Por limpiarse el lodo, se hundió más en él.

Oooops!

Cuando solo faltaba un día para la siguiente sesión Plenaria de la Asamblea Legislativa, después de la aprobación del tristemente célebre decreto 743, ARENA cambió de opinión. Decidieron solicitar la derogación de dicho decreto. El argumento fue que habían votado sobre la base de información equivocada e inexacta. Además reconocieron el grave deterioro a la institucionalidad democrática que se ha ocasionado con la vigencia de ese decreto.

Equivocarse es de humanos y corregir es de sabios, nos recuerda el dicho popular. En este sentido es necesario entender que la decisión de ARENA de retirar el apoyo al mencionado decreto es positiva. Pero no podemos dejar de evaluar la situación.

Hay cosas que deberían ser el ABC del conocimiento general de cualquiera que pretenda ser  político. Una de estas cosas es que la Sala de lo Constitucional, en el caso de las resoluciones de inconstitucionalidad solo puede fallar a petición de parte. Por ello, tomar una decisión sobre la base que había una amenaza  de sentencias de las cuales no habían recursos en estudio es un error imperdonable. Esto demuestra que los partidos creen la información que reciben dependiendo de la confianza que les merezcan sus fuentes y no sobre la base del análisis y la comprobación de la misma.

¿Cuántas decisiones importantes se han tomado sobre la base de información falsa? La decisión de dolarizar la economía salvadoreña se tomó sobre la base de supuestos que no contemplaban la crisis económica mundial que ahora padecemos.

El viraje de ARENA también desnudó las falacias  del discurso inicial de los partidos votantes cuando intentaron justificar el decreto. Ellos dijeron que este decreto no tenía dedicatoria, que era para homologar la votación de todas las Salas de la CSJ, que su transitoriedad era para abrir un período de prueba. ARENA cuando explicó las razones de su nueva posición dejó clarísimo que el decreto tenía dedicatoria. Ellos pretendían frenar una supuesta sentencia de inconstitucionalidad de la ley de Reconciliación (amnistía), tal como lo dijo el ex Presidente Félix Cristiani.

Quedó claro lo que ya se sospechaba, que la amenaza y el chantaje estaban detrás de este decreto. Por ello ARENA debe revisar sus fuentes de información para evitar volver a hacer el ridículo. No se puede confiar en informantes interesados o en mercaderes que venden información a cambio de unos dólares. Menos se puede confiar en información “fidedigna” que viene de otro partido.

Este cambio en ARENA también demuestra cual es su visión del Estado Constitucional de Derecho. La institucionalidad es buena cuando nos favorece y es mala cuando nos afecta. Cuando algo nos favorece lo apoyamos y cuando nos desfavorece se anula o se elimina independientemente de lo que diga la Constitución de la República. Cuando ARENA votó a favor de este decreto no pensaron en el grave daño que le causaban a la democracia, en el peligro en que ponían la institucionalidad constitucional, no vieron el grave conflicto entre Órganos del Estado que esto provocaría. Solo vieron que si se declaraba inconstitucional la mal llamada ley de amnistía, el Presidente de su partido podría ir a la cárcel.

Esta visión no es exclusiva de ARENA ni de la derecha, pareciera que se ha convertido en un fenómeno trans ideológico del cual participa hasta el mismo FMLN, de este tema espero tener tiempo para comentarlo un día de estos.

Ahora ARENA enfrenta fuertes críticas dentro de sus mismas filas. Retroceder era necesario después que sus tanques pensantes y sus financistas criticaron la primera decisión. Pero la forma en que dieron marcha atrás también les genera agrios comentarios de los que creen que la institucionalidad y la constitución deben respetarse, que el clima de negocios e inversiones se afecta con estas decisiones alocadas. No sería raro que esta situación inicie una coyuntura interna en ese partido que los lleve a evaluar a fondo su rol opositor y su papel en el futuro.

