Leer más rápido, una tendencia tecnológica.

Normalmente leo rápido en comparación al promedio de mis amigos y conocidos, el uso constante de la pantalla de computadora me ha desarrollado un tipo de visión periférica que me permite identificar y procesar textos en forma rápida y eficiente, además el haber estado leyendo algún libro de cualquier género casi a diario todos estos años, me hizo desarrollar cierta velocidad en lectura comprensiva.

Nunca puse atención a los milagrosos métodos de lectura rápida que anuncian desde hace tiempo, porque realmente no me interesaban, puesto que considero que leo los textos con suficiente agilidad.

Pero las nuevas formas de lectura digital si han llamado mi atención, ya que se basan y plantean un concepto que resulta muy interesante de revisar y es el hecho de que en la lectura tradicional se pierde mucho tiempo moviendo los ojos de un lado a otro de la página para ir abarcando las palabras, esto lo trato de minimizar leyendo “por encima”, es decir abarcando frases en lugar de palabras, pero es bastante difícil mantener el ritmo y se pierden ideas en el proceso, sin embargo esta seudo técnica me ha servido mucho, cuando busco un texto específico entre las páginas de un libro.

La lectura digital y los libros electrónicos me han golpeado con fuerza, tengo una pequeña tablet en la que estoy leyendo ahora todas mis lecturas pendientes, mientras mis libros tradicionales de papel acumulan polvo en el mueble donde los guardo.

Leer en una tablet me gusta y no me molesta pues lo hago de noche con pantalla invertida (Letras blancas sobre fondo negro), sin embargo leer en un teléfono celular me parece infame dado que mi visión no es la misma que hace 30 años y cuando pongo texto de tamaño lo suficientemente grande para que no me sea difícil leer, la cantidad de palabras que caben en la pantalla es tan pequeña, que tengo que estar paginando con el dedo unas tres o cuatro veces por minuto.

Una de las mas innovadoras empresas en el aspecto de buscar tecnologías de lectura rápida ha sido SPRITZ, que es una empresa de Boston, EEEUU, enfocada en tecnologías de transmisión de texto (text streaming) y su integración con los medios de comunicación moderna, llámense teléfonos móviles, celulares, u otros dispositivos de pantalla pequeña, como serían Relojes inteligentes, dispositivos como ipods, mp4, y supongo que la reciente gama de “wareables” como Google Glass, etc.

Los fundadores de Spritz afirman que del tiempo total invertido en leer en la forma tradicional, apenas el 20% se usa en la pura lectura y comprensión de cada palabra, mientras que el 80% restante es tiempo perdido y consumido en mover los ojos”.

Spritz no es un programa ni una aplicación, mas bien es una tecnología, que se basa en la suposición documentada de que cada palabra tiene un OPR (Optimal Recognition Point), punto óptimo de reconocimiento, desde el cual podemos procesar y entender su significado.

OPR

El tiempo perdido moviendo los ojos al leer es para encontrar este punto, entonces la tecnología presenta el texto palabra por palabra, encuentra por nosotros ese punto y lo resalta en rojo, y un temporizador regulable en escalas fijas que permite acelerar o desacelerar la velocidad en que se despliegan las palabras para poder pasar de una lectura normal de 220 palabras por minuto a 330 o incluso en casos extremos hasta 700 palabras.


spritz Leyendo a 250 palabras por minuto


spritz2Leyendo a 250 palabras por minuto


Esto ha revolucionado la tecnología de lectura, y muchos desarrolladores se han inscrito en el programa de Spritz para incorporar la tecnología en sus aplicaciones de lectura, con lo que se ha desatado un mini boom de Apps enfocadas en este principio como las siguientes:

Velocity – Apple de Pago – Varios idiomas incluido español
Speed Reading Trainer – Android, iOS y plataformas web – incluido español. Gratis y versiones de pago
Acceleread – Apple Gratuita y de Pago – Varios idiomas no incluye español

Supongo que esta forma de mostrar los textos, a la larga, realmente va a cambiar la forma de leer, yo hice la prueba y alcance a entender un texto muy sencillo corriendo a 700 palabras por minuto, pero sé que un texto complicado ya sea técnico o literario a duras penas lo podré leer como máximo a 500 palabras por minutos, sin lograr captar todas las ideas.

