se lo dejamos a otros, a los países mas desarrollados. No producimos por nuestra propia cuenta nuestro propio pensamiento, y  nuestra propia ciencia.

Eso es casi decir que solo vivimos copiando y tratando la forma de sobrevivir, es que acaso por ser un país con tan pocos recursos naturales estaremos condenados para siempre a vivir en la pobreza.

La realidad nos ha enseñado que otros países pequeños y con menos recursos han salido adelante y tienen un buen nivel de vida. Es cuestión de perspectivas.

La realidad es que en este país todo se va en consumo. Los grandes capitalistas tienen un poco de culpa, pero no la tienen toda también el pueblo no es capaz de salir de esa mentalidad subdesarrollada o maldesarrollada que esta mas que todo en nuestras mentes.

En cierta ocasión escuche las palabras de un obispo salvadoreño, que un Eurpeo le había dicho que no existe un rico mas torpe que el Latinoamericano y esas palabras son muy ciertas siempre vivimos peleándonos entre nosotros mismos por ver quien se lleva la mejor tajada del pastel y la verdad es que en lo interno no se la lleva nadie a no ser migajas, porque la mayor parte se la llevan los países desarrollados.

Los que si tienen una mentalidad mas acorde con la realidad del sistema en que vivimos en todo el mundo. La realidad por si misma se impone y es la que va dando de si.

Por lo que podría afirmar que no solamente es la capacitación y el dinamismo de la posibilitación que se nos da con la educación e instrucción la que hace que el país y en general la región centroamericana no salga adelante, también esta, que no pensamos en que todos nos necesitamos y que lo que tenemos es como una gallinita de huevos de oro, a la cual siempre estamos matando.

Se podría pensar que en realidad aquí a pocos les gusta el estudio y hay un poco de razón en ello, porque en realidad nos gusta lo fácil. Si tuviéramos otro tipo de estructuración social ya todos nuestros profesionales desempleados tendrían trabajo decente y no tuvieran que irse del país al que tanto le ha costado la formación de estos profesionales.

No soy sociólogo así es que poco conozco de la estructuración social, pero basta dar una mirada y ver que el desarrollo todavía es algo lejano. El salvadoreño tiene una especie de mentalidad de servidumbre y de vivaracho lo cual dificulta que pensemos mas claro, con objetivos mas claros.

Esa especie de servilismo de nuestros políticos, hace en parte que la tarea del desarrollo sea una especie de tarea Sisifo, es como estrale dándole vueltas a un asunto sin poder salir de el.

Por nuestra propia sobrevivencia es necesario que pensemos y actuemos de una manera distinta. Ahora que ya esta la izquierda en el poder la hemos descalificado pidiendo a gritos que vuelvan a gobernar los ricos, que con ellos estábamos mejor. Eso si es una verdadera muestra de nuestra falta de visión de la Estructura de la Historia. 

Be Sociable, Share!

5 comments for “Porque sufrimos maldesarrollo

  1. Juan D.
    31/07/2012 at 1:13 pm

    Pero es que nuestra izquierda se ha acomodado a la estructura social existente, volviéndose nuevos ricos (porque burgueses no son), y malos imitadores.
    Pocas veces ha habido una izquierda pensante en este país que predique con el ejemplo (o díganme que dirigente vive en la Zacamil y anda en bus, por ejemplo), se han imitado las conductas militaristas y verticalistas de la derecha, porque ni a Estalinistas llegan, no proponen alternativas viables de nada, porque nada conocen, y no se preocupan en conocer, allí nos dicen «este ha sacado un doctorado en la URSS» ¿y? ¿ha hecho algo con ese estudio? ¿no se estarán engañando solos con los títulos honorarios que negociaba el PC? porque en la política son unas negaciones totales.
    Varias veces he insistido, los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, y los siguen mereciendo porque siguen votando por los mismos, llegando a la definición de estupidez «repetir la misma conducta pensando que el resultado será distinto».
    No es necesaria una revolución, sino más bien, ¿qué pasaría en una elección donde no vote nadie?

  2. chepón
    01/08/2012 at 8:30 am

    Aqui no ha existido una burguesía nacional que haya puesto energia para el desarrollo del país, sino que históricamente ha sido una oligarquia vasalla, dependiente, subordinada al capital extranjero; asi impusieron este sistema teniendo en el analfabetismo a la población y masacrándola de vez en cuando para tener a raya a una población dócil y obediente. Los sujetos de esta sociedad por lo tanto somos reflejo de esas condiciones estructurales: Imitadores, acomplejados, que se creen ser los vergones de la fiesta(perdon por la expresión).Conocer ese problema talvez no sitúe en la solución.

    • Juan D.
      06/08/2012 at 11:10 pm

      Claro que si, la solución es ya no ser así y mantenerse en la necedad, poco a poco dejando ejemplo, no aceptando las cosas cotidianas, luchando siempre, como decía la canción «solo le pido a Dios, que la vida no me haga indiferente…».
      Y si no se puede, irse y que se hundan todos.