Por hoy, las derechas no tienen otro instrumento político para acceder a poder por la vía electoral que no sea ARENA. El PCN y el PDC les sirven para la correlación legislativa pero no para conquistar el Ejecutivo. A menos de nueve meses de la próxima elección y a menos de tres años de la presidencial, pareciera que no tienen opciones. Por ello ven con preocupación los bandazos y las torpezas de la actual dirección partidaria.

No sería raro que en ARENA se inicie un proceso de auto crítica (Que por cierto, es un término de connotación Marxista) que evalúe su rol opositor. Hay muchas voces en la derecha que expresan preocupación por el rol errático de la oposición arenera, por la forma en que ha enfrentado la crisis interna que le condujo a la división, hay críticas sobre la capacidad de su dirección y el papel de Félix Cristiani.

Todo indica que esta coyuntura del Decreto 743, que todavía sigue siendo ley vigente, aunque algunos le auguran pocos días de vida (Dios los oiga), todavía tiene escondidas algunas sorpresas más.

Ayutuxtepeque, domingo, 12 de junio de 2011.

Be Sociable, Share!

4 comments for “Por limpiarse el lodo, se hundió más en él.

  1. Samuel Arias
    12/06/2011 at 4:00 pm

    No sé si es por ignorancia o por malicia que los medios de comunicación confunden la “LEY DE RECONCILIACIÓN NACIONAL” (Decreto Legislativo No. 147, del 23 de enero de 1992, publicado en el Diario Oficial No. 14, Tomo No. 314, del 23 de enero de 1992) con la “LEY DE AMNISTÍA GENERAL PARA LA CONSOLIDACIÓN DE LA PAZ” (Decreto Legislativo Nº 486, del 20 de marzo de 1993, publicado en el Diario Oficial Nº 56, Tomo 318, del 22 de marzo de 1993), haciendo de ambas normativas una sola.

    La “Ley de Reconciliación Nacional” concedía amnistía a favor a todos combatientes del conflicto armado (Art. 1), lo cual incluía tanto a los miembros de la Fuerza Armada, aunque no los mencionaba expresamente (Art. 2), como a los del FMLN (Arts. 3, 4 y 5), exceptuando a las personas señaladas en el informe de la Comisión de la Verdad (Art. 6), en donde se acusaba a integrantes de ambos bandos de cometer graves violaciones a los derechos humanos. De esta manera, era claro que la mayoría de los antiguos combatientes de ambos bandos de la guerra civil nunca serían juzgados por sus delitos, por atroces que éstos fueran. Pero la “Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz”, en su Art. 1, amplió los efectos de la amnistía a las personas comprendidas en el Art. 6 de la Ley de Reconciliación Nacional, contraviniendo así el compromiso plasmado en los Acuerdos de Paz de cumplir con las recomendaciones de la Comisión de la Verdad encaminadas a la superación de la impunidad.

    La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, por su parte, en sentencia definitiva pronunciada a las once horas del día veintiséis de septiembre de dos mil en el proceso de inconstitucionalidad con referencia número 24-97/21-98, declaró que no existen las infracciones constitucionales alegadas por los ciudadanos demandantes contra la “Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz”, y por tanto, la referida normativa en cuestión sigue vigente al día de hoy.

    Y con respecto a la idea de la supuesta anulación de la dolarización, la cual ha sido denunciada a los cuatro vientos por ARENA y sus secuaces, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ya se pronunció sobre este tema en sentencia definitiva pronunciada a las nueve horas del día trece de noviembre de dos mil uno en el proceso de inconstitucionalidad con referencia número 41-2000/2-2001/3-2001/4-2001, en donde declaró que no existían las inconstitucionalidades alegadas por los demandantes contra la LEY DE INTEGRACIÓN MONETARIA (Decreto Legislativo Nº 201, del 30 de noviembre de 2000, publicado en el Diario Oficial No. 241, Tomo No. 349, del 22 de diciembre de 2000), por la que dicha normativa también sigue vigente en la actualidad.

