ORDENAMIENTO ¿sin empleo FORMAL?

Estimados les comparto un artículo que escribí hace meses pero que vuelve a quedar como anillo al dedo, en el contexto de reordenamiento capitalino porque en El Salvador vivimos un eterno Déjà Vu.
Saludos fraternos!

«Desde que tengo capacidad de registro en mi memoria política, todos los consejos municipales, particularmente los capitalinos: añoran ordenar el comercio informal y transformar el relajo en un centro histórico seguro, transitable, fotogénico y por supuesto, rentable, lo más parecido posible al centro parisino con su romántica vida en rosa.

Pero lo cierto, es que ninguno lo ha logrado. Por hoy, lo más lejos que han llegado es a estirar un curtido relajo como si fuera el queso de una pupusa caliente. Y todo porque REUBICACIÓN no significa lo mismo para las autoridades que para los vendedores informales».
Leer artículo completo en CONTRAPUNTO
Be Sociable, Share!

3 comments for “ORDENAMIENTO ¿sin empleo FORMAL?

  1. Juan D.
    25/10/2012 at 8:37 pm

    El eterno problema de si soluciono el problema económico antes del social o al revés, pero nunca juntos, aún en China lo han intentado sin éxito, porque para solucionar el problema social hay que tener fondos y ¿cómo se consiguen?.
    En los años 70s y 80s, Costa Rica se vio en una encrucijada similar, pero a menor escala, la solución fue el ordenamiento forzoso, de ventas y zonas marginales, y funcionó, la gente se acostumbró rápido al cambio de los lugares de ventas y a vivir fuera de quebradas y predios baldíos, nadie me lo contó, yo lo ví en el sitio.
    En nuestro país eso no funcionaría, primero porque no somos ticos y no estamos acostumbrados a ordenarnos ni a cumplir la ley, segundo, porque la mentalidad del salvadoreño es que la costumbre es ley, y tercero porque hay intereses de todo tipo que juegan porque esto fracase. Hacer lo contrario tampoco funcionaría, que es dejarlos que se desarrollen u ofrecer otras alternativas a los vendedores, y exactamente por las mismas razones.

  2. Rafael
    26/10/2012 at 9:25 am

    El tal «ordenamiento del centro» siempre ha sido una falacia. En realidad, lo que llamamos el «centro» ya no es el centro, bastaría con medir la distancia desde catedral hacia la terminal de oriente; hacerlo también desde el mismo punto hacia las faldas del volcán y veremos que las diferencias son enormes. El tal «centro» en realidad es la zona oriente de la capital. La fealdad del «centro» no la hacen sólamente las ventas informales; lo que sucede es que hay demasiadas construcciones viejas, demasiados postes y demasiados rótulos antiestéticos, incluso edificios dañados por los terremotos a punto de caer, pero estas cosas no son prioridad para los alcaldes y mucho menos para Quijano. La «visionaria» Empresa Privada debería de rescatar el centro poniéndose de acuerdo con el gobierno. El centro tiene mucho potencial para hacerlo «hermoso» ensanchando sus calles y avenidas; haciendo edificios de apartamentos hasta de 20 pisos para que la gente viva en la capital. En el centro nadie vive, es una zona «muerta» después de las 8 de la noche; los cientos de indigentes se aprestan a descansar; sus oscuras y tenebrosas calles se convierten en mingitorios; en otras palabras: El centro apesta.
    Corretear y garrotear vendedores no es solución. Siempre hemos comentado (y no es falta de respeto) que lo que hace Norman es igual a lo que hace alguien que tenga gallinas en un patio cercado, las espanta de aquí y se van para allá. Eso es trasladar el desorden de un lugar a otro.
    Si recorremos el «centro» nos daremos cuenta de que lo que se necesita es un poco de ordenamiento; hay muchas aceras con estructuras antiestéticas que nadie las ocupa porque los vendedores se han ido para otro lado; sin embargo, están encadenadas a postes o cualquier otra cosa; y es urgente retirarlas. Esto es lo que debe hacer Norman si fuera inteligente y no prepotente y arrogante.
    ¿Qué ha hecho realmente Norman con el retiro de vendedores de las zonas hospitalarias y el parque infantil?. Hacer mas grande el problema. Ahora las ventas están diseminadas por todos lados sin ningún control. La proliferación de carretillas es enorme. Si uno vé, se estacionan por ejemplo en la plaza Morazán durante todo el día. ¿Cuál es la diferencia respecto de una venta estacionaria? NINGUNA. El problema no es tan sencillo.

  3. 29/10/2012 at 9:16 am

    Juan completamente de acuerdo, muchas veces tras la intención de reordenamiento sin decir para qué ni para quién va un trassfondo de limpieza social. Eliminaron 970 comercios rentables, que les costo desarmarlos 200 mil dólares y sólo tienen 623 lugares disponibles para reubicarlos, elr esto esperara fondos de un reino amigo pero en quiebra. Mientras tanto en el resto del país abundan los edificios completos vacios que dicen se alquilan o se rentan lo mismo sucede en muchos microempresas que no han podido mantenerse. Hasta reactivar la zona rosa ha sido díficil no digamos reactivar el centro capitalino cuando no hay estructuras coloniales o valiosos tesoros que rescatar que no sea el Cafe La Bella Napolés o pollo al Carbon El Broiler. Como digo en el artpiculo solo terminaron expandiendo el comercio informal que recurrirá a los municipios vecinos o hacia el poniente de la capital como ha sido la tendencia al ver los alrededores de metrocentro. Gracias por leerme y disculpe la tardanza en mi respuesta pero estaba engripada. Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.