Los accidentes de tránsito un problema alarmante

 

accidente8

Cuando un conductor ebrio, enervado por estupefacientes o incluso solo intoxicado por su propia adrenalina, toma un vehículo y como decimos los salvadoreños “le mete la pata” al acelerador, se convierte en un criminal suicida en potencia, pues muchas veces termina matándose él mismo o dañándose junto a sus acompañantes que en el peor de los casos terminan sus días por causa de un idiota.

Los conductores de transporte público no respetan altos, semáforos, doble línea amarilla, derecho de paso, luces de cortesía, en fin no respetan ninguna de las reglas o leyes de tránsito y manejan sus unidades como si de elefantes se trataran.

Leemos las noticias de que ya tenemos 3 muertes diarias por accidentes de tráfico, es decir que en la estadística de muertes, los accidentes de tránsito ya son un elemento a considerar como causa de muerte en salvadoreños.

Hemos insistido hasta el cansancio de que para comenzar se deben endurecer las multas y penas por violaciones al tráfico, algunos de los energúmenos conductores, cuando los detienen por cometer una violación de tránsito, reniegan y vociferan que la policía mejor debería andar persiguiendo criminales.

Pues precisamente eso hacen los policías, al detenerlos están controlando a un potencial criminal que asesinará con o sin intención a otras personas manejando un vehículo en forma totalmente irresponsable, lo que convierte a este conductor en un auténtico criminal, que merece todo el peso de la ley.

Pero las leyes de tránsito no pesan nada y esto en buena medida hace que la gente abuse pues 57 dólares por pasarse un semáforo en Rojo no es gran cosa para algunos, pero si sería una verdadera fortuna si se tratara de impuestos por pagar.

Así de relativizada tenemos nuestra moral, nos enojamos si un policía nos detiene por cuestiones de tránsito, exigiendo que mejor se dediquen a la seguridad ciudadana, pero repito, eso es precisamente lo que hacen, evitar que un delincuente pueda cometer homicidio o daños físicos a otra persona en forma voluntaria o involuntaria.

Sigo insistiendo deberíamos tener una escala de multas mas o menos así:

Multas graves: De 500 dólares para arriba mas remisión de vehículo, suspensión de 3 meses del licencia y horas de trabajos comunitarios para recuperar la licencia.

Multas Semi graves: De 300 dólares, remisión de vehículo.

Multas leves: De 100 dólares para arriba.

Y totalmente prohibidos los indultos generales de multas que se aplicaban con vergonzosa periodicidad en el pasado, en el que perdonaban a propietarios de autobuses y microbuses, deudas de hasta decenas de miles.

Tal parece que nuestro pueblo no entiende por las buenas, de hecho ningún pueblo entiende así, así que la cultura se crea y construye al principio con garrote, ahí algunos andan pidiendo pena de muerte para los criminales homicidas y al manejar sin respetar las leyes de tránsito nos convertimos en criminales y potenciales homicidas pero ahí no queremos que nos toquen.

Tal parece que necesitamos que nos lleven 40 años al desierto bajo la ley del Talión para que regresemos convertidos en un pueblo no en la gusanera que actualmente somos, pero creo que basta con un poco de voluntad política para atornillar donde se debe.

¿Y usted que opina?

Be Sociable, Share!

1 comment for “Los accidentes de tránsito un problema alarmante

  1. Mau
    29/10/2012 at 1:40 pm

    Pues ya parece que quieren poner mas duas las penas, con las faltas Gravísimoas, Sepa que significa o cuales son, a 300 dólares pero no se si van a subir el monto de las otras multas, pues deberían.
    Además estan diciendo que van a dar 15 años de suspension de licencia a conductores temerarios.
    Me parece bien que se apruebe pero aún se quedan cortos con los montos de las multas. tod´vía no disuaden

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.