PCN y PDC, muerte y resurrección.

tumbapcnpdc

En 1997 el PDC obtuvo una bajísima votación para diputados, que legalmente, lo condenaba a su desaparición, no obstante la Asamblea Legislativa en un gesto “humanitario” decretó que continuara con vida, y vivió hasta el 2004, siete años despues, cuando nuevamente debido a bajísima votación, el PDC, pero esta vez acompañado del PCN y el CDU quedaron nuevamente marcados para su eliminación.

Sin embargo con la pequeña ayuda de sus amigos en la Asamblea Legislativa y utilizando a todo el bloque de derecha, PDC y PCN no entraron al inframundo mientras que, dejaron al CDU cruzando íngrimo el Estigia en las amorosas manos del Caronte que lo llevó por buen camino a su destino fatal, pero meses mas tarde reencarnó, sin una letra en Cambio Democrático (CD) entrando nuevamente en el ruedo político, con la espada de damocles pendiendo siempre sobre su cabeza.

Transcurrieron otros 7 años y como regalo de pascuas, los llamados 4 Fantásticos, es decir los magistrados de la sala de lo constituyente de lo constitucional, revisaron el decreto de resurrección del 2004 y lo declararon inconstitucional, “ordenándole” al Tribunal Supreo Electoral que decrete como interfectos de una vez por todas a dichos “Zombies” que se niegan a cruzar las aguas del Estigia político.

De todas maneras regresarán sin una letra o con una letra mas según el gusto de ellos, mientras hacemos una solidaria y fuerte campaña para no dar la firma por semejantes aberraciones políticas.

Por el momento disfrutemos de la idea de un El Salvador sin PCN y sin PDC.

Ahhhh! que bien se siente.

Be Sociable, Share!

4 comments for “PCN y PDC, muerte y resurrección.

  1. raul fuentes
    03/05/2011 at 4:03 am

    Creo que el fin de un sistema político multipartidista no es lo mejor y que el país avance hacia un bipartidismo traeria mucho daño en las instituciones democráticas, asi nos lo ha enseñado la historia reciente de la democracia en el país. Esperemos a que todas las fuerzas políticas se fortalezcan para que así puedan representar los intereses mas diversos de la nación y sus fuerzas vivas. No es por nada que tenga que ver con intereses políticos o económicos, pero no me imagino al FMLN y a ARENA dominando todo el sistema político y todo el espectro político. Es mas hasta me pareceria bien que se formaran nuevas alianzas políticas, por el bien de un sistema político mas democratico, es decir mas justo. El sistema político en El Salvador esta viciado y si lo llevamos a mayores niveles de confrontación entre las fuerzas políticas fundamentales o sistemicas, esto no crearia sino mas conflicto. Es necesario que no se pongan los intereses fundamentales de la nación en personas de una destacada proyección retrograda y clasista. Queremos avanzar hacia la democracia, pues entonces dejemos que la población organizada y no organizada se exprese libremente.

  2. Rafa
    03/05/2011 at 8:56 am

    La existencia de partidos tan nefastos como el PCN y el PDC, debe llegar a su fin. Realmente han sido partidos sin ninguna trascendencia política en los últimos años, y mas bien, han servido para generar un tremendo desprestigio en la Asamblea Legislativa.
    Si nos remontamos a la historia, veremos cómo el PCN fue protagonista de escandalosos fraudes electorales, persecución politica a sus adversarios y causante directo de la guerra que durante doce años desangró a este país.
    Por parte del PDC, ha sido después de Duarte un refugio de oportunistas y gangueros llegando por fin a «caer en las garras» del mas nefasto de todos: Rodolfo Parker, quien descaradamente se vendió a intereses económicos poderosos y quien se ufana de ser «el mas rabioso anticomunista que esta tierra ha parido». A la legua se nota que Parker ni siquiera conoce la filosofía y doctrina de la Democracia Cristiana o Social Democracia en el mundo. Nada pierde y mucho gana el pais sacando del tinglado político a estos «chupacabra» aunque sea por unos meses, dado que pueden volver a inscribirse. Por lo menos, quedan desprestigiados, y ya eso es bastante.

  3. Paco
    03/05/2011 at 12:25 pm

    Sólo permítame hacer una aclaración, don Hunnapuh: El nombre correcto del tribunal no es «Sala de lo Constituyente», sino «SALA DE LO CONSTITUCIONAL».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.