Las próximas elecciones podrían estar en riesgo de salir mal

Estamos a cinco meses y pocos días del próximo evento electoral de alcaldes y diputados. Estamos ante Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que tomaron posesión el primero de agosto recién pasado, es decir, hace un poco menos de dos meses. Estamos ante un sensible retraso de la entrega de los recursos presupuestarios por parte del Ministerio de Hacienda para llevar adelante el evento electoral. Si a lo anterior agregamos las denuncias públicas de despilfarro hechas por el actual Presidente del TSE, podríamos estar ante una situación que se vuelve delicada en las cercanías de un evento electoral.

El primero de septiembre se cerró el registro electoral para los ciudadanos. Esto significa que ya nadie puede inscribirse en él. Decenas de miles de salvadoreños que nunca han sacado el DUI no podrán votar aunque vayan a los DUICENTROS y les extienda el documento de identidad (DUI). Tendrán DUI pero no estarán en los padrones electorales de la próxima elección.

Igual suerte corrieron los jóvenes que cumplirán 18 años entre el cierre del registro y un día antes de las elecciones. Ellos no supieron que tenían la oportunidad de inscribirse en los DUICENTROS y dejar anticipadamente sus datos para que los incorporaran y poder votar. Simplemente no había recursos para una campaña de publicidad que hubiese sido positiva. Muchos salvadoreños se enteraron del cierre del registro hasta un día después, en que los medios de comunicación destacaron en sus noticias el cierre del mismo.

Muchos salvadoreños no tienen interés en el proceso electoral, es obvio que la publicidad no los hubiese movido, pero también hay muchos que no podrán participar porque no se les avisó. La obligación del Estado es informar adecuadamente a la ciudadanía de los asuntos importantes, son los ciudadanos quienes deciden cómo actuar ante la información que se les proporciona.

Según el Calendario Electoral, el 16 de septiembre recién pasado comenzó la fase de consulta ciudadana para que estos puedan corroborar sus datos en el registro y garantizar que están correctos y acordes con su DUI. Tampoco hay una campaña mediática para informarles. Esta fase ha comenzado con retraso de al menos una semana, pues es hasta hace pocos días que se estaban trasladando los materiales electorales para instalar los kioscos de consulta. Según el calendario electoral la consulta termina el 15 de octubre próximo, es decir solo hay un mes para que más de cinco millones de salvadoreños puedan revisar sus datos y de ser necesario, solicitar las correcciones evidentes al padrón tal y como lo manda el Código Electoral.

No se sabe si se organizarán brigadas para visitar los barrios, colonias, cantones y caseríos para ofrecer este servicio de consulta cerca de los lugares de vivienda de los votantes. Hasta la fecha no ha sido entregado el padrón en físico a los partidos políticos para que colaboren en esta labor, tal como lo manda la ley. Todo esto por falta de recursos económicos, pues el presupuesto de elecciones, aunque ya fue aprobado por la Asamblea Legislativa, todavía no ha comenzado los primeros desembolsos.

Es positivo que el Magistrado presidente del TSE haya denunciado públicamente los despilfarros que ha encontrado. Es necesario que no solo se quede en “bulla” y se inicien las investigaciones y auditorías de los organismos pertinentes del Estado. Pero también hay que trabajar en la organización del evento electoral.

No me canso de repetir que las elecciones son la operación logística más grande que tiene un país con democracia formal en tiempos de paz. Por ello no se puede improvisar. Una elección que salga mal puede ocasionar un grave daño al país. El SITRAMS puede retrasarse y no causa un desastre nacional como lo puede generar una elección mal organizada. Basta con recordar cómo después de la segunda vuelta en las pasadas elecciones presidenciales, debido al estrecho margen de votos entre ganador y perdedor, el país estuvo en un momento muy delicado y tenso.

Después de las elecciones del primero de marzo del próximo año, vendrá un período de tres años sin elecciones. Este tiempo debe ser utilizado para corregir los errores detectados y comprobados. El TSE necesita una reingeniería a fondo de sus estructuras y de su funcionamiento, pero en este momento, en que se está al borde de una elección, la prioridad es sacar esta adelante.

Ayutuxtepeque, miércoles, 24 de septiembre de 2014.

Be Sociable, Share!

2 comments for “Las próximas elecciones podrían estar en riesgo de salir mal

  1. Rafael
    25/09/2014 at 10:52 am

    El TSE debería de funcionar como institución; ya no se vale que cada vez que se cambia magistrados, éstos lleguen a improvisar o a “sacarle los trapos al sol” a los que salen.
    Siempre he pensado que deberíamos de tener elecciones conjuntas cada cinco años, tanto para presidente, vicepresidentes, diputados al Parlacen y Asamblea y concejos municipales. Es que no nos hemos bajado de un macho, cuando ya estamos encaramados en el otro.
    Si es que parece que “toda la vida” estamos en elecciones; mas considerando, que los candidatos y partidos no respetan el plazo señalado para dicha propaganda.
    Lo que si hay que señalar es que, por mas información que dé el TSE para que la gente saque su DUI, es por demás. Tenemos la costumbre de dejar todo para última hora: para renovar licencia, para matricular vehículos, para pagar impuestos. Si la gente actuara en la misma forma como cuando van a hacer cola para comprar las donas al 2 x 1; la cosa sería diferente.
    Nadie en su sano juicio va a creer que los expendedores del DUI van a atender a los miles de personas que se aglomeran el último día hábil para sacar el documento. Eso es imposible, no existe la logística para eso.
    De eso se aprovechan los medios tendenciosos y politiqueros para “sacarle gallos” al sistema.
    Después vienen los diputados en la Asamblea, pidiendo que se extienda un mes mas el plazo para sacar el DUI, lo conceden y volvemos al círculo vicioso de que, de nuevo, los interesados esperan el último día de ese nuevo plazo. De nuevo las aglomeraciones; de nuevo las quejas y de nuevo los “periodistas” oyendo las quejas de la gente. Y así, ¡Cómo!
    Es que vivimos en el país del queso duro-blandito y de la calle sexta-décima.
    ¿Y cuándo putas no estaremos en elecciones?. Después vendrán las de 2018, luego 2019, después 2021 y otra vez 2024 que coincidirán presidenciales, diputados y alcaldes. y que es tanta la estupidez del TSE que ni tan siquiera en ese caso las hace en una misma elección.
    Es que parece que nos sobra el dinero.

  2. Juan D.
    26/09/2014 at 12:15 am

    Algunos dirían que las elecciones son la manera de involucrar al pueblo a las decisiones, por eso en países más avanzados hay elecciones a cada rato. Lo que cuestan, en comparación de muchos otros despilfarros en el gobierno como que no es mucho.
    Mejor deberíamos preguntarnos, ¿a quién le conviene realmente que las elecciones salgan mal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.