    Así pues, yo me pregunto a qué está jugando ARENA. ¿O acaso los asesores jurídicos de ese partido político desconocen está información? ¿O no quisieron compartirla con el señor Cristiani para que hiciera el ridículo ante el país entero con declaraciones de arrepentimiento de lo que sus diputados aprobaron en la Asamblea Legislativa? ¿Qué pretendían ARENA y sus amigos del PCN, PDC y GANA con bloquear el trabajo de la actual Sala de lo Constitucional? ¿Y qué buscan ahora los dirigentes de ARENA con esa declaración pública de retractación al atentado que han cometido contra la independencia judicial? Sólo ellos lo saben.

  2. 12/06/2011 at 10:44 pm

    Don Samuel Arias:
    Gracias por su aclaración sobre los dos decretos, la cual es correcta y pertinente.
    También agradesco la explicación sobre los recursos que se presentaron e su momento, la cual enriquece el comentario.
    También decirle que comparto sus interrogantes finales.
    Gracias.
    JUan J Martel.

    • Don Juan
      18/06/2011 at 6:01 am

      Muy buena manera de presentarlo, usted me acaba de enseñarme mas porque yo si no sabia la diferencia de los decretos-
      cito al autor:
      «La institucionalidad es buena cuando nos favorece y es mala cuando nos afecta. Cuando algo nos favorece lo apoyamos y cuando nos desfavorece se anula o se elimina »

      Y para JJMAR yo si pienso que la Democracia es el sistema menos perverso que existe, pero si un Hitler llega al poder por la via Democratica, estaria de acuerdo en anular o eliminar la Democracia.

  3. Ramiro
    13/06/2011 at 11:14 am

    Después del «arrepentimiento» de ARENA, que no es tal, y mas bien se dá porque «no hay moros en la costa», yá surgieron los articulistas hablando de «la valentía de ARENA por saber rectificar, por ser valientes, por tomar decisiones en favor de la gobernabilidad, etc.»
    «Ahora la decisión de darle vuelta al decreto 743 está en manos del FMLN» mencionan. ¡Qué chiche!. Mientras ARENA sale en caballo blanco, ahora los villanos son los otros. Lamentablemente, y ayudados por la mayoría de medios tendenciosos, logran sus propósitos, y enseguida estos medios salen a entrevistar a la gente para saber «lo que piensa». Como es lógico, muchos de los entrevistados que a la legua se nota que ni siquiera entienden de lo que les están hablando, empiezan a mezclar «el alto costo de la vida, el subsidio al gas y las pupusas caras».
    Y por el otro lado están los «intelectuales». (Los que atizan el fuego, diría yó). Son los que tratan de confundir a la gente, aunque con intención, y que hablan de albadólares, de Chávez, del «peligro» que representa el FMLN, del «desastre» de 2 años de gobierno, etc.
    Lo que sería lamentable es que los magistrados de la Sala de lo Constitucional, se dejaran «manosear» por políticos que solo defienden sus intereses. «…es que todos deben poner de su parte…, es que en aras de la gobernabilidad…es que se están entrometiendo en asuntos políticos…,es que…» son las quejas de los políticos,
    Aunque no nos guste, y aunque estamos casi seguros que sería un «desmadre» volver al colón, si la Sala de lo Constitucional analiza y determina que la «Ley de Integración Monetaria» es inconstitucional, pues…aunque «el mundo se les venga encima» tienen que tomar una resolución. Si revisamos dicha ley nos daremos cuenta que iban a circular las dos monedas, sin embargo, vaya usted con un billete de cien colones al súper y se dará cuenta que lo verán con ojos extraños y no se lo agarrarán.
    Lo peligroso sería que la CSJ se deje «chantajear» con el pretexto de que con sus decisiones NO ESTÁN CONTRIBUYENDO A LA GOBERNABILIDAD. En ese caso, sí, perderían todo el respeto y la admiración que se han ganado en los últimos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.