La Proclamación de Norman Quijano

diadelnino

El último domingo de septiembre, el partido ARENA proclamó a Norman Quijano como su candidato Presidencial. Tal como lo comenté antes, la Asamblea Nacional fue un mero formalismo, se trataba de aplaudir y gritar como loco ante la decisión que la cúpula arenera ha tomado, sin expresar ningún sentido crítico por parte de la masa asistente.

ARENA está decidida a no cometer los mismos errores de la campaña presidencial pasada, por ello nombra ahora, con suficiente anticipación, a su candidato, para corregir el error de haberlo electo con poco tiempo en el 2009. No se dan cuenta que a veces el error consiste en hacer las cosas demasiado tarde, pero otras veces el error se comete al hacer las cosas con demasiada anticipación. Todo tiene su tiempo y su lugar, pero esto parece no ser importante. Lo urgente era ungir a Norman para que no aparecieran otros competidores y poder  enfrentar a los grupos de poder económico tradicional a un hecho consumado.

Podrían estar cometiendo otra vez el mismo error de fondo, al nombrar un candidato presidencial con la idea que el miedo al comunismo y a la llegada de los rojos al poder obligará a los poderosos grupos de poder tradicional a apoyarlo. Este fue el cálculo cuando en 2009 nombraron a Rodrigo Ávila, pero el apoyo tardó tanto en llegar que no fue decisorio.

Por otra parte, las proclamaciones de los candidatos presidenciales areneros han sido por tradición actos de fuerza, grandes movilizaciones, gran despliegue de publicidad, todo movido por la idea que el primer golpe debe ser fuerte. Este domingo hubo un deslucido acto, con no más de 10, 000 acarreados. En un espacio que no es el adecuado para los partidos de esa talla. Llenar el Gimnasio Nacional Adolfo Pineda hubiese sido un éxito mayúsculo para el PCN o el PDC, pero para el principal partido de la derecha, que pretende recuperar la presidencia de la República, es muy poca cosa.

Para colmo de males, la proclamación se realizó en medio de renuncias de importantes integrantes del COENA. Esto ensombreció el poco brío que el evento tenía. Un partido que en el momento de la proclamación de su candidato presidencial exhibe renuncias de altos dirigentes, es un partido dividido. Así de claro.

Hasta los periódicos de mayor circulación, que no ocultan su simpatía y hasta su militancia con el partido ARENA, no tuvieron el material suficiente para los despliegues de espacio que en el pasado dedicaban a este crucial evento. El Diario de Hoy ni siquiera le dedicó la madera del día lunes. Se limitaron a dos páginas y la Asamblea tuvo que compartir espacio con la renuncia de Laínez al COENA.

Finalmente agregar que el discurso del “futuro Presidente de la República” no entusiasmó a muchos, ni hizo propuestas concretas de solución a los graves problemas nacionales, lo cual provocó preocupación en varios altos dirigentes areneros, que en privado comentan que a Norman hay que prepararlo mejor para el reto que tiene por delante.

Todo indica que Norman Quijano, comenzó su campaña con el “pié izquierdo”, para alegría de muchos y aflicción de otros.

Ayutuxtepeque, martes, 02 de octubre de 2012.

Be Sociable, Share!

1 comment for “La Proclamación de Norman Quijano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.