Porque sufrimos maldesarrollo

Los salvadoreños somos muy pocos para el pensamiento especulativo y para las ciencias mismas, es que tenemos una actitud muy mercantilista de lo que es la comunidad.

Aquí siempre se impone el mas fuerte y a eso le llamamos viveza, es decir que somos muy vivos, muy prontos al seguirle o a salir adelante de los que con nosotros conviven.

Y eso precisamente  lo que nos mantiene en un estado de postración económica y política, no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta de lo mal que hace esa actitud hacia nuestro avance por senderos mejores o lo que en otra forma sería el salir del subdesarrollo y entrar por un camino mas virtuoso de desarrollo económico y en otras áreas.

Solo servimos para los trabajos de burros, tal como lo han demostrado nuestros compatriotas en lo interno y en el exterior, pero cuando se trata de pensar, eso se lo dejamos a otros, a los países mas desarrollados. No producimos por nuestra propia cuenta nuestro propio pensamiento, y  nuestra propia ciencia.

Eso es casi decir que solo vivimos copiando y tratando la forma de sobrevivir, es que acaso por ser un país con tan pocos recursos naturales estaremos condenados para siempre a vivir en la pobreza.

La realidad nos ha enseñado que otros países pequeños y con menos recursos han salido adelante y tienen un buen nivel de vida. Es cuestión de perspectivas.

La realidad es que en este país todo se va en consumo. Los grandes capitalistas tienen un poco de culpa, pero no la tienen toda también el pueblo no es capaz de salir de esa mentalidad subdesarrollada o maldesarrollada que esta mas que todo en nuestras mentes.

En cierta ocasión escuche las palabras de un obispo salvadoreño, que un Eurpeo le había dicho que no existe un rico mas torpe que el Latinoamericano y esas palabras son muy ciertas siempre vivimos peleándonos entre nosotros mismos por ver quien se lleva la mejor tajada del pastel y la verdad es que en lo interno no se la lleva nadie a no ser migajas, porque la mayor parte se la llevan los países desarrollados.

Los que si tienen una mentalidad mas acorde con la realidad del sistema en que vivimos en todo el mundo. La realidad por si misma se impone y es la que va dando de si.

Por lo que podría afirmar que no solamente es la capacitación y el dinamismo de la posibilitación que se nos da con la educación e instrucción la que hace que el país y en general la región centroamericana no salga adelante, también esta, que no pensamos en que todos nos necesitamos y que lo que tenemos es como una gallinita de huevos de oro, a la cual siempre estamos matando.

Se podría pensar que en realidad aquí a pocos les gusta el estudio y hay un poco de razón en ello, porque en realidad nos gusta lo fácil. Si tuviéramos otro tipo de estructuración social ya todos nuestros profesionales desempleados tendrían trabajo decente y no tuvieran que irse del país al que tanto le ha costado la formación de estos profesionales.

No soy sociólogo así es que poco conozco de la estructuración social, pero basta dar una mirada y ver que el desarrollo todavía es algo lejano. El salvadoreño tiene una especie de mentalidad de servidumbre y de vivaracho lo cual dificulta que pensemos mas claro, con objetivos mas claros.

Esa especie de servilismo de nuestros políticos, hace en parte que la tarea del desarrollo sea una especie de tarea Sisifo, es como estrale dándole vueltas a un asunto sin poder salir de el.

Por nuestra propia sobrevivencia es necesario que pensemos y actuemos de una manera distinta. Ahora que ya esta la izquierda en el poder la hemos descalificado pidiendo a gritos que vuelvan a gobernar los ricos, que con ellos estábamos mejor. Eso si es una verdadera muestra de nuestra falta de visión de la Estructura de la Historia. 

Be Sociable, Share!

5 comments for “Porque sufrimos maldesarrollo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.