Los Testigos de Jehova y la cuestión ética de la sangre.

 Mantener solo una postura bíblica para negarse a recibir transfusión de sangre por parte de los Tj resulta insostenible como lo hemos denotado en el anterior artículo, por lo que si solo se basaran en ello quedarían ante la comunidad más bien como “talibanes” (en el sentido de fundamentalismo fanático) y como es de esperarse ante el sistema de salud entraría en conflicto suponiendo que el fin primordial de la medicina en general que es promover la salud y preservar la vida (dentro de los límites humanos posibles naturalmente) para ello, los jerarcas de Brooklyn se han blindado con toda una maraña de conceptos éticos- morales para desestimar cualquier imposición del sistema de salud para aplicarles apoyo transfusional.

En el folleto La cuestión de la sangre (1977) menciona:

“También, es digno de enfatizarse de nuevo que, aunque los testigos de Jehová no aceptan transfusiones de sangre, acogen tratamientos de alternativa que pudieran ayudar a mantenerlos vivos. Entonces, ¿por qué debería alguien insistir en cierta terapia que violara totalmente los principios de una persona y sus más profundas creencias religiosas, y hasta imponer esa terapia por fuerza?”

El principal aspecto ético en el que se basan para la negación del apoyo transfusional está orientado al derecho individual de decidir su propio destino, a no ser sometido a medidas coercitivas para recuperar su salud que contraríen sus creencias religiosas, siempre en el mismo documento expresan:

“Más apremiante no puede ser la necesidad de advertir contra el debilitar el derecho humano a la autodeterminación, incluso el del paciente,” (…) “Un otorgamiento de autoridad para que el médico emprenda un tratamiento que a él le parece correcto aunque esté en contra de la voluntad del paciente debe ser rechazado firmemente.”…

El catedrático Jimmy Washburn Calvo, en su artículo “Autonomía. ética aplicada y los testigos de Jehová” expresa:

“Al respecto de las decisiones que toman los Testigos de Jehová acerca de sus vidas, afirman que ninguna autoridad posee la potestad para sustituirlos. El peso moral de su posición les coloca por encima de los juicios médicos fundados en el conocimiento científico y consideran que la apelación a la autodeterminación del paciente es insoslayable para cualquier legislación en tanto se apoya en la libertad de conciencia.”

Como un paréntesis resulta interesante contrastar el punto de vista del Judaísmo ortodoxo con el fundamentalismo de los Tj, uno se preguntaría que piensan los Judíos siendo estos “el pueblo escogido de Dios” quienes recibieron  originalmente “los mandamiento divinos”, el Rabino Elliot Dorff (Medical Center’s Ethics Committee UCLA) menciona:

“Hay algunas presunciones muy diferentes en los dos sistemas jurídicos que conducen a resultados diferentes”, dice. “La ley americana va bastante lejos tratando de garantizar la autonomía del paciente. En el sistema judío, es su deber para salvar su vida”

“La perspectiva judía es mucho más comunitaria que la perspectiva estadounidense,” dice Dorff. “La perspectiva estadounidense es mucho más individualista. Desde la perspectiva comunitaria, la comunidad está obligada a asegurar que sus miembros reciban atención médica. (Traducción libre, ver: How Judaism differs in life-death issues)

A estas alturas uno podría preguntarse realmente que tan libre y consciente es una persona  sometida a un sistemático programa de alienación. Aldous Huxley  escribía: “La esencia de la coerción psicológica consiste en que aquellos que actúan bajo su efecto tienen la impresión de que están actuando por iniciativa propia. La víctima de la manipulación mental no sabe que es víctima. Las rejas de su prisión le son invisibles, y cree que es libre. El hecho de que no es libre, sólo es aparente para los demás. Su esclavitud es estrictamente objetiva.” (ver Control Mental ).

La realidad es que el Tj pedestre no basa sus creencias directamente de la Biblia, estas  son mediatizadas por un pequeño grupo de personas que se atribuyen el “conocimiento divino”. En el folleto grande “Los testigos de Jehová” (2000) dicen: “La dirección general está a cargo del Cuerpo Gobernante, que se encuentra en la sede mundial de la organización, en Brooklyn (Nueva York).”

En el folleto “Efectúan la voluntad de Dios” lo describe:

“El Cuerpo Gobernante está compuesto de un grupo de cristianos ungidos (13 en 1986), entre quienes hay siete que sirven en la junta administrativa de la Sociedad Watch Tower. Estos dirigen las actividades de los testigos de Jehová a nivel mundial.”

En el libro “Amor de Dios” (2008) lo  reafirman más claramente:

Jehová ha encargado el gobierno de la congregación cristiana a su Hijo (Colosenses 1:13). Jesús, a su vez, ha encomendado el cuidado de las necesidades espirituales del pueblo de Dios al “esclavo fiel y discreto” (Mateo 24:45-47). Y hay una junta directiva, el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová, que actúa en representación de ese “esclavo”.

 En el libro mencionado anteriormente plantean una cuestión curiosa con respecto a la fabilidad del cuerpo gobernante de los Tj  “Los ancianos y siervos ministeriales no son perfectos. Como todo el mundo, tienen sus faltas. Aun así, los ancianos son verdaderas “dádivas”, regalos de Jehová para que la congregación se mantenga espiritualmente fuerte”.

