La realidad, el periodismo y las redes sociales.

Hace algún tiempo escribía algo sobre la realidad uno de mis primeros escritos en el antiguo blog, (tema que lo explica mejor nuestro compañero de página Francisco) , la idea es que nuestro cerebro posee la capacidad de reflejar la realidad por medio de los órganos de los sentidos, sin embargo estas imágenes del mundo exterior no nos llega de manera directa, por el contrario están mediatizadas por diversos filtros: nuestras capacidades fisiológicas, nuestras vivencias, formación educativa, creencias, actitudes, prejuicios, la ideología y en fin un larguísimo etc. Lo que hace que la percepción de la realidad resulte muy particular para cada uno de nosotros.

Por ello la realidad no se nos presenta de manera directa en su esencia, sino de manera fenoménica, el fenómeno es lo inmediato que nos muestra la realidad pero a la vez la oculta, si uno se queda con lo inmediato se tiene una visión parcializada de la realidad, la imagen de un mundo fenoménico, en otras palabras una visión estrecha limitada que nos lleva a una praxis fetichizada.

Un ejemplo de esa visión es la mal llamada guerra del futbol cuando Hondura y El Salvador se enfrascaron en una contienda a finales de 1969. El afamado escritor y divulgador científico Carl Sagan hizo mención en su último libro Miles de Millones:

En 1969, después de tres encarnizados partidos de fútbol, carros de combate de El Salvador cruzaron la frontera de Honduras y bombarderos de aquel país atacaron puertos y bases militares de éste. En esta «guerra del fútbol», las bajas se contaron por millares.” (Carl Sagan)

En el libro hace una relación entre el deporte y la actitud agresiva de los fans en los deportes, sin embargo al tomar este hecho en particular se queda totalmente corto en cuanto a toda la situación política, económica, histórica, socio-política, geo-política, histórica que implicó el inicio de esta contienda.

Esto implica que para llegar al fondo de las cosas habrá que hacer una tenaz actividad indagatoria, pero el cerebro funciona por la ley del menor esfuerzo, eso quiere decir que nuestro centro de la consciencia realiza un enorme gasto energético para su actividad diaria y no solo ocupamos el 10 % del mismo como suponen algunos, por lo que encéfalo toma muchos atajos, los procesos mentales tienden deslizarse por los mismos caminos conocidos como forma de conservar energía. aunque sean dolorosos o poco eficientes, por ello es que resulta en muchas ocasiones tan difícil cambiar.

El conocimiento de lo real implica trabajo y esfuerzo, el periodismo es un instrumento para entender la realidad social sin embargo en el país este se encuentra pasando una verdadera crisis de credibilidad. La prensa “seria” ha tenido gran responsabilidad de lo que le esta sucediendo a muchos de sus profesionales al ser agredidos cibernéticamente, sobre todo aquella prensa que nunca separó la línea editorial de las noticias, ya lo he mencionado antes, una cosa es el manejo de la noticia y otro la línea editorial cuando ambas se fusionan manipulando el contenido de la información para que responda a su propia línea ideológica pierden objetividad. Esto ha resultado más evidente en la descarada manipulación de la información durante los períodos electorales, a fin de favorecer al partido Arena sobre sus demás rivales.

Los medios periodísticos tienen que sortear ardua competencia para obtener noticias y donde la primicia ya no es lo más importante, al competir contra la televisión, la radio incluso las mismas redes sociales en cuanto a inmediatez, por ello es de gran importancia el periodismo investigativo, que puede tardar semanas, meses e incluso más tiempo para presentar noticias impactantes que hacer temblar las estructuras mismas del poder. Debido a eso en los estados totalitarios o democracias corruptas, obviamente tal práctica se desincentiva de manera contundente, la cantidad de periodistas asesinados en México es espeluznante, los perseguidos en “democracias” como Nicaragua, Venezuela, Colombia etc.

En nuestro país tuvimos décadas de una prensa condescendiente incluso alineada con los diferentes regímenes violadores de los derechos humanos, por otro lado hubo persecución de periodistas independiente (encarcelamiento, destierro e incluso asesinato, atentados). La firma de los acuerdos de Paz trajo consigo una libertad desconocida en El Salvador.

Durante mucho tiempo la información fue unidireccional: del emisor hacia el receptor pasivo, el usuario podía escribir al medio, pero este se tomaba la libertad si lo publicaba o no. Luego vinieron las redes sociales sobre todo en la llamada Web 2.0 y el monopolio de la opinión pública quedo fracturado, cualquiera podía volverse crítico de la información que se publicaba, el que tenía que decir algo lo podía hacer sin depender de los medios tradicionales, en nuestro país esta libertad fue afianzándose poco a poco, comenzaron a surgir algunos blog de opinión (como este además de muchos otros), aunque para ser sincero aunque tuvieron alguna incidencia en el quehacer político, en esa época no había una masiva conectividad al internet, a diferencia de los tiempos actuales, con Twitter, Facebook, WhatsApp y otras redes, donde la masificación de la conectividad a permitido que la información trasmitida pueda tener reacción inmediata en la gente. Hoy el medio puede publicar algo y al momento recibir retroalimentación en cuanto a la opinión de cualquier.

Indudablemente esto ha producido toda una revolución, sin embargo esto a acarreado un problema y es la saturación de los contenidos, resulta complicados separar la información de los simples datos, aplicaciones como Twitter pueden ser fuentes importantes para transmitir noticias e información valiosa, pero también puede prestarse a la manipulación, mucha gente cree que basta leer los 280 caracteres que permite Twitter para conocer sobre la realidad.

El periodismo independiente e imparcial reviste de una vital importancia para nuestra sociedad tan corrompida, en la cual la impunidad ha sido la raíz de todos los males, la prensa “seria” tiene una gran responsabilidad histórica para descubrir la verdad, desenmascarar a los corruptos, las practicas deshonestas, poner en evidencia el engaño y la mentira de todos aquellos que detentan el poder solo para beneficiar sus propios intereses. Esto requiere de mucha valentía por eso es muy admirable el trabajo de El Faro y la revista Factum, cuando todos los gobiernos desde los acuerdos de paz te critican, es porque estas haciendo bien las cosas.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.