  3. Sebaslott
    06/08/2012 at 10:30 pm

    Pues mire que vivímos en un país donde al más vivo como se le suele llamar, al mismo tiempo que se le odia, también en alguna medida se quisera ser como él.

  4. raul fuentes
    13/08/2014 at 1:04 pm

    El sentido que uno adquiere en las dificultades es parte de un aprendizaje feroz por la vida, sino entendemos esto nunca hemos de acabar con tanto sufrimiento, sino es con la muerte. Entoces de que sirve, no habremos aprendido nada. La constancia en el diario vivir es lo que hace que la vida tenga sentido. Si hay alguna forma de que esto no acabe es por el acatarse a las reglas engañosas del juego de la sociedad y su consecuencia: la adaptación. Si no se es tan vigoroso como individuo, es decirde tener un impulso y canalizarlo por medio de la cultura de manera adecuada. Este ambito de canalización de las fuerzas vitales es el ambito de la vida, esto es algo que de alguna manera tiene una consideración práctica.
    Las acciones humanas estan tan ligadas a ámbitos utópicos del Ser en su mas incognoscible creencia. Lo cual supone que todo ha de dar frutos por la lucha sin tregua contra las pasiones desde las mas antojadizas a las mas serias. Ello es cuestión de conocimiento y auto conocimiento, en la vida uno se encuentra con tantas dificultades, las cuales hacen que racionalizemos el dolor (en algunos casos) que lo sintamos como algo propio, como algo que es la constutividad misma del ser vital.
    Esta inteligencia vital no se da en todos los individuos, esto viene mas bien de una especie de autoposesión intrinseca a la vida mental. Esto tiende a una adaptación de una manera precisa a las situaciones en las que nos vamos encontrando. Por eso mismo es que las sociedades se rigen por normas que algunas se diluyen en un comportamiento ineficaz el aprehender es algo propio de los seres humanos, no así de los animales, los cuales estamos siempre pendientes de las correcciones que nos infringe la sociedad, aún cuando esta se comporte injustamente con el individuo.
    El crecimiento mismo de la persona es algo que va en pos del conocimiento de la realidad y de los sentimientos y afecciones y esto hace que se entre en la conciencia de una manera precisa, es decir en la Historia. Casi siempre concordamos en que la sociedad nos pide, esto no signífica que debamos abandonarnos a ella, ya que esta es fiel en el castigar (Focault) y si de algo hemos de estar seguro este ha de ser implacable. Es la eterna lucha por la socialización (Durkheim) algo que nos lleva a la injusticia de que no todos pensamos igual, que el ser humano es un microcosmos.
    De alguna manera esta socialización nos entra. Pero a veces esta contra las mas elementales reglas de convivencia. El futuro y la fe en el es el que muchas veces nos hace sostenernos por medio de la espera o esperanza, o lo que antes habíamos llamado la utopia. Todo ser humano anhela mejorar, este es capaz de soñar y no dejarse llevar por la marejada estupida con la que nos atiborra la sociedad consumista de masas.
    En un país como el nuestro donde existe tanta pobreza, el calamitoso fango del dejarse llevar acaba por destruirnos sistemáticamente. SI logramos una sociedad mas justa ojala sea por el cambio desde las raices del sistema mismo que nos somete. La estupidez y las condiciones de vida deplorables son el combustible de esta sociedad injusta. Solo actuando de uan manera en que la consecuencia de nuestros actos contra la realidad impuesta lograremos salir adelante de este orden económico-social mundial injusto.
    Esto no se puede hacer si no hacemos un esfuerzo personal y colectivo. De nada sirve que los políticos y analistas hablen tanto si no logramos que se viabilice todo ese esfuerzo mediante un disciplinamiento social. En este país tenemos el defecto que cada quien hala agua para su propio molino, donde todo mundo hace lo que quiere sin respetar a los demás. La historia misma ira desvaneciendo esas costumbres atávicas, y de esa forma constituirse en una sociedad mas educada, desarrollada moderna. Es cuestión de dirigir bien el manejo del Estado y la economía con políticas públicas adecuadas para salir de este estado semi-salvaje, con un caos y relajo que parece gustarnos.
    Esto ahuyenta la capacidad espiritual y solidaria para ganarnos el sustento de manera honrada y honorable, estamos tan acostumbrados a la matoneria, a insultar, a la violencia y a andar a la defensiva que todas las ciudades de nuestro tercermundista país viven en una situación calmitosa de subdesarrollo. Hay que reflexionar, ya llevamos bastante tiempo de historía como naciones en nuestro país y en la región y no le hacemos frente a las tareas mas urgentes, no es posible que un grupito de oligarcas nos mantenga siempre sometidos. No logramos desarrollarnos y hacer estas sociedades mas justas y equitativas, pero sobre todo nos estamos convirtiendo en un país invivible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.