En la publicación “Efectúan la voluntad de Dios” (1986) expresan:

“…Estos hombres no son amos sobre la fe de otros, sino ministros que trabajan duro para que muchas personas más puedan aprender acerca de la Palabra de Dios.”

En diversas publicaciones de la Atalaya (voz oficial de los Tj) dejan establecido la imposibilidad de cualquier persona (no solo los miembros de  los testigos de jehová) pueden conocer sobre las “verdades eternas” si no es por medio de su mediación veamos un resumen de citas tomado de la página del Ministerio apologética e investigación cristiana:

  1. “Debemos comer y digerir y asimilar lo que está puesto delante de nosotros, sin rehusar las partes del alimento, así este no sea atractivo para nuestro gusto mental…Debemos seguir dócilmente a la organización teocrática del Señor y esperar más claridad, más que obstaculizar la primera mención de un pensamiento no agradable a nosotros y proceder sin discutir tonterías y sin hablar de nuestras críticas y opiniones como si estas fueran más valiosas que la provisión del alimento espiritual por parte del siervo. Los teocráticos apreciarán la organización visible del Señor y no serán tan tontos como para colocar sus propios razonamiento humanos y opiniones y sentimientos personales contra el canal de Jehová,” (El Atalaya, Febrero 1, 1952, páginas 79-80).
  2. “Debe esperarse que el Señor tendría un medio de comunicación para su pueblo en la tierra, y él ha mostrado claramente que la revista llamada El Atalaya es usada para ese propósito,” (1939 Anuario de los Testigos de Jehová, página 85).
  3. “Todos necesitamos ayuda para entender la Biblia, y no podemos encontrar la guía Escritural que necesitamos fuera de la organización el ‘siervo fiel y discreto,’” (El Atalaya, Febrero 15, 1981).
  4. “Todo aquel que quiera entender la Biblia apreciará que la “sabiduría grandemente diversificada de Dios” puede llegar a ser conocida sólo a través del canal de comunicación de Jehová, el siervo fiel y discreto,” (El Atalaya, Octubre 1, 1994, página 8).

Si nos hemos tomado la molestia de leer hasta cada una de las refenencias acá  veremos claramente que el Tj no basa sus creencias en la biblia, si no en la interpretación que su cuerpo de gobernantes (falibles) hacen de ella indicándoles lo que deben leer, lo que deben de pensar, como actuar, como vestirse, con quienes debe relacionarse, en fin obtienen de su “esclavo fiel” un control absoluto sobre su vida. La fabilidad del cuerpo de gobernantes es notoria tomando en cuenta las veces que han fracasado al establecer las fechas del fin del mundo, (que de por sí es todo un tema, baste con revisar estos link si le interesa: Profecías fracasadas de los testigos de Jehová, o este otro Los Testigos de Jehová y sus profecías fallidas ), solo como ejemplo veamos lo que escriben en el libro “vida eterna en libertad de los hijos de Dios” (1966 si lo desean descargar en pdf lo pueden hacer acá como un ejemplo de los libros que se les vuelven problemáticos por los disparates que publican):

“Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975 E.C.

De modo que seis mil años de la existencia del hombre en la Tierra pronto terminarán, sí, dentro de esta generación.”

 Volviendo a lo que nos interesa, ¿Cuándo comenzó la prohibición de la transfusión de la sangre por parte de los Tj?, tal como lo describen cualquiera imaginaria que desde siempre, sin embargo eso no es así, para los Tj fue prohibido recibir ese tipo de tratamiento a partir del 1° de julio de 1945 y por su puesto a través de la revista Golden Age (despertar en español, ver imagen de la página acá) durante la gestión de la presidencia de Nathan Homer Knorr, quien precedía dicha organización en esa época,  Charles Taze Russell el propio fundador de esa secta ni “el juez” Joseph Franklin Rutherford se dieron cuenta del tremendo pecado, sin embargo lo que si prohibieron fueron las vacunas “La vacunación no impidió nada y nunca lo hará , y es la práctica más brutal de una nación de otra manera civilizada.” (Traducción libre ver Golden Age (Despertad) 1921 Octubre 12 p.17,  “Consolation” (Despertad) , 31 de mayo de 1939) esta prohibición duró hasta diciembre de 1952. Los trasplantes de órganos fueron considerados “canibalismo” en la Despertad 8 Septiembre 1968, prohibición que se mantuvo hasta la  Atalaya de 1980 Marzo 15 p.31.

Al final uno terminaría por pensar “al que por su gusto muere…”, sin embargo no se puede ser tan insensible cuando el fanatismo lleva incluso a sacrificar a los niños, por suerte en la mayoría de los países, en los tribunales es donde generalmente pierden los Tj, en El Salvador cuando un niño de esa secta se ve enfrentado a esta situación, los médicos acuden donde un juez quien generalmente resuelve a favor de la vida, en la tercera parte abordaré la cuestión médica.

Referencias:

Wathtower library 2013

ExTj Desenmascarando a la Watchtower

http://jehovah.net.au/blood.html

http://www.editoriallapaz.org/Testigos%20de%20Jehova%20PF.htm

http://www.sindioses.org/examenreligiones/testigos2.html

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.