Pero aún procesando a 350 palabras por minuto, esto representa un gran incremento en la velocidad y una disminución notable en el tiempo invertido en leer textos, pero dudo que resulte placentero, servirá para quien tiene por trabajo revisar largos informes, documentos, trabajos, etc. O para aquellos estudiantes que a veces tienen que leer libros o documentos en plazos muy cortos, es decir un tipo de lectura que no se hace por placer sino por necesidad.

Por el momento tengo instalado la aplicación, Velocity y estoy viendo como se integra con otras apps como Pocket, Instapaper o con la web, trataré de usarla pero tengo la certeza de que definitivamente no la usare para la lectura de novelas, para esto tengo mi tabletita con el sencillo pero utilísimo Aldiko.

 

 

Fuentes:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/05/140424_aplicaciones_apps_leer_rapido_spritz_velocity_acceleread_rg.shtml?ocid=socialflow_twitter

http://www.spritzinc.com/about/

http://www.maestrosdelweb.com/actualidad/spritz-software-para-leer-hasta-500-palabras-por-minuto-en-pequenas-pantallas/

http://www.huffingtonpost.com/2014/02/27/spritz-reading_n_4865756.html

Be Sociable, Share!

4 comments for “Leer más rápido, una tendencia tecnológica.

  1. raul fuentes
    06/05/2014 at 5:02 pm

    Con estos métodos de lectura se nos quita la capacidad de reflexión hemeneutica y de pensamiento. Realmente es una lastima que la tecnología no nos ayude a una mayor comprensión del universo, si no solo a adaptarnos a él.

  2. Juan D.
    07/05/2014 at 3:44 pm

    Esa tendencia ha sido por muchas décadas una forma de estudio de las mentes brillantes, John Kennedy leía al menos un libro por las noches, se dice que leía hasta 1200 palabras por minuto. En los años 60s se estudiaba esta técnica en la UES en la carrera de psicología, todavía tengo los libros que tenía mi papá.
    En la antigüedad esto era valioso ya que los libros eran escasos y los pocos que tenían acceso a ello los compartían por poco tiempo. Pero también sin esta técnica no se comprende como muchos sabios como Newton, Marx, Einstein y otros eruditos leyeran y comprendieran tan grandes cantidades de información.
    Todo esto se ha perdido.

  3. raul fuentes
    08/05/2014 at 3:43 pm

    Revisando un poco en ciertos filosofos encontramos la famosa frase de Hegel sobre lo racional y lo real: “Todo lo racional es real y todo lo real es racional”, esto tiene cierta resonancias pos-kantianas en el sentido del conocimiento de la universalidad y totalidad. Esto implica que un sistema filosófico o la teoría misma en cuanto mas abarcadora de la realidad es mas exacta. Esto es en cuanto mas totalizante mas coincide con la realidad. Esto se explica porque: una teoría en cuanto mas muestre su capacidad de explicación y comprensión, mas da pautas adecuadas para nuestra praxis. Ahí se encuentra el origen de todo conocimiento. Cuanto mas se parte del supuesto de que es la vida misma en todas sus formas la que está en juego, es cuando mas afloran, por decirlo de alguna manera, la capacidad de adaptación y de comprensión de esa totalidad que es el universo y de la infima particula que a cada uno nos toca habitar. Aqui estaría de acuerdo con Juan D. el sentido de totalidad es algo que se ha perdido. No solo en los pensadores y eruditos, si no en toda la humanidad.

  4. carlos
    09/05/2014 at 8:31 am

    O sea, las nuevas tecnologías son más formas de hacernos más pendejos a toda velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.